Iruña Veleia y sus "revolucionarios" grafitos IX: El auto de apertura de juicio oral

La jueza finaliza la instrucción del caso Veleia. Atribuye delitos de daños y estafa a Gil y sus colaboradores

La magistrada pone fin a ocho años de instrucción con la ratificación de que los grafitos y piezas excepcionales supuestamente halladas en las excavaciones de Álava eran «falsas»

Fuente: Diariovasco.com | David González | Vitoria | 3 mayo 2017 

La jueza de Instrucción número 1 de Vitoria ha dado carpetazo este mismo miércoles a la instrucción de uno de los casos más veteranos del Palacio de Justicia alavés, el referente a la supuesta falsedad de las inscripciones halladas en cerámicas y grafitos encontrados en el yacimiento de Iruña Veleia por el equipo de Eliseo Gil, un caso que estalló en 2008 tras presentarse en sociedad piezas «excepcionales» y que presuntamente iban a revolucionar la historia de Álava, del cristianismo y del euskera. La magistrada ha puesto fin a la larga instrucción con un auto en el que ratifica las sospechas de falsedad de las piezas objeto de la investigación y abre la posibilidad de la apertura de juicio oral. Los investigados son Eliseo Gil, director de Lurmen, la empresa que gestionaba el yacimiento alavés; y sus colaboradores Óscar Escribano (geólogo) y Rubén Cerdán, uno de los más estrechos lugartenientes de Gil. La jueza les atribuye sendos delitos de daños continuados y de estafa continuada.

El caso de los grafitos supuestamente falsos de Iruña Veleia saltó a la luz pública en 2008 [sic], cuando un grupo de investigadores y expertos alaveses [sic] puso en duda los excepcionales hallazgos presentados en sociedad por el equipo de Eliseo Gil. No eran descubrimientos humildes. Se trataba de inscripciones en piezas que venían a revolucionar conceptos del cristianismo e incluso del euskera. Entre esas piezas, se presentaron un calvario (representación de la muerte de Cristo), que el equipo de Gil dató en el siglo III y de leyendas en euskera datadas en piezas de los siglos IV al VI, todo un hito en la historia de la lengua vasca.

Pero todo era, a juicio de la magistrada que ha investigado el caso, una burda mentira. En el auto, la jueza señala que la «falta de autenticidad de estos grafitos viene acreditada» por diversos informes del Instituto de Patrimonio de España y de la Escuela de Conservación y Restauración de Bienes Culturales. «La trazabilidad de los fragmentos con grafitos no es demostrable y el tratamiento recibido no ha garantizado su integridad física necesaria para que los análisis sean concluyentes. Por motivos expuestos, los autores no pueden avalar la autenticidad de los grafitos», señalan estos informes.

La jueza desmonta también la serie de informes (tres) que los arqueólogos presentaron para avalar la autenticidad. Y atribuye igualmente un interés y un modus operandi a GIl y sus colaboradores. «Los encausados (…), puestos de común acuerdo y con el ánimo de obtener no solo un beneficio económico sino también prestigio y reconocimiento profesional (…) procedieron a realizar con diversos instrumentos inscripciones, entre otras en euskera, aplicando posteriormente y de manera intencionada un material de relleno para cubrir los trazados de los grafitos efectuados por ellos mismos». Una vez falsificadas las piezas, agrega la magistrada, las colocaron «de manera que fueran descubiertas después del lavado de los materiales por parte de los empleados de Lurmen». Por este motivo, añade, las piezas calificadas como excepcionales nunca fueron encontradas en los yacimientos, sino en el proceso posterior de lavado.

El caso estalló dos años después, cuando la Diputación alavesa, con la diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle al frente, decidió abrir una investigación pública sobre unos hallazgos cuya autenticidad ya había sido puesta en tela de juicio por expertos vinculados a la Universidad del País Vasco [sic] (1) La comisión científico-asesora de la institución foral ratificó las sospechas y el caso entró en vía judicial.

(1) El señor periodista olvida decir (o quizá no sabe) que esos dos expertos de la UPV (los Prof. Gorrochategui y Santos Yanguas) eran los mismos que en 2006 formaban parte del equipo de Eliseo Gil, y los que se presentaron con él ante la prensa a ratificar, con gran entusiasmo, la autenticidad de las piezas (junto con P. Ciprés y E. Knörr, aunque éste luego prefirió fecharlos en la Edad Media), y sobre todo "las «inequívocamente» en euskara" (Gara, 16-6-2006).

¡Peccata minuta que fueran los mismos! (y oficialmente fueron del Equipo Veleia hasta octubre de 2008). Que se olvidaran y se sepultaran aquel enorme bochorno y aquellas fotos y vídeos es lo que ellos y su "entourage" de la UPV se afanaron después en conseguir, y parece obvio que lo han conseguido, al menos de cara al gran público y a parte de la prensa. Pero aquí no nos olvidamos, porque su falta de profesionalidad en aquel momento crucial fue también culpable de que hayamos llegado hasta aquí, 11 años después.

Véase en TA el amplio dossier "El caso Iruña Veleia: Documentos y debates", desde el 8 de junio de 2006 hasta ahora mismo.

:::::::::::::::::

Nueve años desde que estalló el escándalo

El equipo de las excavaciones de Iruña-Veleia presentó como verdaderas unas inscripciones en piezas que revolucionaban la historia de Álava, del euskera y del cristianismo

 

Fuente: Diariovasco.com | SERGIO CARRACEDO | 3 mayo 2017 

El "caso Iruña-Veleia" ha concluido su instrucción tras más de 8 años. Cayó en manos de la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Vitoria en marzo de 2009, meses después de que una comisión de expertos de la UPV y de otras universidades españolas –entre los que se encontraban lingüistas, historiadores y arqueólogos– emitieran a instancias de la Diputación de Álava, propietaria del yacimiento, un informe acerca de las 450 piezas de origen romano halladas por los ahora encausados entre 2005 y 2006.

Los fragmentos contenían textos en latín y euskera, símbolos e iconografía cristianos y escenas cotidianas datados por sus descubridores entre los siglos II a V, lo que las convertiría en algo excepcional. El caso estalló en 2008 tras presentarse en sociedad estas «excepcionales» piezas que presuntamente iban a revolucionar la historia de Álava, del cristianismo y del euskera.

Sin embargo, los expertos universitarios dieron su dictamen en 2009. «Son falsos». Las inscripciones son «infantiles», «ilógicas», «inverosímiles» e «imposibles», argumentaron. La diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle, encargó el análisis de los grafitos después de que catedráticos como Gorrochategui y Lakarra hiciesen públicas sus dudas sobre la autenticidad de unas "ostracas" que se dieron a conocer al mundo en junio de 2005 [fue en 2006, la presentación de 2005 a la prensa había pasado desapercibida por falta de "pesos pesados", y de piezas en euskera].

Eliseo Gil e Idoia Filloy, socios de Lurmen, encargada de la excavación, fueron apartados de la gestión del yacimiento, aunque siguieron defendiendo la antigüedad de los grafitos y denunciaron una campaña de derribo «mediática y académica». También surgió la plataforma de apoyo SOS Iruña-Veleia, que organiza congresos y promueve estudios, artículos y foros. Y se sumaron a la defensa de la autenticidad de las piezas los colectivos Euskeraren Jatorria y Martin Ttipia.

Euskotren y Eusko Trenbide, patrocinadores de las excavaciones, se querellaron contra Lurmen, pero sus denuncias fueron archivadas. Sólo se ha mantenido la doble demanda presentada por la Diputación. Durante 2009 y 2010, Lurmen, que también entregó nuevos estudios, pidió a la juez analíticas de laboratorios internacionales. Se solicitó un peritaje a la Guardia Civil, pero ésta aludió falta de medios y el caso pasó a la Ertzaintza. En enero de 2014 técnicos del Instituto de Patrimonio Cultural de España determinaron que 35 piezas que analizaron «presentan suficientes anomalías como para que los grafitos que contienen sean considerados contemporáneos».

Los defensores de la autenticidad calificaron el documento como de «auténtico despropósito» y «atentado contra el sentido común y la arqueometría», y acusaron a los responsables del Museo de Arqueología de haber alterado «voluntaria o involuntariamente» las piezas en las que los técnicos del Ministerio encontraron restos de metales modernos como el acero inoxidable.

Con el cierre de la instrucción, se abre ahora el juicio oral por el presunto fraude de los hallazgos del yacimiento de Iruña-Veleia por presuntos delitos continuados de estafa y daños contra el patrimonio histórico causados por las inscripciones efectuadas sobre los restos romanos hallados en el yacimiento.

............................................

También de interés, ayer en EITB (añadido por S. Cuesta en el post VIII):

Abren juicio oral por la presunta estafa del yacimiento de Iruña-Ve...

La magistrada cree "acreditado" que los responsables de la excavación falsificaron piezas para presentarlas como "extraordinarias".

Siguen más o menos la nota oficial, pero son los únicos hasta ahora en reproducir esto:

"...En el auto se indica que los daños causados por las inscripciones efectuadas sobre los restos romanos hallados en el yacimiento se pueden cuantificar en unos 600 euros por pieza. En su día, los responsables de la excavación aseguraron que se habían localizado entre 400 y 450 ejemplares "extraordinarios"." 

(A mi juicio se trata de una valoración económica sorprendente)

- La noticia apareció el mismo día 3 en otros medios, pero sin grandes novedades unos sobre otros:

ABC (de EFE): La jueza ve indicios de estafa y daños continuados en el caso de Ir...

Elperiodico.com: La juez abre juicio oral por la presunta estafa del yacimiento de I...

...............................................

Nota final

He comenzado y terminado este post con dos de mis ostraka (pues epigráficamente éstos no son "grafitos", nombre con el que sin embargo se han quedado) veleianos favoritos, el de "Porky" y el de "Deidre", porque ambos contienen casi todas las claves, tanto arqueológicas como epigráficas e históricas, que son aplicables para demostrar la falsedad del conjunto.

Como epigrafista de larga profesión que, con su nombre y apellidos, dio en 2006 la primera voz de alarma en el portal Celtiberia.net, nada más aparecer las primeras y escasas fotos y a pesar de la euforia general, añadiendo a lo largo de días, meses y años diversas críticas, y muchas observaciones técnicas básicas (varias luego muy repetidas por todos, como el 14-6-2006 la del imposible "RIP" o la del también increíble "ANQUISES", con la "probabilidad estadística", tan usada por Gorrochategui cuando cambió de bando...) que apuntaban a una falsificación, y más bien torpe (lo que a su vez -con algún otro dato- alarmó a los "expertos" de la UPV, hasta hacerles vacilar, y luego cambiar de opinión y de acera), además de informar a algunas autoridades que no sabían dónde estaba Iruña-Veleia, o qué pasaba allí (habría tanto para contar...), espero que este auto termine por fin de aclarar un suceso tan lamentable, que ha hecho daño en primer lugar a la venerable historia del euskera, que no necesitaba de esto para una mayor antigüedad y más bien le perjudicó, como entendieron por fin muchos medios y periodistas abertzales, durante mucho tiempo entusiasmados con los supuestos hallazgos.

También a mí, que -dejando aparte tantos insultos gratuitos de los "veristas", pues no sólo defendí mientras pude el "wait and see" en favor de Eliseo Gil, sino que jamás le ofendí ni le insulté (como sí lo hicieron otros, y terriblemente)- nunca he querido más que que se llegara a la verdad, tras unas conocidas amenazas a mi familia en 2011 (también les pasó a otros), tuve que abandonar el tema casi del todo, y he sentido como un riesgo inasumible -y no para mí- cualquier pequeño comentario que añadiera. A todas estas cosas simplemente no hay derecho.

Tengo mis dudas de que el juicio se llegue a celebrar pero si ocurre será bueno, porque aún faltan, como he dicho muchas veces, testigos y datos que el gran público todavía no conoce.

Y en él Eliseo Gil e Idoia Filloy tendrían por fin la oportunidad de defenderse que tanto han reclamado.

Visitas: 95706

Comentario por Percha el febrero 5, 2020 a las 9:46am

JUICIO POR LAS FALSIFICACIONES DE IRUÑA VELEIA: LA SOCIA DE ELISEO ...
05/02/2020 EL CORREO [El Correo Español-El Pueblo Vasco (Ed. Álava)]PDF

Comentario por Alicia M. Canto el febrero 5, 2020 a las 1:39pm

"El caso de 'Iruña-Veleia' llega a los banquillos". El lunes 3 por la noche el programa Ganbara de EITB (la radiotelevisión pública vasca) comenzó por algunos cortes de audios "históricos" (de 2006), y a continuación entrevistó a varios protagonistas relacionados con "el caso".

El menos conocido del gran público puede que sea el veterano arqueólogo de la Junta de Andalucía y experto en falsificaciones Dr. Ignacio Rodríguez Temiño, que hace poco, en 2017, publicó en la revista Zephyrus de la Univ. de Salamanca un sonado artículo, en inglés, para el que se documentó bastante (creo que en su momento ya lo referí aquí, pero por si acaso lo repito, con el enlace donde puede leerse o descargarse): "The ‘exceptional finds’ of Iruña-Veleia (Álava): syntax of an archaeological forgery" ("Los ‘hallazgos excepcionales’ de Iruña-Veleia (Álava): sintaxis de una falsificación arqueológica").

Recomiendo especialmente, pues, escuchar ese audio y, más en general, se puede seguir el juicio también a través de los audios, vídeos y fotografías que ofrece a diario la citada EITB (dejo enlace para el tag "Veleia").

El reportaje de El Correo que puso antes Percha es también muy instructivo. A mí me ha llamado especialmente la atención esta curiosa fotografía de R. Gutiérrez en la que, dentro de la sala, se ven dos carritos con las carpetas de los 16.000 folios de los que consta hasta ahora el sumario:

Veremos qué deparan las declaraciones de hoy. No puedo escribir u opinar más por lo que es de casi todos sabido. Hasta otra.

Comentario por Percha el febrero 5, 2020 a las 4:12pm

En Naiz:

Un extrabajador afirma que la forma de realizar hallazgos en Iruña-...

El historiador Miguel Angel Berjón, que trabajó a las órdenes de Eliseo Gil entre 2002 y 2007, ha afirmado este miércoles, en el juicio por la supuesta estafa arqueológica de Iruña-Veleia, que durante el tiempo que trabajó en este yacimiento no desenterró ninguna pieza que pudiera considerarse excepcional, y ha subrayado que resulta «extraordinariamente anómalo» que las inscripciones, supuestamente extraordinarias, halladas sobre los materiales desenterrados, solo fueran identificadas mucho después de la extracción, durante el proceso de lavado.

Berjón es, junto a Jose Ángel Apellániz y Carlos Crespo, uno de los tres arqueólogos que dejaron la excavación en enero de 2007 y denunciaron «anomalías e irregularidades graves» en el método empleado en esa excavación. Los tres han sido citados como testigos en el juicio que se sigue en un juzgado de Gasteiz por la presunta falsificación de grafitos en ese yacimiento.

En esta causa hay dos personas acusadas, entre ellas el exdirector del yacimiento Eliseo Gil, para quien la Fiscalía pide cinco años y medio de cárcel por un delito continuado sobre el patrimonio histórico y otro de estafa en concurso con un delito de falsedad en documento privado.

Berjón ha remarcado que él nunca «vio salir de la tierra» uno de esos grafitos excepcionales que cuando fueron presentados en público en junio de 2006 fueron calificados de históricos, porque entre otras cuestiones, adelantaban al siglo III la aparición escrita del euskera.

Ha explicado que este tipo de grafitos, localizados entre 2005 y 2006, los vio tras pasar por el proceso de lavado, a pesar de que ha asegurado que es posible detectar este tipo de inscripciones y dibujos a simple vista con la primera limpieza con la mano o incluso con la saliva que se suele hacer aunque esté cubierto con tierra u otro material.

Sin embargo ha dejado claro que durante el tiempo en el que estuvo trabajando en Iruña-Veleia nunca dudó de la veracidad de esos grafitos, sino que cuestionó el método de trabajo, que no se pudiera identificar en campo los mismos, a pesar de que, según ha dicho, el proceso desplegado por Lurmen, la empresa de Eliseo Gil que gestionaba la excavación, era «extremadamente minucioso» con todo lo que se encontraba.

También ha reconocido que alertó en varias ocasiones de la necesidad de cambiar el método de trabajo y que era necesario tener garantías «excepcionales» de la veracidad de los mismos antes de presentar al público algo que podría cambiar los libros de historia.

Ha comentado que él y sus dos compañeros tomaron la decisión de dejar la excavación el mismo día en que se presentaron al público estos hallazgos, aunque ha precisado que no fue algo que acordaron ese día sino que ya el ambiente estaba «enrarecido» antes.

Comentario por Percha el febrero 5, 2020 a las 4:16pm
Comentario por Percha el febrero 5, 2020 a las 4:22pm

Comentario por Percha el febrero 5, 2020 a las 4:40pm

Inigo Astiz@iastiz

Iruña-Veleia. Ordu erdiko etenaren ostean, jarraitzen du epaiketak. Goizeko bi datu. 1- Ez zela metalik erabiltzen piezak garbitzeko (faltsutasunaren aldeko ikerketa perizial bat indartzen duen datua)
@berria
2- Apellanizek Gil ikusi zuen Ludis Veleiensis-erako komunaren erreplikan idazkiak egiten (ikerketa grafologikorako baliagarria izan daitekeen datua)
@berria

Comentario por Percha el febrero 5, 2020 a las 5:21pm

Carlos Crespo: se coordinó un ánfora por la excepcionalidad del hallazgo, no recuerda un grafito en ella. Fue ampliamente fotografiada y no sale ningún grafito in situ, solo después de su limpieza.

Escribano en una reunión explicó cómo hacer grafitos en distintos materiales. Cerdán se llevó las piezas que iba a analizar en una caja de zapatos. Juicio caso Iruña Veleia

Comentario por Percha el febrero 5, 2020 a las 6:22pm

Apellaniz arkeologoa: «Material haiek gure profesioa ere arriskupea...

Iruña-Veleiako indusketetan aritutako hiru arkeologok azaldu dute ez zutela ezohiko piezarik ikusi in situ, guztiak garbiketa gunean azaltzen zirela. Zalantzan jarri dute lanerako erabilitako metodologia.

Iruña-Veleiako aztarnategiko auziaren epaiketa, atzo.
Iruña-Veleiako aztarnategiko auziaren epaiketa, atzo. Juanan Ruiz / Foku

Miguel Angel Berjon arkeologoa bost urtez aritu zen lanean Iruña-Veleian, 2002. eta 2007. urteen artean. Gaur, aztarnategiari buruzko epaiketaren hirugarren egunean, esan du hark ez zuela ohiz kanpoko piezarik atera lurpetik, eta nabarmendu du «erabat arraroa» iruditzen zaiola inskripzio berezi haiek garbiketa gunean identifikatu izana, lurpetik atera eta gerora. Aztarnategian lan egin zuten hiru arkeologo deitu dituzte gaurko saiora: Berjon, Jose Angel Apellaniz eta Carlos Crespo. Hirurek 2007an utzi zuten indusketa, eta «irregulartasun larriak» salatu zituzten lanerako erabilitako metodoetan.

Berjonen esanetan, lan metodologiaren zorroztasuna «oso handia zen», eta hark ez zuen «sekula» zalantzarik izan han aurkitu zituzten piezen inguruan, hainbat alor iraultzen zituzten arren. Han lan egiteari utzi ondoren aldatu zitzaion ikuspegia, zenbait adituk zalantzan jarri zutenean grafitoen benetakotasuna. Hiru lekukoek bide beretik jo dute, eta azaldu dute ez zutela in situ ikusi ezohiko grafito bat ere.

«Aztarnategiaren barruan, inoiz ez genuen zalantzan jarri grafitoen benetakotasuna, baizik eta erabilitako metodoa; ez zuen ziurtatzen trazabilitaterik», adierazi du. Gogor aritu da Apellaniz ondoren, haren kidearen ildo beretik: «Ohartu nintzen garbiketa gunean ateratzen zirela guztiak. Harrigarria zen denak garbiketa gunean agertzea eta indusketa gunean inork ez ikustea inskripzio, irudi edo elementu grafikorik».

Apellanizen lekukotzaren arabera, ezohiko piezak agertu ahala zalantzak izan zituen, eta metodologia zorrozteko beharra nabarmendu zuen: «Ezohikotasunak behartzen du babes neurri guztiak hartzera», esan du. Kamerak eta bestelako neurriak hartzeko eskatu zion zuzendaritzari, eta erantzun zioten ulertzen zutela haren kezka. Lehen hamabost piezen ondoren, beste 40 pieza ezohiko agertu ziren. Argazkiak atera ote zituzten galdetu, eta ezetz, denak atera zirela garbiketa gunean. «Hori ez da normala». Ez zegoen argazkirik ez bideorik erakusten zuenik esku batek nola ateratzen zuen pieza lurretik. «Komunitate zientifikoak ez du sinetsiko», pentsatu zuen.

Arkeologoak harridura azaldu du epaiketan aurrean jarri dioten pieza bategatik. Gurutziltzatu bat du irudiak. Lurmenen inbentarioan in situ koordenatuta dago pieza hori, baina Apellanizek esan du inork ez zuela lekuan bertan irudia ikusi. «Hori topatu izan baldin bagenu, jauzika hasiko ginatekeen, eta ospatu egingo genukeen. Pieza hori koordenatu zen ez gainazalean duen irudiagatik, baizik eta pieza baten ertza zelako».

«Material haiek ez zuten balio zientziarako. Gure profesioa ere arriskupean jarri zuten», esan du, gogor. Herio errituetarako plater baten aurkikuntza kontatu du zehatz. Platera atera zuten, eta momentuaren argazkiak ere badaude. Ateratze lana egun batez hasi zuten, baina hurrengoan jarraitu behar izan zuten, luzatu egin zitzaielako. Hurrengo goizean, hiru profesional joan ziren hara, «sei begi aditu»; «kontu handiz» igurtzi zuten, apurtuta baitzegoen, eta, barrualdeko lurra kendu ziotenean, «marka bakar bat ere» ez zioten ikusi. «Garbiketa gunean agertu ziren grafitoak arratsalde hartan bertan», kontatu du. Barrualdean zegoen grafitoa, eta euskarazko idatzi bat zeukan. «Haluzinatuta gelditu nintzen».

Cresporen txanda, ondoren. 2001ean hasi zen Lurmen enpresarentzat lanean, eta 2007an erabaki zuen aztarnategia uztea, Apellaniz eta Berjonekin batera. Errepikatu du ez berak ez beste inork ez zituela in situ ikusi ezohiko grafitoak. Garbiketa gunean izaten zen idazkien berri. «Boluntarioak belauniko zeuden, elkarrengandik hurbil. Ezer agertzean abisatu egiten zidaten; [Eliseo] Gilek azaltzen zizkigun».

Gogor aritu da hura ere. Kontatu du Euskotrenek, indusketaren babesleak, ezinegona zuela, ez zuelako sentitzen lana emaitzak ematen ari zenik. «Gilek bildu egin gintuen Euskotrenen inpresioen berri emateko. Iradoki zen agian eten egin zitekeela hitzarmena». Orduan aipatu zen «zerbait potoloa» topatzeko beharra. «Eta atera zen zerbait potoloa», galdetu dio fiskalak. «Ba, hementxe gaude».

Comentario por Alicia M. Canto el febrero 6, 2020 a las 1:10am

En la tertulia de Ganbara (EITB) de esta noche, cuyo audio puede oírse integramente aquí, ha intervenido al principio la periodista Mª José Carrero, que ya no ejerce pero por 2006 se ocupó con frecuencia de los reportajes del diario "El Correo" sobre los hallazgos. Hasta el minuto 39 continúa la charla sobre el juicio, con cortes de las declaraciones de hoy de los arqueólogos Berjón, Apellániz y Crespo (que Percha se ha encargado de dejar bien reflejadas más arriba,  gracias).

Entre los minutos 26 y 30, aproximadamente, la conductora del programa, Loreto Larumbe, se refiere al ingrato tema de las amenazas recibidas, por mí, por "Sotero" (que tuvo que cerrar su blog) y algún otro asiduo del tema, y por algunos miembros de la UPV, y que en mi caso me han aconsejado, sintiéndolo mucho, no participar en esta tertulia de hoy, a la que había sido amablemente invitada por el programa, lo que no dejo de agradecerles.

Comentario por Percha el febrero 6, 2020 a las 11:37am

En El Correo:

JUICIO POR LAS FALSIFICACIONES DE IRUÑA VELEIA: «LOS GRAFITOS EXTRA...

06/02/2020 EL CORREO [El Correo Español-El Pueblo Vasco (Ed. Álava)]

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más