El análisis de dientes antiguos revelan desigualdad de género durante la Edad del Bronce en China

Foto: Mathew Schwartz / Unsplash

El análisis de los dientes de hace 2.500 años ha abierto una ventana a la vida y a la desigualdad de género durante la Edad del Bronce en China.

La investigación, dirigida por la Universidad de Otago y publicada en American Journal of Physical Anthropology, ha arrojado luz sobre la lactancia materna, el destete, la evolución de las dietas y la diferencia entre lo que comían las niñas y los niños, dice la investigadora principal, la Dra. Melanie Miller (izquierda), becaria postdoctoral en el Departamento de Anatomía de la Universidad de Otago.

Los dientes provienen de las llanuras centrales de China y datan de la dinastía Zhou Oriental, entre 771 y 221 a.C. A pesar de su antigüedad extrema (son tan antiguas como el Partenón de Atenas y el saqueo del Antiguo Templo de Jerusalén) la dentina de los dientes, el tejido óseo que forma la mayor parte de la estructura de nuestros dientes, estaba llena de información.

Mediante el análisis de isótopos estables, los investigadores pudieron mostrar los tipos y cantidades de varios elementos en la dentina, incluidos el carbono y el nitrógeno, desbloqueando información sobre la vida y la dieta de los individuos. Eso permitió dibujar una imagen de una sociedad cambiante, dice la Dra. Miller.

"Ya sabíamos que este periodo de tiempo [de la dinastía Zhou Oriental] mostraba una creciente desigualdad entre hombres y mujeres. Lo que pudimos encontrar es que estas diferencias eran incluso evidentes en lo que la gente comía y cómo cuidaban a sus hijos, así como las diferencias de género en cuanto a la edad en que fueron destetados los bebés y los alimentos que les fueron suministrados cuando eran niños".

El análisis de 23 individuos de dos enclaves arqueológicos diferentes muestra que los niños fueron amamantados hasta que tenían entre 2,5 y 4 años, pero el destete -proporcionándeles sólidos, principalmente trigo y soja- ocurría un poco antes en las mujeres que en los hombres.

"Para las dos comunidades que estudiamos, la comida era un aspecto integral de la identidad, y era un medio de diferenciación entre mujeres y hombres. Descubrimos que las diferencias dietéticas entre los sexos comenzaban en la primera infancia y continuaban durante toda la vida. Eso significa que los alimentos que las personas comían de forma regular eran ligeramente diferentes si eran niños o niñas, y luego hombres o mujeres".

Brotes de soja. Sus orígenes son el Extremo Oriente, donde desde hace más de 5.000 años está documentado su uso como alimento.

Los hombres  comían más del cultivo tradicional, el mijo, mientras que las mujeres consumían más de los "nuevos" alimentos como el trigo y la soja, dice la Dra. Miller. El hecho de que los alimentos de trigo y soja fueran componentes importantes de las dietas infantiles sugiere que se incorporaron a las prácticas culinarias locales como alimentos de destete.

La dinastía Zhou Oriental es un período muy importante de la historia china y el cambio cultural chino; es el tiempo de Confucio y otros intelectuales notables, dice la Dra. Miller.

"Vemos cómo surgen algunas de las primeras formas de desigualdad social entre hombres y mujeres durante ese tiempo, y estos resultados dietéticos subrayan cómo las vidas diarias de mujeres y hombres se diferenciaban cada vez más, incluso en prácticas cotidianas como qué alimentos comía una persona".

La Dra. Miller dice que las técnicas químicas utilizadas en este tipo de bioarqueología están permitiendo estudiar antiguas prácticas dietéticas humanas a lo largo de la vida de las personas.

"Con este enfoque, obtenemos visiones individualizadas de la vida de las personas antiguas. Eso puede revelar aspectos significativos de sus experiencias de vida, incluidas las divisiones de género y la desigualdad social".

Fuente: scimex.org| 19 de marzo de 2020

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Nuestros antepasados masculinos se quedaban en casa, mientras que l... (26/11/2011)

Las desigualdades sociales surgieron en Europa en los inicios de su... (30/05/2012)

La "Chica de Egtved" una "trotamundos" de la Edad de Bronce (23/05/2015)

La elección del tipo de cultivo durante el Neolítico determinó la c...  (12/04/2017)

El enterramiento en tumba o cueva implicaba grandes diferencias soc... (29/09/2017)

Caballos de guerra y cerdos: el origen de los primeros ricos y pobr... (18/11/2017)

La teoría económica moderna explica las sociedades prehistóricas me... (22/05/2019)

Los antecedentes neolíticos de la desigualdad de género (11/06/2019)

Desigualdad de riqueza: lo que hemos aprendido de los 'robots' del ... (19/09/2019)

* Ser rico o pobre ya se heredaba en la Edad del Bronce (11/10/2019)

Visitas: 1088

Comentario por María Jesús el marzo 29, 2020 a las 11:11pm
Comentario por María Jesús el marzo 29, 2020 a las 11:15pm
Comentario por María // el abril 2, 2020 a las 9:44am

Gracias, María Jesús, muy interesante.

".....

“pudo padecer tanto raquitismo como escorbuto al menos durante dos períodos diferentes de su corta vida, ya que se ha determinado que murió hacia los 6’5 o 7 años”. Asimismo, las señales que han dejado estas enfermedades en sus dientes (conocidas como líneas de hipoplasia), en sus cráneo (en forma de porosidades anómalas) y en sus huesos largos (curvaturas pronunciadas y líneas de Harris) han permitido a los investigadores comprobar que “una primera crisis se produjo entre el año y medio y los 3 años, justo el período crítico en el que los niños son destetados y comienzan a consumir otro tipo de alimentos además de la leche materna”.

 

Concretamente, la curvatura anormal de los huesos de brazos y piernas podría estar relacionada con el raquitismo cuando aún estaba gateando o aprendiendo a andar. Carretero recuerda que el raquitismo es una enfermedad causada por la deficiencia de vitamina D, lo que hace que los huesos no se mineralicen correctamente y se hagan menos resistentes llegando a curvarse y doblarse de forma pronunciada por la acción del peso.

 

“La leche materna contiene poca Vitamina D, y además depende también del estado de salud de la madre. Además, una dieta muy basada en los cereales puede ser contraproducente ya que estos inhiben la absorción de hierro y calcio. Para colmo, un análisis genético recientemente publicado sobre los huesos de individuos adultos del Portalón ha revelado, para nuestra sorpresa, que estos pastores Neolíticos aún carecían de la mutación genética que nos permite hoy día, sobre todo a las poblaciones europeas, digerir correctamente la lactosa de la leche. Esto habría afectado negativamente a la salud de la madre y el niño o la niña, produciéndoles continuas diarreas y desordenes intestinales”, asegura...."

Casi lo milagroso es que los humanos sobrevivieran en la adaptación al modo de vida neolítico.

 

Comentario por María Jesús el abril 2, 2020 a las 2:59pm

Me alegro de que te guste, María.  Cuando escribí la novela investigué un montón sobre las condiciones de vida de nuestros antepasados.

Un fuerte abrazo

Comentario por María // el abril 2, 2020 a las 10:42pm

Igualmente,Maria Jesús.¿Qué novela escribiste ?

Comentario por María Jesús el abril 3, 2020 a las 7:58am
Comentario por María // el abril 3, 2020 a las 12:08pm

Genial!. Gracias :-)

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más