Iruña Veleia y sus "revolucionarios" grafitos IX: El auto de apertura de juicio oral

La jueza finaliza la instrucción del caso Veleia. Atribuye delitos de daños y estafa a Gil y sus colaboradores

La magistrada pone fin a ocho años de instrucción con la ratificación de que los grafitos y piezas excepcionales supuestamente halladas en las excavaciones de Álava eran «falsas»

Fuente: Diariovasco.com | David González | Vitoria | 3 mayo 2017 

La jueza de Instrucción número 1 de Vitoria ha dado carpetazo este mismo miércoles a la instrucción de uno de los casos más veteranos del Palacio de Justicia alavés, el referente a la supuesta falsedad de las inscripciones halladas en cerámicas y grafitos encontrados en el yacimiento de Iruña Veleia por el equipo de Eliseo Gil, un caso que estalló en 2008 tras presentarse en sociedad piezas «excepcionales» y que presuntamente iban a revolucionar la historia de Álava, del cristianismo y del euskera. La magistrada ha puesto fin a la larga instrucción con un auto en el que ratifica las sospechas de falsedad de las piezas objeto de la investigación y abre la posibilidad de la apertura de juicio oral. Los investigados son Eliseo Gil, director de Lurmen, la empresa que gestionaba el yacimiento alavés; y sus colaboradores Óscar Escribano (geólogo) y Rubén Cerdán, uno de los más estrechos lugartenientes de Gil. La jueza les atribuye sendos delitos de daños continuados y de estafa continuada.

El caso de los grafitos supuestamente falsos de Iruña Veleia saltó a la luz pública en 2008 [sic], cuando un grupo de investigadores y expertos alaveses [sic] puso en duda los excepcionales hallazgos presentados en sociedad por el equipo de Eliseo Gil. No eran descubrimientos humildes. Se trataba de inscripciones en piezas que venían a revolucionar conceptos del cristianismo e incluso del euskera. Entre esas piezas, se presentaron un calvario (representación de la muerte de Cristo), que el equipo de Gil dató en el siglo III y de leyendas en euskera datadas en piezas de los siglos IV al VI, todo un hito en la historia de la lengua vasca.

Pero todo era, a juicio de la magistrada que ha investigado el caso, una burda mentira. En el auto, la jueza señala que la «falta de autenticidad de estos grafitos viene acreditada» por diversos informes del Instituto de Patrimonio de España y de la Escuela de Conservación y Restauración de Bienes Culturales. «La trazabilidad de los fragmentos con grafitos no es demostrable y el tratamiento recibido no ha garantizado su integridad física necesaria para que los análisis sean concluyentes. Por motivos expuestos, los autores no pueden avalar la autenticidad de los grafitos», señalan estos informes.

La jueza desmonta también la serie de informes (tres) que los arqueólogos presentaron para avalar la autenticidad. Y atribuye igualmente un interés y un modus operandi a GIl y sus colaboradores. «Los encausados (…), puestos de común acuerdo y con el ánimo de obtener no solo un beneficio económico sino también prestigio y reconocimiento profesional (…) procedieron a realizar con diversos instrumentos inscripciones, entre otras en euskera, aplicando posteriormente y de manera intencionada un material de relleno para cubrir los trazados de los grafitos efectuados por ellos mismos». Una vez falsificadas las piezas, agrega la magistrada, las colocaron «de manera que fueran descubiertas después del lavado de los materiales por parte de los empleados de Lurmen». Por este motivo, añade, las piezas calificadas como excepcionales nunca fueron encontradas en los yacimientos, sino en el proceso posterior de lavado.

El caso estalló dos años después, cuando la Diputación alavesa, con la diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle al frente, decidió abrir una investigación pública sobre unos hallazgos cuya autenticidad ya había sido puesta en tela de juicio por expertos vinculados a la Universidad del País Vasco [sic] (1) La comisión científico-asesora de la institución foral ratificó las sospechas y el caso entró en vía judicial.

(1) El señor periodista olvida decir (o quizá no sabe) que esos dos expertos de la UPV (los Prof. Gorrochategui y Santos Yanguas) eran los mismos que en 2006 formaban parte del equipo de Eliseo Gil, y los que se presentaron con él ante la prensa a ratificar, con gran entusiasmo, la autenticidad de las piezas (junto con P. Ciprés y E. Knörr, aunque éste luego prefirió fecharlos en la Edad Media), y sobre todo "las «inequívocamente» en euskara" (Gara, 16-6-2006).

¡Peccata minuta que fueran los mismos! (y oficialmente fueron del Equipo Veleia hasta octubre de 2008). Que se olvidaran y se sepultaran aquel enorme bochorno y aquellas fotos y vídeos es lo que ellos y su "entourage" de la UPV se afanaron después en conseguir, y parece obvio que lo han conseguido, al menos de cara al gran público y a parte de la prensa. Pero aquí no nos olvidamos, porque su falta de profesionalidad en aquel momento crucial fue también culpable de que hayamos llegado hasta aquí, 11 años después.

Véase en TA el amplio dossier "El caso Iruña Veleia: Documentos y debates", desde el 8 de junio de 2006 hasta ahora mismo.

:::::::::::::::::

Nueve años desde que estalló el escándalo

El equipo de las excavaciones de Iruña-Veleia presentó como verdaderas unas inscripciones en piezas que revolucionaban la historia de Álava, del euskera y del cristianismo

 

Fuente: Diariovasco.com | SERGIO CARRACEDO | 3 mayo 2017 

El "caso Iruña-Veleia" ha concluido su instrucción tras más de 8 años. Cayó en manos de la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Vitoria en marzo de 2009, meses después de que una comisión de expertos de la UPV y de otras universidades españolas –entre los que se encontraban lingüistas, historiadores y arqueólogos– emitieran a instancias de la Diputación de Álava, propietaria del yacimiento, un informe acerca de las 450 piezas de origen romano halladas por los ahora encausados entre 2005 y 2006.

Los fragmentos contenían textos en latín y euskera, símbolos e iconografía cristianos y escenas cotidianas datados por sus descubridores entre los siglos II a V, lo que las convertiría en algo excepcional. El caso estalló en 2008 tras presentarse en sociedad estas «excepcionales» piezas que presuntamente iban a revolucionar la historia de Álava, del cristianismo y del euskera.

Sin embargo, los expertos universitarios dieron su dictamen en 2009. «Son falsos». Las inscripciones son «infantiles», «ilógicas», «inverosímiles» e «imposibles», argumentaron. La diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle, encargó el análisis de los grafitos después de que catedráticos como Gorrochategui y Lakarra hiciesen públicas sus dudas sobre la autenticidad de unas "ostracas" que se dieron a conocer al mundo en junio de 2005 [fue en 2006, la presentación de 2005 a la prensa había pasado desapercibida por falta de "pesos pesados", y de piezas en euskera].

Eliseo Gil e Idoia Filloy, socios de Lurmen, encargada de la excavación, fueron apartados de la gestión del yacimiento, aunque siguieron defendiendo la antigüedad de los grafitos y denunciaron una campaña de derribo «mediática y académica». También surgió la plataforma de apoyo SOS Iruña-Veleia, que organiza congresos y promueve estudios, artículos y foros. Y se sumaron a la defensa de la autenticidad de las piezas los colectivos Euskeraren Jatorria y Martin Ttipia.

Euskotren y Eusko Trenbide, patrocinadores de las excavaciones, se querellaron contra Lurmen, pero sus denuncias fueron archivadas. Sólo se ha mantenido la doble demanda presentada por la Diputación. Durante 2009 y 2010, Lurmen, que también entregó nuevos estudios, pidió a la juez analíticas de laboratorios internacionales. Se solicitó un peritaje a la Guardia Civil, pero ésta aludió falta de medios y el caso pasó a la Ertzaintza. En enero de 2014 técnicos del Instituto de Patrimonio Cultural de España determinaron que 35 piezas que analizaron «presentan suficientes anomalías como para que los grafitos que contienen sean considerados contemporáneos».

Los defensores de la autenticidad calificaron el documento como de «auténtico despropósito» y «atentado contra el sentido común y la arqueometría», y acusaron a los responsables del Museo de Arqueología de haber alterado «voluntaria o involuntariamente» las piezas en las que los técnicos del Ministerio encontraron restos de metales modernos como el acero inoxidable.

Con el cierre de la instrucción, se abre ahora el juicio oral por el presunto fraude de los hallazgos del yacimiento de Iruña-Veleia por presuntos delitos continuados de estafa y daños contra el patrimonio histórico causados por las inscripciones efectuadas sobre los restos romanos hallados en el yacimiento.

............................................

También de interés, ayer en EITB (añadido por S. Cuesta en el post VIII):

Abren juicio oral por la presunta estafa del yacimiento de Iruña-Ve...

La magistrada cree "acreditado" que los responsables de la excavación falsificaron piezas para presentarlas como "extraordinarias".

Siguen más o menos la nota oficial, pero son los únicos hasta ahora en reproducir esto:

"...En el auto se indica que los daños causados por las inscripciones efectuadas sobre los restos romanos hallados en el yacimiento se pueden cuantificar en unos 600 euros por pieza. En su día, los responsables de la excavación aseguraron que se habían localizado entre 400 y 450 ejemplares "extraordinarios"." 

(A mi juicio se trata de una valoración económica sorprendente)

- La noticia apareció el mismo día 3 en otros medios, pero sin grandes novedades unos sobre otros:

ABC (de EFE): La jueza ve indicios de estafa y daños continuados en el caso de Ir...

Elperiodico.com: La juez abre juicio oral por la presunta estafa del yacimiento de I...

...............................................

Nota final

He comenzado y terminado este post con dos de mis ostraka (pues epigráficamente éstos no son "grafitos", nombre con el que sin embargo se han quedado) veleianos favoritos, el de "Porky" y el de "Deidre", porque ambos contienen casi todas las claves, tanto arqueológicas como epigráficas e históricas, que son aplicables para demostrar la falsedad del conjunto.

Como epigrafista de larga profesión que, con su nombre y apellidos, dio en 2006 la primera voz de alarma en el portal Celtiberia.net, nada más aparecer las primeras y escasas fotos y a pesar de la euforia general, añadiendo a lo largo de días, meses y años diversas críticas, y muchas observaciones técnicas básicas (varias luego muy repetidas por todos, como el 14-6-2006 la del imposible "RIP" o la del también increíble "ANQUISES", con la "probabilidad estadística", tan usada por Gorrochategui cuando cambió de bando...) que apuntaban a una falsificación, y más bien torpe (lo que a su vez -con algún otro dato- alarmó a los "expertos" de la UPV, hasta hacerles vacilar, y luego cambiar de opinión y de acera), además de informar a algunas autoridades que no sabían dónde estaba Iruña-Veleia, o qué pasaba allí (habría tanto para contar...), espero que este auto termine por fin de aclarar un suceso tan lamentable, que ha hecho daño en primer lugar a la venerable historia del euskera, que no necesitaba de esto para una mayor antigüedad y más bien le perjudicó, como entendieron por fin muchos medios y periodistas abertzales, durante mucho tiempo entusiasmados con los supuestos hallazgos.

También a mí, que -dejando aparte tantos insultos gratuitos de los "veristas", pues no sólo defendí mientras pude el "wait and see" en favor de Eliseo Gil, sino que jamás le ofendí ni le insulté (como sí lo hicieron otros, y terriblemente)- nunca he querido más que que se llegara a la verdad, tras unas conocidas amenazas a mi familia en 2011 (también les pasó a otros), tuve que abandonar el tema casi del todo, y he sentido como un riesgo inasumible -y no para mí- cualquier pequeño comentario que añadiera. A todas estas cosas simplemente no hay derecho.

Tengo mis dudas de que el juicio se llegue a celebrar pero si ocurre será bueno, porque aún faltan, como he dicho muchas veces, testigos y datos que el gran público todavía no conoce.

Y en él Eliseo Gil e Idoia Filloy tendrían por fin la oportunidad de defenderse que tanto han reclamado.

Visitas: 92946

Comentario por antton erkizia el febrero 10, 2020 a las 8:47pm

"No tenemos más interés que la prevalencia de la verdad y del rigor científico." Viriato.

Pues entonces estamos en la misma dirección. Entonces, ¿por qué tanto obstáculo a las analíticas?.

Respeto la opinión de gente más preparada, más ilustrada y especializada, pero es opinión, luego es opinable.  Otros opinan lo contrario (aunque eso no cuenta la prensa) y son tan ilustres y especializados (tampoco lo dicen).

¿Cómo lo solucionamos, amigo Viriato?  ¿Que unos se “impongan” a los otros? ¿Por votación, quizás? ¿Pesando los títulos?

La ciencia no se mide en títulos, a peso. Ni avanza por votación. La ciencia son datos y análisis. ¿Que hay contradicciones, como decía recientemente Gorrochategui? La ciencia no teme las contradicciones, al contrario...Habrá que repetir, refutar, plantear hipótesis alternativas...

El rigor científico es eso ¿o no?.

Si tan seguros están de la verdad, las analíticas confirmarían su verdad. ¿A qué temen?.

Le recomiendo que lea las pruebas de Series de Uranio que han aplicado en Altamira, etc.

http://www.culturaydeporte.gob.es/mnaltamira/dam/jcr:a3395bdc-04e2-...

O un estudio de hace unos años en el que intervenía la UPV (Dpto. de Historia).

Datación de grabados, oiga; datan midiendo las costras calcáreas sobre las pinturas y grabados y bajo las pinturas y grabados (con lo que tienen un ante quem y post quem). El método tiene sus carencias, claro. Y lo contrastan con dataciones por termoluminiscencia...

Ahí lo tienen, bien cerca.

"Nullius in verba”, de Royal Society de Londres: Con ello, la sociedad científica quería dejar patente su vocación de perseguir el conocimiento a través de experimentos, sin dejarse influir por las autoridades políticas o las creencias imperantes. En la actualidad, el lema se interpreta en sentido que no debe sostenerse nada basado simplemente en la palabra, la fama o la supuesta autoridad de nadie. (Wikipedia).

O en otras palabras, dichas recientemente en prensa por alguien que había estado trabajando en esto: es más fácil demostrar la falsificación, si lo hubiera, que demostrar la autenticidad, si lo hubiera.

Aquí también se harán las analíticas, tardarán pero se harán. Se resistirán pero no podrán impedir la primavera.

Comentario por Percha el febrero 10, 2020 a las 8:50pm

De hecho ya se han realizado, aunque quieran olvidarlas. 

Comentario por Larra el febrero 10, 2020 a las 9:43pm

Está claro, Viriato, que cada cual ve la Ciencia y la necesidad de tener que demostrar las cosas a su manera. Incluso en mi época más escéptica respecto a la autenticidad de los hallazgos de Iruña-Veleia no podía entender que hubiera gente que se negara a realizar las pruebas que otros pedían y además lo intentase justificar cuando como mínimo ello podría suponer el callar un montón de bocas, tal vez no todas, pero sólo quedaría un eco lejano de los que no sueltan el clavo por rojo que esté.

La relación de "indicios de criminalidad" expuesta arriba y presentada al parecer por un policía, en general, es pobre. Básicamente repite opiniones de autoridad de algunos expertos y no refleja las de otros. Y no les quito su importancia, pero tampoco a los otros, más cuando muchos de aquellos argumentos han quedado en nada con el tiempo y el trabajo de investigación de mucha gente.

Que un agente de policía que expone tales puntos como indicios de criminalidad diga que la cadena de custodia se guardó adecuadamente a mí no me da ninguna confianza. Y otras cosas que están pasando tampoco.

Comentario por Percha el febrero 11, 2020 a las 9:16am

JUICIO POR LAS FALSIFICACIONES DE IRUÑA VELEIA: LA ERTZAINTZA CERTI...

11/02/2020 EL CORREO [El Correo Español-El Pueblo Vasco (Ed. Álava)]

Comentario por Gontzal Martín el febrero 11, 2020 a las 1:01pm

Sobre el supuesto DESCARTES y el supuesto RIP. 

No he visto publicado en ningún medio la declaración de José Manuel Tarriño, el miércoles pasado por la tarde. ¿Por qué será?

En el Blog de Juan Martín Elexpuru: https://blogak.goiena.eus/elexpuru/

Jose Manuel Tarriño arkeologoa asteazkeneko saioan: “Ez du ez Desca...

Asteazkenean, hiru arkeologo salatarien ostean, Jose Manuel Tarriñok, Lurmenekin arkeologo eta marrazkilari lanak egindakoak deklaratu zuen.  Arkeologo beteranoa, berrogei urte baino gehiago darama lanbidean. Bere esku egon zen grafitoen marrazketa. Oso trebea da horretan.

Haren adierazpenak ez dira inon ageri, batetik berandu deklaratu zuelako (arratsaldeko bostak aldera hasi zen), eta bestik esan zituen gehienak Lurmenen aldekoak direlako.

Hiru salatariek DESCARTES irakurtzen dute oraindik, edo behintzat horrekin ere eraso nahi izaten dute. Berak garbi esan zuen pieza hori marrazteko sakon begiratu zuela bitartekoa guztiak erabiliz, eta MISCART jartzen duela. Bestalde, balizko RIP hiru marra direla jatorriz, zalantzarik gabe, eta ilusio optikoan eragina dela  RIP irakurketa, gainazala zartatu delako zonalde horretan.

Aitagurearekin zerikusia duen grafito baten ildo garbi batean orratz-buruaren tamainako  konkrezioa aurkitu zuela ere esan zuen. Hezurrean eginak dauden grafitoez, berriz, duela 1.700 urteko hezur mehe baten gainean idazten hasiko bagina, haustu, birrindu egingo litzatekeela, kolagenoa galduta eukitzen dutelako.

Grafitoeko irudiak marraztea ere egokitu zaio . Batzuk miniaturak direla, benetako artelanak, aurpegiko espresioa ere badutenak bere txikitasunean, Emakume-aurpegi batzuk aipatu zituen. Beste irudi batzuk, berriz, oso sinpleak direla. Hainbat esku ezberdin ikusten direla grafitoetan. Hori marrazkigintzan espezialista den batek esaten du.

Baina gauza hauek ez ditugu entzungo EITBko eta Correoko titularretan.

Os traduzco los tres primeros párrafos, que son los que tratan sobre el tema en cuestión:

El arqueólogo Jose Manuel Tarriño en la sesión del miércoles: "No pone Descartes ni RIP"

Fecha: 6 de febrero de 2020 Autor: elexpuru

El miércoles, después de los tres arqueólogos (acusadores, denunciantes,..), declaró José Manuel  Tarriño que trabajó en Lurmen como arqueólogo y dibujante. Arqueólogo veterano, lleva más de cuarenta años en la profesión. Estaba a cargo de dibujar los grafitos. Es muy hábil en eso.

Sus declaraciones no constan en ninguna parte (en ningún medio), por una parte porque declaró tarde (comenzó a las cinco de la tarde) y por otra porque la mayoría de ellas son favorables a Lurmen.

Los tres salatariek (los tres arqueólogos…) siguen leyendo DESCARTES, o al menos tratan de atacar con ello. Él dijo claramente que había mirado a fondo para dibujar esa pieza utilizando todos los medios y que pone MISCART. Por otro lado, no cabe duda de que hay tres rayas originalmente en el posible RIP y que la lectura RIP se debe a una ilusión óptica, ya que la superficie se ha desplomado (agrietado, roto) en esa zona.

...

Comentario por Percha el febrero 12, 2020 a las 9:23am

Aún no está accesible, salvo para subscriptores, la crónica sobre la sesión de ayer en El Correo. A ver si a lo largo del día aparece en abierto de alguna manera.

Comentario por Percha el febrero 12, 2020 a las 3:19pm

Baldeón admite que archivó una carta de un experto que dudaba de los hallazgos de Iruña Veleia | El Correo


Amelia Baldeón, de rojo, acompañada por una de las restauradoras forales, a su llegada al Palacio de Justicia. Detrás, Eliseo Gil e Idoia Filloy. /Rafa Gutiérrez
Amelia Baldeón, de rojo, acompañada por una de las restauradoras forales, a su llegada al Palacio de Justicia. Detrás, Eliseo Gil e Idoia Filloy. / Rafa Gutiérrez

La exdirectora del Museo de Arqueología que firmó el acta que dictaminaba la «falsedad» de los grafitos asegura que «estaba muy presionada»

Martes, 11 febrero 2020, 20:02

Amelia Baldeón, la que fuera responsable del Museo de Arqueología de Álava desde 1978 hasta 2009 y, por lo tanto, también en el momento en que aparecieron los grafitos calificados de «excepcionales» en Iruña Veleia, admitió ayer en el Juzgado de lo Penal número 1 que varios expertos le comunicaron sus dudas o reticencias en relación a la autenticidad de los hallazgos ya en 2006. Incluso por escrito, pero las archivó. Baldeón admitió haber recibido las «disidencias» de Isabel Velázquez, catedrática de la Complutense de Madrid; de José María Álvarez, que era director del museo de arte romano de Mérida, y del catedrático de la UPV Joaquín Gorrochategui. «Me entregó un escrito confidencial en un sobre cerrado y traía una copia que me leyó o comentó su contenido. Me mostró sus dudas respecto a algunas de las piezas y él quería dejar constancia escrita de que tenía algunas dudas». Sin embargo, la carta en cuestión «quedó en el archivo del museo de arqueología. No la abrí», reconoció Baldeón.

El informe policial, que considera el caso como la «más grave falsificación de la arqueología mundial de los últimos años», constata que Baldeón hizo caso omiso a estos expertos y que guardó en un cajón durante dos años la carta que le entregó Gorrochategui, en la que ponía en duda la veracidad de los grafitos considerados excepcionales encontrados en el yacimiento romano de Iruña Veleia. «Palidecía cuando se lo contaba y me decía que no podía ser», declaró Gorrochategui a la Policía en la fase de investigación. «La responsable del museo no informó a sus superiores y no realizó ningún tipo de comprobación o gestión para intentar aclarar estas dudas», revela el informe.

Destinada al de Armería

Sin embargo, tras conocer la postura de estos expertos, Baldeón aconsejó a Eliseo Gil que instalara una cámara en el yacimiento, según testificó en el juicio, aunque las filmaciones no obtuvieron resultados significativos. La exresponsable del Museo de Arqueología, que participó en la comisión científico asesora de la Diputación que luego presentó la querella, firmó las actas de la última reunión, el 8 noviembre de 2008. A preguntas de la defensa de Eliseo Gil aseveró que «eran tiempos en los que se decían muchas cosas en un sentido y en otro». Sin embargo, confirmó que estaba de acuerdo con el dictamen emitido por la comisión y por ello lo firmó. Unos minutos más tarde testificó que «estaba muy presionada porque había una abundancia de protestas», pero se reafirmó:«Yo firmé ese acta». Unos días después de esa reunión mostraba en la páginas de ELCORREO su «disgusto, al comprobar con el contraste científico que las expectativas iniciales no se cumplían. Hay argumentos para decir que el material aparecido no corresponde a un yacimiento de esa época».

Unos meses después, en 2009, la diputada de Cultura Lorena López de Lacalle, que fue quien inició el proceso que desembocó en las dos demandas de la Diputación al equipo de Eliseo Gil por estafa y destrucción de patrimonio histórico, cesó a Amelia Baldeón de su puesto en el Museo de Arqueología y la destinó al de Armería. En ese momento, este periódico se puso en contacto con ella, pero rehusó realizar declaraciones. También ayer rechazó hablar para EL CORREO. Cabe recordar que Baldeón era directora foral de Patrimonio Cultural cuando estalló el escándalo de las cuevas de Zubialde, otro gran disgusto.

Con la declaración de Amelia Baldeón prosiguió ayer el juicio contra Eliseo Gil y Rubén Cerdán por una presunta falsificación de 476 piezas tardoromanas desenterradas del yacimiento arqueológico de Iruña Veleia. Este mediático proceso contó ayer con la presencia de una veintena de aspirantes a ertzainas desplazados desde la academia de Arkaute.


La pieza con la representación del calvario.

Las restauradoras de la Diputación aseguran que las letras RIP podrían ser un «desconchado»

Las dos restauradoras de la Diputación foral de Álava que trataron las piezas procedentes de Iruña Veleia defendieron ayer la posibilidad de que las letras RIP del considerado «el calvario más antiguo de la cristiandad» sean un «desconchado» de la pieza cerámica «como la que hay bajo la mano izquierda del crucificado», desgranaron Isabel Ortiz y su compañera Paloma López.

Ambas coincidieron en que sobre la cabeza hay tres líneas verticales que, como en otros casos, representan la santidad del personaje representado. «Los fragmentos a veces tienen rayas que se pueden interpretar de manera diferente. Creo que son posibles faltas del barniz de la cerámica».

La labor de restauración de estas profesionales se ciñó a una veintena de piezas, aunque tenían entre 15 y 20 cajas para lavar, según testificaron. «Tratamos un par de cajas, hasta que apreció un ave con una ramita en el pico» grabada «en el cuello de una jarra de terra sigillata». «Nos avisaron de que si aparecía algún grafito diéramos aviso. En el momento en el que salió se llevaron las cajas de vuelta al Museo», declararon. A juicio de Ortíz, que restauró el ladrillo romano en el que consta la frase «Veleia Gori, Veleia Nova» asegura que tuvo que consolidarlo porque «el soporte estaba delicado. Intervine bajo binocular y con el bisturí, quitando las costras pero sin llegar hasta la superficie. Yo diría que tiene inscripciones antiguas», concluyó.

www.elcorreo.com/alava/araba/baldeon-admite-archivo-20200211195248-..." target="_blank">https://www.google.es/amp/s/www.elcorreo.com/alava/araba/baldeon-admite-archivo-20200211195248-...

Comentario por Percha el febrero 12, 2020 a las 3:22pm

Calígrafos no pueden concluir que presuntos grafitos falsos los hic...

Los tres han indicado que observaron "coincidencias morfológicas", que la perito de la Diputación ha calificado de "muy relevantes", "llamativas" y "elocuentes".

Vitoria. Tres peritos calígrafos que han declarado en el juicio por la presunta falsificación de grafitos en el yacimiento alavés de Iruña-Veleia no han podido concluir que estos los hiciera el exdirector de esta explotación y principal imputado en este caso, Eliseo Gil.

Este miércoles han declarado en el juicio que se sigue por este caso en el Juzgado de lo Penal número 1 de Vitoria dos peritos de la Ertzaintza y otra experta en caligrafía que elaboró un informe para la Diputación de Álava, propietaria del yacimiento y personada como acusación particular en este procedimiento.

Los tres han explicado que les remitieron para elaborar sus estudios informes y fotografías de los supuestos grafitos falsos hechos sobre arcilla y de los escritos e imágenes que, según han declarado varios arqueólogos en el juicio, Gil realizó sobre madera en la reproducción de una letrina para ser exhibida. El exdirector del yacimiento solo ha reconocido haber hecho los dibujos de esta réplica.

Los tres han indicado que observaron "coincidencias morfológicas", que la perito de la Diputación ha calificado de "muy relevantes", "llamativas" y "elocuentes". Pero ninguno ha podido concluir que fueran hechos por la misma mano.

Y ello porque, según han explicado, no existe un método científico en todo el mundo para poder establecer conclusiones de este tipo analizando grafías hechas sobre materiales diferentes donde no se pueden estudiar y comparar aspectos importantes para los peritos caligráficos como la presión, la velocidad, los gestos tipo y la motricidad fina.

"No dudamos de las coincidencias (en la grafía), que se dan, existen", han incidido los dos peritos de la Ertzaintza, que sin embargo han añadido que ellos no pueden concluir que se trate de la misma mano.

Los dos agentes han reconocido que no existe un método científico a día de hoy para abordar este trabajo y que para poder desarrollarlo se necesitaría tiempo y recursos.

También ha hablado de "situación inédita" la perito que elaboró el informe para la Diputación alavesa, quien ha insistido en que al ser materiales diferentes no se pueden valorar aspectos como la presión, la inclinación, la velocidad y los gestos típicos, lo que "perjudica" y no da seguridad al experto en sus conclusiones.

Ha remarcado que ella ha observado "parecidos muy relevantes que no son fruto del azar" con "coincidencias en 14 letras" pero ha afirmado también que "sería aventurado" por su parte asegurar que se trata de la misma mano. "Por prudencia" ha explicado que no puede llegar a esa conclusión.

Ha asegurado que lo correcto hubiera sido pedirle a Gil que escribiera sobre una de las piezas, pero que le dijeron que era una "bobada", aunque a continuación ha reconocido que no cree que con ello hubiera llegado a "buen puerto" porque no hay una metodología científica que haya analizado situaciones similares a esta.

Ha añadido que se ha sentido "bastante frustrada" por no poder concluir algo con "firmeza".

El pasado lunes los ertzainas que investigaron el caso de Iruña-Veleia aseguraron en el juicio que en este yacimiento se cometió "la mayor falsificación o manipulación" realizada sobre material arqueológico romano y que "todos indicios" apuntaban a una "maniobra orquestada" por Eliseo Gil, el arqueólogo Óscar Escribano y el físico Rubén Cerdán.

La Fiscalía pide Gil y Cerdán cinco años y medio de cárcel, mientras que Escribano ha llegado en el arranque del juicio a un acuerdo tras reconocer que hizo una inscripción sobre una pieza a modo de "broma" y ha aceptado un año de cárcel.

Cuando estos supuestos grafitos excepcionales, encontrados sobre 476 piezas, fueron presentados en público en junio de 2006 se calificaron como históricos, porque entre otras cuestiones, adelantaban al siglo III la aparición del euskera y la entrada del Cristianismo.

El juicio continuará mañana con la declaración de más peritos.

Comentario por Alicia M. Canto el febrero 12, 2020 a las 3:55pm

Percha: Gracias, aunque no creo que haya sido muy distinto de lo que en su día declaró la propia Dra. Baldeón ante la Comisión de Cultura de las JJGGAA de 16-2-2009, como en su día informé y he rescatado ahora del inagotable archivo de Terrae Antiqvae. Aunque es del periodo que está ya algo desconfigurado, aún se lee bien.

Sobre la famosa carta que el Prof. Gorrochategui entregó en un sobre cerrado a la Dra. Baldeón el 19 de junio de 2006 (la fecha es importante sólo si tenemos presente Celtiberia.net, donde llevábamos ya diez días, desde el 9/6, viendo errores en los "grafitos", y algunos bien gordos, de ésos de preocuparse mucho...), una carta de aviso pero entregada en condiciones tan misteriosas que sólo en 2008 cumplió su misión, hemos debatido Ud. y yo aquí mil veces, así que enlazo sólo la última e instructiva (ahora que todo se olvida, diluye y hasta confunde), de mayo de 2018, por ejemplo a partir de este comentario.

Encontré de paso otra curiosidad histórica: el punto de vista sobre todo esto del propio autor de la carta, de cuando participaba aquí en Terrae Antiqvae bajo el nick de "Satorrotas", como antes lo había hecho en Celtiberia.net bajo el de "Gyps" (espero que no moleste que lo mencione, pues tengo entendido que a estas alturas ya es de dominio público). Se puede ver aquí (21-7-2009):

"Yo concluyo que durante esa semana la cabeza de Gorrochategui debió ser una cafetera y en ese contexto hay que entender la rueda de prensa... No fue una “presentación oficial” de los textos vascos [sic], como lo fue la primera...Tampoco entiendo sus recelos sobre la carta... (en este mensaje los tachados deben entenderse como negritas).

En fin, que con este juicio resulta muy curioso -y en general triste, por distintas razones-  recordar tantas cosas, tanta información, tantas anécdotas, tanto trabajo...

Comentario por Alicia M. Canto el febrero 12, 2020 a las 4:04pm

Percha: Al refrescar la página veo que ya consiguió Ud. la noticia completa, muy bien. Pero dejo no obstante mi comentario, porque tiene otras informaciones y enlaces antiguos que incluso podrían cotejarse (si alguien tuviera ganas de hacerlo).

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más