Iruña-Veleia y sus "revolucionarios" grafitos IV: La fase judicial (2)

El gran número de comentarios al post anterior sobre esta fase judicial de la compleja y enredada historia de los más de mil óstraka (popularmente llamados "grafitos") de Iruña-Veleia, supuestamente aparecidos entre 2005 y 2007 en el yacimiento caristio (hoy alavés) de este nombre, presentados al público el 8 y el 15 de junio de 2006 en sendas ruedas de prensa avaladas por varios expertos de la UPV, que causaron un enorme revuelo, expectación y hasta ilusión, en distintos sectores sociales, especialmente por el supuesto euskera antiguo presente en muchas de las piezas, así como la entidad de las dos noticias de hoy (14-5-2009), parece que aconsejan abrir una nueva entrega. Se puede seguir lo fundamental de todas las peripecias de los hallazgos, desde su puesta en cuestión en los foros de Internet, ya en los momentos iniciales, hasta la conclusión de falsedad de la comisión de expertos creada por la Diputación Foral de Álava (enero de 2009), en los foros I-X de Celtiberia.net (de 8-6-2006 a 14-7-2008), y aquí en Terraeantiqvae consultando el rico 'dossier' de materiales fotográficos y documentales (faja central de la portada, abajo) facilitados posteriormente por la DFA, así como distintos artículos dedicados, desde septiembre de 2008, a este en muchos aspectos lamentable, y en otros todavía vidrioso, episodio de la arqueología nacional.

La sociedad, ya desilusionada, y sin noticias a causa del secreto sumarial decretado la pasada semana, confía en que los juzgados puedan aclarar el fondo del asunto, y llegar a definir, en su caso, autorías y responsabilidades.
---------------------

ETS PRESENTA LA TERCERA QUERELLA DEL 'CASO VELEIA'

EL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NÚMERO 3 ARCHIVA LA DENUNCIA DE GIL CONTRA LA DIPUTACIÓN Y LA UPV

14.05.09 - María José Carrero | Vitoria

El 'caso Veleia' se multiplica en los juzgados con la presentación de la tercera querella criminal contra el arqueólogo Eliseo Gil. Después de las demandas de la Diputación, propietaria del yacimiento, y de la empresa pública EuskoTren, principal patrocinadora de la excavaciones, la también firma vasca Euskal Trenbide Sarea -ETS- ha decidido llevar a los tribunales a Gil y su socia en Lurmen, Idoia Filloy. Les acusa de un supuesto delito de estafa y les reclama la devolución de los algo más de 600.000 euros que percibieron en concepto de subvención entre julio de 2006 y el verano de 2008.

Entre 2001 y el primer semestre de 2006, EuskoTren patrocinó las excavaciones. A partir de julio del segundo año, la ayuda económica se repartió al 50% entre esta operadora encargada de explotar del transporte ferroviario en el País Vasco y ETS, creada para construir y gestionar las infraestructuras ferroviarias. Entre los dos patrocinadores han aportado cerca de 2,9 millones a Lurmen.

Un portavoz autorizado de ETS confirmó ayer a EL CORREO la querella, que ha correspondido al juzgado número 1, el mismo que estudia la de la Diputación contra Gil y el geólogo Óscar Escribano por un supuesto delito de ataque al patrimonio y contra el primero y el coordinador de las analíticas de las piezas, Rubén Cerdán, por una presunta estafa. El juez suplente que se ha hecho cargo del caso por enfermedad de la titular decretó hace unos días el secreto de sumario.

(Eliseo Gil, en Iruña-Veleia. Foto José Montes)

«Deterioro de imagen»

Las mismas fuentes del operador ferroviario añadieron que se han decidido a llevar a los tribunales a los dos socios de Lurmen «para recuperar el dinero y por el deterioro de la imagen sufrida por la entidad» una vez que una comisión de expertos españoles y europeos ha considerado «falsos» los dibujos de temática cristiana atribuidos al siglo III y las palabras en euskera, datadas entre el IV y el VI.

De forma paralela, el titular del juzgado número 3 ha dictado un auto de sobreseimiento de la denuncia de Eliseo Gil contra la diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle; el director de su departamento, Agustín Otsoa Eribeko; el jefe del servicio foral de Patrimonio Histórico-Artístico y Arqueológico, Félix López; y dos profesores de Arqueología de la UPV, Juan Antonio Quirós y Julio Núñez. Les acusaba de los delitos de allanamiento, injurias, prevaricación y coacciones.

4 CASOS, 3 JUZGADOS

Juzgado de Instrucción nº 1: Tramita ya la querella de la Diputación contra Eliseo Gil y Óscar Escribano por un supuesto delito de atentado al patrimonio y contra Gil y Rubén Cerdán, por presunta estafa. Ha decretado el secreto de sumario. Además, le ha correspondido la querella de ETS contra Gil e Idoia Filloy por supuesta estafa.

Juzgado de Instrucción nº 4: Le ha correspondido la querella de EuskoTren contra Eliseo Gil e Idoia Filloy por supuesta estafa.

Juzgado de Instrucción nº 3: Ha archivado la denuncia de Eliseo Gil contra la Diputación y la UPV.

(Continuará)
........................

Frente a quienes piensan que los óstraka mismos no pueden dar más de sí, por tratarse de "un asunto científico" y estar todo dicho, hay que pensar más bien, como comentaba ayer mismo aquí, que se pueden pedir y aportar, por ejemplo, todas aquellas pruebas que la Comisión no ha hecho y pudieran ser de utilidad, pero muy en particular los peritajes caligráficos e iconográficos de las piezas, que están aún sin hacer y que en este caso podrían ser de gran utilidad (como varios hemos comentado en los meses o años anteriores).

También queda aún bastante por concretar en la posible delimitación de responsabilidades político-administrativas, pues en este sentido las medidas tomadas aparentemente hasta ahora por la Diputación Foral de Cultura han sido más parsimoniosas, e incluso oficialmente se negó su relación con el asunto.
.......................

Artículo en euskera de A. Barandiaran en Berria.info (16-5-2009), "Los óstraka, ahora en manos de los jueces", en el que se destaca especialmente que en esta fase todos los esfuerzos se concentran en la vía judicial, y en concretar el autor o autores de las falsificaciones, entre los cuales, dice, está el propio Eliseo Gil:

2009-05-16

OSTRAKAK, EPAILEEN ESKU ORAIN

Iruña-Veleiako aztarnategian agertutako idazkunen ustezko faltsutasuna baino gehiago, egiletza norena den argitzen ari da Gasteizko Lurralde Auzitegiko lehen aretoko epailea. Susmagarrien artean, Eliseo Gil bera dago.

Alberto Barandiaran.

Veleiako idazkunen inguruko afera amaigabea fase berrian sartu da. Orain, ia 5.000 orriko informazio sorta ez dago zientzialarien mahaietan aztergai. Orain, epaile batek dauzka eskura ehunka argazki eta hamaika txosten tekniko, erabakitzeko inork, Iruña-Okako aztarnategian, Arabako kultura ondareari kalte edo administrazioari iruzur egin dion. Orain, errudunik ba ote dagoen bilatzen ari dira. Idazkunak, irudiak edo zeramikak ez dituzte, orain, aztertuko. Eskua bilatuko dute orain. [...]

.......................

Añado este plano del parcelario de Iruña-Veleia, con indicación en colores de la propiedad de los distintos sectores y de los lugares de supuesta aparición de óstraka (en rojo 4 urbanos y en amarillo 8 extramuros). Es un plano oficial, con membretes del Gobierno Vasco/Cultura, y entiendo que de uso público, pues aparece en este estudio de J. Martin Elexpuru, fechado y publicado ayer 15-5-2009, pág. 33.

Visitas: 3798

Comentario por Salvador Cuesta el mayo 31, 2009 a las 11:09pm
Elpáter,

No sé de donde saca lo de la basura que echo contra E. Gil, cuando ni siquiera le cito. Eso lo dice usted, ver una inducción al descrédito es una exageración, atribuirme aviesas intenciones es un ejercicio de su imaginación. ¿El revelar que existe un crismón inciso burilado en un vidrio encontrado en la campaña del 1993 no aporta nueva luz? A mí me parece que mucha luz para el asunto que tratamos. Pero ¿Cómo he decirlo para que no parezca que vuelvo a mancillar la honra del sr. Gil y usted salte como una fiera en su defensa? Si la pieza existe y se está estudiando en estos momentos debería ser una buena noticia para él que alguien la traiga a colación. Eso no es echar basura, es enriquecer sus argumentos. Así que ya ve, todo al revés.

Por favor, no lea IIM si le pone tan malo.

Y ya lo sabe todo el mundo. Los alaveses, como nos definen nuestros vecinos somos “falsos y corteses”, tenemos una Universidad que publica mucho pero de poca calidad, nos van a cerrar cuatro filologías y nuestra Santa Madre Diputación es mala con sus hijos y los devora. Gracias, sr. Elpater, ahora me siento más libre. ¿Está usted más contento?
Comentario por Ramón el mayo 31, 2009 a las 11:19pm
Un buen discurso, gatopardo, sobre el que poco tengo que decir, salvo matizar algunas exageraciones que lo acercan a la crítica universal sobre las limitaciones de lo humano, y sus consecuencias.
Comentario por Elpater el mayo 31, 2009 a las 11:23pm
Cierto es, Gatopardo, que Gil ocupa el lugar del mayordomo en las novelas de crímenes: está en medio de la escena, como bien dice, y los focos lo iluminan. Pero todos sabemos que sólo en raras ocasiones resulta el mayordomo ser culpable.

En general me parecen muy atinadas sus observaciones. Quizá sólo discrepo de la acusación de incompetencia culpable. Hay algún error de método de menor cuantía, y eso siempre que se dé por bueno, que no hay por qué darlo, que es de obligada aplicación el método Harris de registro, que no lo es, por más que el informe de los profesores de la UPV escriban como si lo fuese. Esa es otra de las trampas que no recuerdo que se haya citado hasta ahora: los profesores exigen procedimientos cuya obligatoriedad no consta en ningún sitio. Aclaro también que a mí nada me molestaría que lo fuese, pues entiendo que es la forma más ordenada, más objetiva y sobre todo más estandarizada de registrar una excavación (y de hecho tengo el orgullo de haber sido el primero en haberlo aplicado en Galicia, aunque el mérito no fue mío sino de Caballero Zoreda, el cual me lo puso como condición para asociarme como codirector, por lo cual le estoy agradecido en grado sumo), pero de hecho no lo es, y nadie puede ser acusado ni sancionado por no hacer lo que no es obligatorio: nulla poena sine lege.

Lo cierto es que no parece que Gil haya excavado mal, ni mucho menos. Ni salieron cosas extemporáneas de su excavación (me refiero a las piezas, no a las inscripciones). CUando aparecen las cosas raras, recurre a especialistas, a los especialistas que tiene a su alcance, todos ellos acreditados por la academia o por la administración. A ellos informa de que las piezas salieron en estratos antiguos, como así fue (lo de la cápsula del tiempo es a todas luces una exageración que por otra parte resulta innecesaria). Todo eso es verdad: los objetos salen en estratos bien delimitados, coherentes con la secuencia estratigráfica, no en basureros ni en agujeros hechos sin ton ni son.

El problema, como bien señalan, es que las inscripciones son chocantes con esos estratos y con esos objetos que las portan. Y ahí era tarea de epigrafistas y lingüistas hacer su propio análisis y extraer sus propias conclusiones para, al final, confrontar los resultados de las diversas disciplinas. No se hizo así, y se prefirió entrar en la rueda del entusiasmo dando al análisis estratigráfico valor de dogma de fe, cosa que no tiene. Lo hicieron mal y fallaron; no vale que vengan ahora lanzando sus propias culpas al saco del arqueólogo. Y no pretendo al decir esto anular la responsabilidad, siempre posterior, que puede tener Gil al seguir tozudamente con sus planteamientos iniciales. Pero esa responsabilidad no tiene nada que ver con el origen del problema, con el fraude de piezas (si lo hubo y no son medievales como sospechaba Knörr, y aclaro que a mí me parece que sí lo hubo). Es una responsabilidad de otro tipo, académica, no penal.

Sobre la situación de la arqueología habría mucho que rascar, pero le señalo, Gatopardo, que no es tampoco justo compararla con la medicina, ni en sí misma (carece de la historia acumulativa de la que goza la medicina) ni en medios y fondos que a ella se destinan. Hasta hace muy poco la arqueología era asunto de héroes solitarios, y de ahí pasó a ser un elemento de mercado metido en medio de todas las tensiones, tanto urbanísticas como políticas. Añada que todavía se está muy lejos para que sea algo comprendido por la población, que sigue, de forma más o menos disimulada, con la idea de la búsqueda de tesoros o cosas chocantes. Así no hay forma: la arqueología no tiene la seriedad que debería tener porque a nadie le interesa que la tenga. Y la arqueología no vive fuera del mundo.
Comentario por Elpater el mayo 31, 2009 a las 11:25pm
Don Salvador, no se preocupe: no leo IIM salvo cuando alguna referencia a ella aparece por aquí. Tampoco leo El Correo salvo en las mismas circunstancias.
Comentario por Elpater el mayo 31, 2009 a las 11:43pm
Sobre la incoherencia entre la cronología de un estrato y su contenido, déjenme que cuente una anécdota real, obviando nombres por no haber solicitado permiso para ponerlos por aquí. Era tarde de invierno, ya oscurecido. Excavábamos con focos, como en los partidos nocturnos; las gotas de lluvia formaban a contraluz remolinos de agua que hacían más impresionante todavía la oscuridad bajo la tormenta. En una caseta de obras yo respondía al examen de la excavación. -¿Y la unidad 1535? -Es una acumulación que sitúo a principios del XVII. -Déjame ver los materiales ¡Eso está mal! Esta cerámica es del siglo XI. -Pues lo será, todavía no la he visto, pero el depósito es del XVII, fines del XVI como muy pronto. -¡Imposible! Todo esto es medieval, claramente medieval. -Bueno, pues no aflojo. LLa estratigrafía es clara y el estrato es del XVII. -Veamos la matriz y los planos a ver si aclaran algo.

Ambos teníamos razón. El estrato era del XVII y los materiales del XI: un caso claro de lo que antes se llamaba, con cierta incorrección según los más puristas, "inversión de estratos". Se había hecho una zanja en el XVII que había afectado a los niveles medievales subyacentes, y esa tierra, extraída en el XVII de su posición original, estaba llena de materiales del XI.

La atribución cronológica del estrato había sido hecha por estratigrafía, no por materiales. Y era correcta. Si hubiera hecho caso de los materiales, sin haber hecho un registro estratigráfico preciso, habría cometido un error de 600 años y ni cuento cómo habría ido la excavación. Desde entonces ni miro los materiales hasta tener clarificada la secuencia estratigráfica.

Más tarde, ya de noche cerrada, en el aeropuerto al que habíamos acompañado al ilustre visitante que me había examinado, le pedí críticas y le pregunté si entendía que la excavación iba bien. "Va de maravilla. Y no tengo críticas que hacer. Llevas la excavación de forma ejemplar". Creo que fue el momento más satisfactorio de mi vida profesional.

Cuando hay contradicción entre estratos y contenido no quiere decir que la excavación esté mal hecha. Quiere decir, simplemente, que hay algo anómalo que requiere ser explicado. La explicación puede ser una "inversión de estratos", un nido de ratas... o un fraude. Pero eso no tiene que ver con la excavación, sino con la policía.
Comentario por andrea el junio 1, 2009 a las 1:47am
El Pater: no estoy de acuerdo con la "inversión de estratos": este hecho sólo sucede en los estratos geológicos, debido a las fuerzas tectónicas -ya saben: todo eso de los sinclinales colgados, etc.-.
En el caso particular que relata, se trataría de una errónea interpretación de la secuencia estratigráfica: debería haberse constatado la existencia, al menos de tres u.e.:
-la u.e. del siglo XI,
-la zanja del XVIII
- y el relleno con la tierra extraída de la primera u.e.
(y no hablemos ya de interfacies).

Luego viene lo del registro propiamente dicho: las famosas Harris Matrix, que puede quedar de cine en colorines, pero si, durante la excavación no se han interpretado bien las u.e., la secuencia estratigráfica, propuesta con posterioridad, es errónea.
En su informe, Perring dice que se ha realizado un registro acorde a una excavación realizada atendiendo a unidades de estratificación, por lo que debe suponerse que el sistema utilizado ha sido el estratigráfico y, más especificamente en open area, es decir que cada u.e. ha de ser excavada respetando su perfil y potencia, independientemente de otras (vamos, que no se excava por piques o por tallas).
Personalmente, y por experiencia -como currelante y como responsable de excavación- no creo en los nidos de ratas, ni en las madrigueras de conejos (depende de la fauna de cada lugar). En la mayoría de los casos es un socorrido pretexto para hacer que la secuencia estratigráfica cuadre con la interpretación y, por supuesto, con el registro final.

A diferencia de Vd. (no hay más que ver que yo sólo soy una arqueóloga del montón) yo no fui la primera en aplicar el método Harris de registro en mi pueblo/provincia/Comunidad Autónoma, ni tampoco el sistema estratigráfico -que me parece primordial respecto del registro-, pero sí he aplicado ambos durante toda mi trayectoria profesional (con la excepción de algunos breves paréntesis en los que era contratada mi fuerza de trabajo, y estaba bajo la dirección de más relevantes colegas, capaces de dictaminar sobre la buena "praxis" de otros).
Su aclaración de hoy sí que me sorprende, creí que con su comentario sobre la posición estratigráfica original iba más del bucle meláncolico en el que estamos inmersos hace más de dos años.
Por cierto, creo que sí tiene su importancia si el estrato/nivel de marras estaba sellado (aquí es importante recordar que una parte del registro -Harris Matrix y fichas de u.e.- así lo indica, pero otra parte -secciones y fotografías- no parecen atestiguarlo), puesto que se ha dicho e insistido en que algunas de las óstraka (y me refiero a su interpretación arqueológica como óstraka) habían sido extraídas de allí: ésa es su posición estratigráfica original, según la interpretación de los excavadores.
O sea, que como dicen en mi pueblo, "sopas y sorber, no puede ser".
Comentario por andrea el junio 1, 2009 a las 1:59am
Ramón: desconocía su artículo en el periódico.
No era mi intención "hacerle un homenaje", que es como se llama ahora a plagiar.
El símil del fregadero lo puse porque interpreté erróneamente el comentario de El Pater: creí que iba más allá, en un aspecto, digamos "metaestratigráfico", pero según sus aclaraciones de hoy, ya me ha quedado claro que no era así.
Saludos.
Comentario por Elpater el junio 1, 2009 a las 2:57am
Bueno, me parece bien que no esté usted de acuerdo en la inversión de estratos en Arqueología, ya he dicho que para los puristas del lenguaje es así. El que esté de acuerdo o no con lo que se llamaba "inversión de estratos" resulta indiferente: es un fenómeno bien conocido y habitual, de modo que llámele como quiera, que a mí los nombres me importan poco: los he visto cambiar demasiadas veces, y no siempre (casi nunca, para ser sinceros) por necesidad.

En el caso concreto de que hablo la interpretación estratigráfica es sencillamente perfecta. Y no hay tres unidades (lo siento, pero en general me niego a hablar con abreviaturas), sino bastantes más. El "estrato invertido", por cierto, no rellena la zanja sino que está depositado a su lado; es el ejemplo típico de "inversión de estratos" que aparecía en los manuales "pre-Harris". La zanja fue hecha para que permaneciese abierta, y sólo el paso del tiempo (y los desechos orgánicos que allí arrojaban) consiguió hacerlo. Para darle más detalles debería consutar la documentación de la excavación, pues hace ya tiempo del asunto y sólo recuerdo de él lo fundamental.

El asunto de las tallas, al que tanta importancia dan en su informe los profesores de la UPV es simplemente un sinsentido. Creo recordar que Gil lo explica en algún sitio con claridad: una unidad potente puede excavarse perfectamente por tallas, subdividiendo la unidad en capas horizontales arbitrarias con finalidad de registro, si es que no se van a registrar tridimensionalmente todas y cada una de las piezas que aparecen. En tallas en lo vertical, lo que configura una cuadrícula de tres dimensiones asociándola con el cuadriculado en lo horizontal. Para nada se contradice eso con la excavación por estratos, que es algo que quiero suponer que hoy hace todo el mundo. Ergo no hay motivo de escándalo, ni siquiera de llamada de atención. Es evidente que lo más preciso es el registro tridimensional de cada pieza; pero de no hacerlo así, es mucho mejor establecer su posición mediante un "UE 234, cuadro B5, talla 2" que con un mero "UE 234", aunque ésta sea la referencia fundamental. La otra añade precisión a ese dato fundamental. Y por supuesto que haciéndolo así se excava cada unidad "respetando su perfil y potencia, independientemente de otras", algo que nada tiene que ver con la técnica que cada cual escoja para excavar cada una de las unidades. Me temo que no ha entendido usted bien de qué va la cosa.

Sobre sus creencias, suyas son y mías no. Pero si quiere, la próxima vez que me encuentre con una madriguera o con otro nido de ratas, le envío las cagarrutas para que busque la tipología en la tabla de Dressel. Usted habla de creencias, yo hablo de hechos. Unos hechos, además, que han sido bien estudiados, tanto desde el punto de vista teórico como desde la práctica de la arqueología experimental. Su comentario acerca de la intencionalidad del asunto, incluyendo la velada acusación de manipulación de datos, es de una impertinencia tal que con gusto se lo devuelvo para que lo recicle como mejor le plazca.

Su último comentario me resulta críptico. Usted juzga importante el sellado, pero no aclara por qué. ¿Qué es la sopa y qué es sorber? Por cierto, un tío abuelo de mi mujer, ya de muy avanzada edad, es un figura sorbiendo la sopa. Me parece que provocaría una crisis en las creencias ancestrales de su pueblo.

¿Qué son aspectos "metaestratigráficos"?
Comentario por Ramón el junio 1, 2009 a las 9:14am
Andrea, de ninguna forma pensé lo que dice. Supongo que toquisqui del cotarro ha discurrido parecido en un caso como éste en el que, la contradicción entre teoría, lo que se espera encontrar en un yacimiento de tales características, y praxis, lo que el arqueólogo presenta como encontrado, parece tan brutal.
Comentario por Ramón el junio 1, 2009 a las 9:25am
Cada vez que abro esta página y veo el mapa de Iruña me disgusto pensando cómo se pudo consentir que se edificara en la zona azul clara de abajo, las casas de la izquierda y la fábrica de la derecha (para mí que la mano de la Dama salió de por allí). El otro día venía en el periódico que se han comprado más tierras para protegerlas ¡pero si tenía que estar todo comprado hace años! ¡Cuando lo dijimos todos! Bueno, nunca es tarde, pero habrá que empezar a negociar con el propietario de una finca que ha vallado, no veo bien los números (el 90 puede ser?) pero, vamos, cerca del lienzo Este de la muralla.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más