Descubren grabados en piedra planos para trampas de caza (cometas del desierto) identificadas en Jordania y Arabia Saudita

Monolito descubierto en el sitio de Jibal al-Khashabiyeh en el desierto de Jordania y escaneos en 3D que revelan los grabados con mayor detalle.

Se las conoce como “cometas del desierto”, y son megatrampas hechas por humanos que datan de hace al menos 8.000 años. Estas estructuras son tan gigantescas que es imposible apreciarlas a simple vista en los desiertos de Jordania y Arabia Saudita. Las cometas del desierto son tan grandes que solo fueron vistas desde el aire en la década de 1920 y luego captadas por imágenes satelitales.

El equipo de investigación cree que se construyeron en Oriente Medio y Asia Central, a menudo lejos de los asentamientos humanos, lo que sugiere una estrategia de caza sofisticada basada en capturar un mayor número de animales, lo que proporcionaría, a su vez, poder disponer de abundante carne, así como materiales para herramientas y ropa, tales como cuernos, pelo y piel.

Los arqueólogos de la Universidad de Lyon, sin embargo, encontraron otra opción para captar estas imponentes construcciones de piedra. Fue gracias al excepcional descubrimiento de los planos arquitectónicos a escala más antiguos conocidos, según explican en un artículo publicado en la revista PLOS ONE.

Una imagen aérea de una trampa, o "cometa del desierto", en Harrat al-Shaam, Jordania. Las enormes estructuras neolíticas fueron diseñadas para capturar manadas de animales. Barcaza Olivier / Proyecto Globalkites.

Un arqueólogo, junto a una de las trampas situadas en el desierto de Jordania. PLOS ONE.

Grabados de extrema precisión

“Es notable la extrema precisión de estos grabados, que representan gigantescas estructuras de piedra del Neolítico, cuyo diseño completo es imposible de captar sin verlo desde el aire o sin ser su arquitecto. Revelan un dominio muy preciso de la percepción del espacio que hasta ahora nunca había sido observado en un contexto tan temprano”, escriben los investigadores.

Las cometas del desierto fueron vistas por primera vez desde aviones en la década de 1920. Son estructuras arqueológicas sofisticadas formadas por muros de hasta cinco kilómetros de largo que convergen en un recinto bordeado por fosas. Su función era la de atrapar animales.

Fotografías detalladas de la superficie de piedra grabada de Jibal al-Khashabiyeh, Jordania. Las vistas en detalle enfatizan las diversas técnicas utilizadas para el grabado de cometas. Las imágenes de la izquierda están rotuladas, indicando su posición en el monolito grabado, tal como se muestra a la derecha.

El equipo, dirigido por el arqueólogo Rémy Crassard (izquierda), ha descubierto dos grabados que representan cometas. Uno está en Jordania, en el área de Jibal al-Khasabiyeh, que tiene ocho cometas. Cerca de allí apareció una piedra con una representación de estrellas y líneas de 80 centímetros de largo y 32 de ancho que fue tallada con herramientas hace unos 7.000 años.

La otra, situada en Jebel az-Zilliyat, en Arabia Saudita, tiene dos pares de cometas visibles a 3,5 kilómetros de distancia. Aquí se excavó un enorme grabado que medía 382 centímetros de largo y 235 de ancho. Según los expertos, la representación, que es de hace unos 8.000 años, fue picoteada en lugar de tallada, posiblemente con picos de mano.

Ubicación de la roca grabada en el Wadi az-Zilliyat, Arabia Saudita. (A) Vista general del Wadi az-Zilliyat, desde el noreste; el círculo blanco muestra la ubicación exacta de la roca grabada. (B) Vista general de los cantos rodados derrumbados desde el sureste; el círculo blanco indica la posición del grabado. (C) Vista general de la ubicación de la roca grabada (círculo blanco) entre los cantos rodados colapsados, desde el este. (D) El canto rodado grabado tal como se descubrió durante el levantamiento del mismo visto desde el norte.

Los constructores habrían necesitado esquemas como estos, dicen los investigadores, ya que todo el diseño es imposible de captar sin verlo desde el aire. “Hasta ahora, la evidencia de planos de grandes estructuras se ha visto en representaciones aproximadas, pero estos diseños son extremadamente precisos”, indican. Las cometas del desierto y sus planos correspondientes son anteriores al monumento megalítico de Stonehenge, en Gran Bretaña, en unos 4.000 años.

Aunque las construcciones humanas han modificado los espacios naturales durante milenios, pocos planos o mapas son anteriores al período de las civilizaciones alfabetizadas de Mesopotamia y el Antiguo Egipto, dicen los autores del estudio. "La capacidad de transponer un gran espacio a una pequeña superficie bidimensional representa un hito en el comportamiento inteligente", aducen los investigadores.

Comparación de los diseños de cometas representados en los grabados con los planos de vista superior de cometas del desierto vecinas en Jibal al-Khashabiyeh, Jordania y Jebel az-Zilliyat, Arabia Saudita.  (A) Comparación del diseño de la cometa representado en el monolito grabado (izquierda) con los planos de vista superior de las cuatro cometas mejor conservadas identificadas en Jibal al-Khashabiyeh (derecha). La línea punteada roja es la forma del grabado de la cometa que se utiliza para la superposición en los mapas de cometas del desierto. (B) Comparación del grabado de cometas encontrado en Jebel az-Zilliyat (izquierda) con planos de vista superior de las cuatro cometas del desierto vecinas (derecha). Las zonas grises son áreas destruidas o reutilizadas, después del período de uso de la cometa.

“Parece, por tanto, que los cazadores constructores de cometas sabían cómo utilizar una técnica topográfica, aún desconocida para nosotros, que involucraba tener nociones de medición e incluso cálculo. Esto tiende a cuestionar la idea de que una sociedad alfabetizada compleja es una condición necesaria para la elaboración de mapas o planos”, concluyen.

Las cometas del desierto, que pueden llegar a medir como dos campos de fútbol juntos, se encuentran principalmente en Medio Oriente y Asia Central y funcionaron como corrales o trampas para animales. Los cazadores conducían animales, como las gacelas, hacia estas megaestructuras a través de un pasaje largo y estrecho, haciéndolos más fáciles de capturar.

Crassard y su equipo compararon los diagramas de las rocas con docenas de planos de cometas conocidos. Así encontraron que el grabado de Jordania era similar a una megaestructura ubicada a 2,3 kilómetros de distancia, mientras que el de Arabia Saudita era parecido a una cometa a 16,3 kilómetros.

Rocas derrumbadas en Jebel az-Zilliyat, Arabia Saudita, donde se han descubierto dos grabados de cometas del desierto. Remy Crassard / Plos.org

Fuentes: lavanguardia.com | nbcnewus.com | 18 de mayo de 2023

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* La caza de las cometas del desierto (03/05/2010)

* Caza masiva de gacelas en la antigua Siria (20/04/2011)

Un arqueólogo canadiense halla antiguas y extrañas formaciones pétr... (28/06/2012)

Grandes estructuras de piedra construidas en Arabia hace unos 7.000... (09/08/2020)

Hallan cometas del desierto de la Edad de Piedra en el sur de África (27/05/2021)

Visitas: 638

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más