Hallan los restos más antiguos de 'Homo sapiens' (400.000 años) en la cueva Qesem (Israel)

El profesor Avi Gopher muestra una de las piezas dentales halladas en la cueva Qesem (Israel)

Los científicos podrían verse obligados a reescribir la historia de la evolución del hombre moderno después del descubrimiento de restos humanos de hace 400.000 años.

Hasta ahora, los investigadores creían que el Homo sapiens había evolucionado en África hace unos 200.000 años y gradualmente emigró al norte, a través del Oriente Medio, hacia a Europa y Asia.

Al mismo tiempo, recientes descubrimientos en China y España de restos de primeros humanos habían puesto en duda la teoría "Memorias de África" ("Fuera de África"), pero nadie estaba seguro.

Pero el nuevo hallazgo de restos humanos prehistóricos llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Tel Aviv, en una cueva cercana al aeropuerto Ben-Gurion, podría obligar a los científicos a reconsiderar las teorías anteriores.

 

Foto: Un aspecto de la cueva Qesem.

 

Los arqueólogos dijeron haber hallado ocho dientes humanos en la cueva Qesem, cerca de Rosh Haayin -a 10 km del aeropuerto internacional de Israel-, cuya edad se remota a 400.000 años atrás, en el período del Pleistoceno Medio, constituyendo así los primeros restos de Homo sapiens descubiertos en cualquier parte del mundo.

 

Foto: Otras piezas dentales de Homo sapiens halladas en la cueva Qesem

 

El tamaño y la forma de los dientes son muy similares a los del hombre moderno. Hasta ahora, los primeros ejemplos se han encontrado en África y tienen una datación de sólo 200.000 años.

Otros científicos han argumentado que los seres humanos se originaron en África antes de trasladarse a otras regiones, hace entre 150.000 y 200.000 años. Los restos de Homo sapiens descubiertos en el Awash medio, Etiopía, con una datación de 160.000 años, se creía que eran los más antiguos correspondientes a seres humanos "modernos".

Otros restos encontrados previamente en cuevas israelíes se cree que son más recientes, con una antigüedad de entre 80.000 y 100.000 años.

Las conclusiones del profesor Avi Gopher  (izquierda) y el Dr. Ran Barkai (debajo), del Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv, y publicadas la semana pasada en el "American Journal of Physical Antropology", sugieren que el hombre moderno no se originó en África como se creía previamente, sino en Oriente Medio.

La cueva Qesem fue descubierta en 2000 y ha sido objeto de intenso estudio desde entonces. Junto con los dientes -las partes del esqueleto humano que sobrevive más largo tiempo-, los investigadores encontraron evidencias de una primera sociedad humana sofisticada, que utilizaba afiladas lascas de piedra para cortar la carne y otras impresionantes herramientas prehistóricas.

Los científicos israelíes dijeron que los restos encontrados en la cueva sugieren la elaboración sistemática de láminas de sílex, el uso habitual del fuego, la práctica de la caza, el corte y distribución de la carne de los animales, y la extracción de material bruto de roca bajo tierra para producir herramientas de piedra.

"Un conjunto diversificado de hojas de sílex fue fabricado y utilizado", escribieron los científicos de Tel Aviv, quienes describen las herramientas que se encontron en la cueva: "Hojas de bordes gruesos, conformadas a través de retoques, fueron utilizados para raspar los materiales semi-duros, tales como madera o cuero, mientras que hojas con bordes rectos y afilados se utilizaban para cortar los tejidos blandos".

Los arqueólogos dijeron que seguirían investigando la cueva y sus contenidos, con la esperanza de hacer más descubrimientos que arrojen más luz sobre la evolución humana de tiempos prehistóricos.

Vía: Mail Online | Matthew Kalman | 27 de diciembre de 2010 (Traducción: G.C.C.)

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

* Post de Terrae Antiqvae relacionado:

Encuentran en Israel los que serían primeros cuchillos de comer del... (29/07/2010)

 

Visitas: 20129

Comentario por Juan Carlos González el diciembre 29, 2010 a las 1:50pm

J.L. Arsuaga da un poco de luz a esta maniobra arqueológica ( en fin, tienen que seguir excavando). Sigue sin concluir...

Comentario por Horacio Atilio Fleitas el diciembre 29, 2010 a las 10:42pm
Es todo tan interesante que sorprenderse me parece poco. Siguiendo la linea de la Sra Maria creo que su interrogante es muy interesante. Hay una linea que se quebró en algun lado y alli esta el problema. El tema es que es lo proximo? Sigo insistiendo con el asunto de la limpieza de los grandes animalitos para preparar la aparición de los humanos (¿transplantados o que?)
Comentario por María // el diciembre 29, 2010 a las 10:59pm
Horacio,yo no pienso que se quebrara  nada;creo que quizá no sean tan 
"sapiens" según la idea que tenemos ahora mismo de lo que es un
sapiens;en fin,que  hay que seguir analizando ,excavando etc

Pongo el enlace a otra noticia que ha salido hace poco sobre una población en Siberia de hace 50.000 años que  parece que  no era exactamente ni Sapiens ni Neanderthal

http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/una-poblacion-humana-de-ha...

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el diciembre 30, 2010 a las 4:31am

Cierto, María, 400.000 años son muchos años, pero en paleontología estas distancias cronológicas pueden acabar encajado si se encuentran los fósiles que lo permitan.

 

A este respecto, el codirector de Atapuerca, José María Bermudez de Castro, declaraba al diario Público el pasado día 29 lo siguiente:

 

"400.000 años es ir muy atrás en el tiempo para un sapiens, y aunque es mucha antigüedad, no me resulta sorprendente. Lo más relevante de este estudio es que sitúa el origen de la humanidad en el Próximo Oriente: ésta es una teoría que nosotros defendemos desde hace dos o tres años, basándonos en lo que hemos encontrado en Atapuerca".

 

Relatando a continuación el periodista:

 

Bermúdez de Castro admite que se trata de una teoría "muy atrevida y osada" que ha recibido muchas críticas. Por eso es tan importante para ellos que se haya encontrado un vestigio que pueda confirmar la hipótesis de que neandertales y sapiens se originaron en Oriente, y no en África, como hasta ahora se pensaba. "Este hallazgo da un giro muy interesante a la teoría de la evolución", sostiene el profesor.

 

Y más abajo, subraya:

 

El profesor Bermúdez de Castro también coincide en que habrá que esperar a que aparezca algún cráneo, pero el hecho de que el hallazgo haya sido publicado por una de las revistas de ciencia más prestigiosas es señal de fiabilidad. "Son muy exigentes, sólo se publica el 5% de artículos que se envían: cuentan con un comité de revisores muy rigurosos", aclara.

 

En relación a tu pregunta, María, sobre qué especímen Homo podríamos hacer descansar la posible evolución que pudo dar lugar al sapiens de la cueva Qesem, el candidato más mano es precisamente el Homo georgicus, con una antigüedad de 1,8 millones de años.

 

Otra cuestión que, curiosamente, no se ha planteado es que, si se acaba dando por buenas las conclusiones sobre los fósiles dentales de la cueva Qesem, y se termina por aceptar que son Homo sapiens, aun cuando tengan detalles arcaizantes,  habría que preguntarse entonces por la validez de la teoría llamada 'Eva mitocondrial'.

 

Recuérdese que tal teoría venía a sostener que la Eva mitocondrial correspondería a un único antepasado femenino a partir de la cual descendió toda la población de seres humanos, es decir, los Homo sapiens. Dicha Eva mitocondrial primigenia se estimaba que habría existido hace unos 200.000 años (datación que coincidía con el registro fósil de los Homo sapiens hallados en el continente africano) y muy posiblemente en el África oriental.

 

Ahora, con el descubrimiento de la cueva Qesem, esta teoría parece que hay que replantearla. Es decir, habría que suponer que existió otra Eva mitocondrial más antigua (que quizá no sea incompatible con la anterior) a partir de la cual provienen los Homo sapiens (o determinados Homo sapiens), y además que no era originaria de África, sino del Próximo Oriente.

En fin, en cualquier caso, sí resulta claro que, como siempre, hacen falta más fósiles que nos den más pistas (y sin complicarlo todo excesivamente ;-))

 

 

Comentario por María // el diciembre 30, 2010 a las 9:10am
sobre todo que ,como dicen Carbonell y otros ,concluir a partir de unos dientes algo tan revolucionario parece algo excesivo ;otras cosa sería ,como dicen encontrar  un cráneo;yo,en mi ignorancia de estos temas,creo que  antes de sacar conclusiones tan difíciles hay que  manejar  de otra manera los datos que  tenemos.Y quizá,visto lo de Siberia ,para mí sería más lógico empezar a pensar en más variedades de homo sapiens .
Comentario por Horacio Atilio Fleitas el diciembre 30, 2010 a las 1:58pm
Bueno, estoy de acuerdo de nuevo con Maria. Ademas como ella soy un lego y no paso del gusto en aprender y curiosear en estos temas científicos. Lo real es que cada uno que encuentra algo ya dice que alli fué la cuna de la humanidad. ¿No pueden pensar en otra cosa como por ejemplo gente o civilizaciones de otros lugares que  vinieron a implantar genes. No es descabellado y una nueva ciencia como la paleoastronautica habla -aun en forma velada- de esa posibilidad. Tenemos los glifos y ornamentos Mayas y Aztecas que nadie explica del todo con figuras que nos resultan conocidas. En fin todo un universo de posibilidades que no se agotan.
Comentario por María // el diciembre 30, 2010 a las 10:58pm

Bueno ,Horacio;  no estoy pensando en que la especie haya venido del exterior, ni que haya sido puesta por Dios  sino que ha evolucionado aquí  partir de las ramas que se fueron desgajando de los australopitecus  de hace dos
millones de años;cuando pregunto a  partir de donde  habría podido evolucionar este homosapiens de
hace 400.000 años , me refiero a la especie inmediatamente anterior .

Pongo aquí parte de la entrevista de la otra noticia sobre la cueva de Denisova,que ya enlacé algo más arriba ,porque dán pié a pensar  que ha podido haber varios tipos de sapiens

-Sorprende que, si eran tan distintos, no hayan definido a los humanos de Denisova como una nueva especie. ¿No tuvieron tentaciones de hacerlo?

-Tuvimos un gran debate sobre esta cuestión. ¿Debíamos definir una nueva especie o no? Algunas personas del equipo defendían que sí y otras que no. Al final, el punto de vista más prudente ha
sido asumir que no podemos afirmar de manera categórica que se trate de una
nueva especie.Muy probablemente lo sea, pero no podemos ser tajantes. La
cuestión de fondo es que el concepto tradicional de especie ha quedado
obsoleto. Ya nadie sabe muy bien qué es una especie. Es un concepto que tenemos
que redefinir.

 -¿No somos Homo sapiens?

-Desde luego que lo somos. Pero ¿qué significa ser Homo sapiens? Hasta ahora definíamos una especie como una entidad reproductiva aislada. Es decir, son de la misma especie dos especímenes si
pueden reproducirse y tener descendencia fértil. Y la paleontología, por su
parte, define las especies prehistóricas a partir de la forma de los fósiles.
Pero ahora vemos que dos especies definidas como distintas a partir de la forma
de los fósiles, como neandertales y
Homo sapiens, se aparearon y tuvieron descendencia fértil. Así que hay una
contradicción que tendremos que resolver de algún modo.

http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/una-poblacion-humana-de-hace

Feliz año nuevo a todos,especialmente a tí,Guillermo ,que has sufrido mi tozudez:-)))

Comentario por Carmen L. el diciembre 30, 2010 a las 11:16pm
Comentario por Carmen L. el diciembre 30, 2010 a las 11:54pm

Traduzco las conclusiones a las que llega Laelaps para los que no sajoni-parlen:

Con solamente estos fósiles tan poco concluyentes, los autores del nuevo estudio proponen 3 escenarios diferentes (para explicar los dientes en cuestión):
    A) “... una población local arcaica de Homo que ocuparía el SO de Asía durane el Preistoceno Medio, a los que habría que atribuir los especímees de Qessem”


Citando la similitud de los dientes de Quessem con los de los homínidos de Skhul/Qafzeh y con las características de las herramientas de piedra que se encontraron en dichos sitios, los autores están a favor de la idea de que los habitantes prehistóricos del (actual) Israel fueron parte de una bolsa aislada de la evolución humana; pero la cuestión de a qué especie pertenecían estos humanos, como llegaron allí o qué les pasó, sin embargo, siguen sin resolverse. Esta hipótesis parece la más cercana al escándalo mediático (que ha surgido) en torno al descubrimiento, pero si es así los medios de comunicación populares fueron mucho más allá de los magros detalles de la hipótesis que se presentaba en la comunicación.


    B) " El Segundo escenario es el de una larga evolución in situ de los Neandertales en el SO de Asia”
En la segunda hipótesis, los dientes de Qessem representarían a una población de Neandertales que desarrollaron algunas características únicas independientemente de sus parientes en otras partes.
Esta alternativa no ha llegado a los medios de comunicación populares.


    C) “El tercer escenario apunta a que el muestrario dental de Qessem representaría a más de un taxón humano del Pleistoceno.”
A pesar de ser geológicamente más modernos, los dientes de los estratos superiores de la cueva de Qessem tienen más en común con los linajes de humanos arcaicos que los que son más viejos.


Esta diferencia podría indicar que la variedad más antigua de humanos –ya sean una población única, una subespecie o una especie— fue reemplazada en algún momento posterior a los 3000.000 años.Dado que los dientesde cada "set" son de distintas partes de la mandíbula y no pueen ser comparados directamente, esta hipótesis es, de todos modos, un tanto leve.

 

Comentario por Carmen L. el diciembre 31, 2010 a las 12:00am

Y concluye diciendo algo muy interesante:

"Aunque resultaran ser (pertenecientes) a miembros muy tempranos de Homo sapiens, esto no significa automáticamente que nuestra especie se desrrollara primeramente en Israel. Más bien, tal conclusión llevaría a proponen varios escenarios alterntivos, incluyendo la posibilidad de que haya depósitos aún no descubiertos de Homo sapiens fósiles en África, que documenten una dispersión desde este continente anterior a la que existió en torno a hace 70.000 años.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más