Los neandertales capturaban aves en las cuevas para su consumo

(A) Chovas de pico rojo. (B) Mapa que muestra el rango de distribución combinado actual de chovas de pico rojo y chovas alpinas (área roja) y rango estimado de neandertales (área con barras verdes);  C) Sitios con evidencia de ocupación neandertal y presencia de elementos esqueléticos de chovas. Las presencias de chovas de pico rojo, chovas alpinas o ambas especies en los sitios están representadas por marcadores circulares rojos, amarillos o de ambos colores. Los marcadores con bordes azules representan sitios con presencia de restos fósiles de chovas procesados, mientras que los círculos con bordes negros representan sitios donde las marcas de procesamiento no se buscaron o no se registraron. Referencias de los sitios: 1-3: Gorham, Vanguard, Ibex caves; 4: Cova Negra; 5: Bolomor; 6: Arbreda; 7: Pié Lombard; 8: Fumane; 9: Grotte de Castelcivita; 10: Figueira Brava; 11: Beneito; 12: El Castillo; 13: Labeko koba; 14: Romaní; 15: gentil; 16: Coll Verdaguer; 17: Combe Grenal; 18: La Baume de Gigny; 19: Sesselfelsgrotte; 20: Vindija; 21: Grotta del Broion; 22: Valle Radice; 23: Grotta Guattari; 24: Grotta di Sant Agostino; 25: Temnata; 26: Bacho Kiro; 27: Mezmaiskaya; 28: Kebara. (D) Chovas alpinas. 

Un trabajo liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) señala que los neandertales capturaban durante la noche para su consumo chovas, una especie de aves de plumaje enteramente negro y tamaño similar al de las palomas. Hasta el momento, la asociación entre los neandertales y estas especies se pensaba que era circunstancial y se debía a que ambos utilizaban los mismos refugios. Marcas en algunos huesos pertenecientes a estos córvidos revelan su consumo por humanos. En el estudio, que se publica en la revista Frontiers in Ecology and Evolution, participan investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) y el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont.

Los neandertales, que habitaron zonas templadas de Europa y el centro de Asia hasta su extinción hace unos 40.000 años, son conocidos por su dieta de grandes herbívoros, compuesta por caballos, cabras y bóvidos salvajes. Sin embargo, en los últimos años se han acumulado evidencias de que su dieta era variada e incluía plantas, pequeños mamíferos, algunas aves y hasta invertebrados, como crustáceos y bivalvos que recogían en zonas costeras. Entre los fósiles de aves que se encuentran con más frecuencia en las cuevas que ocuparon los neandertales están los de chova piquirroja y chova piquigualda. Estas especies forman agregaciones para dormir en el interior de las simas y desde el Neolítico también están presentes en construcciones humanas.

“Recientemente, se ha podido demostrar que algunos huesos fósiles de chova procedentes de yacimientos neandertales presentan marcas de procesamiento y consumo por parte de los humanos. Sabemos, además, que algunos de esos huesos fueron cocinados al fuego”, apunta Guillermo Blanco Hervás, investigador del CSIC en el MNCN-CSIC y primer autor del trabajo.

El trabajo revisa datos de los yacimientos neandertales con presencia de huesos fósiles de chova piquirroja y chova piquigualda, especies que proporcionarían un buen aporte proteico a un neandertal. “Tanto estas aves como los antiguos humanos solaparon sus áreas de distribución en Eurasia durante un largo periodo de tiempo. De hecho, aparecen en yacimientos de distintas épocas, desde la península ibérica hasta el Cáucaso. Por tanto, el hábito de consumirlas fue extenso en el tiempo y en el espacio, y debió de producirse con cierta frecuencia”, explica Juan José Negro Balmaseda (derecha), científico del CSIC en la EBD-CSIC.

(A) Ejemplo de un gallinero comunal de chovas de pico rojo en un pozo (provincia de Cuenca, España); (B) Detalle de la posición de las chovas tras ser acorraladas por depredadores humanos (experimentales), y (C) su captura a mano y (D) con ayuda de una escalera en perchas comunales ubicadas en edificios en Aragón (España). (E) Una chova de pico rojo después marcada con anillos para identificación individual. Créditos de las fotografías: A (JA Cuevas), B (G. Blanco), C, D (JM García), E (Ó. Frías).

Para determinar cómo pudieron capturar estas especies de córvidos, muy esquivas y desconfiadas durante el día, los investigadores recurrieron a lo que se conoce como método actualístico. Se trata de inferir comportamientos pasados por analogía con hechos del presente.

“La captura a mano de chovas en las cavidades que empleaban para dormir en la noche, sin ninguna tecnología adicional más allá de fuentes de luz portátil (antorchas), nos induce a pensar que los neandertales pudieron cazarlas cuando estas llegaban al anochecer a las cuevas para pasar la noche. Con ayuda del fuego, que ya dominaban, podían generar luz suficiente para asustarlas hacia el interior de la cavidad y atraparlas”, señala Antonio Sánchez-Marco (izquierda), del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont y coautor del estudio.

El comportamiento social de las chovas para dormir en la noche permite la captura a mano y de forma simultánea de numerosos ejemplares. Además, al ser asustadas y perseguidas en las cuevas, tienen tendencia a volar hacia su interior. Esto, señala el estudio, facilitaría las capturas. Y a ello contribuiría también la adaptación para la visión escotópica (con poca luz) de los neandertales, puesto que tenían ojos más grandes que los del Homo sapiens.

Fuente: csic.es | 16 de septiembre de 2021

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* Los neandertales usaban plumas como adorno (22/02/2011)

Presumen que los neandertales utilizaban las garras de aves rapaces... (08/03/2012)

Una nueva investigación confirma que los neandertales usaban plumas... (18/19/2012)

* El rostro de un neandertal emplumado abre el nuevo espacio expositi... (11/06/2014)

Un nuevo estudio afirma que los neandertales pudieron haber fabrica... (12/03/2015)

Las aves aportan pistas sobre la vida de los neandertales en el Peñ...  (25/02/2016)

* Un hueso de cuervo decorado descubierto en Crimea puede proporciona...   (30/03/2017)

Demuestran que los neandertales capturaban también águilas reales p... (07/05/2019)

Salen a la luz los últimos restos de 'joyería neandertal' de la Pen... (02/11/2019)

Visitas: 240

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más