Iruña Veleia y sus "revolucionarios" grafitos X: la sentencia

Fuente (1)

Con fecha 8 de junio de 2020, la "Magistrada-Juez del Juzgado de lo Penal nº 1 de Vitoria-Gasteiz, Iltma. Sra. Dª ISABEL MARÍA DIEZ-PARDO HERNÁNDEZ..., habiendo visto los presentes autos de procedimiento abreviado núm. 389/2018, por DELITO CONTINUADO DE DAÑOS en el PATRIMONIO HISTÓRICO en concurso con DELITO CONTINUADO de FALSEDAD en DOCUMENTO PRIVADO, y DELITO CONTINUADO DE ESTAFA en concurso con DELITO continuado de FALSEDAD en DOCUMENTO PRIVADO, con la intervención del Ministerio Fiscal, en representación de la acción pública..." (etc.), ha producido finalmente la Sentencia nº 44 /2020, dada a conocer al público ayer día 10, y cuyo Fallo se contiene en las págs. 252-254 del documento, que es accesible a todos en pdf, en este enlace de EiTB.

Habiendo alcanzado el post anterior en Terrae Antiqvae sobre este tema, "Iruña Veleia y sus "revolucionarios" grafitos IX: El auto de apertura de juicio oral" (de 4 de mayo de 2017) casi 95.000 visitas, y 174 páginas con miles de comentarios, parece razonable abrir un nuevo post. Pero, dado que el siempre diligente contertulio Percha ya enlazó y transcribió ayer en él las noticias de tres medios vascos, lo haré yo ahora con la noticia en El País de ayer, como importante medio nacional en hacerse eco de la misma.

Dos años de cárcel por falsear hallazgos arqueológicos en el yacimiento de Iruña-Veleia

La jueza considera que se manipularon piezas para conferirles un valor histórico

Juan Navarro

Bilbao - 10 jun 2020 - 11:55 CEST

Eliseo Gil y Rubén Cerdán, acusados del fraude, este miércoles en la última sesión del juicio.

El Juzgado de lo Penal 1 de Vitoria-Gasteiz ha condenado a dos años y tres meses de prisión al arqueólogo Eliseo Gil por un delito continuado de estafa y otro de falsedad documental, en el caso de sus hallazgos en el yacimiento de Iruña-Veleia (Álava).El fraude se remonta a 2005 y 2006. Gil anunció que su equipo había dado con unas piezas de arcilla del siglo III que representaban un calvario y que contenían referencias jeroglíficas egipcias y signos de euskera. Este hallazgo era algo revolucionario puesto que adelantaba la aparición de los primeros vocablos escritos en lengua vasca 800 años. Pero el hito ha quedado desmontado en el juicio: la magistrada entiende que en la excavación se realizaron grabados sobre 36 piezas arqueológicas para conferirles así un valor histórico del que carecían, por ser simplemente cerámica ordinaria, y poco relevante, de la época romana.

La Fiscalía —que cifraba en más de cien las intervenciones recientes en las cerámicas— y la Diputación de Álava, personadas como acusación, reclamaban entre cinco años y medio y siete años y medio de cárcel para Gil, pero las “dilaciones en el proceso”, que se ha prolongado durante casi 15 años, han influido en la decisión judicial, según la resolución. La sentencia también condena a un año y tres meses de cárcel a Rubén Cerdán, un supuesto físico nuclear formado en Tel Aviv que elaboró los informes que avalaban la autenticidad de los hallazgos. Gil, según la sentencia, también debe pagar 72 euros, dos euros por cada pieza adulterada. Además, él y su socio tendrán que abonar 12.490 euros a la Diputación Foral de Vitoria, a quien le cobraron el informe irregular valorado en esa suma por el que Cerdán, “movido por el ánimo de obtener un lucro ilícito” según la sentencia, confería relevancia a esos materiales vulgares.

El grupo Lurmen gestionaba los trabajos en el yacimiento Iruña-Veleia y actuaba con una subvención de 3,7 millones de euros a cargo de la sociedad pública Euskotren.El juicio requirió 12 sesiones. En él varios investigadores declararon que se fueron de la excavación por las irregularidades en los métodos. Las piezas valiosas aparecían solo después de pasar por los lavados manuales, y los hallazgos sobre el terreno nunca revelaban incisiones reseñables. Cuando se colocaron cámaras de seguridad en el yacimiento, nunca más volvieron a aparecer restos con el empaque histórico que supuestamente tenían los que habían sido hallados hasta entonces.

Uno de los trabajadores, Óscar Escribano, admitió que falsificó uno de los vestigios a modo de “broma”. Escribano declaró en la primera jornada del juicio y aceptó un año de cárcel.En la sentencia la magistrada admite que no puede confirmarse totalmente si fue Eliseo Gil quien realizó los grabados sobre las piezas cerámicas, pero los conocimientos del arqueólogo y el cargo que ostentaba como director de las operaciones le permitían conocer a la perfección que los materiales que mostraba como únicos eran falsos. “Él mismo o terceros por su encargo tuvieron la ocasión de causar los daños que las piezas presentan”, explica la resolución. Las sospechas ponían a Gil en la diana porque los estudios realizados sobre los materiales mostraban que las grafías se asemejaban mucho a muescas que el propio arqueólogo aplicó en forma de adorno sobre una letrina que se construyó como réplica en la excavación.

...................

Un primer comentario


La sentencia, tal como se indica a su final (pág. 254) es recurrible por los condenados, entiendo que en un plazo de 20 días: "Notifíquese esta resolución a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Álava, que se interpondrá en el plazo de diez días, en la forma prevista en el art. 790 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, plazo que queda ampliado por un plazo igual de diez días, de conformidad con lo dispuesto en el art. 2 del Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia..." etc.

Después de leer buena parte de la sentencia, y viendo a Eliseo Gil tan solo y tan falto de los decisivos apoyos académicos de la Universidad del País Vasco que tuvo entre marzo y junio de 2006 (y más allá aún...), sin los cuales todo esto nunca habría llegado tan lejos (sobre tan importantes validaciones científicas, que sorprende que Gil no haya usado a fondo en su defensa, la sentencia calla por completo, o incluso directamente no refleja la verdad, como en la pág. 117), el primer comentario que me viene ahora a la cabeza es aquel célebre aforismo que se atribuye al gran Napoléon Bonaparte (que de ambas cosas sabía mucho):

"La victoria tiene muchos padres, pero la derrota es huérfana".

Todos los verdaderos conocedores del larguísimo y complejo "Caso Iruña-Veleia" saben por qué lo digo, y también por qué no puedo decir más. Según otra célebre frase del mayor genio corso, "sólo la verdad es siempre ofensiva"...

(1) Es el ya megafamoso "Calvario", una de las primerísimas fotos de las menos de una decena facilitadas por el Equipo Veleia en las dos primeras semanas de este berenjenal (2006) (no dieron ni una sola de las "euskéricas"), pero que sirvió para, aún sin poder ver la foto, poder "levantar la liebre" ya el 14 de junio de 2006 (el día anterior a la segunda rueda de prensa), gracias al realmente inaudito patinazo de escribir sobre la cruz de Cristo "RIP" en vez de "INRI".

Por cierto que en la sentencia, entre las páginas 155 y 158, la Sra. Juez dedica bastante espacio a esta pieza 12108, llegando a afirmar que "lo cierto es que ha quedado patente en el plenario el error sufrido por los tres expertos citados [a saber: P. Ciprés Torres, J. Santos Yanguas e I. Velázquez Soriano] pues no hay tal inscripción RIP sino tres rayas sobre la cruz, tal como ha puesto de manifiesto la testigo Paloma López Sebastián, técnico en restauración del Museo Arqueológico en el momento de los hechos, en el plenario y ha explicado que, respecto a la pieza del "RIP'' (calvario), cree que no pone ''RIP'', y que en su opinión, son sólo tres rayitas, las mismas que aparecen en otras piezas de Iruña-Veleia y que parece que pone ''RIP" por los desconchados o faltas de barniz (folios 12339 á 12342 de los autos), imágenes que fueron exhibidas en el plenario y que, de haberse estudiado las piezas de forma directa mediante microscopios o algún otro sistema de aumento se hubiera podido apreciar, no siendo suficiente la lupa, aun con 8 aumentos, pues tampoco ha sido observado por los peritos calígrafos Sres. Ezcurra y Martínez Grávalos, como ya he recogido al analizar dicha prueba".

Con el permiso de la Sra. magistrada, y el de la restauradora a la que ella cita, sin el menor espíritu gremial (como es fácil suponer), y porque lo vi desde el principio, ahí no hay "tres rayitas", sino un RIP como una catedral, sólo que al falsario, una de dos, 1) se le escapó el buril y no supo cerrar por arriba la R como debía. O 2) alternativamente, le quedó corto y demasiado recto el travesaño oblicuo de la R, y lo "mejoró" con otro más largo y en la posición correcta. Vamos, ¡si es que vale para algo la opinión de una epigrafista profesional y con alguna experiencia en epígrafes falsos (desde 1990)! Para ver el problema gráfico del letrero no hay que usar lupas ni microscopios potentes, basta con saber algo de Epigrafía.

Y la mejor prueba de que se quiso poner un RIP es que fue eso precisamente lo que E. Gil y J. Santos anunciaron a la prensa y se publicó el 9 de junio de 2006 (¡y viéndolo como "un epitafio normal"!): "En la parte superior de la cruz de la cerámica alavesa aparece escrito RIP (requiescat in pacem [sic!]-descanse en paz) un epitafio que comenzó a utilizarse justo en la época en la que ha sido datada y que se sigue utilizando en nuestra cultura funeraria..." (el enlace ya no funciona, pero se conserva en mi comentario antes citado). La “prueba del 9” del RIP, por tanto, estaba ya contenida en el propio anuncio de este óstrakon en 2006. Por cierto que es un argumento no utilizado hasta el momento (hasta donde sé) por ninguno de los diversos expertos oficialmente convocados. Casualidades…

La foto, muy conocida, procede de esta otra noticia de ayer en otro medio nacional: "El arqueólogo que falseó la historia del euskera y del cristianismo, condenado a dos años y medio".

Visitas: 5960

Comentario por antton erkizia el junio 11, 2020 a las 3:01pm

Gracias por el nuevo post, señora Canto.

Empezaba y terminaba usted su post anterior (Iruña-Veleia IX) con los ostraca “Porky” (sic) y “Deidre Pav” y rubricaba su artículo, muy en su estilo, con aquel: "ambos (ostraca) contiene casi todas las claves, tanto arqueológicas como epigráficas e históricas, que son aplicables para demostrar la falsedad del conjunto."

Le preguntaba yo por esas claves pero hasta hoy, ni en el foro ni en ninguna revista especializada con su copyrigth, nos las ha querido enseñar (con lo que a usted le gusta la enseñanza).

Ahora (Iruña Veleia X) nos rubrica el post con Napoleón y su “sólo la verdad es siempre ofensiva”...Y sí, Napoleón sabría que la verdad, la misma, puede ser bien distinta cuando estás en la gloria que cuando estás desterrado...El sabría de eso.

Y viniendo a nuestro caso y a nuestra situación, ¿quiere decir que lo que haya sentenciado una juez es la verdad sobre las "andanzas y maldades" de Eliseo Gil, ahora “huérfano y derrotado” por pecar de palabra, obra u omisión ?

También era la verdad verdadera, la única posible, la que iba a misa (por encima de costras y pátinas) las jotas imposibles, o las quis por chis...el SI / NO y el corazón "gris" de la Terra Sigillata, o el CVIVS como pronombre,  o el DESCARTES, o la Cruz latina imposible hasta el siglo V, o el RIP...oh, el RIP, ¿se acuerda qué tabarra?...

En fín, esto sube y baja, como la situación de Napoleón: ayer glorioso, hoy andrajoso, mañana...polvo, eso seguro.

En el mito de la caverna (más antiguo que Napoleón) allí la verdad es la sombra proyectada en la pared... por los que controlan el proyector.

Queremos la verdad; ¿usted también? Pues ya somos dos y más; queremos unas analíticas, no (solo) el método deducción ni el cálculo de probabilidades, queremos una autopsia a los grafitos, con luz y taquígrafos.

Comentario por antton erkizia el junio 11, 2020 a las 3:09pm

Mientras iba escribiendo yo el comentario, la Doctora Canto ha introducido una variante en el texto de su post en este términos:

"Con el permiso de la magistrada y de la restauradora que cita, sin el menor ánimo gremial, y porque lo vi desde el principio, ahí no hay "tres rayitas", sino un RIP como una catedral, sólo que al falsario se le escapó el buril, y no supo cerrar por arriba la R como debía. Vamos, ¡si es que la opinión de una epigrafista profesional y con alguna experiencia (desde 1990) en epígrafes falsos vale para algo...!".

Pues, ya ve, amigo lector. Nada es verdad ni mentira, todo es según el ángulo desde que usted mira (y se admira). Y no es de Napoleón.

Comentario por Larra el junio 16, 2020 a las 9:08pm

Sí, Antton, había tantas y tantísimas cosas indicativas de la falsedad de las piezas... 

Pues han mermado más que medio kilo de perretxikos a la sartén. 

Ahora, eso sí que sí, el RIP va a misa. A pesar de lo que diga Paloma López Sebastián, que quién será una simple técnico en restauración que estudió la pieza en vivo frente a una "epigrafista profesional" que tuvo el privilegio de ver varias fotos de ella.

Comentario por Borroconis el junio 17, 2020 a las 12:39pm

Estimadas todas:
Puede que me haya perdido algo, pero no encuentro el dichoso "Informe Navarro" realizado por un "licenciado en geología" (como dicen por ahí). ¿Está disponible en algún lado?

Comentario por antton erkizia el junio 17, 2020 a las 11:54pm

Sr. Borroconis: No conozco que se haya hecho público el "Informe Navarro" del IPCE; en realidad, creo que también hay un segundo "Informe Navarro", del propio autor, corrigiendo y matizando algunas de las certezas del primer Informe. Y creo recordar (hablo de memoria) que hay algún otro (¿o será el mismo?... yo tb me pierdo) Informe del IPCE que, según la Diputada de Cultura de entonces ante JJ.GG., era tan técnico tan técnico (el Informe) que los propios técnicos de DFA no sabían interpretar y encargaron a UPV que les ayudara a interpretar y estaba ya a punto (año 2014?)...pero nada...y eso... tampoco hay más información (yo al menos no tengo).

Sobre si Navarro en "licenciado en geología"...Desde luego es geólogo y consta como el geólogo del IPCE. Era el geólogo del IPCE cuando analizó las teselas de los mosaicos de Iruña-Veleia, allá por el año 1997 ("Informe sobre análisis de teselas de dos mosaicos en el Opiddum de Veleia, Álava")...seguía siendo el geólogo del IPCE en un curso de Conservación de Bienes Culturales en Vitoria/Gasteiz hace de ello un par de años...

...y también figura como geólogo del IPCE en el equipo que concluyó que el controvertido Claustro de Palamós era falso

El informe final asegura que el claustro de Palamós es falso

Esta es la principal conclusión del informe que ha elaborado Eduard Carbonel, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Girona determinó que el claustro de Palamós era falso.

Según el programa de las jornadas que se celebrarán en el Palau Moja, sede de Cultura, además de Eduard Carbonell...asistirán Alfonso Muñoz, director del Instituto Cultural de España (IPCE), el geólogo del mismo centro José Vicente Navarro; los conservadores del IPCE Ana Laborde y del MNAC Àlex Masalles, que hablarán de la piedra y los materiales del claustro; José Merino de Cáceres, el principal defensor de la falsedad de estas piedras que analizará la arquitectura...

...no estarán Gerardo Boto, el profesor de Historia del Arte Medieval de la Universidad de Girona que dió a conocer la existencia de la construcción...Tampoco participará el geólogo de la Universidad de Barcelona Marius Vendrell que mantiene, tras obtener 20 muestras de la piedra para analizarlas, que los restos de pátinas y erosión son seculares y no de los años treinta y cuarenta del siglo XX, cuando el claustro se montó en un solar de Ciudad Lineal de Madrid.

http://semerompiolacolumna.blogspot.com/2014/11/falso-claustro-de-p...

(El subrayado es mío...solo para subrayar -valga la redundancia- que dos autoridades pueden discrepar entre sí y los análisis de dos geólogos también pueden llegar a conclusiones contradictorias...(como para condenar por la presencia de motas de metales en los surcos).

Hoy el claustro de Palamós está considerado (o eso entiendo yo) como auténtico.

 

Comentario por antton erkizia el junio 18, 2020 a las 1:17am

Vienen a cuento los Informes y análisis del IPCE y su conclusión sobre ese Claustro de Palamós: "Es recreación del siglo XX; no hay elementos medievales"...

"Los miembros del IPCE incidieron en el análisis de la piedra para concluir que no hay materiales, rastros ni sistemas constructivos medievales.

La experta Ana Laborde, que dirigió la restauración del Pórtico de la Gloria en Santiago de Compostela, expuso la "sorpresa" de la investigación al hallar una completa uniformidad en la técnica de construcción, que descartaría que las arcadas tengan piezas antiguas y modernas. "No hay diferencia entre la piedra", apuntaron los expertos del Instituto. Igualmente, la "erosión es muy regular" y no han apreciado "la labra medieval", sino "marcas burdas que recuerdan las obras del siglo XX en la restauración de la Catedral de Salamanca".

Los miembros del equipo de investigación afirmaron que la superficie entronca directamente con la manipulación que se efectúa en las canteras de Villamayor en época moderna, como en la fábrica de la familia Zarzoso. Conclusión: "los acabados de Palamós no son coherentes con los de tipo histórico".

Quizá lo más llamativo de la primera jornada llegó cuando el experto José Vicente Navarro hizo referencia a "siete muestras" tomadas de la zona del claustro de la Catedral Vieja de Salamanca -con la que el profesor Gerardo Boto enlaza las galerías impulsadas por el zamorano Ignacio Martínez- y cuyo análisis no presentan relación con "la estructura, los aceites y los contenidos proteicos" hallados en Palamós.

El Instituto de Patrimonio concluye, de esta forma, que no aprecian diferencias entre diferentes periodos, existe "uniformidad" en materiales, talla, deterioro y sistema constructivo, "no hay una película" que justifique la antigüedad y "no hay relación morfológica" con Salamanca.

El conservador del Museo Nacional de Cataluña (MNAC) Alex Masalles, el arquitecto José Miguel Merino de Cáceres y el historiador Manuel Antonio Castiñeiras cerraron la primera de las jornadas técnicas en el edificio junto a La Rambla en una serie de ponencias presididas por el director del Instituto del Patrimonio Cultural Español, Alfonso Muñoz.

https://www.laopiniondezamora.es/zamora/2014/11/20/generalitat-clau...

Pero la declaración de"falso" de Carbonel y técnicos del IPCE (director incluído) etc. no convenció con aquel congreso y el debate los años siguientes.

Ver artículos recogidos por Percha y Guillermo Caso de los Cobos en este foro Terrae Antiqvae:

https://terraeantiqvae.com/profiles/blog/show?id=2043782%3ABlogPost...

y comentarios y opiniones de Alicia M. Canto, de David Montero, de Jose Maria Almagro, las lecturas personales de Salvador Cuesta...

Pues eso. Cosas veredes, amigo Sancho.

Comentario por Larra el junio 21, 2020 a las 11:00am

No sé por qué le dan tantas vueltas a lo del claustro si es muy sencillo demostrar su falsedad o su autenticidad sin necesidad de pátinas ni tonterías de esas. Hay que escanear bien cada milímetro de la construcción y si aparece una sola palabra vasca o sospechosa de serlo es que sin ninguna duda es falso. 

Comentario por antton erkizia el junio 21, 2020 a las 8:05pm

El caso es, amigo Larra, que el IPCE (los tres técnicos con su director al frente) da unos argumentos y concluye que el Claustro de Palamós es (era) de reciente recreación; esos argumentos son bastante parecidos a los que ha dado el IPCE, en este caso, uno solo de su técnicos, para dar por falsas 36 cerámicas de Iruña-Veleia.

Enseguida te empezarán a sonar:

Conclusiones del Informe del material pétreo y recubrimientos: análisis de materiales (Anexo 1), firmado por Julia Romero Pastor, Pedro P. Pérez García y José V. Navarro Gascón:

 ...puede concluirse que no se han encontrado argumentos que justifiquen la presunta antigüedad del claustro:  

1) La piedra utilizada en los distintos elementos del claustro de Palamós se ajusta a las características petrográficas de las areniscas de Villamayor. La presencia de distintas facies de areniscas no es sinónimo de la existencia de distintas procedencias.  

2) No se ha identificado ninguna capa o película que pueda utilizarse como un indicador de la antigüedad de los capiteles.  La piedra del claustro ha sido sometida a una limpieza enérgica que ha modificado las superficies, especialmente en las galerías este y norte, dejando expuestas superficies frescas no envejecidas por el patinado natural de este tipo de roca.  En ninguna de las muestras extraídas han podido detectarse restos de capas de color o tratamientos antiguos, siendo muy notoria la ausencia de restos de pátinas oxalatadas, presentes en innumerables monumentos.  Al contrario, la totalidad de los depósitos superficiales identificados o son atemporales o corresponden a aplicaciones recientes. 

3) Muchos elementos del claustro presentan una factura reciente, existiendo capiteles que pueden catalogarse como inacabados.  

4) No puede establecerse ninguna relación, ni morfológica ni analítica, con los restos superficiales de los antiguos claustros de la Catedral Vieja y de Sta. María de la Vega de Salamanca.

Etc. (Tomado del mismo Informe)

La diferencia es que en el caso del Claustro copiado o recreado a principios del siglo XX, según éllos, los argumentos fueron rebatidos y a los dos años más o menos, las analíticas y los informes del IPCE ni eran tomados en consideración; y aquí en Iruña-Veleia los argumentos del técnico de IPCE ha sido la base sobre la que se asienta toda la estructura argumental para justificar la sentencia condenatoria.

Comentario por antton erkizia el junio 21, 2020 a las 8:13pm

https://www.elcorreo.com/alava/araba/irunaveleia-broma-amenazas-202...

Iruña-Veleia, broma, amenazas y fraude

Once años después, la Justicia ha hablado. Pero existieron coacciones y quebranto a las arcas públicas, y no solo los 3,7 millones de Euskotren


Las excavaciones han continuado en el valioso yacimiento de Iruña Veleia./Blanca Castillo
Las excavaciones han continuado en el valioso yacimiento de Iruña Veleia. / Blanca Castillo

MARÍA JOSÉ CARRERO VEGAS Domingo, 21 junio 2020, 08:54

Once años ha tardado la Justicia en afirmar que los 'grafitos extraordinarios' de Iruña Veleia son una gran mentira. La sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 de Vitoria ratifica lo que durante más de una década sostenían decenas de acreditados expertos en arqueología, epigrafía, historia antigua, lingüística, euskera, egiptología e, incluso, en química. Poco antes de que arrancara el juicio oral, estos especialistas recibieron el espaldarazo de uno de los tres acusados. El geólogo Óscar Escribano Sanz pactó con la Fiscalía una pena menor a cambio de admitir que él había realizado la inscripción de una pieza cerámica «a modo de broma». Tras esta confesión, el 'cerebro' del fraude, Eliseo Gil Zubillaga, y su colaborador Rubén Cerdán Casilari quedaron al descubierto. Sin embargo, la condena –aún provisional porque Gil ha anunciado que la recurre– les libra de la cárcel debido, precisamente, a la lentitud judicial.

A finales de la pasada década y principios de esta, me ocupé para este diario del 'caso Veleia'. Por ello, el fallo judicial no me ha sorprendido. Avala los informes de la comisión científica que en 2007 constituyó la Diputación de Álava, propietaria del yacimiento, con 26 catedráticos y profesores de la UPV y de universidades de fuera del País Vasco. Algunos de ellos han sufrido amenazas, cuya autoría la Policía no ha podido descifrar porque se enviaron a través de un servidor informático de Estados Unidos.

Idénticas coacciones han padecido internautas muy activos a la hora de desentrañar la patraña. Es el caso de Sotero, seudónimo del administrador del blog 'Iesus Ioshe Marian', por alertar de que un gráfico incluido en los informes de Gil y Cerdán para argumentar la autenticidad era la copia de un manual de un programa informático de una empresa alemana. Sotero se vio forzado a cerrar su página, tras las amenazas que sufrió y que alcanzaban a su familia.

También fueron acosados y vilipendiados tres arqueólogos profesionales –Carlos Crespo, Miguel Ángel Berjón y José Ángel Apellániz– que trabajaron para Eliseo Gil. ¿Su delito? Informar de que nunca vieron salir de la tierra materiales con los primeros dibujos de temática cristiana o palabras en euskera datadas entre los siglos IV y VI.

El fallo judicial no recoge estas cuestiones porque no eran objeto de una querella que tenía que limitarse a los delitos de estafa y contra el patrimonio para llegar a buen puerto. Sin embargo, el amedrentamiento que sufrieron estas personas es verdad. Como también lo es el perjuicio económico que el 'affaire Veleia' ha causado a las arcas públicas. En 2001, Euskotren firmó un convenio a diez años con la empresa de Eliseo Gil para financiar con 3,7 millones la excavación del poblado.

Esta subvención fue censurada por el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas por haberse concedido a dedo, esto es, sin respetar los principios de publicidad, concurrencia y objetividad. Cuando estalló el escándalo, la empresa de transportes dependiente del Gobierno vasco intentó recuperar el dinero. Los jueces contestaron que no había lugar; vinieron a decir que excavar se había excavado, con independencia de que no se hubiera encontrado algo realmente extraordinario.

A estos tres millones hay que añadir ayudas concedidas por otras instituciones cuando Eliseo Gil se encontraba en la cresta de la ola por sus 'descubrimientos'. Es el caso de los 218.433 euros del Departamento vasco de Cultura, también de los 300.000 del Ministerio de Cultura para estudiar la muralla del asentamiento milenario o los casi 40.000 del Ayuntamiento de Iruña de Oca.

Por si fuera poco, el arqueólogo tuvo el descaro de facturar a la Diputación 12.490 euros por los falsos informes que firmaba Rubén Cerdán para certificar la antigüedad de las inscripciones. Este es el único dinero que la sentencia les obliga a reintegrar porque es la cantidad objetivamente estafada. Pero el quebranto al erario público es inmensamente mayor si se añaden los miles de euros gastados en informes para probar la falsedad y las miles de horas invertidas por decenas de funcionarios de diferentes administraciones para resolver el caso. Del perjuicio cultural causado al yacimiento, mejor no hablar.

La sentencia que ha esclarecido la verdad no habría sido posible sin el empuje de dos mujeres que actuaron con valentía. Pese a que el entorno de Eliseo Gil consiguió orquestar en medios muy abertzales constantes campañas de apoyo a su favor, la diputada foral de Cultura en aquel momento, Lorena López de Lacalle, y la entonces secretaria de la Diputación, Isabel Arceredillo, no se dejaron amedrentar por la presión. Después de intentar sin éxito que el popular arqueólogo diera marcha atrás y así poder revestir el engaño de equivocación, resolvieron dar voz a los tribunales. Once años después, la Justicia ha hablado.

Comentario por Larra el junio 21, 2020 a las 9:35pm

Judicatura y periodismo de primer nivel. 

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más