¿Son pirámides los montículos que se ven por Google Earth?

Uno de los enclaves (izquierda) está a sólo 12 kilómetros de la ciudad de Abu Sidhum, en las orillas del Nilo. La forma triangular gigante es tres veces el tamaño de la Gran Pirámide de Giza. El otro enclave (derecha) está cerca del oasis de Fayum, y en la misma se aprecia una mayor figura piramidal truncada

 

Fuente: zocalo.com.mx | 17 de julio de 2013

En agosto de 2012, la arqueóloga Ángela Micol (izquierda) descubrió una serie de estructuras piramidales utilizando la herramienta de Google Earth. Sin embargo, al ser estudiadas de cerca, las estructuras fueron desechadas y se las consideró como montículos naturales. Ahora, una nueva investigación vuelve a plantear la enigmática pregunta. 

Angela Micol reporta a Discovery News que una expedición preliminar reveló cavidades no naturales dentro de los montículos.

"Además, hemos encontrado que estas formaciones aparecen categorizadas como pirámides en varios mapas antiguos”, expresó Micol.

Micol encontró dos posibles sitios arqueológicos separados por 145 kilómetros de distancia. El primero se encuentra a veinte kilómetros de la ciudad de Abu Sidhum, cerca del Nilo y el segundo se localiza más al norte, cerca del oasis Fayum.

 

 

 



"Después de que se publicó mi hallazgo, una pareja egipcia contactó conmigo diciéndome que tenían importantes referencias históricas para ambos sitios”, dijo Micol.
La pareja resultó estar conformada por Medhat Kamal El-Kady, ex–embajador del Sultanato de Oman, y por su esposa Haidy Farouk Abdel-Hamid, abogada y ex-consejera de la presidencia egipcia. Ambos son coleccionistas de mapas, documentos antiguos y exóticos manuscritos históricos. Según ellos, ambos sitios aparecen como complejos piramidales en varios documentos de su posesión.

"Tenemos más de 34 mapas y 12 documentos que hacen referencia a estas pirámides”, expresaron.

 

Foto: Una pareja de egipcios presentaron documentos que respaldan el descubrimiento de Micol.

 

Los documentos hacen referencia a dos pirámides complementarias a las pirámides de Fayum (arriba, dentro del cuadro rojo); se cree que éstas fueron enterradas a propósito para borrarlas de la memoria histórica.

"Serían las pirámides más extraordinarias conocidas por el ser humano. No exageramos al decir que el descubrimiento opacaría a las pirámides de Giza”, añadió la pareja.

Con base en este hallazgo el investigador Mohamed Aly Soliman encabezó una expedición preliminar al enclave cerca de Abu Sidhum, tan sólo para comprobar que, efectivamente, debajo de los montes se esconden pirámides.

"Estos montes definitivamente esconden un lugar antiguo debajo de ellos. Hay cerámica y conchas. Además, los montes tienen diferentes capas que no pertenecen al lugar”, explica Soliman a Discovery News.

Además de los montículos más grandes, el equipo de la expedición considera que el lugar también cuenta con un templo o una fila de tumbas junto a dos de los montículos pequeños. Se muestran en el rectángulo rojo en esta imagen creada usando técnica de imagen de color falso desarrollada por Micol.

Sin embargo, más allá de estas evidencias, lo que confirmó la naturaleza de los montes fue una cavidad y un detector de metal que Soliman utilizó en las pirámides: el detector reveló un túnel subterráneo dentro de ambas estructuras y la presencia de metal dentro de éstas.

 



Para continuar con la investigación, Micol creó la Fundación de Arqueología Satelital y lanzó una campaña para conseguir fondos, ya que de lo contrario descubrir qué secretos esconden los misteriosos montes será imposible.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Tal como recuerdan en el diario EL MUNDO.es:

No es la primera vez que Google Earth desempolva lo desconocido. En mayo de 2011 la egiptóloga estadounidense Sarah Parcak dijo haber hallado 17 nuevas pirámides. Sin embargo, el descubrimiento de Micol ha acaparado los titulares y suscitado rápidamente la controversia y el escepticismo entre los expertos.

 

Por ejemplo, el catedrático de Geología arqueológica de la Universidad estadounidense de Toledo, James Harrell, ha tratado de desmontar el mediático hallazgo de Micol. Según este experto en el Antiguo Egipto, sus pirámides son sencillamente "formaciones rocosas naturales" que podrían confundirse con restos arqueológicos a los ojos de un aficionado. O de alguien empeñado en ver pirámides en cualquier lugar.

 

Noticia relacionada:

Have Egypt’s long lost pyramids really been found on Google Earth? ... (PAKALER PRESS)

Visitas: 2320

Comentario por José Luis Santos Fernández el julio 24, 2013 a las 10:20am

Arqueóloga por satélite. El pasado verano corrió como la pólvora en los medios, la noticia del “descubrimiento” de nuevas pirámides en Egipto. A golpe de ratón, desde casa, sentada frente a la pantalla de su ordenador, utilizando el ojo que todo lo ve “Google Earth”, nuestra aficionada esotérica Angela Micol, había encontrado en su viaje cibernético por el desierto de Faiyum, pirámides semejantes a las de Giza, incluso la que ella aportaba como gran hallazgo, sería tres veces mayor que la de Keops. Estas “nuevas pirámides” habrían escapado a los ojos de los inútiles arqueólogos que se vienen pateando Egipto desde hace décadas. Angela Micol es una buscadora incansable de esos misterios que atormentan a la humanidad, y que ella ha resuelto magistralmente para nuestra satisfacción; la evidencia de antiguas civilizaciones avanzadas. Desde su “Instituto de Exploraciones Avanzadas Planetarias” (Apex), continuador de los trabajos de la “Organización Atlantis” (TAO), nuestra friki Indina Jones de turno, resuelve los enigmas de la Atlántida, Las Bahamas, y lo que le echen. Con relación a esta noticia, James Harrell, profesor emérito de geología arqueológica de la Universidad de Toledo (USA) y destacado experto en geología arqueológica del antiguo Egipto, afirmaba: “Parece que Angela Micol es una integrante más de ese colectivo conocido como “piramidiotas” (los que ven las pirámides por todas partes). Sus pirámides de Dimai y Abu Sidhum son ejemplos de formaciones rocosas naturales que podrían ser confundidas con elementos arqueológicos si se carece de conocimientos en arqueología y geología. En otras palabras, sus pirámides son sólo una ilusión percibida por una observadora ignorante con una imaginación hiperactiva. Lo que Angela llama pirámides, son conocidas en realidad como colinas. Son muy comunes en el desierto de Faiyum, y se originan cuando una capa sedimentaria tiene una composición distinta a la de su alrededor y se erosiona de distinta manera. Cuando los sedimentos más blandos desaparecen, dejan la cima de la colina plana”. Dicho queda, cada cual que saque sus propias conclusiones… Como dijo Freud: "A veces un vaso, es solo un vaso".

En su Blog "La Historia empieza en Egipto" el profesor José Miguel Parra, reconocido experto en el Antiguo Egipto, dedicó varios artículos sobre este asunto:

¿Descubrir pirámides con Google Maps?

Gilipolleces piramidales

Apostilla a las «pirámides» de Google

Comentario por ALIADO el julio 24, 2013 a las 11:02pm

No sé por qué todo esto me recuerda la historia de Schliemann y Troya.

Creo que los profesionales de la Arqueología en muchos casos pecan de soberbia y deberían de bajar de su pedestal de vez en cuando. Aunque sólo sea para darse una vuelta por esos montículos y comprobar si pudiera ser cierta o falsa esa noticia.

Nadie cuestiona su formación, pero entiendo que deberían de tener la mente más abierta, como corresponde a un científico.

Saludos.

Comentario por Manuel Carlos Pérez el julio 25, 2013 a las 9:48am

Esos estratos... como aficionado a la geología parecen determinantes. Si como me temo son una deposición rocosa natural, es cosa de la Natura; si están fabricados con adobe o de otro modo por mano humana, es "cosa nostra". No hay más. Hay que ir allí a verlo porque aunque a simple vista parecen estratos formados bajo el mar, las sorpresas están a la orden del día.

Un saludo.

Comentario por Daniel Eduardo Pérez el julio 27, 2013 a las 4:57pm

Nada cuesta darse una vueltita por esos lares y verificar...

Comentario por Hispalois el julio 27, 2013 a las 6:52pm

El argumento de que esas pirámides aparezcan presuntamente en mapas antiguos me parece muy débil. Si los mapas dicen "pirámides construidas por el faraón Tal en el año Cual" entonces vale pero si simplemente señalan montículos piramidales nada prueban que hayan sido hechos por la mano del hombre.

Por otra parte, que un mapa antiguo muestre algo no quiere decir que exista. Se me ocurren muchos ejemplos: Gog y Magog en el mapa de Juan de la Cosa, el Lago Parima en muchos mapas de Sudamérica, el estrecho entre Norteamérica y la "isla" California en muchos mapas del siglo XVIII...

Comentario por Carmen L. el julio 27, 2013 a las 9:35pm

Sin embargo, puede utilizarse Google Earth para observar e incluso discernir claramente distintos elementos de un yacimiento arqueológico, como ya demostramos en un bonito juego online de hace unos años y como parece ser que los locos sajones van a intentar con el proyecto sobre los "Fortalezas de Colina" de la Edad del Hierro, del que ya di cuenta aquí... Si la "investigadora" es una friki de los extraterrestres, ya lo siento por ella, pero a veces la flauta... En cuanto a ir a Egipto a cotorrear, no thanks, by the moment.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más