Los cazatesoros de Mel Fisher continúan con el expolio del galeón Nuestra Señora de Atocha

Foto: Este es el medallón que fue hallado a unos 48 kilómetros de Cayo Hueso (sur de Florida, EE.UU.) procedente de un galeón español hundido en 1622. © Sharon Wiley/AFP

 

Una cadena de oro con un crucifijo valorada en 250.000 dólares (unos 182.000 euros), que formaba probablemente parte del tesoro del galeón español del siglo XVII Nuestra Señora de Atocha, fue hallado a unos 48 kilómetros de Cayo Hueso (sur de Florida, EE.UU.) informaron hoy medios locales.

 

Fuente: EFE, Miami | La Vanguardia.es, 28 de marzo de 2011 

La cadena de oro, de algo más de un metro de largo, muestra cuentas similares a las de un rosario e incluye una moneda también de oro con motivos religiosos y un crucifijo con inscripciones en latín.

Fue un submarinista del Museo Marítimo Mel Fisher, situado en Cayo Hueso, el que halló la cadena en el fondo marino mientras el equipo de cazatesoros buscaba restos de la sección de castillo de popa del galeón español, que naufragó en las costas de este estado cargado de oro y plata en 1622.

El Nuestra Señora de Atocha se hundió ese año cerca de Cayo Hueso como consecuencia de un huracán mientras intentaba regresar a España. Parte del tesoro, compuesto por más de cien mil monedas de plata españolas y valorado en 450 millones de dólares (unos 328 millones de euros), fue descubierto en 1985 por el cazatesoros Mel Fisher, que murió en 1998, a la edad de 76 años.

.

.
Los descendientes de Fisher, que poseen los derechos del barco naufragado, siguen buscando el resto del tesoro procedente del Atocha. "El tesoro hallado del 'Atocha', de más de cuarenta toneladas de plata y oro", se compone de monedas denominadas "piezas de ocho", esmeraldas, cadenas de oro, objetos preciosos y lingotes de plata, según la página Tesoros del Mel Fisher.

Según los descendientes del famoso cazatesoros, unos 400 lingotes de plata y más de 100.000 monedas podrían permanecer todavía depositados en el fondo marino.

...

 

"Nuestra Señora de Atocha" y el "Santa Margarita"

Fuente: La Rosa de los Vientos

En 1621, la corona española controlaba un vasto imperio que abarcaba cuatro continentes.

Debido a los continuos ataques de las flotas francesas y holandesas a las posesiones españolas en América, y los constantes ataques a sus barcos, la corona española vio bastante mermada su riqueza, por lo que decidió proteger sus barcos con galeones bien armados, navegando en la retaguardia. Uno de estos galeones fue el “Nuestra Señora de Atocha”, que recibió ese nombre por el santuario más importante del Madrid del siglo XVII.

Construido en La Habana en 1620 como galeón de guardia, pesaba 550 toneladas, 34 metros de eslora, 10 metros de manga y 4 pies de calado, con una altura de 6 metros desde la cubierta. Tenía 4 mástiles, con velas cuadradas y un palo de mesana con vela latina. Dos castillos, uno en la proa y otro en la popa donde viajaba la nobleza. Poseía 30 cañones de bronce. En su primer viaje a España se le partió el palo mayor que tuvo que ser sustituido.

El 4 de septiembre de 1622, la flota “Tierra Firme” regresaba a España. Su primera parada fue en Cartagena donde cargaron oro y esmeraldas para continuar hacia Cuba. La costumbre era que un buque actuase como Almiranta, para la retaguardia, y otro como Capitana para dirigir la flota.

Como buque almirante de esta flota iba el “Nuestra Señora de Atocha” y el “Santa Margarita”, que fue construido en Cádiz. Al galeón “Nuestra Señora de Atocha” se le pertrechó con todo tipo de riquezas como carga: 125 barras y discos de oro colombiano, 24 toneladas en lingotes de plata peruana y mexicana, 180 pesos en monedas de plata, 1,200 libras de objetos de plata trabajada, 585 lingotes de cobre, perlas de Venezuela y esmeraldas de Colombia, 350 cofres de índigo, 525 fardos de tabaco, además de otras propiedades no declaradas de la tripulación y los pasajeros. Mientras el “Nuestra Señora de Atocha” iba repleto de riquezas y de personal, el “Santa Margarita” llevaba una carga más acomodada a su tamaño.

El día 5 de septiembre, un fuerte huracán se les puso a su paso por el estrecho de los Cayos de La Florida, y el día 6 de septiembre ocho buques de la flota se hundieron en el mar. Entre ellos “Nuestra Señora de Atocha”, con 265 personas. Del “Santa Margarita” pudieron ser rescatados con vida 68 personas.

 


Mientras que de los restos del “Santa Margarita” se pudieron recuperar gran parte de los lingotes de oro, 64.000 monedas de plata, gran cantidad de piedras preciosas y perlas, y 8 cañones, del “Nuestra Señora de Atocha” se perdió su localización, ya que quedó hecho trozos muy esparcidos por los cayos.

Un aventurero ávido de encontrar tesoros, Mel Fisher, se convirtió en su principal buscador, cuando estudió los posibles planos de la zona del hundimiento, hasta que en 1985 dió con la zona exacta y recuperó toda la riqueza de este pecio, a 16 metros de profundidad, haciéndose inmensamente rico.

Visitas: 3050

Comentario por Miguel Mezquida Fernández el marzo 30, 2011 a las 11:42am
Vaya familia de piratas!!
Comentario por Augusto Pugliese Rossi el marzo 31, 2011 a las 5:46pm
En este caso habría que matizar el término pirata, Sr. Mezquida, porque ¿a quién pertenece un cargamento de metales y piedras preciosos expoliado en América por los españoles? No creo que sea justo ni jurídico otorgarle la propiedad a España de un tesoro del que ella misma se había apoderado por la fuerza y la explotación injusta del trabajo indígena. Desde España se levantan acusaciones de piratería con la misma facilidad con que se olvida el mal recuerdo que dejó en Hispanoamérica su pasado colonial.   
Comentario por Daniel.Fdez el marzo 31, 2011 a las 8:29pm

Hola a todos. Llevo siguiendo esta página desde hace tiempo y por fin he decidido registrarme. Soy estudiante de magisterio, y aunque no estudie arqueología me encanta estar al tanto de cualquier novedad. Por supuesto no podré aportar nada, ya que soy un absoluto ignorante de la mayoría de los temas que se tratan aquí, pero bueno, creo que siempre es bueno aprender, y sobre todo preguntar.

 

La verdad es que el tema de esta noticia, como a muchos, me apasiona. Creo que siempre habrá una controversia acerca de "que es mio" y "que es tuyo". Supongo que será cierto que los españoles saquearon ese oro y que por tanto España no tiene ningún derecho de reclamarlo como suyo.

 

Lo que si me gustaría saber es quien se lucrará de todo el oro encontrado por esta familia, ¿lo expondrán en los museos de Florida o será enviado a los museos de Colombia y Venezuela?

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el abril 1, 2011 a las 5:57pm

Bienvenido, Sr. Daniel. Contestar a su pregunta es complejo, ya que su repuesta depende tanto de leyes nacionales como internacionales. Un somero panorama sobre la cuestión lo encontrará en este enlace  http://www.derechomaritimo.info/pecios.htm

Un saludo

Comentario por Daniel Eduardo Pérez el abril 5, 2011 a las 3:32pm
El expolio de los tesoros bajo agua o bajo tierra continúa, sin que internacionalmente se haga demasiado para evitarlo...
Comentario por Augusto Pugliese Rossi el abril 5, 2011 a las 7:06pm

Sr. Pérez: Como se superponen tantas legislaciones e intereses, es imposible lograr una ley común.

Siendo realistas creo que se podría lograr que, sin cuestionar derechos, se obligue a los descubridores de tesoros a excavarlos o extraerlos de manera científica. Sería la forma evitar que se perdiera información valiosa y mantener intacto o aumentar su valor histórico artístico. En muchos casos las legislaciones draconianas de protección al patrimonio arqueológico, enterrado o sumergido, no dan buenos resultados: o no se denuncia el hallazgo por falta de interés o se lo expolia, destruyendo irreparablemente valiosa información, en la más absoluta clandestinidad. En cambio, cuando lo bueno coincide con lo provechoso podemos confiar en que el descubridor no vacilará en hacer público su hallazgo.     

Comentario por Elpater el abril 6, 2011 a las 1:00am
¿Hay algún dato, Sr.Pugliese, que avale su afirmación de que "en mchos casos las legislaciones draconianas de protección al patrimonio arqueológico, enterrado o sumergido, no dan buenos resultados", o se trata simplemente de una suposición suya?
Comentario por Mario Valdez el abril 6, 2011 a las 4:06am
Pues muy sencillo , por que no España organiza una expedición punitiva junto a las demás naciones americanas involucradas , como México por ejemplo de donde sacaron algo del tesoro , si quieren me avisan y le digo a los vecinos de Zacatecas , Durango , Nuevo Leon o Guadalajara que las riquezas que nuestros antepasados le enviaron al rey de España se la están quedando unos "hijoeputas" ingleses ....ustedes ponen el barco y nosotros las kalaskinov ...y van a ver si no dejan de quedarse con el patrimonio hispanoamericano (incluyo a la Madre Patria ).....nada mas me avisan conozco a muchos que nos apuntaríamos a tal expedición...jaja
Comentario por Mario Valdez el abril 6, 2011 a las 4:59am
Mira que hacer todo ese trabajo para su majestad y que se lo queden los ingleses ....
Comentario por Augusto Pugliese Rossi el abril 18, 2011 a las 8:16pm

Disculpe mi tardanza en responderle, Sr. Elpater. La dificultad de obtener datos precisos de los casos de expolio al patrimonio arqueológico residen en que es una actividad clandestina por definición. Los casos que trascienden son aquellos que se descubren.

Cuando hablo de "tesoros" me refiero a objetos de gran valor, que son fácilmente transportables y que se encuentran ocultos. Luego de algunas décadas de experiencia en juzgados y tribunales, puedo asegurarle que quién por casualidad encuentra algo de esas características, sin que nadie más se entere, siente una gran tentación de quedarselo para sí. Es nuestra naturaleza y dependerá de la educación y de la escala de valores de cada uno vencer esa tentación. Tenga Ud. en cuenta que "descubrir un tesoro" se ha convertido en una figura del lenguaje que incluso utilizamos para calificar alguna circunstancia inesperada y afortunada que nos haya sucedido. La fantasía de desenterrar un herrumbrado cofre y encontrar en él una fortuna incalculable ha hecho correr ríos de tinta antes y después de la entrañable novela de Stevenson.

Creo que cualquier legislación que prive al descubridor de todo derecho sobre lo descubierto tendrá un efecto opuesto al que se pretende conseguir: muchos de los los hallazgos serán saqueados y comercializados clandestinamente, incluso destruidos en algunos casos, o continuarán en el anonimato por falta de interés en denunciarlos. Si se trata de elementos arquitectónicos, también se deberá tener en cuenta el temor del propietario del inmueble en el que se encuentren de sufrir expropiaciones o cualquier molestia o menoscabo de su propiedad.    

Por otra parte, un objeto de interés histórico artístico suma valor cuando está referenciado. Es normal que una persona opte por un beneficio legal antes que por uno ilegal con los riesgos que conlleva. 

El caso del "Nuestra Sra. de Atocha" es paradigmático. Aunque fue hace muchos años, recuerdo que fue un descubrimiento perfectamente legal que mereció destacados titulares en los periódicos de todo el mundo (entonces no existía Iternet). Luego de una investigación histórica, la compañia descubridora se financió con el aporte de numerosos inversores de riesgo para poder adquirir los equipos necesarios para realizar la búsqueda. El hallazgo fue fabuloso pero su valor, en buena medida, se debió a que era "el tesoro del N.S. de Atocha". Recuerdo haber asistido a una conferencia del director de la división de objetos suntuarios de una de las grandes casas de subastas internacionales, en la que este señor explicó la inmensa diferencia de valor que representaba la certificación de que un objeto, con valor intrínseco, hubiera sido hallado en un galeón español  hundido en el siglo XVII.       

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más