Iruña Veleia y sus "revolucionarios" grafitos VI: En los juzgados

Habiéndose publicado en el DNA de hoy una noticia relevante que afecta a una de las tres denuncias presentadas, en este caso la de Euskal Trenbide Sarea (ETS), y dada la extensión de los comentarios al anterior post de la serie, "Iruña Veleia y sus "revolucionarios" grafitos V: En espera de los j...", parece procedente abrir una nueva sección de la misma.

LA JUEZA NO VE DELITO POR EL 'CASO VELEIA' EN LOS TRABAJOS QUE ELISEO GIL REALIZÓ PARA EUSKOTREN

La magistrada sobresee una de las dos denuncias de la firma por fraude y daños
El auto recuerda que el convenio de patrocinio entre ambas partes se firmó años antes de la aparición de los grafitos

Garikoitz Montañés

VITORIA. Cuando parece que el caso Veleia ya no puede generar más sorpresas, siempre tiene una vuelta de tuerca pendiente. La jueza ha decidido sobreseer una de las dos querellas presentadas por EuskoTren -en concreto, se trata del litigio de Euskal Trenbide Sarea- contra los responsables de Lurmen, la empresa encabezada por Eliseo Gil e Idoia Filloy y responsable de los otrora revolucionarios hallazgos del yacimiento romano, por presunto fraude y daños en recinto arqueológico. La titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Vitoria entiende que "no aparece suficientemente justificada la perpetración de una infracción penal". Contra esta decisión aún cabe recurso.

El arqueólogo Eliseo Gil, ex director del yacimiento de Veleia. Foto: M. Ruiz

Las expectativas generadas por los hallazgos de Iruña Veleia, basados en unos grafitos con inscripciones en euskera, latín y de temática cristiana llamados a cambiar la Historia, saltaron por los aires el 19 de noviembre de 2008: una comisión de expertos activada por el Departamento foral de Cultura concluyó que las inscripciones eran falsas. Ese anuncio conllevó la decisión del Ejecutivo foral de retirar los permisos de excavación a Gil, que siempre ha negado las acusaciones, y de cerrarle las puertas del yacimiento. Pero el asunto no quedó ahí, ya que también comenzó una batalla legal en los tribunales.

La Diputación anunció, ya en marzo de 2009, que presentaba una querella con doble vertiente para tres personas vinculadas a Lurmen: por un lado, cargó contra Eliseo Gil y el geólogo Óscar Escribano por un presunto delito de atentado contra el patrimonio cultural y, por otro, contra el físico nuclear Rubén Cerdán y el propio Gil por estafa. El asunto fue más allá, puesto que la empresa pública que financió los trabajos de Lurmen, EuskoTren, también presentó sendas demandas -la firma en su día dividió el patrocinio entre la propia EuskoTren y Euskal Trenbide Sarea (ETS)-, en este caso contra el ex director y la ex codirectora de Veleia, Gil y Filloy.

El panorama, así, se complicó de tal forma en los tribunales que, por momentos, hasta tres juzgados diferentes manejaron información en torno al caso Veleia. Desde la Diputación y EuskoTren, de hecho, se barajaba la posibilidad de aunar sus querellas. Gil, por su parte, también respondió presentando una denuncia contra la Diputación y la UPV que, sin embargo, fue archivada. La situación ahora se repite, pero a la inversa.

La titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Vitoria ha sobreseído las acusaciones de ETS. En el auto, al que ha tenido acceso este rotativo, la magistrada se centra sobre todo en las acusaciones de estafa. La jueza destaca, como ya sostuvo la Fiscalía, que el acuerdo entre el querellante y Lurmen es cuatro años anterior a la aparición de los hallazgos excepcionales y que, por tanto, los arqueólogos no tenían el propósito de engañar a la empresa.

EuskoTren y Lurmen suscribieron su acuerdo, en concreto, el 27 de abril de 2001, mediante el que la firma pública se comprometía a financiar la excavación en Veleia entre 2001 y 2010 a cambio de casi 620.000 euros. En 2004, nace Euskal Trenbide Sarea que, dos años más tarde, se reparte el presupuesto con ET. La compañía abonó, entre 2006 y 2008, unos 648.000 euros para este fin. Sin embargo, la magistrada considera que "la aportación patrimonial del querellante no obedece a la aparición de los grafitos" y, además, "tampoco se alega que la aportación se hiciera por la promesa de encontrarlos".

En definitiva, la jueza entiende que el mecenazgo financió un trabajo arqueológico que, de hecho, se ha realizado, "por lo que en origen no existió engaño alguno". Además, por los hallazgos de las piezas "no consta, ni se denuncia, que el querellante hubiera incrementado su aportación patrimonial".

OTROS DELITOS, OTRAS VÍAS

La magistrada, finalmente, también hace referencia tanto al perjuicio a su imagen que, según ETS, ha supuesto el escándalo de Veleia como al presunto daño causado al yacimiento arqueológico. Por un lado, entiende que para el daño al honor bastaba con acudir a la vía civil y mercantil y, por otro, que si se produjo un delito contra el patrimonio arqueológico, ETS debería presentarse "como acusación popular, presentando fianza, y no como perjudicado".

Llama atención, además, la celeridad con que el juzgado ha solventado esta querella, puesto que se anunció en mayo y el auto fue dictado, pese a las vacaciones, el pasado 17 de agosto. Este sobreseimiento provisional, contra el que cabe recurso, marca un precedente que podría motivar que, en próximas fechas, la denuncia pendiente de EuskoTren siga el mismo camino. Un nuevo enredo para un caso que no termina de aclararse.

LA POSICIÓN DE LA FISCALÍA AL PEDIR EL ARCHIVO DE LA CAUSA, CLAVE EN LA DECISIÓN JUDICIAL

El auto de la magistrada hace referencia en cuatro ocasiones a los argumentos anunciados por el fiscal

G. Montañés

VITORIA. El posicionamiento de la Fiscalía Provincial de Álava en el caso Veleia ha sido clave en la decisión judicial. El auto hace referencia en al menos cuatro ocasiones al razonamiento que llevó al fiscal a pedir el archivo de una de las denuncias de EuskoTren por las mismas razones que ahora esgrime la jueza: el convenio entre la firma pública y la empresa Lurmen, con Eliseo Gil al frente, se firmó cuatro años antes del inicio de los hallazgos y estos no motivaron un aumento del presupuesto de mecenazgo.

La posición de la Fiscalía, en cualquier caso, resultó sorprendente sólo hasta cierto punto. Y es que, en un primer momento, la Diputación alavesa simplemente trasladó la información del caso Veleia al fiscal jefe, Josu Izaguirre, para que estudiara el caso, pero la primera reacción de Izaguirre, el 5 de diciembre de 2008, fue solicitar más documentación. Ya en marzo, después de que Izaguirre mostrara sus dudas sobre la metodología seguida por el Ejecutivo foral en este caso, el Gobierno dio un paso más y presentó formalmente una querella contra tres personas vinculadas a Lurmen: Eliseo Gil, Óscar Escribano y Rubén Cerdán.

A Gil, de hecho, se le acumularon las causas en los tribunales, puesto que a la denuncia de la Diputación se sumaron las dos de EuskoTren, también por fraude y daños al patrimonio. Sin embargo, en julio, la Fiscalía solicitó el archivo de una de las querellas, la de ET. Fuentes del proceso incluso apuntaron que no se había repetido la fórmula con la otra causa de ETS porque el Ministerio Público no había recibido notificación de la misma.
.................................

Al día siguiente, en El País:

LA JUEZ ARCHIVA LA QUERELLA DE UN PATROCINADOR POR EL FRAUDE DE IRU...

El País - Vitoria - 06/09/2009

El Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria ha sobreseído una querella contra el arqueólogo Eliseo Gil e Idoia Filloy, directivos de la empresa Lurmen y responsables del yacimiento romano de Iruña-Veleia cuyos hallazgos resultaron falsos, presentada por la sociedad pública Euskal Trenbide Sarea (ETS), que patrocinó junto a EuskoTren las excavaciones. La juez entiende que "no aparece suficientemente justificada" la existencia de una infracción penal, puesto que el acuerdo de mecenazgo se firmó cuatro años antes de la aparición de las inscripciones en euskera y dibujos de temática cristiana calificadas por Gil de "excepcionales" en junio de 2006. El fallo es recurrible.

La sentencia argumenta que los arqueólogos no tenían el propósito de engañar a la empresa al presentar los hallazgos, debido a que la aportación no estaba condicionada a su aparición, según adelantó Noticias de Álava. La justicia aún debe pronunciarse sobre la querella de EuskoTren por el mismo motivo (ambas compañías compartían desde 2004 el patrocinio), y la presentada posteriormente por la Diputación de Álava.

Sobre el perjuicio de imagen invocado por ETS por el fiasco, la sentencia, siguiendo la opinión del fiscal, resuelve que para exigir reparaciones bastaba con acudir a la vía civil y mercantil. Añade que, de existir un delito contra el patrimonio arqueológico, la empresa debería acudir como acusación popular y no como perjudicada.

..................................

P.D.- Permítaseme una apostilla. Con los datos expuestos, para un lector común, no experto en leyes, y no habiendo podido leer la totalidad de los argumentos, este auto de sobreseimiento sentaría un curioso principio: En cualquier acuerdo que se firme, por ejemplo a diez años, una de las partes puede engañar a la otra sin consecuencias ni responsabilidad penal, siempre que el propósito de engañar no fuera inicial sino sobrevenido, en el transcurso de la ejecución plurianual del convenio. Dicho así no sé si será legal -me imagino que sí, pues lo sostienen un fiscal y una magistrada- pero al menos muy lógico no suena.

Traslademos el caso a otro ámbito: Un organismo público adjudica a una empresa particular la ejecución de un plan de viviendas a diez años. Si a los cinco años la empresa, o alguien, comienza a sustituir algunos ladrillos aquí y allá por bloques de cartón-piedra, como los primeros cinco años se hicieron las casas perfectamente, cuando nadie tenía intención de engañar, pues lo que ocurra después no es importante, no pasa nada, aunque un edificio empiece a agrietarse, o se venga abajo. No tiene lógica que algo así no conlleve cierta responsabilidad penal sólo por haberse producido con posterioridad a la adjudicación. El incremento patrimonial para la empresa, o el enriquecimiento ilegítimo, se darían a partir del momento en que los materiales usados y la obra prometida -en definitiva el resultado final- no tuvieran ya el valor estipulado al principio, por el que el organismo pagaría a la constructora lo mismo cada año.

Y todo ello además sin entrar antes que nada a establecer si los ladrillos son auténticos o de cartón-piedra, ni si el cambiazo lo hizo la empresa, sólo alguien de ella, algún avispado obrero, o quién... Porque, ¿qué impide a un juez, si considera que no está bastante justificada, completar por sí mismo la "justificación de la perpetración de una infracción penal"? A veces el ciudadano de a pie no consigue entender los razonamientos de la Justicia.

Visitas: 3333

Comentario por Lakorzana el septiembre 10, 2009 a las 9:48am
Ramón, a veces pienso que si se hubiesen limitado al marketing no les hubiera ido tan mal. Pasar de las 12 hectáreas amuralladas (el mal llamado "oppidum") a las 120, y descubrir lo que podrían ser las termas públicas y el teatro, bastaban de sobra (y eso "sólo" haciendo catas). ¿Dónde se ha dado el caso de algo así en un ciudad conocida desde hace siglos y excavada "recientemente" (1975)?

Que estos resultados se tradujeran en un aumento de la subvención de la DFA no lo tengo tan claro, dado que como se dijo en Noviembre, eran sólo 12.000€, probablemente la misma cantidad que cuando Lurmen empezó a excavar, aparte de lo que se gastasen en otras partidas (guías, etc.), que probablemente fuera más (perio no mucho). El rédito que sacaba la DFA a costa de la "aportación" de Euskotren era enorme.

Desde luego, ahora no es posible lo que se vino haciendo con ella durante décadas, ignorarla como si no estuviese ahí. A veces pienso que su presencia incomodaba.
Comentario por Alicia M. Canto el septiembre 10, 2009 a las 10:47am
Ramón: Me tengo que ir a mis labores, pero antes le recordaré que la mejor prueba de que Euskotren podía suspender la subvención, y de que en el convenio había una dependencia de la evolución de los resultados, es que realmente la suspendió, primero cautelarmente y luego de forma definitiva, primero con motivo de que la excavación misma y las demás actividades no podían continuar al revocarse desde Cultura el necesario permiso. Haremos algo de historia, con esta noticia de 18 de diciembre de 2008:

Lakua suspende la financiación a Veleia tras la denuncia de fraude ...
El PSE sugiere que la subvención estimuló resultados "espectaculares"
El Gobierno Vasco insinúa que la postura socialista obedece a intereses electorales

Vitoria. El viceconsejero de Transportes y Obras Públicas del Gobierno Vasco, Iñaki Betolaza, anunció ayer que EuskoTren ha remitido a la empresa Lurmen, encargada de realizar las excavaciones en Iruña Veleia, una notificación oficial por la que deja en suspenso cautelarmente el convenio de colaboración para la financiación del programa de excavaciones.

El viceconsejero explicó que los servicios jurídicos de Euskal Trenbide Sarea y de Eusko Trenbideak, entidades adscritas al Departamento de Transportes y Obras Públicas del Ejecutivo, estudian el "posible incumplimiento" por parte de la empresa Lurmen del convenio de colaboración suscrito en 2001, con una vigencia de 10 años y un importe anual de 372.483 euros.

Asimismo, indicó que el convenio recoge que una de las causas de extinción del acuerdo puede ser "el incumplimiento por una u otra parte de todas o alguna de las estipulaciones pactadas en el convenio". Betolaza explicó que ya que "tanto el objeto de la concesión, como el desarrollo del programa de excavación han quedado en suspenso, el convenio suscrito ha de quedar en la misma situación".

Sin embargo, reiteró que "Iruña Veleia con calvario, textos en euskera o sin ellos, seguirá siendo un yacimiento muy importante que merece todo el interés", zanjó.

Por su parte, el parlamentario del PSE Jose Antonio Rivera recordó que en 2001, el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas denunció la subvención de EuskoTren a la empresa Lurmen, ya que se había realizado "sin cumplir" los requisitos de publicidad, concurrencia y objetividad.

"Más dinero, más resultados" Rivera aseguró que "con tanto dinero se pueden estimular resultados espectaculares, pero la ciencia y la historia son renuentes a esa filosofía economicista de a más dinero, más resultados", por lo que "no es tan fácil, salvo que se acuda a atajos". >dna

Por cierto, ya que estamos en lo de hacer historia, no sé si este D. José Antonio Rivera parlamentario del PSE será el actual Viceconsejero de Cultura, y el mismo profesor de la UPV que fue contabilizado (J. Lakarra, 28-11-2008: "...En esa misma época, Antonio Rivera escribió algo que si se mira con cierta distancia ya era suficientemente claro. Los dos han hecho lo que estaba en su mano para que el nombre de la Universidad vasca quedara en su lugar. En cualquier caso, estoy muy satisfecho al comprobar que estas falsificaciones no nos las hayan colado a los filólogos vascos..."), o se contabilizó después (DNA, 28-6-2009: "Totalmente, porque tanto la consejera como yo hemos sido de los primeros académicos en poner en duda la naturaleza de los hallazgos arqueológicos."), entre los escépticos de primerísima hora. Si así fuera, no sería tan a primera hora, a juzgar por esto que publicó el 16 de junio de 2006 en El Correo ("Un preceptor egipcio"):

"[...] Mentar a Serafín y a Zubialde para empezar a hablar de los hallazgos arqueológicos localizados en Iruña-Veleia es comenzar con un halo de sospecha. Nada más allá de mi intención: soy un ignorante casi absoluto en prehistoria, tengo buenas referencias del equipo de arqueólogos encabezado por Eliseo Gil y de los expertos que se han pronunciado hasta ahora, y nadie es tan tonto de repetir el crimen en la misma provincia y en el mismo milenio... Lo que sabemos hasta ahora atenta contra tres creencias profundamente interiorizadas en el alma popular por más que la ciencia lleve decenios presentando argumentos y pruebas en su contra: la cristianización tardía del solar vasco, su escasa romanización y la ubicación ultraperiférica de la región en los mapas de cualquier imperio clásico. Vamos, lo que se inventaron nuestros clásicos más recientes de hace poco más de un siglo: que aquí no había llegado a invadirnos nadie y que seguíamos tan puros y libres como en el sexto día de la Creación, cuando Dios hizo al hombre y a la mujer.

De nuevo los hallazgos vienen a corroborar que tales creencias no son más que eso, creencias interesadas, cuando no patrañas viejas. De paso, y a cambio, y para conformar el criterio de quienes hacen política del último cráneo milenario, el vascuence aparece en nuestras tierras, un vascuence cotidiano, de andar por casa, seis siglos antes que en San Millán de la Cogolla, lo que de nuevo cuestiona teorías harto asentadas entre la comunidad científica -pero más que posibles: constatar una situación de bilingüismo, por ejemplo
-... [...]"

Fuera como fuese, volviendo a fines de 2008, él ya pensaba que "con tanto dinero se pueden estimular resultados espectaculares." Será que la idea no es tan descabellada.
Comentario por Ramón el septiembre 10, 2009 a las 3:57pm
Lakorzana, insisto en la eficacia del marketing. Fíjese que hasta a usted le hicieron creer que habían descubierto el teatro o las termas, o yo que se. Todos los que conocíamos el yacimiento, yo participé en las campañas de Elorza, conocíamos la existencia de todos esos valores arqueológicos. E incluso, alguno más, que acabará apareciendo. Ya dije que en mala hora Gratiniano llamó oppidum al lugar. Desde entonces, hay mucha gente a la que le resulta imposible ver Iruña como una ciudad que en los siglos I, II, III fue abierta, comercial y, probablemente, muy cosmopolita. El mismo Eliseo no puede evitar meter siempre algún legionario en todos su dibujos. Y hacer unos juegos militarizados, con él mismo corriendo a la cabeza en plan centurión,...
Doctora, vea q
Comentario por Alicia M. Canto el septiembre 10, 2009 a las 5:26pm
Ramón, relativamente, puesto que la alegada era sólo una de las causas posibles (...el convenio recoge que una de las causas de extinción del acuerdo puede ser "el incumplimiento por una u otra parte de todas o alguna de las estipulaciones pactadas en el convenio"). De todos modos, es de lógica que uno no tiene que seguir pagando religiosamente si lo convenido falla por cualquier causa. Imagínese que a los 5 años de estar pagando la hipoteca de un piso, el edificio se viene abajo. Mientras se define quién es el responsable del desastre, supongo que de momento el afectado suspendería cautelarmente los pagos. Por eso lo raro de este sobreseimiento es que no se haya considerado imprescindible entrar a dilucidar el fondo del problema.
Comentario por Lakorzana el septiembre 11, 2009 a las 10:59pm
Ramón, tenía entendido que el teatro localizado por Lurmen había sido desechado como tal, al menos por un experto (su tesis iba sobre arquitectura monumental romana) como Julio Núñez, miembro de la famosa Comisión, que sí menciona que hay un edificio con hipocausto en los alrededores, (supongo que por la aprición de los típicos ladrillos redondos a cuentas del arado , daños al patrimonio, mira por dónde, pobre aldeano, ira que si van a por él...), aunque de eso hace once añitos:

La arquitectura pública de época romana en el País Vasco y sus áreas geográficas limítrofes: Una aproximación crítica


Pág 137, a partir del 3er párrafo.

Claro que afirmaciones así es como decir que un 600 alcanza los 140 sin pisar el acelerador, sin excavar...no se averigua.

Respecto a las eleciones de vestuario de Eliseo (y no le critico por ello), hombre, no hay más que buscar en las fotos. Diría que en casi todas lleva alguna prenda militar o de camuflaje. Que precisamente el establecimiento de una unidad militar sea de lo poco que se sabe por fuentes escritas sobre Veleia (aparte de los itirerarios, aunque quizás ustedes conozcan alguna más) le daba una buena escusa para hacerlo. Precisamente era la población corriente y moliente la desconocida, la que quedaría retratada por los grafitos. Y la verdad, prefiero ver a Eliseo y compañía de "procesión" semanasantera que la patochada de "regreso a la Edad Media" que tendremos en breve en nuestra ciudad a costa del dinero de todos, destinado supuestamente para fines culturales...

Un placer, como siempre, Ramón. Este desafortunado tema despertó en mí una curiosidad por la arqueología e Historia que no surgió en mis tiempos de estudiante...no suyo, claro.

Sr. Escribano, si lo que quiere es que le aclaren qué es falso y qué está mal hecho, en una lista más o menos clara (cosa que no pudo elaborar la comisión interruptus), yo también quiero verla. Porque a día de hoy no lo tengo claro, en palabras de la diputada parece que a Lurmen les dio un siroco el 2005 y 2006, y de repente, se les pasó. Si con que digan (sin tener que dar pruebas, ya habrá tiempo después):

a) Qué dan por falso
b) qué creen que se hizo mal
c) que se hará para que no se repita.

Me basta...por ahora. Aparte de demandar y querellar, "trasladar por méritos" a la directora de Arqueología al museo de armas y echar a Lurmen del yacimiento...y candarlo ¿Que ha hecho la Diputación para evitar que se repita? ¿Poner protocolos? ¿Establecer nuevos sistemas de trazabilidad? ¿Algo tan sencillo como revisar qué falló? Las medidas punitivas son efectivas de cara al electorado, pero sirven de poco más.

PD: Servan, mejores caldos conozco, y más añejos. Pero demostrar que el cillerero cató el vino en esos diez meses es otro cantar gregoriano, y aquí no tenemos a Fray Guillermo en cualquiera de sus dos encarnaciones para que nos ilumine. Lástima.
Comentario por Alicia M. Canto el septiembre 12, 2009 a las 7:19am
Sr. Escribano: Qué cosas se le ocurren, sus conclusiones son tan selectivas como sus lecturas. Yo digo siempre lo mismo, y aquí en TA están bien archivadas muchas de las observaciones críticas que desde el 19-11-2008 he ido haciendo a distintos aspectos de algunos de los informes de miembros de la Comisión. No encontrará Ud., nunca, ninguna descalificación global, reléalo (o léalo) Ud. (ahora es más fácil, con la nueva recopilación hecha por José Luis Santos, que ha destacado un espacio especial en la cabecera: "El caso Iruña Veleia: Documentos y debates" ), y enlace Ud. aquí algo que pruebe lo que tan alegremente afirma; y relea también lo que comenté sobre el reportaje. Su observación final de que éste es el blog de los "tontos" ibéricos me parece simplemente ofensiva.
Comentario por Alicia M. Canto el septiembre 12, 2009 a las 7:24am
Nuevo adelanto del DNA, con el lógico y previsible recurso de ETS al sobreseimiento:

ETS RECURRE EL ARCHIVO DE SU QUERELLA POR EL 'CASO VELEIA'
La jueza sobreseyó la acusación de esta firma de Euskotren
La patrocinadora del yacimiento acusa a Eliseo Gil e Idoia Filloy de fraude

Garikoitz Montañés

VITORIA. ETS no arroja la toalla en el caso Veleia. La empresa vinculada a EuskoTren, patrocinadora de los trabajos del equipo de Eliseo Gil en el yacimiento romano, ha recurrido el archivo de una de las querellas contra el ex director del recinto alavés. La jueza decidió sobreseer las acusaciones por fraude sostenidas por la firma contra Gil y la ex directora del enclave, la también arqueóloga Idoia Filloy, porque "no aparece suficientemente justificada la perpetración de una infracción penal".

Esta causa es una de las tres que se manejan en torno a Iruña Veleia en el Palacio de Justicia de Vitoria. La primera querella la presentó la Diputación alavesa, después de que una comisión de expertos dictaminara que los grafitos de Veleia hallados entre 2005 y 2006 son falsos. El Ejecutivo, así, acusó a Eliseo Gil y parte del equipo vinculado a la firma Lurmen de presunta estafa y ataque al patrimonio cultural. EuskoTren (ET) y Euskal Trenbide Sarea (ETS), patrocinadoras del yacimiento, también se querellaron, en este caso contra Gil y Filloy, por fraude. El ex director del recinto arqueológico, por su parte, también denunció a la Diputación y la UPV, pero el caso fue archivado.

Estos procesos han generado expectación puesto que, en principio, están llamados a resolver el complicado panorama del llamado caso Veleia , donde los expertos ya han dictaminado que las revolucionarias inscripciones son falsas pero aún se desconoce a los culpables. La situación, sin embargo, se volvió a complicar cuando, el pasado 17 de agosto, la titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Vitoria decidió sobreseer las acusaciones de ETS contra Gil y Filloy porque no veía suficientemente justificada la mencionada infracción penal por fraude.

UN CONVENIO ANTERIOR

La clave, como ya había mencionado la Fiscalía en torno a la denuncia de EuskoTren, es que el convenio entre Lurmen y sus patrocinadores era anterior a los hallazgos y el dinero acordado no aumentó con los descubrimientos, por lo que la jueza entendía que se financiaban unos trabajos que, de hecho, sí se llevaron a cabo. Contra esta decisión, no obstante, cabía recurso y ETS decidió dar este paso este miércoles, según confirmaron a este rotativo fuentes de la compañía. Ahora la decisión vuelve a estar en manos de la jueza.

La resolución que se tome en este caso podría marcar, además, el devenir de la segunda querella presentada por las firmas vinculadas a EuskoTren, en este caso a nombre de la propia ET. El formato de ambas causas, según apuntas fuentes relacionadas con el proceso, es muy similar.

Desde la Diputación, mientras, explicaron esta semana que el archivo de una de las querellas no tiene por qué augurar que el documento foral seguirá el mismo camino. La diputada alavesa de Cultura, la abertzale Lorena López de Lacalle, reiteró su confianza en que la denuncia seguirá adelante y precisó que, mientras la causa de ETS está más vinculada a un fraude económico -porque la firma reclama el dinero subvencionado a Lurmen-, la del Ejecutivo foral va más allá y se centra en la supuesta manipulación de las inscripciones sobre las piezas.
Comentario por David Montero el septiembre 12, 2009 a las 8:14am
Dª Alicia:

En el último informe de la Sra. Filloy (habría que decir el informe ahora más pulido) al que nos remitió el Sr. Van den Driessche hay pocas novedades respecto al anterior según he podido ver en una pasada algo rápida. Dª Idoia sigue sin responder a las contraobjeciones que le hizo el Sr. Núñez en su mayor parte, salvo con la socorrida teoría de que todo es posible en Veleia. Hasta Deidres en caligrafía moderna. Aparte de otras novedades como la sustanciosa merma de su confianza en los informes sobre pátinas (todavía sigue dejando puertas abiertas) y su rebaja de las descalificaciones contra el Sr. Volpe, ofrece al final la comparación de los trazos de los óstraka de Veleia con otros de procedencia suiza. No he entendido que esto sea una respuesta a las objeciones que se han hecho sobre la relación entre trazos y concreciones, sobre como los trazos en los óstraka de Iruña Veleia se pasean encima de las concreciones o las evitan cuidadosamente. A decir verdad, no he entendido muy bien a qué y cómo está respondiendo la Sra. Filloy. Tengo un poco olvidado este asunto pero no recuerdo que las objeciones principales fueran porque los óstraka (trazos incluidos) estuvieran limpios ni porque cortaran incisiones superficiales.

Dado que no soy entendido en la materia, le agradecería su opinión experta sobre si los problemas que se presentan en los trazos de Iruña Veleia son equiparables a las muestras que nos presenta la Sra. Filloy. Abusando de su paciencia.

PD: Sé que esto no corresponde exactamente al asunto judicial por ahora, porque la magistrada ha soslayado el tema central (falsificación o no) con una hermosa pirueta legal. Pero el cruce de escritos entre el Sr. Núñez y la Sra. Filloy es lo único que tenemos por ahora que se asemeje a un debate científico. Y hay que reconocerle su importancia.
Comentario por David Montero el septiembre 12, 2009 a las 8:29am
Sr. Escribano:

En la respuesta a la respuesta de la Sra. Filloy, nada más empezar, el Sr. Núñez respondía sobre la cantidad de óstraka falsificados: a falta de una localización precisa de los óstraka, varias veces prometida por el equipo Gil y hasta ahora no vista (Núñez afirma que a estas alturas es evidente que no existe), la descalificación de algunos de los óstraka (y las razones filológicas, epigráficas, etc. son más que suficientes) anula la validez de los demás. Por supuesto que se podrían hacer pruebas "objetivas" sobre los 600 óstraka con inscripciones. El problema es que tales pruebas son simplemente ruinosas o destructivas. Y hacer pruebas sobre unos pocos no contentaría ni a unos ni a otros.

A estas alturas, si lo que quiere el equipo Gil es reivindicar la autenticidad de los Deidres, Anquises, comillas, RIPs y demás, hasta una veintena de imposibles, sería encontrar apoyos serios en el terreno académico que avalen que tales inscripciones son posibles realmente (no posibles en el reino de la posibilidad metafísica en el que hasta el Genio Maligno es posible). De momento, las que ha obtenido son bastante flojas. En un juzgado, un buen abogado puede convencer a una jueza dubitativa de la teoría de la posibilidad metafísica. En un foro científico lo dudo mucho. La prueba es que hasta ahora el equipo Gil ni lo ha intentado. (Por Dios; las tres páginas y media de Arkeoikuska, no, por favor).

Encuentro que, a estas alturas, el equipo Gil esté mas interesado en la argumentación legal que en la científica. No encuentro justificable que tampoco lo estuviera antes.
Comentario por Alicia M. Canto el septiembre 12, 2009 a las 10:33am
Sr. Montero: Le contesto rápidamente, porque tengo que salir. El problema es que la cuestión a la que se refiere la Sra. Filloy en estos grafitos suizos, contestando a unas frases de los informes (no sé si del Dr. Núñez), no es la misma (como Ud. bien ha intuído) que aquí hemos comentado varias veces. Reproduzco, de la pág. 191 del actual informe, las frases más pertinentes:

"...Seguramente cuando fueron localizados tenían, como los de Iruña, tierra adherida a sus superficies sólo que, en este caso, se ha eliminado casi por completo. Si observamos detenidamente los trazos podemos ver que el fondo de las incisiones (excepto quizás en el nº 73) está absolutamente limpio. Y me pregunto si se sentenciaría aquí también y con la simple observación de la foto que “no parecen haber sufrido las oxidaciones y/o calcificaciones propias de una cerámica que haya permanecido enterrada como mínimo 1800 años”. También aquí vemos que las incisiones de los grafitos “cortan” los engobes, de forma que destacan nítidamente con respecto a la superficie cerámica y que “cortan” las erosiones superficiales de la cerámica."

El problema con las concreciones que aquí hemos denunciado varias veces es más grave, pero la Sra. Filloy en realidad no entra en tan espinoso asunto, como tampoco parece hacerlo el informante (porque el problema no es que las piezas tengan o no "calcificaciones", sino que se escriba sobre ellas). ¡Naturalmente que un grafito (en este caso un óstrakon) tiene que cortar el engobe (la especie de empastado que se hace antes de la cocción) de la cerámica!, esto es una obviedad. Pero el problema al que nos referíamos aquí no es ése, sino que se escriba sobre las concreciones que, cubriendo todo, cerámica y engobe, produjeron después los siglos de enterramiento. Tampoco una "erosión superficial" es lo mismo que una concreción, o más bien no tienen nada que ver entre sí. Esto es, ella mezcla los temas, pues pasa de la "tierra adherida a sus superficies" a "cortar el engobe", y parece querer asimilar una "erosión superficial" a una "concreción". Lo que claramente es, como se suele decir, "tirar balones fuera".

Para resumir: Todo óstrakon o grafito (que, recordemos por enésima vez, no son lo mismo) por principio no tiene más remedio que cortar el engobe de la cerámica. Pero lo que no es admisible en una pieza que se supone escrita en época romana es que la inscripción corte también, antes de llegar al engobe, las concreciones formadas por el paso de muchos siglos, que es precisamente el caso en varias de las maravillas veleyenses (por ejemplo en este fragmento, parte del "cuore":

donde se ve cómo se ha desprendido o roto la concreción para pasar el trazo, o en la campeona de las concreciones, la "dama erótica").

Todo esto se se comprueba simplemente viendo que ninguno de los ejemplos foráneos aportados (dicho sea al margen, con tipos de letras y textos típicos, lo que no es moco de pavo) corta ninguna concreción (y no vale decir que se retiraron, como sí la tierra que tuvieran adherida, lo que es normal). Aunque, en el caso de Veleia, a mí personalmente me llama más la atención las muchas veces en las que los trazos rodean o evitan las concreciones. Pocas, en todo caso, porque (al contrario de lo que parece entender el informante) las sigilatas precisamente no suelen coger muchas debido al acabado final que recibían, nada poroso.

En definitiva: el argumento en este caso usado, y los bellos ejemplos suizos del informe de la Sra. Filloy (pág. 192), que a un no experto pueden entrarle muy bien por los ojos, en realidad no son de aplicación a Veleia, ni sirven como paralelos.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más