Herramientas líticas de hace 300.000 años, halladas en Israel, fueron obtenidas con fuego a distinta temperatura

Una de las herramientas hallada en la cueva de Qesem, en Israel - Instituto Weizmann de Ciencias.

Hace unos 300.000 años, cuando los primeros homínidos de nuestra especie, Homo sapiens, empezaban a aparecer en África, alguien consiguió desarrollar una tecnología moderna y compleja en Oriente Próximo. Un estudio llevado a cabo en la cueva de Qesem, en el centro de Israel, ha analizado las herramientas de piedra tratadas con calor más antiguas conocidas. 

Un aspecto de la cueva de Qesem, la cula se encuentra al este de Tel Aviv.

Los homínidos que allí vivían, cuya identidad aún no ha podido ser confirmada, no solo sabían utilizar el fuego, sino que lo controlaban para optimizar la creación de diferentes artefactos, empleando incluso distintas temperaturas según sus propósitos. Los autores, que han publicado sus conclusiones en la revista Nature Human Behavior, creen que este desarrollo tecnológico demuestra unas sofisticadas capacidades cognitivas tempranas.

Hasta ahora, se creía que la primera vez que se utilizó el fuego en la fabricaciónde herramientas fue hace 164.000 años en lo que ahora es Pinnacle Point (Sudáfrica). Pero el nuevo análisis, llevado a cabo por el Instituto Weizmann de Ciencias, retrotrae esta habilidad en más de 130.000 años, la sitúa en un punto del mapa muy alejado y en manos de una especie humana desconocida. «Sabemos, por un diente hallado en el lugar, que no eran 'Homo sapiens' ni neandertales, por lo que creemos que se trataba de un grupo que se desarrolló localmente», señala Filipe Natalio (izquierda), de la Unidad de Arqueología Científica del Instituto y responsable del nuevo trabajo.

Conjunto de herramientas líticas halladas en la cueva de Qesem. Instituto Weizmann de Ciencias.

Inteligencia artificial

Los homínidos que vivieron en Qesem dejaron tras de sí decenas de miles de herramientas de piedra, la mayoría hechas de pedernal, un material fácilmente disponible. Estaban producidas mediante un proceso de tallado, que consiste en golpear una piedra contra otra para picar las piezas y lograr un borde afilado. Hace entre 300.000 y 400.000 años, la principal presa que estos homínidos cazaban cambió de elefantes a gamos, lo que requirió artefactos más finos para descuartizar las presas.

Algunas de las herramientas de sílex halladas en el lugar parecían quemadas, por lo que los arqueólogos se preguntaban si había sido por casualidad o los habitantes de la zona tenían algún control sobre el fuego y lo utilizaban a propósito. Para aclararlo, los investigadores recolectaron unas 200 piezas de pedernal de áreas cercanas a la cueva de Qesem. Después de calentar las piezas a diferentes temperaturas y enfriarlas nuevamente, las examinaron con espectroscopia Raman para revelar la composición de su estructura química y molecular. Los datos obtenidos eran tantos que tuvieron que ser analizados por un software de aprendizaje automático en el Departamento de Apoyo a la Investigación Química del Instituto Weizmann que dirige el Dr. Iddo Pinkas (derecha).

La comparación de temperaturas para tres tipos de herramientas revela un rango pequeño y relativamente frío para las cuchillas (blades), en contraste con las «tapas de olla» (pot lids) y las lascas (flakes). Crédito: Instituto de Ciencias Weizmann

Rango de temperaturas de las distintas herramientas analizadas y halladas en la cueva de Qesem.

Sorprendentemente, la inteligencia artificial encontró que se habían aplicado tres rangos de temperaturas únicos para tres tipos distintos de pedernal. De esta forma, las láminas, herramientas en forma de cuchillo con un borde afilado largo y un borde frontal más grueso por donde sujetarlas, se calentaron a unos 259° C, mientras que las lascas se hicieron a 413° C y unos fragmentos pequeños, mellados y astillados que los científicos llaman «tapas de olla» (pot lids), a 447º C. Luego, los autores realizaron un experimento para replicar condiciones de calor similares y encontraron que controlar los niveles de calor del pedernal puede mejorar su producción.

De izquierda a derecha una 'tapa de olla', una lasca y una cuchilla. Cada una se produjo a una temperatura diferente (las imágenes no están a escala). Crédito: Instituto de Ciencias Weizmann

Pensamiento abstracto

En palabras de los investigadores, parecía que los habitantes de la cueva habían usado intencionalmente diferentes tratamientos térmicos para crear diferentes herramientas. «No podemos saber cómo se enseñaron unos a otros la habilidad de fabricar herramientas, qué experiencia los llevó a calentar el pedernal a diferentes temperaturas, o cómo lograron controlar el proceso, pero el hecho de que las cuchillas más largas se calentaran constantemente de una manera diferente a otras piezas sugiere una intención», dice Natalio. «Estos homínidos fueron capaces de realizar pensamientos complejos y abstractos mucho antes de lo que pensábamos», subraya.

Como explica en un correo electrónico Aviad Agam (izquierda), coautor del estudio: «En Qesem  hay indicios claros de cocción y asado de la carne, por lo que creemos desde hace mucho tiempo que el fuego se usaba habitualmente en la cueva. Nuestro nuevo descubrimiento muestra que además sabían utilizarlo para manipular otros materiales y producir mejores herramientas».

Para los investigadores, se trata de tecnología, como también lo son nuestros teléfonos móviles  u ordenadores, la cual permitió a nuestros antepasados sobrevivir y prosperar.

Foto: Una vista de los trabajos que se realizan en la cueva de Qesem. Filipe Natalio

Fuentes: abc.es | phys.org | dailymail.co.uk | 5 de octubre de 2020

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Encuentran en Israel los que serían primeros cuchillos de comer del... (29/07/2010)

Hallan los restos más antiguos de 'Homo sapiens' (400.000 años) en ... (27/12/2010)

Hallan evidencias de una producción en serie de hojas de cuchilla e... (11/10/2011)

La desaparición de los elefantes en la tierra de Israel, hace 400.0... (17/12/2011)

Arqueólogos israelíes identifican los primeros encendedores neolíti... (11/02/2013)

Mantener simplemente un fuego exigía grandes habilidades cognitivas... (18/03/2013)

Encontrado en Israel un fogón de 300.000 años, el más antiguo de la... (28/01/2014)

Nuevos análisis verifican el uso del fuego por parte del 'Homo erec... (13/03/2014)

Artefactos hallados en la Cueva Tabún, Israel, muestran claves acer... (13/12/2014)

Hallan en la cueva Qesem (Israel) lo que se podría considerar prime... (28/11/2017)

Visitas: 305

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más