Los genomas de antiguos humanos de Irlanda revelan que los celtas vinieron de Oriente Medio

Excavado cerca de Belfast (Irlanda) en 1855, este cráneo había permanecido en una cámara de una tumba neolítica de hace 5.000 años. Su ADN ha sido ahora secuenciado. Fotografía: Daniel Bradley, el Trinity College de Dublín.

Fuente: Trinity College Dublin | 28 de diciembre de 2015 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Un equipo de genetistas del Trinity College de Dublín y arqueólogos de la Queen's University, en Belfast, ha secuenciado los primeros genomas existentes de seres humanos irlandeses, y la información encontrada ya está respondiendo a preguntas fundamentales sobre el origen de los irlandeses y su cultura.

El equipo secuenció el genoma de una de las primeras granjeras, la cual vivió cerca de Belfast hace unos 5.200 años, y el de de tres hombres de un período posterior, alrededor de 4.000 años atrás, durante la Edad del Bronce, después de la introducción de la elaboración del metal. Sus relevantes resultados han sido publicados en la revista científica internacional Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Foto: Una reconstrucción del cráneo femenino, del periodo neolítico, hallado en Ballynahatty (Belfast, Irlanda) realizada por Elizabeth BlackSus genes nos dicen que tenía el pelo negro y ojos marrones. Fotografía: Barrie Hartwell

La genética irlandesa es intrigante. Se encuentra al margen de muchos gradientes genéticos europeos, con máximos en el mundo como las variantes que codifican la tolerancia a la lactosa, el tipo de cromosoma Y de Europa occidental, y varias enfermedades genéticas importantes, entre las que se incluye una de excesiva retención de hierro, llamada hemocromatosis.

Sin embargo, los origenes de esta herencia son desconocidos. La única manera de descubrir nuestro pasado genético es secuenciar genomas directamente de gentes antiguas, es decir, embarcarse en una especie de viaje genético en el tiempo.

La migración ha sido un tema candente en arqueología. La opinión se ha dividido sobre si las grandes transiciones en las islas británicas, desde un estilo de vida cazador-recolector a otro con base en la agricultura, se debieron a una adaptación local a las nuevas formas de subsistencia o si estas influencias fueron derivadas por la afluencia de gente nueva.

Estos primeros genomas irlandeses muestran evidencias inequívocas de una migración masiva. Los primeros agricultores tienen en su mayoría ascendencia de origen en el Medio Oriente, donde la agricultura fue inventada. Los genomas de la Edad del Bronce son igualmente diferentes, con aproximadamente un tercio de su ascendencia proveniente de fuentes antiguas de la estepa póntica.

"Hubo una gran ola de cambio genético que se extendió por Europa desde norte del Mar Negro durante la Edad del Bronce y ahora sabemos que lavó todo el camino hasta las costas de la isla más occidental", dice el profesor de Genética de Poblaciones en el Trinity College de Dublín, Dan Bradley  (izquierda), quien dirigió el estudio, "y este grado de cambio genético invita a la posibilidad de otros cambios asociados, tal vez incluso con la introducción de una lengua ancestral en las lenguas celtas occidentales".

"Está claro que este proyecto ha demostrado cómo una poderosa herramienta de análisis de ADN antiguo puede proporcionar respuestas a la hora de responder preguntas que tienen desde hace tiempo a los académicos perplejos respecto a los orígenes de los irlandeses", afirma la  Dra. Eileen Murphy (derecha), profesora titular de Osteoarqueología en la Queen's University de Belfast.

Mientras que los primeros agricultores tenían el pelo negro, ojos marrones y más parecido con los europeos del sur, las variantes genéticas que ostentan los tres hombres de la Edad del Bronce procedentes de Rathlin Island tenían el tipo más común en Irlanda de cromosoma Y, alelos de ojos azules y la variante más importante de una enfermedad genética, la hemocromatosis.

La última mutación C282Y es tan frecuente en las gentes de ascendencia irlandesa que a veces se la considera como una enfermedad celta. Por tanto, este descubrimiento marca la primera identificación de una importante variante sobre tal enfermedad en la prehistoria.

"La afinidad genética es más fuerte entre los genomas de la Edad de Bronce y los actuales irlandeses, escoceses y galeses, lo que sugiere el establecimiento de atributos centrales del genoma celta insular hace unos 4.000 años", añadió la investigadora y doctora en Genética del Trinity College, Lara Cassidy (izquierda).

Visitas: 2240

Comentario por Carmen L. el enero 6, 2016 a las 8:04pm

;) ¡La cosa es saber si los irlandeses son o eran "celtas"!

Comentario por Alicia M. Canto el enero 7, 2016 a las 8:22am

Un descubrimiento interesante y rompedor. Aunque apareciera en el día de los Inocentes, puede ser una de las grandes noticias del nuevo año (que, por cierto, felicito a todos).

A la pregunta de Carmen L. quizá contesta Lara Cassidy, al final. Celtas pero orientales, parece. Aunque el concepto muy viejo de "indoeuropeo" ya contenía lo "asiático". Algún día afinarán más de qué zonas en concreto vinieron a Europa estas grandes migraciones.

Enlazo este otro reportaje de The Guardian, del mismo día: "Irish DNA originated in Middle East and eastern Europe".

Comentario por Hipólito pecci el enero 7, 2016 a las 10:31am

¡Buenos días!

Primero, me imagino que habría que saber que engloba el término "celta" étnicamente.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el enero 7, 2016 a las 5:07pm

Efectivamente, como dice la Dra. Canto, en cierto modo la investigadora Lara Cassidy estaría respondiéndote Carmen L.

En realidad, lo que queda claro, por el momento, es que los irlandeses actuales tienen una fuerte herencia genética celta (lo mismo que cabe decir que tienen una fuerte herencia cultural celta), pero de ahí a considerarlos a día de hoy propiamente celtas es obvio que no es pertinente (salvo que se apele a retorcidas interpretaciones de carácter político-nacionalista), dado que dicha designación es muy ambigua (hubo muchos pueblos celtas diferentes, como bien se sabe). 

Saludos y bueno año para todos.

Comentario por José Luis Santos Fernández el enero 7, 2016 a las 7:12pm

Un artículo interesante publicado en Archaeologik por el profesor Detlef Gronenborn (31-12-15)

Europa se basa en Migraciones, Cooperación y Adaptación - Una breve mirada a escalas de tiempo largas (Aquí)

Mapa: Propagación de la agricultura en Eurasia occidental. La agricultura, así como sus cereales y la cría de origen en el Creciente Fértil (naranja). (Gráficos: D. Gronenborn / M. Ober, RGZM).

Comentario por Juan Collado el enero 7, 2016 a las 11:43pm

   El titular ("Los genomas de antiguos humanos de Irlanda revelan que los celtas vinieron de Oriente Medio") es totalmente confuso. Parece dejar entrever un deseo evidente de hacer a los celtas más antiguos de lo que son.

   Es incoherente con lo que se dice en la noticia por el siguiente motivo: se habla de dos tipos de migraciones. La más antigua (y probablemente, la menos determinante) es la que procede de Oriente Medio. Ahí es donde, de modo inexplicable, se busca situar el lugar de partida de los celtas. Además, para su establecimiento el Irlanda se da una fecha aún más sorprendente: 3200 a.C. Entre esta fecha y la de las primeras referencias sobre los celtas hay un desfase de unos 2700 años, lo cual choca bastante.

   Hay otra razón para dudar de la credibilidad del título: si la segunda migración de la que se habla (la procedente de la estepa póntica) no es tan crucial para la etnogénesis celta (con diferente origen, en Oriente Medio), ¿cómo se explica que a la enfermedad genética traída desde la estepa póntica (hemocromatosis) se la quiera llamar "enfermedad celta"?

   Parece ser que toda investigación sobre lo celta (puesto que hay mucho en juego) se encuentra, o bien por quienes la hacen o bien por quienes la interpretan, con un importante obstáculo: el nacionalismo celta, al cual le interesa -obviamente- darle la mayor antigüedad posible a la presencia celta en Europa. Sería una muestra más del denominado "Síndrome de Matusalén": "A mayor antigüedad, mayor prestigio".

Comentario por Octavià Alexandre el enero 12, 2016 a las 12:34am

Solo conozco un etnocentrismo (término en mi opinión mejor que nacionalismo) tan intenso como el celta, y es precisamente el vasco, lo cual no es de extrañar si tenemos en cuenta la fuerte influencia céltica en la etnogénesis vasca, por más que sus mismos defensores se empeñen en negarla.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más