Un yacimiento como el Carambolo debería estar protegido al más alto nivel por la legislación cultural y urbanística, de manera que se impidiese cualquier construcción en él. No estamos ante un solar urbano, donde la conciliación entre pasado y presente adquiere un perfil astilloso, puesto que la preservación a ultranza imposibilitaría la continuidad de vida en la ciudad. Y deben, por tanto, arbitrarse medidas preventivas para poder socavar el subsuelo habiendo documentado con anterioridad los vestigios arqueológicos allí existentes.
Un yacimiento como el Carambolo no debería haber sido sometido a una excavación previa para dilucidar si allí es posible o no construir un hotel. El Plan General de Camas destina esos suelos al sistema general de espacios verdes. Si, en todo caso, se considera conveniente realizar una evaluación del potencial arqueológico del yacimiento, no es preciso excavarlo, como se ha hecho. Hay otros medios eficaces que no resultan destructivos para el patrimonio arqueológico. Con unas prospecciones geofísicas, apoyadas en unos sondeos muy puntuales, hubiese sido suficiente para delimitar la superficie del yacimiento y tener una idea exacta de su potencial arqueológico. Datos más que suficientes para que las administraciones competentes hubiesen podido deliberar sobre el destino de esos suelos.
Un yacimiento como el Carambolo no merece que, en lugar del empleo de esas técnicas no destructivas, habituales en la protección del patrimonio arqueológico en España y fuera de ella, se haya rebajado la superficie donde un particular desea construir un hotel, mediante una excavación de urgencia carente de un proyecto de investigación abarcador, suscrito por un equipo multidisciplinar, con suficiente dotación económica y margen de tiempo para poder realizar una indagación acorde a la significación científica que tiene ese enclave. Los resultados publicados de esta intervención manifiestan cuánto más se hubiese podido profundizar en el conocimiento de haberse excavado en unas condiciones óptimas. Conocemos, de manera incompleta, las plantas de los edificios que allí se sucedieron durante la primera mitad del primer milenio antes de Cristo. En un yacimiento de esa envergadura no puede usarse como estrategia de excavación los límites caprichosos de la planta que ocupará una futura construcción, sino un área abierta que permita documentar enteros los edificios protohistóricos sacados a la luz. La casi total ausencia de análisis de los materiales arqueológicos resta informaciones vitales sobre las distintas etapas culturales registradas que ya no podrán hacerse, al menos en la zona excavada.
Un yacimiento como el Carambolo merece que el aniversario en el que se cumplen cincuenta años desde que saltó a la fama mundial, por la aparición de un excepcional tesoro, no se celebre dejando como hito la construcción de un hotel sobre él que, de paso, afecta a un espacio tan sensible ecológicamente como es el borde del Aljarafe.

El Correo de Andalucía (30/03/2008)

Visitas: 185

Comentario por José Luis Santos Fernández el marzo 30, 2008 a las 12:22pm
No logro entender como somos tan burros. ¿No hay otro solar para poner el puto hotel?. ¿Porqué ese interés en destruir nuestro pasado?. Tenemos un yacimiento que ayudaría a conocer una época tan importante como esa. Mal estudiado en sus inicios, reinterpretado actualmente y, que se destruirá para siempre sin haber despejado las dudas que tenemos. Me irrita que seamos tan ciegos. Nunca creceremos.
Comentario por Ignacio Rodríguez Temiño el marzo 30, 2008 a las 8:28pm
Claro que hay otros lugares, pero ese es muy bueno. Pero para mí, lo importante es la cuestión de por qué se le permite. Por qué puede destruirse todo o construirse sobre todo, tan solo a cambio de una excavación.... Por qué los profesionales no manifestamos nuestra opinión sobre esos hechos con más rotundidad. En las playas de El Algarrobico, en Almería, también se autorizó y realizó la construcción de un hotel, pero un grupo de ecologistas fueron capaces de poner en jaque al gobierno del Estado y, de paso, mostrar la incapacidad del gobierno autonómico para defender los valores consagrados en las leyes....

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más