Iruña-Veleia y sus "revolucionarios" grafitos IV: La fase judicial (2)

El gran número de comentarios al post anterior sobre esta fase judicial de la compleja y enredada historia de los más de mil óstraka (popularmente llamados "grafitos") de Iruña-Veleia, supuestamente aparecidos entre 2005 y 2007 en el yacimiento caristio (hoy alavés) de este nombre, presentados al público el 8 y el 15 de junio de 2006 en sendas ruedas de prensa avaladas por varios expertos de la UPV, que causaron un enorme revuelo, expectación y hasta ilusión, en distintos sectores sociales, especialmente por el supuesto euskera antiguo presente en muchas de las piezas, así como la entidad de las dos noticias de hoy (14-5-2009), parece que aconsejan abrir una nueva entrega. Se puede seguir lo fundamental de todas las peripecias de los hallazgos, desde su puesta en cuestión en los foros de Internet, ya en los momentos iniciales, hasta la conclusión de falsedad de la comisión de expertos creada por la Diputación Foral de Álava (enero de 2009), en los foros I-X de Celtiberia.net (de 8-6-2006 a 14-7-2008), y aquí en Terraeantiqvae consultando el rico 'dossier' de materiales fotográficos y documentales (faja central de la portada, abajo) facilitados posteriormente por la DFA, así como distintos artículos dedicados, desde septiembre de 2008, a este en muchos aspectos lamentable, y en otros todavía vidrioso, episodio de la arqueología nacional.

La sociedad, ya desilusionada, y sin noticias a causa del secreto sumarial decretado la pasada semana, confía en que los juzgados puedan aclarar el fondo del asunto, y llegar a definir, en su caso, autorías y responsabilidades.
---------------------

ETS PRESENTA LA TERCERA QUERELLA DEL 'CASO VELEIA'

EL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NÚMERO 3 ARCHIVA LA DENUNCIA DE GIL CONTRA LA DIPUTACIÓN Y LA UPV

14.05.09 - María José Carrero | Vitoria

El 'caso Veleia' se multiplica en los juzgados con la presentación de la tercera querella criminal contra el arqueólogo Eliseo Gil. Después de las demandas de la Diputación, propietaria del yacimiento, y de la empresa pública EuskoTren, principal patrocinadora de la excavaciones, la también firma vasca Euskal Trenbide Sarea -ETS- ha decidido llevar a los tribunales a Gil y su socia en Lurmen, Idoia Filloy. Les acusa de un supuesto delito de estafa y les reclama la devolución de los algo más de 600.000 euros que percibieron en concepto de subvención entre julio de 2006 y el verano de 2008.

Entre 2001 y el primer semestre de 2006, EuskoTren patrocinó las excavaciones. A partir de julio del segundo año, la ayuda económica se repartió al 50% entre esta operadora encargada de explotar del transporte ferroviario en el País Vasco y ETS, creada para construir y gestionar las infraestructuras ferroviarias. Entre los dos patrocinadores han aportado cerca de 2,9 millones a Lurmen.

Un portavoz autorizado de ETS confirmó ayer a EL CORREO la querella, que ha correspondido al juzgado número 1, el mismo que estudia la de la Diputación contra Gil y el geólogo Óscar Escribano por un supuesto delito de ataque al patrimonio y contra el primero y el coordinador de las analíticas de las piezas, Rubén Cerdán, por una presunta estafa. El juez suplente que se ha hecho cargo del caso por enfermedad de la titular decretó hace unos días el secreto de sumario.

(Eliseo Gil, en Iruña-Veleia. Foto José Montes)

«Deterioro de imagen»

Las mismas fuentes del operador ferroviario añadieron que se han decidido a llevar a los tribunales a los dos socios de Lurmen «para recuperar el dinero y por el deterioro de la imagen sufrida por la entidad» una vez que una comisión de expertos españoles y europeos ha considerado «falsos» los dibujos de temática cristiana atribuidos al siglo III y las palabras en euskera, datadas entre el IV y el VI.

De forma paralela, el titular del juzgado número 3 ha dictado un auto de sobreseimiento de la denuncia de Eliseo Gil contra la diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle; el director de su departamento, Agustín Otsoa Eribeko; el jefe del servicio foral de Patrimonio Histórico-Artístico y Arqueológico, Félix López; y dos profesores de Arqueología de la UPV, Juan Antonio Quirós y Julio Núñez. Les acusaba de los delitos de allanamiento, injurias, prevaricación y coacciones.

4 CASOS, 3 JUZGADOS

Juzgado de Instrucción nº 1: Tramita ya la querella de la Diputación contra Eliseo Gil y Óscar Escribano por un supuesto delito de atentado al patrimonio y contra Gil y Rubén Cerdán, por presunta estafa. Ha decretado el secreto de sumario. Además, le ha correspondido la querella de ETS contra Gil e Idoia Filloy por supuesta estafa.

Juzgado de Instrucción nº 4: Le ha correspondido la querella de EuskoTren contra Eliseo Gil e Idoia Filloy por supuesta estafa.

Juzgado de Instrucción nº 3: Ha archivado la denuncia de Eliseo Gil contra la Diputación y la UPV.

(Continuará)
........................

Frente a quienes piensan que los óstraka mismos no pueden dar más de sí, por tratarse de "un asunto científico" y estar todo dicho, hay que pensar más bien, como comentaba ayer mismo aquí, que se pueden pedir y aportar, por ejemplo, todas aquellas pruebas que la Comisión no ha hecho y pudieran ser de utilidad, pero muy en particular los peritajes caligráficos e iconográficos de las piezas, que están aún sin hacer y que en este caso podrían ser de gran utilidad (como varios hemos comentado en los meses o años anteriores).

También queda aún bastante por concretar en la posible delimitación de responsabilidades político-administrativas, pues en este sentido las medidas tomadas aparentemente hasta ahora por la Diputación Foral de Cultura han sido más parsimoniosas, e incluso oficialmente se negó su relación con el asunto.
.......................

Artículo en euskera de A. Barandiaran en Berria.info (16-5-2009), "Los óstraka, ahora en manos de los jueces", en el que se destaca especialmente que en esta fase todos los esfuerzos se concentran en la vía judicial, y en concretar el autor o autores de las falsificaciones, entre los cuales, dice, está el propio Eliseo Gil:

2009-05-16

OSTRAKAK, EPAILEEN ESKU ORAIN

Iruña-Veleiako aztarnategian agertutako idazkunen ustezko faltsutasuna baino gehiago, egiletza norena den argitzen ari da Gasteizko Lurralde Auzitegiko lehen aretoko epailea. Susmagarrien artean, Eliseo Gil bera dago.

Alberto Barandiaran.

Veleiako idazkunen inguruko afera amaigabea fase berrian sartu da. Orain, ia 5.000 orriko informazio sorta ez dago zientzialarien mahaietan aztergai. Orain, epaile batek dauzka eskura ehunka argazki eta hamaika txosten tekniko, erabakitzeko inork, Iruña-Okako aztarnategian, Arabako kultura ondareari kalte edo administrazioari iruzur egin dion. Orain, errudunik ba ote dagoen bilatzen ari dira. Idazkunak, irudiak edo zeramikak ez dituzte, orain, aztertuko. Eskua bilatuko dute orain. [...]

.......................

Añado este plano del parcelario de Iruña-Veleia, con indicación en colores de la propiedad de los distintos sectores y de los lugares de supuesta aparición de óstraka (en rojo 4 urbanos y en amarillo 8 extramuros). Es un plano oficial, con membretes del Gobierno Vasco/Cultura, y entiendo que de uso público, pues aparece en este estudio de J. Martin Elexpuru, fechado y publicado ayer 15-5-2009, pág. 33.

Visitas: 3539

Comentario por Percha el junio 7, 2009 a las 12:42pm
Alicia por tanto el sumario sigue siendo secreto para el público y la DFA no va a violar dicho secreto. Al menos oficialmente, ya sabe.
Comentario por Elpater el junio 7, 2009 a las 12:56pm
Alicia, esos "enganches" se dan y se darán siempre que el Pseudomontero aparezca con sus falacias, en tono arrogante, con el único afán que lo mueve desde que entró en este foro: desprestigiar a Eliseo Gil. Y ya de paso, a todos aquellos que de una forma u otra pretenden entender y situar a cada cual en su verdadero terreno. Todavía recuerdo la lata que le dio a Koenraad con el asunto de los informes que según tantos no existían, y que al final estaban donde debían estar, donde la información de la web del yacimiento decía que estaban.

Es muy correcto lo que plantea usted. Si Gil tiene la documentación que demuestra la realización de los análisis, nada le costaría hacerla pública. Cierto. Pero sobre Gil han caido en estos tiempos golpes de gran dureza, realmente inusitados en el panorama arqueológico e incluso cultural del país, y está envuelto en varios procesos penales. Supongo que está jugando a la prudencia y al silencio, y me parece muy correcto. Lo de salir en público presentando esta o aquella documentación puede estar bien en la batalla por el juicio mediático, pero es mas importante el juicio penal de los tribunales. Por otra parte, el primero nunca existió (ya fue condenado y linchado por los medios mas reaccionarios desde el principio). Y aunque existiese, un particular no tiene mucho que rascar cuando se alían instituciones de gobierno y poderosos medios de comunicación. A mí me parece bien que juegue al silencio, porque además da facilidades para que la parte contratante de la primera parte siga tirando de la cuerda en la que puede ahorcarse.

Además, como ya dije en alguna ocasión, Gil no tiene ninguna obligación de responder ante la ciudadanía, pues nunca tuvo relación directa con ésta de ningún tipo, sino ante los poderes e instituciones públicos (más concretamente ante la DFA y ante Euskotren); son éstos quienes, en representación de los ciudadanos, se relacionaron con Gil y le encargaron los trabajos. Y son éstos, poderes e instituciones, quienes responden ante los ciudadanos, no los particulares que no se representan más que a sí mismos.

En ese sentido es la Diputación, no Gil, quien tiene la obligación de aclararnos qué ocurrió con esos dineros y esos análisis. Hasta ahora no ha abierto la boca. Lo único que hay es esa afirmación, no de la DFA sino de El Correo, cuyo texto original ha rescatado usted con su diligencia y generosidad habitual. Una afirmación sin fuentes, sin cita; más bien parece producto de la filtración de uno de los habituales "topos" que una declaración oficial. Una noticia, por tanto, que no merece credibilidad, aunque sirva para advertir de que se debe estar atentos a la jugada.

En resumen, sobre los análisis tenemos:
- Unos informes de Cerdán, cuya inexistencia fue afirmada hasta la pesadez por algunos, que estaban donde debían estar. Los conocemos.
- Un CD lleno de datos, que indudablemente existe pues fue manejado sin éxito por Madariaga, cuyo contenido no conocemos. Según Cerdán (creo) contiene los datos brutos de los análisis en cuestión.
- Un pago de los informes por parte de la DFA, cuyos detalles tampoco conocemos.
- Y una información, sin datos ni fuentes, de El Correo según la cual la DFA comprobó que el CNRS no había realizado los famosos análisis.

Con esos mimbres podemos urdir muchos cestos imaginarios, pero ninguno sólido. Dado que ese asunto parece crucial en el juicio pendiente, es de esperar que la Justicia lo estudie a fondo. Wait and see.

Lo que no podemos a la luz de lo conocido es dar por sentado que los análisis no existen o no se realizaron. Por supuesto podemos sospecharlo, al igual que podemos sospechar que la DFA hizo en el pago una de las chapuzas administrativas habituales. Pero una sospecha no es una prueba, y la carga de la prueba recae en quien afirma. La DFA debió haber pedido la prueba en su momento, en el de proceder al pago, ante quien afirmaba (supongo que Lurmen) que los análisis se habían realizado. Ahora, antes del juicio y ante la ciudadanía, corresponde a la DFA probar esa presunta afirmación de que los análisis no existen. Más adelante, durante el juicio, corresponderá lo que estime el juez (o el tlribunal, o quien corresponda, que en esos detalles me pierdo)
Comentario por Elpater el junio 7, 2009 a las 1:02pm
DIce el Sr. Pseudomontero, falseando de nuevo la realidad: "Simplemente intentaba aclarar si la segunda vía daba información sobre algo que parece crucial: los análisis "fantasmales". La vía ha resultado inviable. Y ya está."

Y no es verdad. Bien podía haberlo sido si se hubiera ido por el camino derecho, por ejemplo sugiriendole a Koenraad que solicitase a Gil alguna prueba de la existencia de los análisis.

Pero no se hizo así. Lo que se pidió a Koenraad fue la información acerca de si Gil se había querellado contra Cerdán por estafa, o si pensaba hacerlo. Con lo cual, repitiendo maniobra, se añade otra falacia: la de intentar colar obligaciones inexistentes. Porque nadie tiene la obligación de querellarse con nadie, con o sin estafa; por lo cual, de la inexistencia de una querella entre particulares, no se deduce nada.

Ya debería ir aprendiendo que este tipo de cosas no cuelan por aquí. Ya sabe: nadie puede engañar a todo el mundo todo el tiempo.
Comentario por Elpater el junio 7, 2009 a las 1:07pm
Sr. Percha, dice usted, a mi modo de ver con buen criterio: "entiendo que la administración ha optado desde la presentación de la misma, con buen criterio, por no publicar más documentos y pruebas relativas al caso. La verdad no sería muy inteligente por su parte adelantar a los querellados las pruebas que tiene contra ellos para que se preparen."

Lo que ocurre es que, al mismo tiempo, se le pide a Gil que presente las pruebas de su defensa. ¿No le parece una contradicción?

Si la DFA opta por el silencio por las prudentes razones que usted sugiere, lo aprobamos y juega en su favor.

Si Gil opta por el mismo silencio por las mismas prudentes razones que usted sugiere, lo condenamos y juega en su contra.

¿No le parece una contradicción?
Comentario por Percha el junio 7, 2009 a las 3:55pm
Estimado Elpater y empezando por el final, siempre he defendido en este y otros foros el derecho de Gil a llevar su defensa como mejor crea, no puede ser de otra manera, y Koenraad es testigo. Evidentemente puede presentar sus pruebas cuando estime oportuno, y así lo hará. Pero eso no evita que, en mi opinión, su estrategia defensiva sea prácticamente suicida. Y es que no sólo esta en juego la batalla mediática si no que también se podía haber ahorrado la judicial. ¿Como iba la DFA a interponer querella por el tema de los análisis, si el Sr. Gil nos hubiera mostrado los mismos, o su factura correspondiente? Por ejemplo.

Sobre la rendición de cuentas públicas no insisto, tenemos criterios divergentes. Para mí cualquiera que gestione de una manera u otra bienes públicos debe explicaciones de dicha gestión.

En fin, tenemos lo que usted dice, pero respecto a los dos primeros puntos se le olvida que:

Los informes de Cerdán tienen, como poco, unas cuantas manipulaciones perfectamente acreditadas (gráficas y fotos). No ha habido explicación alguna.

El CD que se entregó a Madariaga, y que ha manejado Koenraad, puede no corresponder con los datos del CNRS. La verdad es que me cuesta mucho trabajo creer que la DFA, alegue la inexistencia de unos análisis sin haberlo comprobado.

Por último unas preguntas que me asaltan sobre este tema. ¿Por qué corrió la DFA con esos análisis? ¿ No debería haberlos pagado Gil con el dinero recibido de sus mecenas? ¿Qué ha ocurrido con los análisis de Gronigen y Toulouse?
Comentario por David Montero el junio 7, 2009 a las 4:53pm
El problema que tiene pseudoelpater conmigo, aparte de freudiano, es que no utilizamos las palabras de la misma manera ni las interpretamos igual. Lo que yo he dudado siempre es de que los análisis depositados por el equipo Gil fueran los análisis determinantes de pátinas que se ha anunciado una y otra vez. Al parecer él se traga lo de informes oficiales del CNRS en CDs y omite las falsificaciones y tergiversaciones ya habidas. (¿Bañares y Wilhelm le dicen algo o también son mentiras de la prensa amarilla?). Está en su derecho. Pero a mí me parece raro. Y estoy en mi derecho. Mal que le pese.

Y mucho lo lamento, pero preguntarle al Sr. Van den Driessche como enlace oficioso del Equipo Gil en este foro, cual era la reacción que pensaba adoptar el Sr. Gil ante la querella de la DFA emprendida porque el CNRS dice que no hizo los famosos análisis, no me parece ninguna impertinencia. Me parece sumamente pertinente. Mal que le pese.
Comentario por David Montero el junio 7, 2009 a las 4:55pm
Perdón: porque la prensa (amarilla, por supuesto) dice que la diputación dice que el CNRS dice que no tiene esos informes. Lo diremos así para que el pseudoelpater no abra de nuevo la caja de los truenos de hojalata.
Comentario por Elpater el junio 7, 2009 a las 5:05pm
Empezando por el final igualmente, Percha, tampoco tengo idea de las respuestas a sus últimas preguntas. Me gustaría conocerlas, igual que usted. Eso pone de manifiesto que lo que la DFA pretende colar por transparencia no es tal. Es pura propaganda. Se hace público aquello que le viene bien hacer público, se oculta todo lo demás. Esa estrategia no puede menos que generar sospechas de que en lo que se oculta hay gato encerrado. Como con el de Schrödinger, cuando se abra la caja sabremos si está vivo o muerto. Abrirla o no depende ahora del juzgado.

Por supuesto que no sabemos la procedencia de lo que hay en el CD oculto. Sabemos que existe, y me parece significativo que no conozcamos su contenido, cuando tan diligente se mostró la DFA en, por ejemplo, traducir la chorrada de la firma de Cerdán. Si lo que hay en el CD corresponde o no con análisis realizados en algún centro del CNRS lo sabremos si el juez lo estima conveniente. Si no lo estima, me temo que quedaremos sin saberlo.

¿Luz y taquígrafos? Luz dirigida y taquígrafos que obedecen la orden del jefe, que quien paga, manda.

Doy como usted por sentado que los informes de Cerdán contienen manipulaciones difícilmente justificables. Huelen muy mal. Una vez que hay una mentira puede haber más, y por eso no me extrañaría que no existiesen los análisis hechos en el CNRS, es decir, no hechos. Pero no está probado. Wait and see. De momento, lo que sabemos es que esos análisis fueron pagados por la DFA, de lo que se deduce que sí fueron hechos, pues de lo contrario no habrían debido ser abonados. Si se da lo contrario, es inexcusable que alguien de la administración responda por malversación de fondos públicos.

Salvo si las cosas se ven como yo las veo, es decir, desde el punto de vista correcto ;-)

Me explico. Si la DFA paga unos análisis (yo creo que paga unos informes, no unos análisis) es porque previamente los encarga. No conozco otra forma. Tiene que existir un contrato menor de servicios que, por su cuantía, puede tramitarse por adjudicación directa, a cualquier persona o entidad con capacidad de obrar y que cuente con la habilitación profesional necesaria para realizar la prestación. Huelga decir que es la DFA quien debe comprobar esos extremos, es decir, que el adjudicatario tiene capacidad de obrar y posee la habilitación profesional suficiente.

Y ahí me pega que termine el misterio. La DFA encarga a Cerdán (probablemente con Lurmen como entidad intermedia) unos informes (no unos análisis, sino unos informes sobre la continuidad de pátina). Cerdán los entrega junto con la factura correspondiente, la DFA paga la factura y asunto arreglado.

Es decir, no creo que haya habido contacto, durante la contratación, entre la DFA y el CNRS. El contrato es con Cerdán. Los análisis que éste haga para poder emitir informe son asunto suyo y sólo suyo: ni de la DFA ni de Gil. Cerdán firma como geólogo, químico o lo que sea, y se responsabiliza de que todo lo que dice en sus informes es cierto. Si resulta que no lo es, la responsabilidad es de Cerdán y sólo de Cerdán. Lo que tiene coña es que la DFA parece entender que todo el mundo es responsable menos ella. Eso no es así. De la chapuza son responsables todos, de la mentira sólo quien la pronuncia. Si es que hay mentira, claro. Lo que no vale es tirar balas hacia arriba poniendo un techo blindado donde empieza la DFA.

Claro que cualquiera que maneje bienes públicos debe explicaciones. Morales y legales. Pero no explicaciones ante la prensa. Las debe ante los organismos que la Ley estipula, que son los medios del Poder Ejecutivo para su actuación (antes) y los del Poder Judicial (ahora). Le diría más: en muchos casos, probablemente en la mayoría, el silencio ante los medios es obligatorio por Ley. Ningún funcionario puede desvelar al público asuntos internos de los procedimientos que están a su cargo. Responde ante sus superiores, y de ahí hacia arriba, hasta los representantes públicos (concejales, alcaldes, consejeros, ministros...) que son quienes, por ejercer cargos procedentes directa o indirectamente de la expresión de la voluntad popular en las elecciones, responden ante la ciudadanía en representación de los órganos que dirigen.

Las cuentas se rinden ante la Administración correspondiente, no ante la prensa.

Y llegando ya al principio, ¿le consta a usted que la DFA le hubiese pedido a Gil justificación alguna de los análisis? A mí no me consta. No recuero haber leido nada de eso en las actas de la Comisión, que son prácticamente los únicos documentos fiables a los que tenemos acceso.

Pero es que, además, lo normal es que Gil no tenga esos documentos, sino que los tenga Cerdán, que es quien, si las cosas son como supongo, los encargó (en el caso de haberlo hecho).

Permítame una batallita a ver si aclara algo. Hace ya muchos años, casi treinta, una Administración quería realizar unos análisis de 14C de un yacimiento. Se trataba de una Administración joven, recién nacida, y no había forma de encontrar un procedimiento adecuado; se trataba de unos análisis a realizar en un laboratorio extranjero, nadie sabía cómo se podía encargar, el laboratorio exigía el pago por adelantado, la administración sólo paga contra factura una vez el trabajo realizado, el laboratorio decía que tururú... La solución que se adoptó fue encargarle a un arqueólogo profesional, mediante un contrato menor de servicios por adjudicación directa, un informe sobre la cronología de ese yacimiento. El arqueólogo recogió las muestras, las envió al laboratorio, pagó la factura de éste (a su nombre, no al de la administración, que al laboratorio no le había encargado nada; dicho de otra forma: el arqueólogo adelantó las pelas, le prestó dinero a la administración de hecho), cuando llegaron los resultados redactó un informe transcribiéndolos y situándolos en su contexto, presentó su factura, la administración se la pagó agradeciéndole los servicios prestados, y listo. Que yo recuerde, el arqueólogo no entregó la factura del laboratorio (una factura que no obliga a la administración, la cual no tuvo trato alguno con el laboratorio). Lo que entregó fue su propia factura de profesional, en la que no constaba nada de analíticas, sino que era por lo que se le había encargado: un informe sobre cronología del yacimiento. La relación con el laboratorio fue exclusiva del arqueólogo, no de la administración.

¿Y si el arqueólogo se hubiese inventado los datos y todo el informe fuese falso? Pues simplemente habría sido responsable de un fraude o la figura jurídica que corresponde. El arqueólogo, nadie más.

Lo mismo parece que ocurre aquí, sólo que la figura de ese arqueólogo es ahora ocupada por Cerdán. Es a él a quien se le encargan los informes profesionales, y es él quien tiene que realizar o encargar los análisis que necesita para evacuar dichos informes. Y de él y sólo de él es la responsabilidad de actuar con datos ciertos y no inventados, y de que lo que figura en sus informes sea cierto y no inventado.

En cuanto a la opinión de que la estrategia de Gil es suicida, estoy de acuerdo con usted y así lo he dicho en este foro en alguna ocasión. Yo tampoco la entiendo.

Simplemente, a lo que no estoy dispuesto es a considerarlo culpable porque una administración chapucera, unos medios linchadores y cuatro adláteres así lo decreten. Si el juez decreta culpabilidad, caiga el peso de la Ley. Entretanto, presunción de inocencia. Como marca la Ley.
Comentario por Elpater el junio 7, 2009 a las 5:11pm
Por supuesto, Pseudomontero, que tiene usted derecho a pseudodecir cuantas pseudocosas quiera. Por iniciativa propia o por encargo. Todo el derecho del mundo, faltaría más.
Comentario por Elpater el junio 7, 2009 a las 5:15pm
Pseudomontero, como muestra de buena voluntad le informo de que en la Bolsa del Intelecto hace tiempo que las acciones de Freud cotizan a la baja. Tal vez sea buena idea que se deshaga de ellas y apueste por valores más sólidos.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más