Un grupo de científicos cuestiona que el 'Homo naledi' enterrara a sus muertos y realizara grabados en las rocas

El paleoartista John Gurch pasó unas 700 horas recreando la cabeza de Homo naledi basándose en escáneres óseos. (Crédito de la imagen: Mark Thiessen/National Geographic)

"No hay evidencia científica convincente" detrás de las extraordinarias afirmaciones de que el antiguo pariente humano Homo naledi enterró deliberadamente a sus muertos he hizo grabados en rocas en lo profundo de una cueva de Sudáfrica hace unos 300.000 años, sostiene un grupo de arqueólogos en un nuevo comentario al respecto.

Homo naledi se convirtió en un pararrayos de controversias a principios de este año después de que un equipo de investigadores afirmara en la revista eLife que este homínido extinto, con un cerebro del tamaño de una naranja, llevó a sus muertos al interior del sistema de cuevas Rising Star, encendió fuegos y grabó patrones y formas abstractas en las paredes, comportamientos complejos ambos antes solo conocidos en los humanos modernos con cerebros más grandes (Homo sapiens) y nuestros primos cercanos, los neandertales.

La imagen muestra dos elementos funerarios descubiertos en la Cámara Dinaledi de la cueva Rising Star. Un cuerpo pertenecía a un 'Homo naledi' adulto y el otro era un juvenil.

El equipo referido provocó reacciones negativas, en parte, porque anunciaron sus controvertidos hallazgos en una conferencia y en tres estudios preimpresos que no fueron revisados ​​por pares, lo que frustró a algunos científicos, según informó National Geographic en ese momento. La revista en línea eLife aceptó las preimpresiones, publicadas inicialmente en bioRxiv en junio, para una evaluación pública de revisión por pares, la cual concluyó que no había evidencias "completas" detrás de las afirmaciones realizadas.

Un exitoso documental de Netflix que presenta los descubrimientos, sobre Homo naledi, llamado Unknown: Cave of Bones (2023), se emitió el 17 de julio, menos de una semana después de que eLife publicara las preimpresiones y las críticas. 

Ahora, un equipo de investigadores ha analizado los tres estudios de eLife en detalle y argumenta en un estudio, también revisado revisado por pares, y publicado el 10 de noviembre en el Journal of Human Evolution, que nunca se han presentado evidencias científicas convincentes sobre el pretendido entierro deliberado o arte rupestre realizado por el Homo naledi.

Chris Stringer (izquierda), líder de investigación sobre los orígenes humanos en el Museo de Historia Natural de Londres, y que no participó en ninguno de los estudios, dijo a Live Science en un correo electrónico que estaba de acuerdo con el enfoque cauteloso del nuevo trabajo de investigación publicado, y dijo que estaba "bien argumentado. Lo veo como una réplica necesaria a algunas conclusiones prematuras y exageradas sobre el comportamiento supuestamente complejo del Homo naledi", dice Stringer.

Homo naledi era un homínido bípedo de 1,5 metros de altura con manos ágiles y un cerebro pequeño pero complejo. Andy Herries (derecha),  profesor de paleoantropología en la Universidad La Trobe, en Australia, y uno de los autores del nuevo trabajo de investigación, dijo a Live Science que no descarta las afirmaciones realizadas sobre Homo naledi (de que enterraba a sus muertos), pero que notó una falta de ciencia que las respalden.

"Existe la posibilidad de que algo de esto sea correcto", dijo Herries.  "Lo que estamos pidiendo son datos científicos sólidos que lo respalden, incluidas cosas estandarizadas que se harían en arqueología".

Herries describió los "conceptos básicos fundamentales" que faltan en los estudios de eLife de 2023, incluido un análisis detallado de supuestos sedimentos funerarios y la datación por radiocarbono del carbón proveniente de presuntos fuegos realizados. También quiere más comparaciones entre los supuestos grabados en las rocas de dolomita y la erosión natural, que ve a menudo en Sudáfrica. "He trabajado aquí durante 26 años y veo cosas naturales en la dolomita que se ven de igual modo", afirma Herries.

Lee Berger en el área de entrada al sistema de cuevas de Rising Star. Como 'Cuna de la Humanidad', la región es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Foto: AFP / Luca Sola.

Lee Berger, paleoantropólogo y explorador residente en la National Geographic Society, dirigió el equipo que describió a Homo naledi en 2015 y el grupo de investigación que informó sobre la controvertida evidencia de los enterramientos deliberados y grabados en las rocas. Él cree que el nuevo artículo que lo cuestiona repite preocupaciones que su equipo ya había abordado.

"Los argumentos presentados son predominantemente los que ya aparecieron en las revisiones de eLife y en los comentarios públicos de estos mismos autores, y ya se tuvieron en cuenta en el manuscrito revisado que se volvió a enviar a eLife", dijo Berger a Live Science en un correo electrónico.

Berger dijo que también estaba decepcionado con el título del trabajo publicado: "No hay evidencias científicas de que 'Homo naledi' enterró a sus muertos y produjo arte rupestre", porque "lo que se debate es la interpretación, no los datos reales".

Izquierda: En 2022 se descubrieron en las paredes de la cueva una serie de grabados y aguafuertes de figuras geométricas como cuadrados, escaleras, triángulos y cruces. Aún no se ha determinado si están relacionados con enterramientos cercanos. FOTOGRAFÍA DE BERGER ET AL.2023B.
Derecha: Una imagen tomada con un filtro polarizador revela débiles rastros de grabados anteriores que fueron borrados y escritos encima. Estas marcas podrían demostrar que el Homo naledi era mucho más sofisticado de lo que se pensaba. FOTOGRAFÍA DE BERGER ET AL.2023.

El equipo de Berger publicó una respuesta a las revisiones de eLife a principios de este año. Según Berger, su respuesta al nuevo trabajo que cuestiona sus tesis se publicará en el Journal of Human Evolution la próxima semana.

Pero esa no será la última palabra sobre si Homo naledi enterró intencionalmente a sus muertos, encendió hogueras y grabó arte rupestre. Otro estudio externo, realizado por un equipo diferente que aborda la afirmación de los entierros deliberados de Homo naledi, se encuentra actualmente bajo revisión por pares.

Live Science se acercó a Netflix para pedir comentarios sobre la exactitud de "Unknown: Cave of Bones", pero no ha recibido nada al respecto hasta el momento de la publicación de este artículo.

Visitas: 417

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más