Hallado en Gibraltar un grabado “geométrico” hecho por neandertales

Fuente: Materia | Nuño Domínguez| 1 de septiembre de 2014

Un equipo de arqueólogos españoles y de otros países europeos ha encontrado en Gibraltar el primer grabado rupestre atribuido a los neandertales. Se trata de un dibujo abstracto perforado en la roca de la cueva de Gorham hace más de 39.000 años. Este lugar bañado por las aguas del Estrecho ha sido considerado uno de los últimos refugios de aquella especie antes de que se extinguiesen hace unos 40.000 años.

Los grabados de la cueva gibraltareña consisten en unas líneas horizontales y verticales que se cruzan en un sencillo patrón. Su significado es un misterio, pero sus descubridores mantienen que se trata de un acto “deliberado” que no se puede explicar por razones prácticas (afilar una piedra contra la pared o usar esta como soporte para curtir pieles). Fue “concebido para ser visto por su autor neandertal y, por su tamaño y localización, también por otros”, resaltan en un estudio publicado hoy en la revista científica de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU, PNAS.

El equipo señala que este es “el primer ejemplo conocido de un patrón abstracto grabado por neandertales” y calcula que para hacerlo pudieron hacer falta más de 300 trazos sobre la roca hechos de forma “cuidadosa” con un objeto afilado.

El estudio, firmado por Clive Finlayson (izquierda) arqueólogo del Museo de Gibraltar, junto a otros 16 expertos en España, Francia y Reino Unido, dice que este grabado prueba que los neandertales hicieron sus propios símbolos, que  tenían un “pensamiento complejo” como el nuestro y eran capaces de “expresarse usando formas geométricas”.

Hasta hace muy poco había sido imposible atribuir arte rupestre a los neandertales. Sí se sabe que se pintaban el cuerpo con tintes, se adornaban con plumas y hasta hacían colgantes con conchas, lo que según algunos expertos ya denota pensamiento simbólico. En 2012 se volvieron a datar unos discos pintados en la pared de la Cueva de El Castillo, en Can... Su antigüedad apuntaba a que los neandertales, aún vivos en aquella época, pudieron ser sus aut.... Sin embargo, la autoría aún no está clara por falta de más restos arqueológicos y, por ahora, no hay pruebas concluyentes de que los neandertales hicieran un arte tan complejo como el de los Homo sapiens en lugares como Altamira o Chauvet (Francia).

Un neandertal aburrido

Para los descubridores del nuevo grabado en Gibraltar, no hay duda: es la prueba de que no solo los sapiens fueron capaces de tener pensamientos complejos”. En la cueva de Gorham se han desenterrado numerosas herramientas que tradicionalmente se han asignado a los neandertales. El gran problema es que datan de hace entre 38.000 y 30.000 años, unas fechas que, según las últimas estimaciones, son posteriores a la extinción de los neandertales. El grabado, que ocupa una superficie de 20 por 20 centímetros, estaba cubierto por la tierra en la parte más profunda de ese nivel de terreno, por lo que los autores lo datan al menos en 39.000 años.

Expertos ajenos al estudio discrepan de su interpretación. Una cosa es que una mano neandertal hiciese ese dibujo y otra que tenga un significado elevado que denote un pensamiento avanzado como el de los sapiens. “Me caben dudas de que ese grabado denote pensamiento abstracto aunque, con el cerebro que tenían los neandertales, no me extrañaría que fuesen capaces de ello”, opina Antonio Rosas  (derecha), experto en neandertales del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), en Madrid.

Saber si el grabado se hizo con un significado o por simple “aburrimiento”, dice, entra en la especulación y pide cautela. “No podemos desbocarnos por cuatro rayas y elevar esto a la categoría de Aristóteles”, remacha.

La autoría de los trazos sí parece indiscutible. “Los argumentos del equipo parecen sólidos y el grabado parece inequívocamente hecho por el hombre”, opina Jesús Jordá-Pardo (izquierda), geólogo de la Universidad de Educación a Distancia.

Jordá-Pardo fue uno de los firmantes del estudio que dató la desaparición de los neandertales hace 40.000 años. El equipo, dice, también analizó muestras de Gorham pero no pudieron datar los restos por falta del colágeno que hay en los huesos y que les permite datar con más precisión los restos. “Estoy seguro de que si hubiésemos podido datar este lugar hubiera salido una fecha más antigua, de unos 45.000 años o más, lo que haría totalmente inequívoco que ese grabado lo hicieran los neandertales”, detalla.

----------------------------------------------------------------------------------------

Un grabado tallado por neandertales en una cueva de Gibraltar

Fuente: EL MUNDO.es | Teresa Guerrero| 1 de septiembre de 2014

Una cueva de Gibraltar alberga el primer diseño abstracto realizado de manera intencionada por los neandertales que ha sido encontrado hasta ahora. Se trata de un sencillo grabado tallado en la roca de pequeño tamaño, unos 300 centímetros cuadrados: varias líneas cruzadas y paralelas en ángulo recto trazadas en el suelo de una cueva que estuvo habitada por los neandertales, una especie extinta de homínido que convivió con el Homo sapiens. Cuándo dejó de habitar el planeta sigue siendo objeto de debate entre los científicos, que sitúan su desaparición hace entre 41.000 y 24.000 años.

El hallazgo de este grabado supone una nueva prueba de que las capacidades cognitivas de los neandertales han sido minusvaloradas por los paleontólogos durante décadas de estudio de los yacimientos donde se han encontrado restos fósiles de homínidos y de los instrumentos que fabricaban.

Los trazos de la cueva gibraltareña de Gorham mostrarían, según los autores de este estudio con participación española publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), que la capacidad de pensamiento simbólico no era exclusiva del Homo sapiens.

«Fue un grabado intencional y simbólico, aunque nunca llegaremos a comprender su significado», explica a EL MUNDO Juan José Negro (izquierda), ecólogo de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y coautor del estudio.

Se muestran convencidos de ello porque han descartado la posibilidad de que las marcas, de hasta seis milímetros de profundidad, fueran realizadas de forma accidental, por ejemplo, mientras cortaban carne o piel con instrumentos líticos. Para averiguarlo, imitaron y repitieron distintos procesos utilizando herramientas originales de los neandertales.


Pensamiento abstracto

Su conclusión es que «para hacer el grabado, hace entre 40.000 y 45.000 años, hicieron falta varias horas de trabajo. Tuvo que pasar la herramienta cientos de veces», dice Negro.

«Es un trabajo ex profeso, realizado con un objetivo, por alguien que ya había hecho algo así más veces», añade Joaquín Rodríguez-Vidal (derecha), catedrático de Geodinámica de la Universidad de Huelva y autor principal. «Los neandertales eran capaces de pensar, de abstraerse y de representar ese pensamiento», asegura.

Según relata por teléfono el geólogo, el grabado fue descubierto hace dos años. Desde entonces han realizado un estudio exhaustivo para confirmar que su firma es neandertal, una tarea a la que ha contribuido la naturaleza, pues estaba cubierto por sedimentos acumulados en época neandertal: «Los procesos químicos de disolución de sedimento han formado una pátina química de mineral sobre el grabado, que lo ha conservado como si fuera un barniz. Es una circunstancia excepcional», dice Rodríguez-Vidal.

Los paleontólogos creen que neandertales y sapiens convivieron durante varios milenios. Según una investigación publicada en agosto en Nature que examinó fósiles y herramientas de 40 yacimientos europeos, la convivencia duró entre 2.600 y 5.400 años dependiendo de la región. Según sostiene ese reciente estudio, los neandertales se extinguieron hace entre 41.000 y 39.000 años. Sin embargo, otros autores establecen que los neandertales vivieron en Gibraltar hasta hace hace unos 25.000 años. Juan José Negro se muestra convencido de que los neandertales vivieron en Gibraltar, al menos, hasta hace 30.000 años.

Muy parecidos a los 'sapiens'

Tanto Negro como Rodríguez-Vidal subrayan que cada vez hay más pruebas de que los neandertales se parecían mucho a los sapiens, pese a la creencia tan extendida en el mundo académico de que nuestra especie era intelectualmente superior.

Recientemente se hallaron, también en la misma cueva de Gorham, que se excava desde mediados del siglo pasado, restos de palomas calcinadas que sugieren que los neandertales ya tenían la capacidad de cazar aves y cocinarlas usando fuego.

La cueva de Gorham, en Gibraltar, donde se descubrió el grabado hace dos años.CLIVE FINLAYSON

Asimismo, recuerda Negro, se ha documentado en distintos yacimientos el uso que hacían del fuego, el empleo de pieles para vestirse, la utilización de plumas de grandes aves y garras de águilas reales para ornamentación o la manera en que enterraban a sus muertos, hallazgos que denotan «que tenían comportamientos elaborados y ciertas capacidades intelectuales».

«Con este descubrimiento hemos abierto la puerta a que se reinterpreten hallazgos pasados, evidencias que han podido pasar desapercibidas, que no han sido publicadas o han sido publicadas en revistas secundarias, sobre sus capacidades cognitivas», dice el ecólogo de Doñana.

Refugio en Gibraltar

El territorio que hoy es Gibraltar fue hogar de los neandertales durante los aproximadamente 200.000 años que habitaron la Tierra. Allí y en Bélgica se hallaron los primeros fósiles de esta especie. Pero los alemanes que posteriormente encontraron más restos de este homínido en el valle de Neander fueron más rápidos en publicar su descubrimiento y por eso se bautizó como Homo neanderthalensis. Recuerda la anécdota el ecólogo Juan José Negro, que subraya que Gibraltar fue «un refugio para los neandertales», pues su clima se mantuvo estable gracias a su cercanía al mar y a su latitud. «Hemos demostrado que la fauna neandertal era muy similar a la que hay ahora en Doñana».

Artículos relacionados:

Neanderthals made some of Europe's oldest art (Nature)

First Neanderthal etching is a #stoneagehashtag (New Scientist)

 

Visitas: 937

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el septiembre 3, 2014 a las 3:22pm

Eudald Carbonell: El Homo sapiens "no es la especie elegida" que se creía hasta ahora

Recreación de un campamento de verano neanderta lImagen cedida por Mauricio Antón

Fuente: rtve.es | 3 de septiembre de 2014

El codirector de Atapuerca, Eudald Carbonell (izquierda), ha asegurado que el Homo sapiens, es decir, el hombre actual, "no es la especie elegida" que se creía hasta ahora porque los nuevos estudios confirman que los neandertales tenían también "mente simbólica" y que hubo "cierta hibridación" entre ambas especies en el marco del XVII Congreso Mundial de la Unión de Científicos de Prehistoria y Protohistoria que se celebra desde el lunes en Burgos.

Tras la presentación de los últimos estudios realizados en la cueva Gorham de Gibraltar, que muestran la existencia de un grabado abstracto realizado por un neandertal hace más de 39.000 años, Carbonell ha asegurado que refrenda la teoría que lleva años defendiendo de que los neandertales "no eran tan animales y eran más humanos de lo que se creía".

Ha recordado que este estudio científico se suma a las pruebas de ADN realizadas en fósiles que han confirmado que hubo "cierta hibridación" entre neandertales y Homo sapiens, aunque "debió ser algo puntual, porque no hay evidencia de que ambas especies convivieran".

En su opinión, se trata de "evoluciones convergentes" y, en este momento, no se puede determinar por qué una subsistió y la otra no.

El ADN demuestran que pudieron cruzarse

En este sentido, el director de las excavaciones en las cuevas de Gibraltar, Clive Finlayson, ha reconocido que las pruebas de ADN muestran que pudieron cruzarse algunos ejemplares de homo sapiens con Homo neandertal, porque todavía en nuestros días quedan restos genéticos en el humano actual de esos neandertales.

En su opinión, la razón de que se encuentren en Gibraltar, parte de Andalucía y el Algarve portugués las muestras más recientes de neandertales en la península ibérica puede tener que ver con el cambio climático, porque esa zona era "un refugio climático", con comida abundante y temperaturas más agradables.

Finlayson ha asegurado que no hay ninguna duda sobre la naturaleza intencionada de la pintura encontrada en Gibraltar porque se han hecho todo tipo de pruebas para descartar que fuera algo accidental.

En este sentido, ha explicado que la pintura se encuentra bajo sedimentos con herramientas que usaron los neandertales hace 39.000 años y ha asegurado que el equipo investigador ha intentado reproducir la pintura, que tiene hendiduras importantes, con herramientas como las que debieron usar los neandertales y el resultado es que tuvieron que realizar más de doscientas pasadas para marcar la roca y una de las líneas habría requerido sesenta pasadas.

Pinturas "impensables" en animales sin mente simbólica

El doctor Juan José Negro, miembro del equipo investigador y director de la estación ecológica de Doñana, que es experto en comunicación animal, ha afirmado que este tipo de pinturas es "impensable" en cualquier animal que no tenga mente simbólica.

En su opinión, es "muy probable" que nunca se sepa el significado de la pintura porque es abstracta y falta información, aunque seguramente significaba algo para el grupo que vivió en el momento en que fue realizada.

Finlayson ha adelantado que establecerán una colaboración más estrecha con el equipo de Atapuerca para estudiar los neandertales, porque en el yacimiento burgalés se encuentran vestigios de los más antiguos y en el de Gibraltar los más recientes.

Ha insistido en que las características que diferenciaban tradicionalmente a sapiens y neandertal se están eliminando a medida que avanzan las investigaciones porque parece que, en contra de lo que se venía sosteniendo en la mayor parte de la comunidad científica, los neandertales consumían sistemáticamente aves y pescado, tenían mente simbólica e incluso llegaron a cruzarse con sapiens.

Los tres especialistas han intervenido en el XVIII congreso Mundial de Prehistoria y Prohistoria.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el septiembre 4, 2014 a las 4:57pm

Expertos creen que el hallazgo de la cueva de Gorham es "una revolución"

Paleontólogos y arqueólogos afirman que obliga a "redefinir la Prehistoria" porque evidencia que los neandertales "pensaban" Los equipos de Atapuerca y Gibraltar investigarán juntos.

Fuente: europasur.es | 4 de septiembre de 2014

Expertos e investigadores paleontólogos y arqueólogos de distintas universidades consideran que el hallazgo de un grabado neandertal en Gibraltar supone "una revolución" que obliga a "redefinir parte de la Prehistoria" porque evidencia que los miembros de esa especie extinguida "pensaban". 


Ayer, los equipos investigadores de Atapuerca (Burgos) y Gibraltar anunciaron que colaborarán en el estudio de los Neandertales, según avanzó el codirector del Sistema Atapuerca, Eudald Carbonell, en el marco del XVII Congreso Mundial de la Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas (Uispp)


Carbonell explicóque esta línea de colaboración científica es factible gracias a la "ideología e interpretación crítica" de la Prehistoria de ambos equipos, así como a los hallazgos neandertales descubiertos en ambos lugares. 


Por su parte, el investigador del Museo de Gibraltar, Clive Finlayson, destacó la importancia de esta unión de conocimientos, al considerar que en estos enclaves "se encuentra el comienzo y el final de los neandertales". 


Respecto al recientemente publicado descubrimiento de la cueva Gorham de Gibraltar, Finlayson señaló que "se trata de un grabado neandertal que demuestra intencionalidad" y que su carácter no funcional "obliga a redifinir" parte de la Prehistoria. Pese a no tener un significado claro, destacó que es el resultado de más de 200 trazados y su creación, hace aproximadamente 40.000 años, se realizó mediante una herramienta. 


El grabado sobre la roca muestra, además, que dicha impresión reticulada representa la capacidad de los neandertales para la expresión abstracta, algo que choca con la teoría que asocia el arte a los humanos modernos. 

La tercera jornada del Congreso Mundial de Prehistoria y Protohistoria centra sus conferencias en el análisis y debate de la complejidad de las sociedades y se complementa con visitas a diferentes enclaves, como Ojo Guareña (Burgos) y Numancia (Soria). 

En Huelva, el profesor de la Universidad onubense Joaquín Rodríguez Vidal se mostró convencido de que el hallazgo supone "toda una revolución" puesto que evidencia que esta especie "pensaba", por lo que se plantea la idea de concebir a los neandertales como "una especie humana inteligente, con habilidades e inquietudes semejantes a las nuestras, y con hábitos que posiblemente copiamos". 


En rueda de prensa, junto al decano de la Facultad de Ciencias Experimentales de la UHU, Rafael Torronteras, Rodríguez Vidal explicó que el estudio de un grabado en la roca en la Cueva de Gorham en Gibraltar considera que la impresión de líneas cruzadas fue creada por neandertales y representa la capacidad de los neandertales para la expresión abstracta. A su juicio, este hallazgo es como "la Piedra Rosetta", "la clave" para otros paleontólogos que se lancen a descubrir cosas parecidas o nuevas sobre esta capacidad. De este modo, resaltó la importancia de este descubrimiento, el cual fue "casual", en esa zona ya que, de hecho, el Gobierno inglés propondrá a la Unesco tres lugares para su declaración como Patrimonio de la Humanidad y uno de ellos serán las cuevas de la cara este de Gibraltar, donde se encuentran registros de los neandertales. 


Así, desde la Universidad de Huelva, según Rodríguez Vidal, colaborarán para la propuesta y el informe correspondiente ante la Unesco al ser este hallazgo "el primer grabado del mundo certificado como neandertal". Añadió que si los neandertales y el hombre moderno coincidieron en el norte, por ejemplo, de la Península Ibérica, entre otros territorios, cabe preguntarse quién aprendió de quién. 

Del mismo modo, el experto remarcó que se trata de un grabado "simple" que pudo llevar al neandertal que lo realizó, el cual sería diestro por el rastro, una hora de trabajo y pasar el silex como unas 50 veces por una de las rayas del grabado, lo que pone de relieve que lo realizó de forma consciente y no es una rayado fruto de un corte sobre el alimento o similar. "Las habilidades creativas de los neandertales ha sido el descubrimiento que ha cambiado la percepción que teníamos sobre nuestros antepasados", dijo. Estas conclusiones de "repercusión internacional", en las que el profesor de la Universidad de Huelva Joaquín Rodríguez Vidal "ha jugado un importante papel", salieron hace unos días a la luz a través de la prestigiosa revista científica PNAS (Proceedings of the National American Society of USA). 


El inicio de la historia de este descubrimiento se remonta a 2005, en esa fecha, en la parte más interna y elevada de la cueva se excavaron los niveles con industria Musteriense más reciente del planeta, publicado en 2006 en la revista Nature. 


Así, las excavaciones arqueológicas durante los años 2010 y 2011 consiguieron alcanzar el lecho rocoso y fue ahí donde el arqueólogo Francisco Giles Pacheco, antiguo director del Museo del Puerto de Santa María y Director de estas excavaciones, observó unas líneas entrecruzadas, grabadas en la roca, de aspecto poco natural. Los trabajos de investigación sobre la naturaleza de dichas marcas comenzaron de inmediato y se prolongaron durante dos años, hasta ser ahora finalmente publicados en la revista PNAS. 


Esta investigación ha sido coordinada y dirigida por los responsables del Gibraltar Cave Project, el profesor Joaquín Rodríguez Vidal de la Universidad de Huelva y el director del Gibraltar Museum, profesor Clive Finlayson. 


De este modo, el trabajo demuestra, "de una manera fehaciente", que los últimos moradores neandertales de Gorham tenían un lugar privado en la cueva donde realizar sus representaciones gráficas, fruto de un pensamiento abstracto. Grabados precisos y maestros, realizados con una punta o filo de un instrumento lítico, tras rozar con la roca en multitud de pasadas sucesivas.


Las pruebas analíticas realizadas por el profesor Francesco d'Errico, de la Universidad de Bordeaux, demuestran que fueron necesarias entre 200 y 300 pasadas de buril hasta realizar el grabado completo. "Un esfuerzo continuado e intencionado con una finalidad que, por ahora, desconocemos", según añadió Rodríguez Vidal.


El grabado cubre una superficie de unos 300 centímetros cuadrados y se realizó sobre una pequeña plataforma horizontal de roca en el suelo. El dibujo es una trama rectangular incompleta de ocho líneas grabadas principales entrecruzadas, oblicuamente cortadas por otros grupos de líneas cortas, finas y menos profundas. 


En definitiva, el hallazgo es un descubrimiento "largamente anhelado" por una parte importante de la comunidad científica de paleoantropólogos y por los interesados en la evolución humana. 

Las investigaciones recientes, en estas y otras cuevas europeas, han estado cerrando un cerco estrecho alrededor de la idea de concebir a los Neandertales como "una especie humana inteligente, con habilidades e inquietudes semejantes a las nuestras, y con hábitos que posiblemente copiamos", finalizó.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el septiembre 6, 2014 a las 4:23pm

Neandertales y el arte abstracto

El arqueólogo Francisco Giles, codirector del proyecto Gibraltar Cave, descubrió el grabado del Paleolítico medio que evidencia la capacidad más avanzada del pensamiento

Fuente: diariodecadiz.es | Virginia León | 5 de septiembre de 2014

La capacidad de representar más allá de nuestra realidad visible, de los elementos que nos rodean, hasta alcanzar la simbología propia del arte abstracto, ya era terreno neandertal. Así lo corrobora el exhaustivo estudio que se ha llevado a cabo sobre el grabado que hace un par de años descubrió el arqueólogo portuense Francisco Giles (izquierda), exdirector del Museo de El Puerto de Santa María y director de la excavación.
Fue el primero en visualizar los trazos de unas líneas cruzadas realizadas en la pared de la cueva de Gorham, en Gibraltar, que en estos días ha dado la vuelta al mundo, tras publicarse en una revista científica de impacto internacional, PNAS (Proceedings of the National American Society of USA).


Giles, codirector del proyecto de investigación Gibraltar Cave Proyect, dirigido a su vez por Clive Fynlayson, director del Museo de Gibraltar, narra a este medio el momento en que se enfrentó a estas marcas grabadas en el suelo que "parecían antrópicas", mientras trabajaba en uno de los sectores del interior de la cueva. "Al principio se puso en duda por la antigüedad, pues estábamos en los niveles paleolíticos medio -año 35.000 y 40.000-". Y es que se trata del primer grabado simbólico de esta época localizado en Europa, "que a su vez indica una capacidad de pensamiento más avanzada", hasta ahora atribuida ya al hombre moderno, al Homo sapiens. 

El grabado se realizó sobre una pequeña plataforma horizontal de roca en el suelo. El dibujo es una trama rectangular incompleta de ocho líneas grabadas principales entrecruzadas, oblicuamente cortadas por otros grupos de líneas cortas, finas y menos profundas. 


Grabado neandertal en la cueva de Gorham. |PNAS


Un hallazgo inédito que Francisco Giles inserta modestamente como "una nueva experiencia" en una trayectoria repleta de logros históricos, como lo fue el descubrimiento del Teatro Romano de Cádiz hace ya 30 años, entre otros muchos realizados por numerosos puntos del planeta. Un nuevo hito cuyo logro atribuye a un equipo multidisciplinar entre los que figuran Joaquín Rodríguez Vidal, geólogo y catedrático en geomorfología y paleontología de la Universidad de Huelva y la dirección del Museo de Villamartín, entre otros expertos biólogos, paleontólogos, etc. procedentes de Reino Unido, Francia y Gibraltar. 


Giles explica que pronto sospecharon la relevancia del descubrimiento. Por eso se ha realizado una profunda investigación con el fin de comprobar que nada en estos trazos entrecruzados grabados en la roca era casual. Desde el Centro de Estudios e Investigaciones de la Universidad de Burdeos se comprobó su carácter antrópico, explica Giles. Es decir, que los habitantes de esta cueva, 39.000 años atrás, escogieron este espacio para emprender sus propias representaciones gráficas, alejadas del arte figurativo, fruto de un pensamiento más avanzado que conduce a lo que consideramos arte abstracto. 


Para estudiar la naturaleza de estas marcas se utilizaron herramientas líticas fabricadas por los propios neandertales, y así comprobar de qué forma grababan en la piedra. 


Una prueba fehaciente de que el hombre neandertal era más inteligente de lo que se pensaba, era más humano y menos animal de lo que se creía, decía estos días el codirector de Atapuerca. Una noticia que ha causado un gran impacto en la comunidad científica internacional.
 

Pero no es ésta la única novedad que ha surgido en torno a las investigaciones que se vienen realizando en la cueva Gorham de Gibraltar desde hace años. Francisco Giles revela que también se ha comprobado el uso de plumas como motivos de ornamentación simbólica. "También se localizaron restos de ave, sobre todo de córvidos y rapaces, manipulados con instrumentos de piedra". Pero no sólo cazaban este tipo de aves, también se ha demostrado que consumían bastante palomas y pichones. 

Francisco Giles, que en la actualidad está convaleciente, asegura que próximamente seguirá trabajando en el proyecto, cuyos resultados alcanzados hasta ahora han impulsado al gobierno inglés a proponer a la Unesco su candidatura para ser declarado como Patrimonio de la Humanidad.
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el septiembre 6, 2014 a las 4:38pm

Grabados

Fuente: Diario de Mallorca | 6 de septiembre de 2014

Por Camilo José Cela Conde

El diario de mayor tirada de España publicaba el martes pasado una noticia en su sección de ciencia bajo el siguiente titular: "Descubierto el primer grabado rupestre neandertal". La crónica se refería a la publicación en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences de un artículo de Joaquín Rodríguez-Vidal, del Departamento de Geodinámica y Paleontología de la universidad de Huelva, como primer autor al frente de un equipo con especialistas de la talla de Francesco d´Errico y Clive Finlayson, que daba cuenta del hallazgo en la cueva de Gorham (Gibraltar) de un grabado hecho sobre la pared de piedra a lo largo de una superficie de cerca de 300 centímetros cuadrados.

Las líneas del grabado, horizontales y verticales en cruz en su mayor parte, componen una figura geométrica indudable que, como mayor prueba del propósito de su autor, se logró pasando una y otra vez la punta del buril para marcar los surcos. A juicio de los autores, el grabado de la cueva de Gorham demuestra la capacidad de los neandertales para el pensamiento abstracto y su expresión. La especie más cercana a la nuestra en términos evolutivos lo estaría también en cuanto a capacidades mentales.

El grabado de Gorham es convincente. Su interpretación también: se trata sin duda de una figura producida intencionalmente dibujada, en la hipótesis más probable de lejos, por los neandertales. Pero sostener que estamos ante el primer grabado rupestre de nuestros primos más cercanos es una exageración. Hace más de dos décadas que se describió una lámina de piedra con formas geométricas aún más impresionantes que las del grabado de Gorham. Se trata de la lámina de Quneitra (izquierda) un pedernal procedente del yacimiento musteriense de ese nombre sito en las Alturas de Golan (Oriente Próximo). El objeto fue descrito por primera vez por Naama Goren-Inbar  en 1990 y Alexander Marshack defendió seis años más tarde que su composición de curvas concéntricas supone la muestra más antigua de un simbolismo representativo en forma de grabado.

Si el yacimiento de Gibraltar tiene cerca de 39.000 años, el de Golan alcanza los 54.000. Ambos cuentan con los mismos indicios acerca de la autoría de los grabados por parte de los neandertales. Y la lámina de Quneitra es aún más espectacular en cuanto a simbolismo abstracto que la de Gorham. ¿A qué viene entonces el lanzar las campanas al vuelo respecto del hallazgo gibraltareño? Quizá a que aún hay quienes se resisten a ver en los neandertales a unos seres con alta capacidad para lo que cabría calificar de producción artística. En ese sentido el grabado de Gorham se suma a las conchas perforadas y los pigmentos coloreados de otro yacimiento del sur de España, la cueva Aviones de Murcia (derecha), proporcionando en su conjunto evidencias innegables en favor de una mente neandertal muy próxima a la nuestra. Pero eso lo sabíamos ya hace mucho, pero que mucho tiempo.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el septiembre 8, 2014 a las 11:10am

Jordi Rosell: "Los neandertales pudieron dejar una marca de grupo, como un tatuaje"

El investigador Jordi Rosell en la cueva de Gorham, en Gibraltar

Fuente: ABC.es | 8 de septiembre de 2014

Jordi Rosell, investigador docente de la Universidad Rovira i Virgili (URV) adscrito al Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) ha participado en el descubrimiento del primer ejemplo conocido de un diseño abstracto grabado de forma deliberada por el hombre de ne.... Se trata de unas sencillas rayas cruzadas en ángulo recto, del tamaño de la palma de una mano humana, marcadas hace unos 40.000 años en el suelo de la cueva de Gorham, en Gibraltar. Las muescas refuerzan la idea de que la otra especie humana era capaz de desarrollar pensamientos simbólicos.

-¿Cómo dieron con este grabado?

-Apareció por casualidad. En realidad, buscábamos herramientas neandertales. Habíamos terminado de excavar un nivel apoyado directamente sobre el suelo de la cueva y cuando se limpiaba la roca para dejarla bien al descubierto aparecieron esas rayas.

-¿Qué les llamó la atención?

-¡Que eran intencionadas! Una actividad así implica una regularidad y una reiteración. La roca de caliza es tremendamente dura y, aunque se puede rayar con sílex o herramientas de piedra con una composición cristalina, se necesita pasar por encima de la misma raya repetidas veces para que se produzca un surco de más o menos medio centímetro de profundidad.

-Un trabajo cuidadoso...

-Implica hacer una raya, repasarla, volverla a repasar y dibujar la siguiente... así hasta las siete u ocho que componen el grabado. Las marcas están a intervalos más o menos parecidos de unos centímetros, dibujando una retícula. Quien las hizo no estaba cortando piel, hierbas o cualquier otra cosa, porque se habría producido un patrón bastante más caótico.

-¿Son una muestra de arte?

-Considero que el arte es un concepto mucho más complejo, incluso el prehistórico, así que prefiero hablar de un código o un sistema de transmisión del pensamiento.

-Entonces, ¿qué significado tiene?

-No lo sabemos. El problema es que este grabado es el primero que se ha descubierto, así que no lo podemos comparar con otros para intentar descifrar su significado. Pero quizás fuera una forma de transmitir una idea o una identidad de grupo, como nuestros tatuajes, que pueden ser simplemente decorativos, pero otros tienen un significado mucho más patente.

-¿Por qué descartan que el autor fuera un Homo sapiens?

-El sedimento que cubría ese grabado está datado en 39.000 años y está asociado a la industria neandertal. Eso nos dio la conformidad.

-¿Pueden existir otros grabados como este que hayan sido atribuidos por error al hombre moderno?

-Sí, los neandertales están tan cerca del Homo sapiens que se hace extraño que no pudieran hacer cosas como un grabado.

-Eran inteligentes.

-Efectivamente. Formaban organizaciones sociales complejas, eran capaces de manejar el fuego, explotaban recursos de forma parecida a como lo hacemos nosotros hoy en día y tenían más comportamientos simbólicos.

-¿Por ejemplo?

-Creemos que podían utilizar plumas de aves con fines ornamentales y otros colegas dicen que pintaban conchas. Los neandertales de Bélgica ya utilizaban ocres y pinturas para maquillarse o desparasitarse hace 300.000 años.

-¿Y qué sabemos de esos neandertales de Gibraltar?

-La roca era una auténtica ciudad neandertal que está justo al final de su mundo, en uno de los extremos. Más allá, en África, ya hay  Homo sapiens. Estos neandertales, por la razón que fuera, decidieron vivir en la costa, lo que les permitía hacer una serie de actividades distintas a las de los neandertales de interior, como, por ejemplo, el marisqueo: capturaban mejillones, lapas...

-Vivían en un lugar privilegiado.

-Sí, porque contaban con muchos recursos. Había una diversidad de aves enormes, no solo autóctonas, también las migratorias que cruzan entre Europa y África, y muchos mamíferos: ciervos, caballos, uros, rinocerontes, gamos... Esto parece que les permitió aguantar un poco más la extinción de su especie.

-¿Eran muchos?

-Quizás fueran varios grupos, pero no sabemos qué relación podían tener entre ellos, si se llevaban bien o se apedreaban cada vez que se encontraban. Pero sí eran lo suficientemente numerosos como para mantener una población estable durante 4.000 o 5.000 años más que los otros.

-El homo sapiens y los neandertales, ¿convivieron?

-Algunos estudios dicen que se pudieron cruzar y otros creen que no. El problema es que nunca los hemos encontrado en el mismo estrato, lo que sería la prueba definitiva para demostrar que realmente coexistieron y se sentaron juntos ante una hoguera. Eso, de ocurrir, habría sucedido en el norte de la Península.

-Si eran tan similares a nosotros, ¿por qué desaparecieron?

-Esa es la pregunta del millón. Algunos dicen que se extinguieron sin dejar rastro por cuestiones propias, otros dicen que compitieron con los sapiens y se extinguieron porque eran inferiores... Quizás todas las explicaciones tengan su parte de verdad.

Comentario por María Jesús el septiembre 11, 2014 a las 2:44pm

¡Pues sí que esconde cosicas esta cueva: plumas de adorno, consumo de palomas y, ahora, un grabado!  ¡Qué suerte tienes Jordi!

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el noviembre 9, 2014 a las 12:18pm

Investigadores de la UMU descubren que los neandertales mostraban capacidad de pensamiento simbólico

Fuente: lainformacion.com | 8 de noviembre de 2014

Los investigadores de la Universidad de Murcia (UMU), José Sebastián Carrión y Santiago Fernández Jiménez, se encuentran entre el grupo liderado desde el Museo de Gibraltar por Clive Finlayson y que ha descubierto unos grabados abstractos sobre una roca de la cueva gibraltareña de Gorham's realizados por neandertales (Homo neanderthalensis) y que muestran que la capacidad de pensamiento simbólico no era exclusiva del hombre moderno (Homo sapiens).

Estos dibujos son las primeras evidencias de arte rupestre en neandertales encontradas hasta el momento, y los resultados de su estudio han sido detallados en la prestigiosa revista Proceedings of the National Academy of Sciences, USA (PNAS), según fuentes consultadas por Europa Press del departamento de Promoción de la Investigación de la Universidad de Murcia (Prinum), dependiente del Vicerrectorado de Investigación.

"Los neandertales corresponden a una especie extinta del género Homo que ha sido considerada tradicionalmente como una especie tosca en términos cognitivos", señala el investigador de la UMU José Carrión, pero en realidad, podrían no ser una especie tan distante de la nuestra.

Según el investigador, aunque no se han encontrado tantas evidencias fósiles del neandertal como de nuestra especie, "muy probablemente el hombre Neandertal es más parecido a nuestra especie de lo que nos imaginábamos hace cinco años, al menos desde el punto de vista biológico y de sus capacidades mentales".

Gracias a este hallazgo, un conjunto de líneas entrecruzadas grabadas sobre una roca, que se estima se realizaron meticulosamente por los neandertales como mínimo hace aproximadamente unos 40.000 años, se demuestra que los miembros de esta especie eran capaces de desarrollar pensamiento simbólico.

EVIDENCIAS DE QUE FUERON LOS NEANDERTALES LOS AUTORES

El área de roca estudiada, unos 300 centímetros cuadrados, equivalente al tamaño de una mano grande, se descubrió después de un proceso de excavación arqueológica, y fue cubierta por sedimento no perturbado en el que previamente se habían descubierto artefactos que "fueron hechos sin lugar a duda por el hombre neandertal".

En concreto, se le atribuyen al hombre neandertal porque "se trata de artefactos del musteriense (herramientas líticas utilizadas en el Paleolítico medio por los neandertales, así llamadas por haber sido encontradas por primera vez en el yacimiento arqueológico Le Moustier), y cuyos actores en Europa occidental fueron los neandertales", explica José Carrión.

Además, el equipo de trabajo ha estudiado el relleno de las incisiones que hay sobre la roca. "El relleno de las grietas, una costra de apatita, selló el dibujo protegiéndolo y, tras la excavación, el dibujo intacto quedó al descubierto", aclara Carrión.

Las dataciones por radiocarbono y los análisis geoquímicos del revestimiento mineral en los surcos del grabado hechos apuntan a una etapa en la que estaban presentes los neandertales. "Se sabe que en ese momento, en el sur de la Península Ibérica, no existía el hombre moderno, por aquel entonces allí habitaban neandertales, por lo que sólo un hombre de esa especie podría haber grabado las líneas en la roca", añade.

Los autores del estudio tomaron también microfotografías de las marcas de herramientas dentro del grabado y las compararon con grabados experimentales realizados con diversas herramientas. Una vez estudiadas, han determinado que el grabado de la cueva no fue hecho aleatoriamente, "porque se necesita bastante habilidad manual para realizarlo", apunta el investigador, que describe que al mirar las líneas en el microscopio se observa un inicio y un final.

"La única forma de grabar rayas de esa forma y con esa profundidad es pasar repetidamente la punta de una herramienta por el mismo sitio. Hemos comprobado que debieron asestar un mínimo de 54 incisiones para conseguir esa estructura de grabación". En consecuencia, queda descartada la posibilidad de que el dibujo se formara debido a la manipulación de pieles o comida encima de la roca.

Este nuevo descubrimiento se suma a pruebas anteriores que, en esta misma línea, mostraban que la distancia del pensamiento simbólico entre los neandertales y los sapiens no están del todo claras, indicios tales como que los neandertales enterraban a sus muertos, se adornaban con plumas, pintaban sobre sus cuerpos con pigmentos negros y rojos, manipulaban la comida de forma similar a la nuestra y encendían fuego.

En conclusión, los grabados encontrados prueban que las capacidades intelectuales de los neandertales podrían haber sido subestimadas y que no son tal y como han sido caracterizadas durante décadas.

Los resultados del artículo se presentaron el pasado mes de septiembre, en el Congreso Mundial de Arqueología, organizado por la Fundación Atapuerca, en Burgos.

(EuropaPress)

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más