Una mandíbula y dos muelas, halladas en China, revolucionan la historia del ‘Homo sapiens’

Diagrama cortesía del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de la Academia China de Ciencias

Vía: Público.es | Manuel Ansede | 26 de octubre de 2010

Nuestra historia parecía más o menos clara. Los primeros humanos modernos surgieron en África hace unos 150.000 años. Más tarde, hace 50.000 años, nuestros tatarabuelos salieron del continente para conquistar Asia. Y hace 40.000 años entraron en Europa, donde mucho tiempo después acabaron construyendo la Torre Eiffel. Pero ahora esta teoría se tambalea.

Un grupo de investigadores chinos, dirigido por el paleoantropólogo estadounidense Erik Trinkaus y el chino Wu Liu, ha hallado un fragmento de mandíbula y dos muelas de un individuo que vivió en el sur de China, en Zhirendong (cueva Zhiren), hace unos 100.000 años. Era, inequívocamente, un Homo sapiens. La comunidad científica se enfrenta ahora a los restos de un hombre moderno que han aparecido en un lugar y en una fecha en la que no deberían estar y ponen patas arriba lo asumido hasta ahora.

Foto: Erik Trinkaus, profesor de antropología, examina un cráneo de Neandertal. Foto por Joe Angeles / foto WUSTL

Según los investigadores, los Homo sapiens coexistieron en Asia con los humanos arcaicos, lo que en Europa llamamos neandertales, durante más de 50.000 años. Y, según explica Trinkaus a Público, aprovecharon el tiempo juntos. "Se cruzaron", asegura el científico de la Universidad Washington, en San Luis, que ya describió en 2003 restos de los primeros humanos modernos europeos en Rumanía.

Sexo con descendencia

La mandíbula, desenterrada en 2007 en la cueva de Zhiren -en una zona montañosa de la región de Guangxi, pegada a Vietnam-, es prácticamente como la de cualquier humano moderno, pero más robusta, como la de los neandertales. Su edad, 60.000 años más que las evidencias conocidas hasta ahora, y morfología apuntan a que los Homo sapiens salieron de África mucho antes de lo que se pensaba, protagonizando "una dispersión con asimilación o continuidad poblacional con flujo genético", según los científicos.

Traducido a un lenguaje llano, los primeros humanos modernos abandonaron África hace más de 100.000 años y en su periplo por Asia copularon con otras poblaciones arcaicas. Y, según subraya Trinkaus, adoptaron un mismo estilo de vida. "Las diferencias de comportamiento entre estos dos grupos fueron más pequeñas y más sutiles de lo que se pensaba", señala el investigador.

Los autores, no obstante, apuntan otra posibilidad en su artículo, publicado hoy en la revista PNAS: "El surgimiento de manera independiente de estos rasgos en Asia Oriental". Si se confirmara esta hipótesis, sería una revolución. El multirregionalismo, enemigo de la Teoría "Fuera de África", sostiene que el Homo sapiens apareció de manera gradual en varios puntos del planeta.



Para el paleobiólogo Antonio Rosas (izquierda), del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), "el hallazgo es contradictorio con todo lo que conocemos hasta ahora".

No obstante, pide cautela, ya que "el multirregionalismo no ha sido aceptado por la mayor parte de la comunidad científica".


Foto: María Martinón-Torres mostrando una mandíbula de Homo antecessor

"En China son partidarios del multirregionalismo e, incluso, sostienen que el Homo sapiens pudo surgir en Asia, no en África", explica la paleoantropóloga María Martinón-Torres. Esta científica, del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, en Burgos, va a colaborar este año con Wu Liu y tuvo en la mano la mandíbula de Zhiren durante una visita al Instituto de Paleoantropología de Pekín el año pasado.

"Tenemos que estar preparados para que todo cambie con las excavaciones en Asia", advierte. Los yacimientos en Europa y África "están muy trillados", según Martinón-Torres, pero nadie sabe qué se esconde en Asia.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Bien, antes que nada, hay que subrayar, como ya se habrá advertido (por la fecha de desenterramiento de los fósiles, 2007), que tenemos aquí, no la noticia de un muy reciente descubrimiento, sino el anuncio de la publicación científica donde se recogen los análisis y conclusiones de tal hallazgo anunciado en octubre del año pasado.

Estamos, así pues, ante nuevas e importantes conclusiones que obligan a replantearse de arriba a abajo muchos aspectos sobre el origen del Homo sapiens. Naturalmente, con precaución, dado que no dejan de ser unos modestos restos que necesitarían ir acompañados de más ejemplos.

En cualquier caso, algo se está ya obligado a considerar muy seriamente, si es que se quiere seguir dentro de las coordenadas de la "Teoría Fuera de África", y que no es otra que la de concluir que la salida del Homo Sapiens del continente africano tuvo necesariamente que haberse producido mucho antes de lo que se estipulaba (60.000 a 50.000 años B.P). Si estos fósiles tienen una antigüedad de 100.000 años, habrá que pensar en una antigüedad todavía bastante mayor para haber recorrido todo ese terreno desde la salida de África hasta el sur de China.

Puede decirse también que la tan denostada "Teoria Multirregional", guste o no, y aunque no coincida con los estudios genéticos (hay bastantes ejemplos en otros aspectos de no coincidencia entre resultados genéticos y resultados paleontológicos), toma ciertos vuelos. Es posible que ella misma tenga que reconsiderarse o reformularse para que dichos vuelos se sostengan. Erik Trinkaus tiene bastante trabajo por delante.

No es tampoco gratuito que en la noticia que da el diario digital Público.es se reseñe la opinión de la experta María Martinon-Torres, pues, no en vano, de ella es la tesis que afirma que cabe la posibilidad de que el origen del género Homo se haya producido en Asia y no en África, a partir del estudio comparativo de las piezas dentales de todos los homínidos conocidos. A este respecto, es muy conveniente leer estas declaraciones ofrecidas a Público.es hace tres años. Sus conclusiones son muy a tener en cuenta, dado los datos en los que se basa.

Queda claro que Asia está todavía por excavar a fondo y podría ocultar muchos restos fósiles que obligarían a revisar filogenias, rutas y fechas migratorias, de nuestros antepasados. No es nada sencillo cuadrar todo ello con un mínimo de coherencia, puesto que con cada fósil nuevo todo se complica aún más. Pero ahí está el reto, siempre apasionante.

* Puede leerse la misma información, con varios enlaces, en National Geographic y en Discovery News

* También en la web de la Universidad Washington en St. Louis

Otros enlaces relacionados son:

* El estudio de 5.000 dientes apunta origen asiático, y no africano, de los europeos

* El hombre europeo llegó de Asia

Visitas: 749

Comentario por Horacio Atilio Fleitas el octubre 29, 2010 a las 1:12pm
Sin dudas, estamos ante un hecho extraordinario. Debemos tener la mente abierta en forma permanente pues nos esperan nuevos hechos que sin duda nos van a sorprender aun mas. Que lindo, falta el paso en donde se descubre que el hombre fue plantado en este planeta y dirigido en su desarrollo.
Comentario por María // el octubre 30, 2010 a las 10:22am
El otro día ví un documental en el que se comentaba que en China son partidarios de la aparición del homosapiens de forma independiente ,incluso de que el origen del homosapiens fuera China por un deseo de potenciar el sentimiento de nación etc.Llevan mucho tiempo detrás de esa demostración.

preguntas de aficionada:
No tengo claro esto:

“Según los investigadores, los Homo sapiens coexistieron en Asia con los humanos arcaicos, lo que en Europa llamamos neandertales, durante más de 50.000 años. Y, según explica Trinkaus a Público, aprovecharon el tiempo juntos. "Se cruzaron", asegura el científico, de la Universidad Washington en San Luis, que ya describió en 2003 restos de los primeros humanos modernos europeos en Rumanía.”



Yo no sé si está aceptado el hecho de que neandertales y sapiens hubieran podido tener descendencia .No sé si el periodista se hace un poco de lío,porque creo que todos los humanos arcaicos no son neanderthales.

También pienso que debe de ser dificil que se evolucione de forma idéntica en sitios tan alejados como China y Africa…¿a partir de que “homo” común? ¿heildelbergensis ¿las poblaciones que evolucionaron en China sobrevivieron .

Y que el sapiens se haya originado en China, significaría entre otras cosas que eso fue hace más tiempo todavía,pues creo que en la punta más al sur de Sudafrica hay sapiens desde hace casi de 120.000 años.

hasta ahora me parece que todas las migraciones de “homos” fueron desde Africa hacia afuera. ¿qué condiciones provocarían la salida de China hacia Europa ?

Supongo que por ahora lo lógico es pensar que el sapiens salió de Africa antes de lo que se pensaba.

Aunque es verdad que no se sabe prácticamente nada y queda mucho por excavar en todas partes ,sobre todo fuera de Europa occidental. Y también es verdad que hay que tener la mente abierta;de hecho,todavía hay personas que no acaban de encajar que vengamos de Africa:-)


De momento,que yo sepa, la genética de poblaciones dice que los humanos actuales venimos de la misma madre africana ;claro que quizá hubo sapiens anteriores que se extinguieron por algún motivo.

Guillermo, ¿en que casos la genética de poblaciones y la paleontología se contradice?
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 30, 2010 a las 11:59am
María, voy a estar liado este fin de semana y durante la fiesta del lunes. Procuraré contestarte el próximo martes.

Que tengas buen fin de semana.

Saludinos
Comentario por María // el octubre 30, 2010 a las 12:12pm
Vale Guillermo !buen puente!
iba a poner esto:


Si los datos de este blog son correctos,
http://blogs.clarin.com/ciencia-y-fe/2008/11/22/evolucion-humana-de...


Los restos de sapiens del río Klaises (sudafrica )tienen 120.000 años

“En efecto, el 12 de junio de 2003 el inefable Tim D. White anunció que su equipo había descubierto (en 1997) en la localidad Etíope de Herto (en el curso medio del río Awash) [47] los restos humanos de Homo sapiens más antiguos conocidos hasta la fecha. White los ha asignado a una subespecie de nuestro género: Homo sapiens idaltu. Este último nombre significa “anciano” en amhárico, una lengua de origen semítico hablada en el norte y el centro de Etiopía. Los restos tienen entre 155.000 y 160.000 años [48], y son, por tanto más antiguos que los encontrados en la desembocadura del río Klasies (Klasies river Mouth, en Sudáfrica), y que podrían tener un edad máxima de 120.000 años.
Una de las características más espectaculares de estos restos fósiles es que mostraban haber sido sometidos a canibalismo de carácter ritual. De confirmarse este dato estaríamos ante el comportamiento simbólico más antiguo que se conozca hasta la fecha.”


Y los más antíguos en Africa en general ,en Etiopía tienen 155.000-160.000.

Así que ,para llegar a Africa hace 155.000 años ¿cuando tendrían que haber salido de China?

Sin embargo,estos restos de China tiene 100.000 años,y en 60.000 años sí se puede llegar a China desde Africa.

Claro,todo esto mientras no aparezca un sapiens en China con 200.000 años.

Me imagino que uno de los problemas de todo esto es definir y clasificar las especies,saber si son especies o simples variaciones regionales etc.
Comentario por María // el octubre 30, 2010 a las 12:24pm
bueno,el blog es un poco raro ,pero los datos me parecen correctos,por los que he visto en otros sitios.Los de Klassies los he visto datados también en 115.000 años en lugar de en 120.000
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el noviembre 3, 2010 a las 11:13pm

Hola, María:

Al final, el puente semanal me ha liado más todavía, pues siempre se deja trabajo pendiente, pero, en fin, ya estoy aquí con ello.

1º.- Vamos a ver, respecto a si es posible el cruzamiento con descendencia entre neandertales y sapiens, ya quedó demostrado, tras realizarse la secuenciación del genoma neandertal, que tal circunstancia es posible (llevamos en nuestro ADN entre un 1% y un 4% de material genético de origen neandertal).

2º La "Teoría Mutirregional" es muy criticada, pero no hay que olvidar que tiene valedores muy acreditados. Ciertamente, parece un tanto complejo aceptar que la especie H. sapiens evolucionaría de forma más o menos similar en distintas regiones del Viejo Mundo a partir de un antepasado común (se supone que H. erectus), pero tampoco la "Teoría Fuera de África", a pesar de que se muestra como la más coherente, se presenta sin fisuras. La "Teoría Multirregional" sostiene que debió producirse una continua hibridación entre los homínidos que habitaban las distintas regiones del Viejo Mundo, dando lugar al H. sapiens. La secuenciación del genoma neandertal, al haber demostrado que, efectivamente, se produjo hibridación entre sapiens y neandertales le vino a dar cierta razón (para Erik Trinkaus estos resultados genéticos no venían sino a confirmar lo que el análisis del registro fósil ya presentaba de forma evidente). A partir de ahí, la "Teoría Fuera de África" tuvo que matizarse y decirse, por lo menos, que era "Fuera de África, con hibridación a la salida".

Lo que está claro, como todo el mundo concluye, es que si hay restos de H. sapiens en el sur de China de hace 100.000 años es debido a que debió ocurrir una migración desde África (si queremos mantenernos dentro de la "Teoria Fuera de África") mucho antes de la salida que generalmente se asume, es decir, mucho antes que hace unos 60.000 años.

Los partidarios de la "Teoría Multirregional" podrán aducir que, en realidad, estos fósiles del sur de China demuestran sus postulados, que hubo una continuidad de hibridación que daría lugar al H. sapiens.

Hay que tener en cuenta, además, que estos fósiles del sur de China, adscritos al H. sapiens, y con una antigüedad de 100.000 años, no son el único dato de que se dispone para contradecir los datos genéticos que explicitan una salida de los sapiens de África hace unos 60.000 años. Todavía en el mes de septiembre pasado publicaba un post donde se reseñaba la noticia de que en la Península Arábiga e India se habían encontrado artefactos líticos que apuntaban a que el éxodo de sapiens habría comenzado hace unos 70.000 u 80.000 años -y tal vez incluso antes.

Para acabar de enredar un poco más el asunto, también podriamos plantear la cuestión del Homo georgicus (Georgia), el cual tiene una antigüedad de 1,8 millones de años, y, a lo mejor, éste es el antepasado de los restos sapiens hallados en China y quizá hasta del H. ergaster (africano, y que es, en realidad, un H. erectus).

No obstante, hay que decir también que existe mucha confusión-división entre los paleontólogos-paleoantropólogos a la hora de definir exactamente lo que entienden por el concepto "especie" y a qué especie en concreto pertenecen muchos de los fósiles que se manejan.

3º.- En relación a la genética de poblaciones, el problema es que se hace sobre las poblaciones actuales y nada sabemos de otras que pudieron haber existido en el pasado. Por no hablar de que muchos de esos análisis son muy parcos y escasos (tanto en los datos de los que parten como en los estudios en sí).

Y respecto las contradicciones entre los resultados genéticos y los estudios paleontológicos y paleoantropológicos, aunque ya te expuse alguno en este comentario (el ejemplo de los restos líticos hallados en Arabia y en la India contradicen los análisis genéticos de que los sapiens se expandieron fuera de África hace unos 60.000 años), está también el hecho de los análisis (sobre piezas dentales, ver post relacionado aquí) que han puesto de relieve que la divergencia entre el linaje neandertal y el de el H. sapiens se produjo 500.000 años antes de lo que los resultados genéticos ofrecen (hace 500.000 años, por tanto, dicha divergencia se habría producido hace 1 millón de años).

4º.- En cuanto al Homo sapiens idaltu es verdad que su hallazgo refuerza la idea de que el origen de los sapiens se halla, de momento, en África.

En cualquier caso, en esto de la evolución humana, si hay algo que se debe tener claro, es que conviene no tener muy rígidas las ideas. Cada fósil que aparece, cada análisis que se hace, ofrece en multitud de ocasiones resultados sorprendentes y dispares con respecto a lo que se creía. Ya veremos lo que nos depara el futuro en estas cuestiones. A buen seguro, fuertes polémicas e interpretaciones.

Comentario por jorge hugo bertran vall el noviembre 4, 2010 a las 2:37pm
hay que buscar organizarce , haciendo cuadros demostrativos , de lo hallazgos , para poder hacer un plano de imigraciones de los sapiens, esto llevara un estudio meticuloso , para que un profano en la materia , pueda entenderla , con mayor certeza .////
Comentario por María // el noviembre 8, 2010 a las 9:44pm
Gracias ,Guillermo ,por una respuesta tan completa ;ahora soy yo la que vá a tener que estar fuera unos días,espero que no demasiados ,pero " continuará...":-)
un abrazo
si ,Jorge,tiene razón
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el diciembre 26, 2017 a las 11:39am

Incógnitas sobre la expansión de Homo sapiens

La cueva de Zhiren (Zhirendong) se encuentra situada en las montañas de Mulan, cerca de la ciudad de Chongzuo, en la provincia de Guangxi (sur de China). En uno de los niveles estratigráficos del yacimiento que rellena la cueva se obtuvieron en 2007 un fragmento de mandíbula y dos dientes humanos, junto a restos de elefantes (Elephas kiangnanensis y Elephas maximus) y un número indeterminado de restos de pequeños mamíferos. El 25% de las especies de estos mamíferos (la mayoría roedores) ya están extinguidas. En la sección estratigráfica se localizaron tres depósitos secundarios de carbonato cálcico (espeleotemas). El hecho de que en esta región la concentración de uranio sea elevada permitió datar con notable precisión los tres espeleotemas mediante el método de las series del uranio. Los datos obtenidos sugieren que los restos fósiles tienen más de 100.000 años de antigüedad.

Restos humanos de la cueva de Zhiren, sur de China. Fuente: PNAS.

 

En 2010, y con el apoyo del profesor estadounidense Erik Trinkaus, nuestro colega Liu Wu y otros investigadores del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de Pekín, publicaron los datos de la cueva de Zhiren en la revista PNAS de la Academia de USA.

La simple imagen de los dientes, que reproducimos en este post, permite asignarlos a nuestra especie. En mi opinión, la mandíbula de Zhiren también perteneció a un miembro de Homo sapiens. Su mentón no está muy pronunciado, pero tiene todos los caracteres que definen este rasgo. En ciertos fósiles del Pleistoceno se observa un leve abultamiento en la región anterior de la mandíbula, que tal vez anuncia lo que mucho más tarde terminaría por transformarse en una característica exclusiva de nuestra especie.

 

Sin embargo, la discusión y las conclusiones de Liu Wu y sus colegas fueron increíblemente enrevesadas. Presentaron dos alternativas: la primera defendía el surgimiento de una población con rasgos “sapiens” a partir de las antiguas poblaciones de Homo erectus, como sucedió en otras partes de África y Eurasia (Teoría multirregional). La segunda hipótesis proponía la hibridación de grupos de Homo sapiens en su expansión por África y Eurasia.

 

La primera hipótesis era la preferida por nuestros colegas de China, entre los que se encontraba el profesor Wu Xin-Zhi. Tuve el honor de conocer al profesor Wu en 1992. Ya está retirado, pero a sus 91 años sigue activo y trabaja en su despacho al menos una vez por semana. Hace un par de años tuve la suerte de volver a coincidir con él en Pekín y su lucidez a la hora de debatir sobre evolución humana es asombrosa. Wu Xin-Zhi ha sido uno de los mayores defensores del origen multirregional de Homo sapiens, junto al estadounidense Milford Wolpoff y el australiano Alan Thorne. Wu Xin-Zhi ha tenido una influencia enorme en la paleoantropología de China y solo los científicos más jóvenes se han decantado definitivamente por la teoría del origen africano de Homo sapiens. Pero la influencia y el respeto por los ancianos forma parte de la cultura oriental. No es pues de extrañar que aquel artículo de PNAS se discutiera una vez más la interpretación multirregional a partir de los fósiles de la cueva de Zhiren.

 

La segunda interpretación defiende que los restos humanos de Zhiren pertenecieron a individuos mestizos, resultantes de la hibridación de poblaciones autóctonas con miembros de nuestra especie. En esta segunda interpretación se nota la influencia de Erik Trinkaus en las investigaciones de la cueva de Zhiren, que durante años ha defendido la Teoría de la Asimilación (ver post de 2 de noviembre en este mismo blog). Para este investigador, la población humana actual es el resultado de una mezcla a gran escala entre todas las poblaciones del Pleistoceno y los miembros de Homo sapiens. Aunque Erik Trinkaus no acepta que los restos de la cueva de Zhiren pertenecieran a nuestra especie, de manera implícita está reconociendo la presencia de Homo sapiens en China hace más de 100.000 años.

 

Ahora ya sabemos que ciertamente hibridamos con las poblaciones autóctonas en nuestra expansión por Eurasia, pero el porcentaje de ADN de esas poblaciones en nuestro genoma es muy bajo (2-4%). Los restos de Zhiren demuestran que Homo sapiens ya estaba en el sur de China hace más de 100.000 años, y sabemos que el viaje hacia Australia pudo suceder hace unos 70.000 años. En cambio, la entrada definitiva en Europa se demoró hasta fechas en torno a los 40.000 años antes del presente, que coinciden con las evidencias en la regiones centrales y septentrionales de China. Esa misma antigüedad se ha obtenido en yacimientos como los de las cuevas de Tianyuan o Zhoukoudian, situadas aproximadamente a una latitud de 40º N.

 

Antes estos datos podemos plantear dos escenarios: 1) los miembros de nuestra especie colonizaron rápidamente las regiones más templadas y cálidas del planeta, tras su salida del continente africano. La posible presencia de otros grupos humanos en esas regiones no fue un obstáculo para su expansión. El clima más frío de las regiones del centro-norte de Eurasia fue el verdadero impedimento para demorar su colonización de las tierras situadas en latitudes septentrionales; 2) los miembros de nuestra especie no encontraron resistencia de las poblaciones autóctonas que vivían en el sur de Eurasia, pero no pudieron romper la barrera demográfica de los neandertales en Europa y de los Homo erectus del norte en el resto de Eurasia.

 

En mi opinión, el primer escenario es más sencillo que el segundo. Los grupos de neandertales o de Homo erectus que vivían en el sur de Eurasia seguramente opusieron tanta resistencia al avance de nuestra especie como los del norte. Pero Homo sapiens, que se había gestado en los climas cálidos de África, tardó muchos milenios en adaptarse a las condiciones climáticas del norte de Eurasia. Solo entonces, y apoyados en nuestros progresos culturales, pudimos colonizar la regiones templadas y frías de este continente.

Fuente: quo.es| 21 de diciembre de 2017

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más