El Museo Británico muestra que Gran Bretaña es un paraíso para los detectoristas de tesoros

Foto: Empuñadura de cuchillo romano en la que se representa una escena erótica. Hallado en Lincolnshire, centro de Inglaterra. REUTERS/Plan de Antigüedades Portátiles.

 

Vía: Artdaily.org | Reuters | Stefano Ambrogi| 27 de mayo de 2011 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

 

Gran Bretaña está llena de antiguos tesoros enterrados y las masas han sido, irónicamente, picadas por el insecto de la excavación, y con la plena aprobación de los principales museos y del gobierno.

Las últimas cifras publicadas por el British Museum, el pasado miércoles, muestran un "enorme" incremento del número de antigüedades y objetos espectaculares clasificados como "tesoros", los cuales han sido encontrados por ciudadanos de a pie que tienen pasión por la historia.

En 2010, más de 90.000 objetos arqueológicos fueron informados a los museos de todo el país -un aumento del 36% respecto a 2009- a través de lo que se conoce como Plan de Antigüedades Portátiles [en inglés: Portable Antiquities Scheme (PAS)]


El plan, que según los expertos es suficiente únicamente para Gran Bretaña, también permitió que 859 objetos quedaran separados del concepto de "tesoro" (vagamente definido como objetos que contienen oro y plata, o como alijos de monedas antiguas), al ser legalmente descubiertos, lo que supuso un aumento del 10% en el pasado año.

El proceso, en última instancia, permite que objetos importantes, a veces de enorme valor histórico, queden salvaguardados para la nación, en lugar de ser vendidos en  secreto a los coleccionistas privados o en el mercado ilegal de antigüedades.

La sorprendente variedad de los objetos desenterrados en los campos de los agricultores, o que se encuentran en alguno de los muchos ríos del país, van desde piedras prehistóricas, broches romanos, cinturones anglosajones, y monedas medievales, hasta un conjunto de dientes postizos posteriores al Medievo.

 

Foto: Tesoro de monedas "starters" de la Edad del Hierro, hallado en Suffolk, sureste de Inglaterra, en 2008.

 

Elementos destacados, expuestos en el Museo Británico, incluyen un alijo de monedas de oro de la Edad del Hierro, llamados "staters" ("pesos"), que datan de los años 15 al 20 d. C. El alijo de 840 monedas, encontrado por un detectorista de metales en el sureste de Inglaterra, es sumamente significativo, porque representa el mayor tesoro hallado en Gran Bretaña desde 1849.

De igual importancia es un único mango de cuchillo romano en el que se representa una escena erótica perversa en la que participan dos hombres y una mujer, con una de las figuras sosteniendo una cabeza decapitada. Sólo un puñado de empuñaduras de cuchillo con diseños eróticos han sido hallados en Gran Bretaña.

La iniciativa del Plan de Antigüedades Portátiles comenzó en 1997 (sobre la cual el ministro de Cultura, Ed Vaizey, dijo a los periodistas que es "la envidia del mundo"), y permite a un ejército de detectoristas de metales excavar en Inglaterra y Gales en busca de artefactos con el pleno respaldo de la ley.

 


Foto: Diversas partes de un medallón medieval de oro hallado en Rolleston, Nottinghamshire, en 2008

 

Mientras los objetos o artefactos no sean clasificados como "tesoro", los entusiastas detectoristas, ridiculizados por los arqueólogos en el pasado por sus prácticas no científicas, tienen la posibilidad de conservar su botín una vez que es fotografiado y revelado el lugar del hallazgo.

Michael Lewis, jefe adjunto del Plan de Antigüedades Portátiles, manifestó a Reuters que el plan difiere notablemente de la forma en que una excavación es regulada en el resto de Europa, a la cual calificó de "draconiana" en comparación. "La detección está prohibido en la mayoría de los países, y usted, ciertamente, no puede conservar lo que encuentre".

 

Neil MacGgregor, director del Museo Británico y gestor del plan, dijo: "Lo que es verdaderamente emocionante es que estos descubrimientos están siendo realizados por el público (en la mayoría de los casos), no por arqueólogos, transformando así el mapa arqueológico de Gran Bretaña".

Y alabando tal plan, el ministro de Cultura, Vaizey, reafirmó: "Realmente, es increíblemente eficaz ..., y funciona".

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Personalmente siempre he visto con un cierto escepticismo ambivalente la legislación británica respecto a la permisividad que otorgan a los buscadores de tesoros que usan detectores de metales.

Por un lado, se diría que tal concesión es un atentado contra los yacimientos arqueológicos que aquéllos pudieran excavar, pues muchos de los datos contextuales de los mismos se pierden, en la mayoría de los casos, de modo irreversible. Pero, por otro lado, viendo los resultados británicos (donde no parece que estén muy preocupados con esta posibilidad -si bien hay fuertes detractactores y denuncias al respecto), y constatando lo muy felices que se hayan las autoridades responsables del patrimonio arqueológico británico con los efectos de su legislación, entran ciertas dudas sobre quién estará acertando en cuanto a la regulación de este tipo de actividad arqueológica.


Si no recuerdo mal, la legislación inglesa exige que, ante el descubrimiento de un yacimiento arqueológico de cierta entidad e importancia, se dé cuenta de ello a las autoridades oportunas, y el descubridor se inhiba de realizar ninguna acción en el mismo. Posteriormente, se le recompensa crematísticamente por su conducta a tenor de los artefactos hallados. Luego, la actividad del detectorista de metales debe limitarse, por tanto, a lo que encuentre casualmente casi a ras de suelo, y, aún así, debe también dar cuenta oportuna de sus descubrimientos.

Pero comoquiera que, en este último caso, la legislación británica es muy efectiva y rápida en su ejecución para recompensar a los detectoristas de metales, no es de extrañar que estén proliferando notablemente, y tanto más cuanto que, en los últimos años, se han descubierto tesoros o artefactos verdaderamente espectaculares que sirven a modo de ejemplo o imitación de conducta.

En el resto de Europa, tal como dice el ministro de cultura británico, Ed Vaizey, la legislación sobre el particular es draconiana, lo que no impide que en España, por ejemplo, asistamos a continuos expolios, sean en yacimientos importantes o de menor cuantía, por así decir. Me pregunto hasta qué punto no sería conveniente ensayar aquí el modelo legislativo británico. No creo que salieramos perdiendo mucho, habida cuenta, como digo, de que la plaga de los expolios está continuamente al cabo del día. Claro que también, para eso, habría que quizá cambiar, así mismo, otra serie de condicionamientos legislativos autonómicos que lastrarían la puesta en marcha de ese modelo inglés.

En fin, en cualquier caso, cada vez tengo más para mí que bien se puede decir que los británicos han encontrado una fórmula que no les va nada mal. No sé si es para tenerles envidia, como así comenta también su ministro de cultura, pero algo sí que se queda uno cavilando al ver que hasta el director del Museo Británico no sólo encuentra emocionante que el público aficionado a los tesoros (ignoro hasta qué punto por la arqueología y la historia) se dedique a buscarlos por doquier, sino que también ello suponga una transformación del mapa arqueológico de Gran Bretaña.

 

En resolución, si este contexto que describen no se ve que les preocupe, sino que, al contrario, lo aprecian de modo positivo y feliz, francamente, quizás haya que concluir que ellos están acertados y nosotros no.


Visitas: 3635

Comentario por ALIADO el mayo 28, 2011 a las 12:53pm

Aquí el Gobierno es como el "perro del hortelano" que ni come ni deja comer a su amo. Por eso, como se puede ver muchas veces en los periódicos, hay muchas bandas que se dedican a expoliar los tesoros de este país.

 

Saludos.

Comentario por Acteón el mayo 28, 2011 a las 4:10pm

Discrepo radicalmente por las razones apuntadas: la destrucción del yacimiento y la pérdida irreparable de la información contextual. Los yacimientos deben ser excavados por arqueólogos, no por cazatesoros.

Y si se producen constantes expolios, ante la imposibilidad material de mantener bajo vigilancia todos los yacimientos, lo que hay que hacer es adoptar medidas disuasorias y endurecer las penas contempladas en la ley de Patrimonio contra este tipo de atentados (unos cuantos añitos en la cárcel no estarían nada mal).

Comentario por ALIADO el mayo 28, 2011 a las 4:22pm

Por ese procedimiento estaríamos condenando a muchas ciudades a que no se hiciera ninguna construcción o reforma en ellas, porque el Estado exige que nadie toque nada, pero ellos tampoco lo van a hacer. Eso haría que esas ciudades se quedaran muy atrasadas.

 

Por eso, las gentes que viven allí, en cuanto que se encuentra algo en una obra, lo tapan inmediatamente, porque las autoridades bloquearían esas obras con carácter indefinido. No me parece serio.

 

A lo mejor en el Reino Unido son más diligentes y enseguida te mandan un equipo de arqueólogos, pero eso aquí no ocurre y te puedes tirar un montón de años para acabar una simple reforma casera.

 

Saludos.

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el mayo 28, 2011 a las 4:50pm
Le agradezco este interesante post, Sr. Caso. En el inevitable debate sobre las ventajas y desventajas del sistema británico es oportuno referirnos a este post del Sr. Santos y a los comentarios que se hicieran al mismo: http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/los-cazatesoros-de-mel-fisher.
Comentario por ALIADO el mayo 28, 2011 a las 5:03pm

Por poner un ejemplo, creo que todos conocemos la ciudad de Mérida (Extremadura). Fue una de las ciudades más importantes de la Hispania Romana y del reino visigodo. Lógicamente, su subsuelo estará lleno de ruinas.

 

Ahora os pregunto ¿qué hacemos con una ciudad como ésta? ¿la desplazamos unos 40 km. para excavar todo lo que hay debajo o la dejamos en paz?

 

No es una ciudad muy pequeña, creo que tiene unos 50.000 habitantes.

 

Saludos.

Comentario por Miguel López Cadavieco el mayo 28, 2011 a las 5:54pm

Debemos de tener claros y respetar los diferentes puntos de vista de cada uno. Ahora bien, estamos ante un tema muy escabroso, donde debemos de diferenciar CLARAMENTE lo que es un expolio y destrozo de un yacimiento (inadmisible) con la pasión de muchas personas que tal vez por motivos de la vida no puedan disfrutar de un titulo de arqueólogo o historiador, pero que viven la prehistoria e historia como el que más.

 

¿Porqué debemos de crucificar a los todos los poseedores de detectores de metales? ¿Todo aquel que tiene una escopeta es un asesino?..creo que no. Es importante que en nuestro país exista una reforma de la Ley del Patrimonio.

 

Totalmente de acuerdo, todo aquel que incumpla la ley deberá de tener un castigo inmediato. Eso sí, una cosa tengo clara. Se de buena tinta que muchos aficionados a la detección estarían encantados de poder participar en una excavación arqueológica junto a titulados cualificados obteniendo tan solo el beneficio de participar en la historía, nada de lucro ni gaitas. Eso si, siempre y cuando no se sientan observados como delincuentes por quienes creo no tienen la derecho moral de juzgarles por compartir la misma pasión

Comentario por ALIADO el mayo 28, 2011 a las 6:02pm

Pues yo conozco a muchos arqueólogos que estarían encantados de que el Gobierno les contratara para hacer de vez en cuando alguna excavcación. Sin embargo, el Gobierno no hace eso, pero tampoco te deja que construyas nada en un sitio donde puede haber, a su juicio, ruinas de interés.

 

Me parece que es la pescadilla que se muerde la cola. Creo que así no vamos a ir a ninguna parte.

 

Yo creo que debemos intentar que los pueblos aprecien las ruinas que se puedan encontrar en ellos y no hacer que su pasado los tenga atados de pies y manos y no les deje desarrollarse.

 

Saludos.

Comentario por Teresa Brighouse el mayo 29, 2011 a las 8:37pm

Personalmente creo que la diferencia estriba en el interés por la historia que existe entre los habitantes de ambos países, soy española, pero vivo en Inglaterra, y personalmente la encuentro abismal. Mientras que en GB la inmensa mayoría (no todos) de esos "detectores" son aficionados a la historia, en España (no todos) lo son al dinero y al negocio fácil, y esos son los motivos principales que mueven a unos y a otros "detectores". 

En GB existe en un canal privado de TV un programa dedicado a la arqueología llamado "Time team", interesantísimo. Para el que no lo conozca en él aparece un presentador que comenta junto a varios arqueólogos, historiadores, dibujantes y otros expertos una excavación que se hace en dos o tres días en un determinado lugar, la mayoría de las veces a petición de "detectores" de la zona que han encontrado objetos en la zona, han hecho un estudio histórico previo y además van guiando a los profesionales e informando de todo lo que saben.

En España un programa como este sería impensable, no ya sólo porque el tipo de programación que interesa a las cadenas privadas, sino porque si se emitiera cosa semejante, al día siguiente el lugar en cuestión estaría plagado de gente con detectores, que al siguiente estarían inundando el Ebay y los mercadillos callejeros con los objetos encontrados.

 

 

Saludos.

Comentario por MarioGR el mayo 29, 2011 a las 8:56pm
Es una vergüenza, porque están alterando el registro arqueológico y esas piezas, en su contexto originario, darían mucha más información. Esto es básico en las clases de metodología arqueológica.
Comentario por ALIADO el mayo 30, 2011 a las 12:43am

Estoy de acuerdo con Mario. En Arqueología ya se ha pasado de la época en que los arqueólogos eran simples buscadores de tesoros, como las películas de Indiana Jones. Ahora se intenta estudiar el objeto en su entorno y en el estrato donde ha aparecido. Eso nos dice mucho más que un simple objeto.

 

Por otra parte, recuerdo que hace muchos años emitieron en TVE un programa para aficionar a los niños a la Arqueología. La gente encontraba muchas cosas, pero luego no mandaban a nadie a excavar y le echaron la culpa a los escolares de remover el terreno. Total, que tuvieron que quitar el programa. Esa es la diferencia entre un país bien administrado y otro que no lo está.

 

Por otra parte, soy de la opinión de que si una ciencia no está al servicio de la sociedad y sólo le acarrea más problemas de los que ya tiene, no sirve para nada.

 

Saludos.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más