Una nueva investigación confirma que los neandertales usaban plumas de ave como ornamento simbólico

Ilustración de Mauro Cutrona para el artículo "Quando Neandertal aveva le penne" de National Geographic, Italia.

Fuente: Terra.es | 17 de septiembre de 2012

Un estudio internacional en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha confirmado que los neandertales usaban plumas de aves rapaces y de córvidos para fines ornamentales.

Según ha explicado hoy el CSIC, esta teoría destierra la idea de que los neandertales no poseían pensamiento simbólico y los acerca más al Homo sapiens. La investigación se suma así a otras recientes que han apuntado también la existencia para el hombre de Neandertal de un mundo simbólico, de cultos y ritos chamánicos (ver posts de Terrae Antiqvae relacionados al final del artículo).

El trabajo, publicado en el próximo número de la revista científica PLoS ONE, se ha centrado en el estudio de los restos óseos de 21 especies de rapaces y córvidos encontrados en tres cuevas de Gibraltar.

Los análisis de estos restos demuestran que de 124 individuos, al menos 18 presentaban en sus alas marcas de herramientas neandertales e incluso de dientes.

Según ha explicado el investigador del CSIC, Juan José Negro (izquierda) de la Estación Biológica de Doñana, estas extremidades "están destinadas a funciones de vuelo, son muy ligeras y apenas tienen carne, por lo que creemos que no tenían un fin alimenticio, sino que empleaban las enormes plumas como ornamentación, tal y como siguen haciendo muchos pueblos indígenas en la actualidad".

Los restos analizados proceden de diferentes estratos arqueológicos que abarcan miles de años y han sido comparados con datos de otros 1.700 yacimientos de Eurasia procedentes del Pleistoceno.

Los resultados ponen en evidencia que la manipulación de plumas por parte de los neandertales "era una práctica extendida" y que no pudo ser una pauta aprendida del Homo sapiens, ya que las muestras son anteriores a la llegada de éstos a Gibraltar.

Foto: Ejemplos de marcas de corte en restos óseos de aves hallados en Gibraltar. PLoS ONE

Así, Negro ha subrayado que "la ausencia de arte rupestre realizado por neandertales no significa que su capacidad cognitiva fuera inferior a la de nuestros antepasados", sino que empleaban otro tipo de materiales -como las plumas- para expresar su pensamiento cognitivo.

El trabajo revela, asimismo, que los neandertales preferían las aves planeadoras con grandes plumas de color oscuro, como el quebrantahuesos, el buitre leonado, el milano real o el águila real.

Los investigadores apuntan, como causa de esta elección, el hecho de que gran parte de las aves encontradas formaban parte de la vida diaria de los neandertales: eran carroñeras y rapaces, moradoras de acantilados escarpados cercanos a sus abrigos y cuevas.

“Las plumas son objetos muy ligeros, aportan belleza y volumen. Fueron seleccionadas en la naturaleza, además de para permitir el vuelo, como ornamento en las aves, por lo que es lógico pensar que los neandertales hicieran lo mismo”, concluye Negro.

 

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* Los neandertales usaban plumas como adorno (22/02/2011)

* Presumen que los neandertales utilizaban las garras de aves rapac... (08/03/2012)

* Hallan en Oliva (Valencia) una roca de 30.000 años usada posiblem... (12/09/2012)

Visitas: 997

Comentario por fernando mansur el septiembre 18, 2012 a las 7:31am

me resulta extranio de que alguien suponga que alguna especie no tenga vida espiritual ,digamos que la vida misma es espiritu y su forma material es lo visible viene a ser algo asi como la materia obscura

Comentario por María // el septiembre 18, 2012 a las 8:51am

Es muy interesante, aunque no estemos seguros de para qué las usaban y por lo tanto tampoco se puedan sacar muchas conclusiones.

Aunque todo lo que se va descubriendo indica que tenían  una forma compleja de percibir el mundo y de relacionarse con él, aunque no sabemos si exactamente igual. A lo mejor percibían cosas que nosotros no percibimos.

Me resulta interesante lo de las plumas de águila porque es uno de los animales chamánicos por excelencia. Quizá comenzaron a pensar que ponerse las  plumas los convertía en pájaros ....

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el septiembre 18, 2012 a las 1:15pm

Sí que llama la atención, María, el hecho de que la mayoría de los restos analizados correspondan a aves rapaces y córvidos. Ciertamente, el águila, el halcón, etc., son aves con una profunda significación chamánica, y por tanto es muy posible que el uso de sus plumas tuviera determinada apelación numinosa-religiosa.

Pero, al mismo tiempo, estas aves son muy difíciles de cazar u obtener, razón por la cual sus plumas han sido consideradas de gran valor entre aquellos pueblos que las han utilizado como objeto ornamental.

En este sentido, me pregunto ¿hasta qué punto dichas plumas singulares no habrían servido también para subrayar determinado estatus dentro del grupo de neandertales que las usaban? Al fin y al cabo, toda manifestación de poder requiere de símbolos concretos que la pongan de manifiesto.

En cualquier caso, no cabe duda que este nuevo hallazgo e investigación reafirma muy notablemente la capacidad simbólica que a menudo se les regatea a los neandertales.

Otra cuestión final, digna de tenerse en cuenta, es el hecho de que los estratos de la cueva de Gorham, en los que se han encontrado la manipulación de estos restos de aves, abarcan un periodo que oscila entre hace 57.300 y 27.800 años, es decir, la última cifra nos vuelve a poner ante la consideración de que la zona de Gibraltar fue, al menos, uno de los reductos finales en el que habitaron los neandertales (véase también el post "Los últimos neandertales habrían habitado en Cantabria y no en Gib...).

Comentario por María // el septiembre 19, 2012 a las 7:20am

Pues sí ,Guillermo;tienes razón.Quizá también el hecho de obtenerlas implicaba haber subido a algún lugar dificil o tener alguna habilidad  especial y eso también podría proporcionar prestigio,"poder"

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el noviembre 19, 2012 a las 4:31pm

PLUMAS SOBRE NEANDERTALES: HERENCIA COMÚN O EVOLUCIÓN PARALELA

 

Por Antonio Rosas. Museo Nacional de Ciencias Naturales, CSIC | 19 de noviembre de 2012

 

Son cada vez más las evidencias arqueo-paleontológicas que apuntan al empleo de elementos simbólicos en la sociobiología de los neandertales. Los elementos materiales de tales símbolos recaen de un modo muy similar, si no idéntico, a los que conocemos en las culturas de nuestra propia especie (quizá por eso podamos reconocerlos). Ejemplos de ellos son los objetos y materiales empleados en la decoración corporal, tales como abalorios y cuentas de collar encontrados en los niveles chatelperronienses de Arcy-sur-Cure (Francia), los “lápices” de manganeso y óxidos de hierro de este mismo yacimiento, o los más antiguos y discutidos de Maastricht-Belvédère, con 200.000 años de antigüedad. O los restos de pigmentos reflectantes hallados sobre conchas usadas por los neandertales de la cuevas de los Aviones y Antón en Murcia, de hace 50.000 años.

En la misma dirección, Peresiani y colaboradores han propuesto que los neandertales hicieron un uso frecuente de las plumas de diferentes especies de ave, basándose en el estudio de los restos de ave recuperados en la cueva de Fumane (Italia), con una antigüedad de 44.000 años. Posteriormente, Finlayson y colaboradores, han publicado un estudio en el que sostienen que tal comportamiento se puede generalizar a una amplia franja temporal y geográfica, más allá del caso particular de Fumane.  Los neandertales usaron plumas alares, en especial de córvidos y de rapaces diurnas, para un uso ornamental y por ende con finalidad simbólica.

La evidencia más firme para tal afirmación reside en la presencia de marcas de corte sobre huesos de las alas; marcas producidas en acciones con fines no utilitarios, como serían la extracción de carne alimentación o de plumas como estabilizador de proyectiles. La sobrerrepresentación de huesos de la extremidad anterior de aves en los yacimientos también es usada como evidencia, aunque cabe comentar que una sobreabundancia de los huesos de las alas puede también deberse a los hábitos de predación de rapaces y pequeños carnívoros. Un tercer argumento reside en una sistemática asociación tafonómica entre ocupaciones neandertales y restos de córvidos y rapaces, en un amplio abanico geográfico y temporal.

Cada vez más nos encontramos con que comportamientos y capacidades pretendidamente exclusivas de la modernidad sapiens fueron también conseguidos por los neandertales. La pregunta clave es ¿cómo han llegado a desarrollarse esas aptitudes “iguales” en ambas especies?

Los comportamientos simbólicos deben tener unas bases biológicas relacionadas de una u otra forma con la organización de los circuitos neuronales, con sus procesos de modelado durante el aprendizaje y, en última instancia, con los genes que instruyen y regulan la formación de sus elementos primarios. Planteada en estos términos, acotamos los límites de nuestra pregunta recurriendo de nuevo a la famosa frase del gran Dobzhansky: “en biología, nada tiene sentido si no es a luz de la evolución”.

Se han planteado tres posibilidades para explicar la evolución de las capacidades simbólicas en sapiens y neandertales. Una primera puede corresponderse con el fenómeno de  la transferencia horizontal de genes (o de nemes, unidades básicas de pensamiento). En el ámbito de la cultura, este fenómeno se conoce como aculturación. En el caso que nos ocupa, la hipótesis de la transferencia de comportamientos simbólicos por imitación desde sapiens a neandertales puede descartarse ya que se han detectado aptitudes simbólicas en neandertales en un tiempo anterior al contacto de éstos con los cromañones, hipotéticos originadores del comportamiento moderno.

Nos queda por tanto una dualidad de hipótesis estrictamente evolutivas. Bien el comportamiento simbólico se desarrolló independiente en los linajes de H. sapiens y de H. neanderthalensis. O bien, la aptitud para el simbolismo fue heredada en ambas especies desde antepasado común.

El hacer uso de las plumas para adornarse es considerado un universal invariante de todas las culturas humanas (pensemos en los indios de las praderas o en los tocados de las señoras de Ascot). Ahora sabemos que los neandertales también lo hacían. Visto desde esta óptica, parece difícil pensar que tal comportamiento se deba a una evolución independiente en todos o algunos de esos casos. Tal universal es más lógico achacarlo a una herencia común. Dicho esto, en la historia de la humanidad hay también ejemplos de desarrollos culturales de primer orden que han aparecido de manera independiente en varios focos y en momentos próximos. La domesticación quizá sea uno de los mejores modelos.

La otra opción evolutiva consiste en que la aptitud para el simbolismo fuese heredada en ambas especies desde un antepasado común. Tal hipótesis sería la más parsimoniosa, ya que reúne todas las premisas de una generalidad de los procesos evolutivos. Sin embargo, los datos empíricos no parecen avalarla. Para que tal hipótesis pudiera mantenerse tendrían que aparecer signos de aptitudes simbólicas (adornos personales) en dicho antepasado común. En nuestro caso, éste se corresponde con una especie que algunos llamamos Homo anteccesor y otros H. heidelbergensis. En cualquiera de estos dos casos, u otras posibles alternativas, no existen, hoy por hoy, evidencias que indiquen que hubiese ninguna especie de Homo que practicara tales comportamientos hace al menos 400.000 años.

Con lo que hemos expuesto, pocas salidas nos quedan. Ninguna de las tres hipótesis parece encontrar apoyo sólido, ni en el registro fósil ni en el etnográfico.

No obstante, la moderna biología del desarrollo puede sacarnos del apuro. Esta disciplina ha introducido el concepto de “homología profunda”, que permite explicar casos de aparición evolutiva de caracteres de un modo aparentemente independiente. El fundamento de tal homología reside en la posesión compartida por diferentes especies (o grupos de organismos) de una misma batería de genes reguladores, que ya estaban presentes en su antepasado común pero que no se expresaban en él. La posterior evolución del grupo lleva a que en los linajes descendientes de este antepasado común se exprese esta batería de genes, dando lugar a la aparición de sus productos –caracteres similares- mediante un proceso de evolución (aparentemente) independiente.

Nos queda mucho por saber, pero el origen del simbolismo en distintos linajes humanos, tomando como ejemplo el uso de las plumas como ornamentación personal, bien podría explicase por un fenómeno de homología profunda. Seguiremos…

 

 

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más