Un nuevo estudio dice que el asentamiento humano de Monte Verde (Chile) es 4.000 años más antiguo

Foto: Excavaciones en Monte Verde (Chile).

Fuente: latercera.com | Cristina Espinoza | 19 de noviembre de 2015

Por casi 70 años, por consenso científico, se consideró que la cultura Clovis fue la primera en habitar América. Datada entre 12.910 a 12.710  años antes del presente (AP) se asentó en la mayor parte de Norteamérica y era la prueba del poblamiento humano tardío desde Asia por el Estrecho de Bering. 

Sin embargo, en 1997 se llegó a un nuevo consenso: el asentamiento ubicado en Monte Verde -y descubierto en 1977-, a 35 kilómetros de Puerto Montt, en la Región de Los Lagos, era al menos 1.000 años más antiguo, lo que revolucionó lo que se sabía acerca de los primeros americanos.

Una cuerda con nudos, piedras con forma de herramientas, huesos de animales y hasta una pisada que parece ser de un adolescente, además de vegetales comestibles y medicinales, dieron pistas de lo que fue la cultura monteverdina, gracias al trabajo realizado por el arqueólogo estadounidense Tom Dillehay (a la derecha en la foto), hoy en la Universidad de Vanderbilt, junto al geólogo chileno Mario Pino (izquierda), de la Universidad Austral, entre otros científicos. 

Los mismos investigadores volvieron a visitar el lugar a fines  2013, por una solicitud del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), que les pidió delimitarlo, y las nuevas excavaciones realizadas en el sitio (llamado Monte Verde II) y otro más antiguo (Monte Verde I), les permitieron descubrir que el asentamiento es al menos 4.000 años más antiguo de lo que habían determinado (14.500 a 18.500 años AP) y que fue utilizado como lugar de paso, muy probablemente en verano.

Los nuevos hallazgos (39 objetos de piedra y 12 pequeñas fogatas asociadas a huesos y vegetales) muestran que “la gente se movía mucho y estaba adaptada a una planicie muy fría, a pesar de que pasaban por el sitio en verano”, dice a La Tercera Dillehay. Materiales rocosos exóticos y huesos rotos y quemados de animales que, por las características del lugar, no eran locales, como grandes auquénidos (como llamas) y gonfoterios, así como las criaturas más pequeñas, como ciervos y caballos prehistóricos, por lo que probablemente eran cazados en otras zonas.

Foto: Un guijarro-herramienta con un borde bifacialmente afilado y retocado. La piedra, llamada serpentina, no es un material local, pero probablemente proviene del sector oeste de la cordillera de la costa de Monte Verde. Se encontró en el sitio más antiguo, hace entre 17.000-19.000 años. (Cortesía de Tom Dillehay).

Mario Pino indica que excavaron una serie de cerca de 20 pozos, al azar, y en varios aparecieron los artefactos de piedra, lo que los arqueólogos llaman “no formales”, pues no son puntas de proyectil ni cuchillos elaborados. “Fue notable que en pozos al azar aparecieran este tipo de artefactos en una zona que son un par de hectáreas”, dice.

Que algunos de estos objetos fuera fechado en cerca de 19.000 años es una prueba de que el sitio fue utilizado por un largo periodo. Pero ninguno de los pozos, eso sí, arrojó que fuera un campamento fijo, sino una ocupación de corta extensión temporal, aunque no es posible determinar si fue usada por una noche o una semana. “Pero hay fuego, hay artefactos y pequeños huesitos quemados”, cuenta Pino.

Foto: Pequeña cuña de basalto tallada. El basalto es un material local. Esta herramienta, tiene una antigüedad de entre 15.000-16.000 años. Habría sido utilizada para trabajar la madera. (Cortesía Tom Dillehay).

Frío extremo

Un dato que el geólogo chileno destaca es que, por la fecha en que fueron datados los objetos, quienes por allí pasaron soportaron el momento más frío de la Edad de Hielo. Esa fue una de las razones que los hizo proponer  que eran visitas esporádicas.

¿Qué explica que aún no se hayan encontrado huesos humanos? Dillehay indica que son muy pocos los huesos humanos encontrados en el mundo con una antigüedad superior a 10.000 años, y que esta cultura, en particular, debió tener “evidentemente un patrón mortuorio muy distinto, sepultando su gente en distintos lugares más alla de sus campamentos”. 

“No sabemos qué hacían con sus difuntos”, agrega Pino, quien explica que una dificultad para encontrar esos restos, es que los objetos encontrados están datados con distintas fechas, con diferencias de miles de años. 

Foto: Terreno similar a lo que Monte Verde podría haber parecido a finales del Pleistoceno. El suelo está atravesado por característicos surcos de drenaje superficial, mientras que el terreno más alto tiene vegetación irregular. (Cortesía Tom Dillehay).

El artículo científico derivado de esta investigación fue publicado ayer (en abierto) por la revista Plos One en la que los autores señalan que la cronología y naturaleza del poblamiento americano aún son foco de gran deliberación entre varias escuelas de pensamiento, entre quienes defienden el poblamiento temprano o el tardío y, por otro lado, quienes sostienen que fue una única migración y los que dicen que fueron múltiples, por Asia o por Europa. 

“Por el momento, la mayoría de la evidencia anatómica, arqueológica y genética da credibilidad a la idea de que las personas eran relativamente recién llegadas a América, probablemente en algún momento entre hace 20.000 y 15.000 años”, indican. 

La evidencia presentada por Monte Verde se adapta mejor a esa posibilidad, “sin embargo, esto puede cambiar a medida que más datos son recogidos y evaluados. El registro arqueológico temprano de las Américas sigue siendo muy impredecible y curiosamente complejo”, concluyen los expertos en el estudio.

Foto: Durante el último período glacial, los glaciares de piedemonte descienden de los campos de hielo de los Andes al este de Monte Verde, ocupando y esculpiendo lo que hoy en día son el lago Llanquihue y la cuenca del fiordo de Reloncaví. (Cortesía Tom Dillehay).

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Presentan en Chile antiguas herramientas de piedra

Fuente: Science | Ann Gibbons | 18 de noviembre de 2015 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

El arqueólogo Tom Dillehay no quería volver a Monte Verde. Décadas atrás sus descubrimientos en ese famoso enclave del sur de Chile mostraron que los humanos ocuparon Sudamérica hace 14.500 años, miles de años antes de lo que se pensaba, estimulando una larga y exhaustiva controversia.

Ahora, Dillehay, de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, se ha visto tentado a volver y se prepara para un nuevo debate. Él informa en PLOS ONE que los individuos de Monte Verde realizaron fuegos, cocinaron plantas y carne, y usaron herramientas hace 18.500 años, lo que hace retroceder el poblamiento de las Américas en otros 4.000 años.

Si su equipo está en lo correcto, el descubrimiento "sacudirá tanto la arqueología como la genómica del poblamiento de las Américas", dice el arqueólogo Jon Erlandson (izquierda), de la Universidad de Oregon, en Eugene. Los estudios genéticos indican que los antepasados ​​de los paleoindios dejaron Siberia no antes de hace 23.000 años, así que las nuevas dataciones de Dillehay sugieren que no perdieron el tiempo en alcanzar el extremo sur de las Américas.

El hallazgo plantea preguntas sobre el registro arqueológico de América del Norte, donde nadie ha encontrado pruebas ampliamente aceptadas de una ocupación humana antes de hace 14.300 años. "¿Dónde diablos estaban las personas en América del Norte a esa hora?", se pregunta el arqueólogo David Meltzer (derecha), de la Universidad Metodista del Sur, en Dallas, Texas.

Cuando Dillehay comenzó su trabajo en Monte Verde, en la década de 1970, la mayoría de los investigadores pensaban que las gentes de la cultura Clovis, los cuales habían comenzado a practicar caza mayor en América del Norte hace unos 13.000 años (con fechas radiocarbónicas calibradas), fueron los primeros americanos. Cuando Dillehay informó de vestigios de chozas, fuegos, huellas humanas y artefactos, que eran miles de años más antiguos, se vio obligado a defender cada detalle de su excavación a los colegas escépticos. Sin embargo, por ahora, la mayoría de los arqueólogos aceptan la ocupación más antigua de Monte Verde y en algunos otros sitios.

Cuando el gobierno de Chile invitó Dillehay a examinar el alcance total de Monte Verde en un principio se negó. "Estaba cansado de ello", dice. Pero en 2013, por temor a que otro equipo pudiera dañar el yacimiento, regresó con la esperanza de pasar unas pocas semanas recogiendo nuevas evidencias vegetales y climáticas mediante la excavación de 50 pequeñas trincheras de prueba a través de un área de 20.000 metros cuadrados. Durante las excavaciones aparecieron 39 artefactos de piedra, incluyendo lascas, un "chopper" y núcleos, todos ellos integrados cerca de las plantas y huesos de animales que habían sido quemados en pequeñas hogueras en 12 áreas. Todo el conjunto sugiere una "presencia efímera, irregular", afirma Dillehay.

Su equipo de datación mediante radiocarbono ha fechado las plantas y huesos de animales entre hace 14.500 y 18.500 años, y quizás incluso hasta 19.000 años atrás. La última Edad de Hielo estaba comenzando a decaer en ese momento, dejando un bosque lluvioso de temperaturas frescas en Monte Verde, a unos 60 kilómetros del Océano Pacífico. Dillehay especula que los primeros paleoindios se trasladaron a lo largo de los corredores de desglaciación entre la costa y los Andes, mientras cazaban paleo-llamas y gonfoterios.

Sin embargo, no todo el mundo está convencido. El arqueólogo Michael Waters (izquierda), del College Station en la Texas A & M University se pregunta si los artefactos de piedra fueron en realidad realizados por el hombre, y dice que el equipo no ha eliminado la posibilidad de que los fuegos fueran naturales.

Dillehay afirma que su equipo encontró algunas herramientas de piedra inequívocas, las cuales son la evidencia más fuerte de una presencia humana en la zona. Sin embargo, señala, que alrededor de un tercio de las herramientas fueron hechas a partir de materiales exóticos, tales como la piedra caliza y el cuarzo blanco, que proceden fuera del área, lo que sugiere que los paleoindios transportaban las herramientas líticas. Meltzer encuentra esto convincente. "Las muestras no gritan 'hechas por la mano del hombre'", en eso está de acuerdo, "pero el grupo de Dillehay ha hecho una evaluación cuidadosa de su forma y de la materia prima... Es una prueba que no podemos ignorar".

Hay mucho en juego, lo que implica la responsabilidad de que Dillehay demuestre, una vez más, su caso. "Supongo que una parte de mi destino es que este maldito sitio simplemente no me dejará marchar", afirmó.

Posts de Terrae Antiqvae relacionados: 

Los primeros pobladores de América llegaron en dos grupos y rutas d... (08/01/2009)

Hallan también restos óseos humanos en Argentina de más de 10.000 a... (03/09/2010)

¿Fueron los aborígenes australianos los primeros en llegar a América?  (02/10/2010)

* Hallan un cráneo en las cuevas submarinas de Quintana Roo (México)...(22/02/2011)

En busca del primer indígena americano (21/10/2011)

Antropólogos de la Universidad de Pennsylvania aclaran la relación ... (28/01/2012)

Los americanos actuales descienden de tres olas migratorias (12/07/2012)

Postulan la existencia de un grupo prehistórico distinto y contempo... (14/07/2012)

Confirman la presencia humana en Costa Rica desde hace 12.000 años (05/11/2012)

Los nativos americanos y los europeos del norte están más estrecha... (04/12/2012)

Hallan evidencias en Brasil de ocupación humana 10.000 años antes a... (20/03/2013)

Tras la pista de los primeros pobladores del continente americano (18/04/2013)

La presencia humana aborigen en Cuba data de hace más de 8.000 años (11/08/2013)

Hallan un asentamiento humano de 12.790 años de antigüedad en el de... (11/08/2013)

Brasil mantiene viva la polémica de los primeros humanos (30/09/2013)

La humanidad conquistó las alturas de los Andes hace 12.000 años (24/10/2014)

Arqueólogos de Chile relatan el hallazgo de un esqueleto humano que... (17/02/2015)

Los primeros cazadores estaban en América del Norte antes de lo que... (29/03/2015)

Un análisis de ADN revela que los pobladores andinos eran del linaj... (30/04/2015)

Un estudio genómico a gran escala arroja luz sobre los primeros pob... (22/07/2015)

Visitas: 1012

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más