Las pinturas más antiguas de la Historia, halladas en varias cuevas de Indonesia: 43.900 años

Dibujada sobre las paredes de una remota cueva en Indonesia, oculta en medio de bosques tropicales, una serie de pinturas rupestres está permitiendo a los científicos redefinir la prehistoria del arte. El último hallazgo es un conjunto de escenas que representan imágenes de una cacería con figuras humanas y animales, pintadas hace al menos 43.900 años en una gruta de la isla de Célebes. El descubrimiento se describe en un artículo publicado este miércoles en Nature y significa la primera representación de una escena de caza que se conoce, así como el ejemplo de arte figurativo y la pintura más antiguos creados por el Homo sapiens.

En una de las salas de la cueva Leang Bulu' Sipong los arqueólogos de la universidad australiana de Griffith han localizado una elaborada escena con al menos ocho pequeñas figuras con forma humana, equipadas con lanzas o cuerdas, que aparecen junto a dos jabalíes y cuatro búfalos. Todas fueron pintadas al mismo tiempo, en el mismo estilo artístico, con la misma técnica y el mismo pigmento ocre. De acuerdo con los investigadores, la yuxtaposición de animales y figuras humanas recreados demuestra una intención narrativa compleja por parte de su autor.

Las figuras humanas son particularmente llamativas, con formas simplificadas y altamente estilizadas y, en algunos casos, características animales como hocicos. Los arqueólogos sugieren que se trata de personajes teriántropos (con la capacidad de cambiar de forma humana a animal), lo que indica que el arte creado por los primeros pobladores de la isla demuestra una concepción y una representación complejos sobre la conexión entre ser humano y naturaleza. 

"La utilización de seres teriántropos sugiere un pensamiento religioso de algún tipo", afirma Maxime Aubert (izquierda), profesor de la universidad australiana y uno de los autores principales del artículo de Nature, "pero la intención exacta que tenían los artistas que crearon estas imágenes, qué es exactamente lo que intentaban retratar, creo que nunca podremos saberlo".

En cualquier caso, los investigadores recalcan que esa representación figurativa de los cazadores es la prueba más antigua de la habilidad para imaginar la existencia de seres sobrenaturales, piedra angular de la concepción espiritual y religiosa. "Lo más fascinante en esta investigación es que el arte rupestre más antiguo de la humanidad ya tiene todos los componentes clave relacionados con la cognición moderna: arte figurativo, narración de historias, pensamiento religioso, etc", dice Aubert. "Así que debe tener un origen mucho más antiguo, posiblemente en África o poco después de que dejáramos África".

Un detalle de la escena de caza de hace 40.000 años. Adam Brumm

EL ORIGEN DEL ARTE

Aubert y su equipo descubrieron en 2014 la silueta de una mano creada hace más 40.000 años mediante la técnica de estarcido, pintada sobre la piedra caliza de una gruta en la misma isla (derecha).

El año pasado desvelaron el dibujo de un vaca salvaje del mismo periodo en la vecina isla de Borneo, dos hallazgos que han situado al archipiélago indonesio como uno de los puntos clave para entender los inicios del Arte y el pensamiento humano moderno. "Hay por lo menos 242 sitios de arte rupestre conocidos en un área de 450 km2 en Célebes y, probablemente, cientos más esperando a ser descubiertos sólo en esta región", señala el investigador, "el resto nunca ha sido explorada, así que quién sabe qué más hay ahí fuera".

Se cree que los primeros Homo sapiens llegaron a la isla como parte de una gran migración que partió desde el este de África hace unos 60.000-70.000 años, probablemente a través del Mar Rojo y la península arábiga hacia la India. En aquel tiempo Borneo aún formaba parte del continente, aunque para llegar a Célebes -que siempre ha sido una isla- habrían necesitado barcos o balsas para cruzar casi 100 km de mar. Pese a que todavía no se han encontrado restos humanos de este período en el archipiélago, se cree que los primeros colonos están estrechamente relacionados con los primeros habitantes en llegar a Australia, hace 50.000 años. Las investigaciones sugieren que esos pioneros probablemente tendrían un aspecto similar al de los aborígenes y papúes de hoy en día.

La figura de un teriántropo - Ratno Sardi

PENSAMIENTO COMPLEJO

Algunos científicos creen que el rasgo que ha distinguido a los sapiens del resto de especies es nuestra capacidad para pensar y planificar para el futuro y para recordar y aprender del pasado. Algunos expertos se refieren a esta característica única como "conciencia de orden superior" y supuso una enorme ventaja evolutiva que permitió a nuestros antecesores cooperar, sobrevivir en entornos hostiles y colonizar nuevas tierras. Y también abrió la puerta a reinos imaginarios, mundos espirituales y una gran variedad de conexiones intelectuales y emocionales.

Un teriántropo pintado en la cueva de Sulawesi - R.S.

Durante mucho tiempo se consideró que esa evolución tuvo su origen en Europa, donde se habían hallado la mayoría de ejemplos artísticos de este periodo: las pinturas de la cueva de Chauvet, en Francia (entre 35.300 y 38.800 años), las figuras de marfil halladas en cuevas de la región alemana de Suabia o algunas de las representaciones en el techo de los polícromos de Altamira, entre otros. "Pero lo cierto es que todos los componentes principales de una cultura artística altamente avanzada estaban también presentes en Célebes hace 44.000 años, incluyendo arte figurativo, escenas y teriántropos", apunta Aubert.

Fuentes: elmundo.es | larazon.es  | 11 de diciembre de 2019

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una escena de caza pintada hace 43.900 años en Indonesia puede ser la primera narración conocida

Una imagen de la pintura rupestre descubierta en Indonesia, la más antigua obra figurativa conocida. RATNO SARDI

En diciembre de 2017, un hombre llamado Pak Hamrullah descubrió la entrada a una cueva desconocida en un acantilado de la isla de Célebes (Sulawesi, en lengua vernácula), en Indonesia. Trepó por una higuera hasta alcanzarla y al llegar al fondo apareció ante sus ojos una escena de caza pintada en un lienzo de roca de más de cuatro metros de largo. Tras dos años de estudios, el equipo de arqueólogos que acompañaba ese día a Hamrullah asegura que esta es la obra de arte figurativo más antigua del mundo.

La composición incluye dos jabalíes y cuatro búfalos enanos en torno a los cuales pueden verse hasta ocho figuras mucho más pequeñas que parecen humanas. Algunos de ellos parecen acechar a sus presas con lanzas o cuerdas. La datación de los depósitos minerales acumulados sobre tres de las figuras de animales indica que se pintaron hace al menos 43.900 años. A juzgar por el color y su grado de desgaste los científicos piensan que todas las figuras se hicieron a la vez y por lo tanto componen la narración de una historia, la primera de la que hay constancia. El único autor posible de esta sorprendente obra es el Homo sapiens, nuestra propia especie, que llegó a estas islas del sudeste asiático hace entre 40.000 y 50.000 años.

“Este es el arte figurativo más antiguo que existe y pensamos que además es el ejemplo más antiguo de obra narrativa y tal vez de espiritualidad”, explica el arqueólogo Adam Brumm (izquierda), de la Universidad Griffith (Australia) y coautor del hallazgo. Hace un año su equipo ya encontró en la isla de Borneo una imagen de un animal ensartado  realizada hace 40.000 años, una antigüedad que hizo palidecer la de las obras cumbre del arte rupestre europeo situadas en España y Francia.

Hasta ahora la escena pictórica más antigua de la que había constancia era la del hombre pájaro, pintada en la cueva de Lascaux, Francia, dice el estudio del equipo de Brumm, publicado hoy en Nature. Una escena es también un cuento y este lo protagonizaba una persona con cabeza de ave y pene erecto que se enfrenta a un bisonte destripado. Signifique lo que signifique, esta pintura se hizo más de 20.000 años después que la de Célebes.

“No queremos reemplazar un centro de origen por otro en el sudeste asiático”, dice Brumm, “pero es muy interesante encontrar arte rupestre mucho más antiguo que el europeo”. “Esto nos obliga a preguntarnos si los humanos modernos desarrollaron la capacidad artística cuando salieron de África [hace unos 70.000 años]”, añade. Hasta el momento se han hallado en la isla indonesia más de 200 cuevas y abrigos con pinturas rupestres. Según Brumm, cada año su equipo encuentra “decenas de nuevas pinturas rupestres con imágenes de todo tipo”.

Una persona observa la pintura rupestre conocida como el hombre pájaro en la cueva de Lascaux (Francia). LASCAUX

El hallazgo se suma a otros muy recientes que pueden leerse como ensayos previos y que cambian para siempre los libros de texto. El primero es un trazo en zig-zag grabado en una concha hace 400.000 años, el primer dibujo de la humanidad. Se atribuye al Homo erectus, un posible ancestro de los humanos actuales que fue el primero en salir de África. Su dibujo se halló en la isla de Java, también en Indonesia. El año pasado se presentó la pintura rupestre más antigua de Europa, una especie de escalera pintada en la cueva de La Pasiega (Cantabria), obra de los neandertales hace unos 65.000 años. Y también en 2018 se presentó el primer dibujo de los Homo sapiens, unas esquemáticas rayas hechas en Suráfrica hace 73.000 años.

Algunas de las figuras humanas de la cueva parecen tener hocico o pico. El equipo de Brumm argumenta que se trata de los teriántropos —una figura de ficción que mezcla rasgos animales y humanos, como los posteriores dioses egipcios— más antiguos que se conocen. No solo son decenas de miles de años más viejos que el hombre pájaro, sino también unos miles de años más antiguos que el hombre león, la preciosa estatuilla de 30 centímetros hallada en Alemania y datada en unos 40.000 años (derecha). “La capacidad de inventar historias de ficción pudo ser la etapa clave en la aparición del lenguaje y pensamiento humanos”, escriben los autores en su estudio. Añaden que la creación de seres imaginarios, y con ellos “la primera muestra de pensamiento religioso”, no sucedió por primera vez en Europa, sino en la isla de Célebes.

“Pintar algo que no existe, especialmente en el contexto de una escena que podríamos considerar rutinaria o pragmática, como es una escena de caza, es muy significativo”, opina María Martinón-Torres (izquierda), directora del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (Cenieh). “No podemos saber qué pretendían con esos dibujos, pero me parece más que razonable pensar que para ese grupo existía un mundo que no se restringía a lo natural, sino que también tenía algo de religioso, mágico o supersticioso, y sobre todo si se entrelaza con lo que podría considerarse la vida normal. Por otra parte me parece conmovedor encontrar las raíces profundas de algo que es tan genuinamente humano como la capacidad de contar historias. Incluso si lo que pretendían únicamente con esas figuras era rememorar una hazaña pasada, ensalzar la valentía o la bravura de algunos cazadores atribuyéndoles capacidades sobrehumanas, es maravilloso pensar que quizá estemos admirando la primera metáfora de la prehistoria”, añade la paleoantropóloga.

Jabalí verrugoso de Célebes (Sus celebensis)


“Lo más sorprendente de este hallazgo es su antigüedad, pues hasta ahora apenas se conocían escenas narrativas en el arte paleolítico y la que sí se conocía, el hombre pájaro, tiene una interpretación muy discutida de si es o no una escena”, opina Juan Luis Arsuaga  (izquierda), codirector de las excavaciones de Atapuerca. “En este caso es más claro que se trata de una escena. Lo que nos dice este hallazgo es que probablemente los humanos que salieron de África ya tenían este kit de pensamiento mágico que les hace únicos como especie y que forma parte de su naturaleza”, resalta el paleoantropólogo.

¿Por qué se pintaban humanos tan pequeños, tan esquemáticos, sin rostro? Es imposible saberlo, aunque es una práctica común en las pinturas prehistóricas. En Altamira o en Chauvet (Francia) hay bisontes y felinos dibujados con un detalle y maestría asombrosos. En cambio, la figura humana apenas se representaba y, cuando se hacía, era muy esquemática, incluso en arte rupestre muy posterior, como las pinturas de caza con arco que florecieron en el levante español hace unos 12.000 años, explica Arsuaga. “En Europa se ha pensado que había un tabú o creencia de que no se debía dibujar a personas y un ejemplo son las venus paleolíticas, en las que se puede apreciar bien el peinado, pero que no tienen cara”, explica Arsuaga.

“La sensación que deja este estudio es la de un cambio de paradigma”, resalta el prehistoriador de la Universidad Complutense Marcos García Diez (izquierda), codescubridor de las pinturas neandertales cántabras. “Hasta hace muy poco pensábamos que la explosión del arte sucedió en Europa con la llegada del 'Homo sapiens', pero este descubrimiento nos obliga a borrar esa idea, la expresión artística se da probablemente en todo el mundo a la vez y por eso lo vamos encontrando cada vez en más lugares”, resalta.

El hallazgo no está exento de polémica. Los investigadores han usado un método muy fiable para datar las pinturas que se basa en la descomposición progresiva de los átomos de uranio presentes en las calcificaciones de la cueva. El problema es que estas calcificaciones solo parecen haberse formado sobre las figuras de animales, y no sobre las humanas. Los trazos de unas y otras no se sobreponen, por lo que no se puede saber a ciencia cierta si fueron hechas al mismo tiempo o en una etapa posterior.

“Ante estos datos, lo más probable es que, como dicen los descubridores, todas las pinturas se hiciesen al mismo tiempo y por lo tanto compongan una escena, pero es imposible descartar que sea al contrario y estemos ante dos pinturas hechas en diferentes épocas”, explica Joseba Rios  (derecha), investigador del Cenieh.

Fuente: elpaís.com | 11 de diciembre de 2019

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Hallan grabados rupestres de 12.000 años de antigüedad en Timor Ori... (11/02/2011)

Descubren en Australia arte rupestre de 28.000 años de antigüedad (19/06/2012)

Los petroglifos de la península de Burrup (Australia) entre los más... (20/04/2013)

Descubren pinturas de 39.900 años de antigüedad en Indonesia (09/10/2014)

El descubrmiento del antiguo arte rupestre a través de Asia (27/11/2014)

El arte rupestre, uno de los secretos mejor guardados del Sudeste A... (22/03/2017)

Hallan ornamentos y objetos artísticos en una cueva de Indonesia co... (05/04/2017)

Descubren 28 yacimientos de arte rupestre de hace 2.500 años en una...  (16/12/2017)

Un animal ensartado por una lanza es el primer dibujo figurativo de...  (08/11/2018)

Visitas: 1039

Comentario por María // el diciembre 12, 2019 a las 5:35pm

"Así que debe tener un origen mucho más antiguo, posiblemente en África o poco después de que dejáramos África"."

A mi me parece que, en principio, lo más lógico es pensar que los sapiens ya salieron de Africa con las capacidades cognitivas que le permitieron pintar, relatar escenas (o pintarlas) e imaginar más allá del mundo palpable. Pienso que los cuencos pintados de avestruz encontrados en Sudáfrica así lo hacen pensar.

¿Será la capacidad de relatar lo que es más genuinamente humano?. Hay personas especialmente dotadas para ello y ¿a quién no le gusta que le cuenten una historia, un cuento, una aventura? Así se ha transmitido el saber a través de milenios. ¿Contarían historias los neandertales? ¿Harían bromas? ¿Se reirían de algún compañero patoso que se resbalara al ir en una expedición de caza? 

Comentario por María // el diciembre 12, 2019 a las 5:38pm
Comentario por Jose de Teresa el diciembre 12, 2019 a las 10:08pm

Estimada María, sí parece relevante lo de los huevos de avestruz, por cierto, con decoración análoga a la de dos o tres pedazos de ocre también sudafricanos y aún anteriores (el más "reciente", nada más de 70 mil años atrás; el más antiguo, con unos 30 mil más de edad) https://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/hallan-un-fragmento-de-pi... y un "taller"

Comentario por María // el diciembre 14, 2019 a las 5:50pm

Si,Jose.Y el fragmento de Bloombos.Se podría argüir que son grafías muy elementales y que de ahí a las pinturas naturalistas hay un mundo ,pero yo conozco mucha gente sapiens que no es capaz de hacer ni la O con un canuto.Que el arte sea o no naturalista me imagino que dependerá de otros factores .Aparte,que no sabemos lo que se pintaría sobre arena,sobre pieles etc

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más