Los pulgares de los neandertales se adaptaron para sujetar herramientas con mango

Pareja de neandertales. / José Antonio Peñas (SINC)

Un equipo internacional de científicos ha estudiado las diferencias entre los neandertales y los humanos modernos a la hora de utilizar las articulaciones de las manos para agarrar objetos. A través del análisis 3D, mapearon las articulaciones entre los huesos responsables del movimiento del pulgar –articulación trapeciometacarpiana– de cinco individuos neandertales y las compararon con las mediciones tomadas de los restos de cinco humanos modernos tempranos y 50 adultos modernos recientes.

“La articulación de la base del pulgar de los fósiles de neandertal es más plana, con una menor superficie de contacto entre los huesos, lo que se adapta mejor a un pulgar extendido colocado a lo largo del lado de la mano. Esta postura del pulgar sugiere el uso regular de agarres de potencia, que es el que usamos cuando sostenemos herramientas con mangos, como un martillo. Estos agarres serían ventajosos para el uso de algunas herramientas, como las lanzas musterienses o raspadores”, declara a SINC Ameline Bardo (izquierda), investigadora Asociada postdoctoral en la Escuela de Antropología y Conservación de la Universidad de Kent (Reino Unido). El estudio se publica en Scientific Reports.

Los autores encontraron covarianza en la forma y orientación de las articulaciones de la articulación trapeciometacarpiana. Esto sugiere diferentes movimientos repetitivos del pulgar en los neandertales, en comparación con los humanos modernos.

“Los pulgares humanos tienen superficies articulares que son generalmente más grandes y más curvadas, lo que es una ventaja cuando se agarran objetos entre las almohadillas del dedo y el pulgar, lo que se conoce como agarre de precisión”, añade Bardo.

Los pulgares de los neandertales habrían significado que podrían agarrar una herramienta como un martillo con facilidad, pero habrían tenido problemas para recoger una moneda. En la imagen, los huesos del pulgar de un humano moderno (izquierda) y cinco neandertales (derecha). El resaltado amarillo representa la superficie de contacto.

Estudiar la morfología de la mano en su conjunto

Investigaciones previas habían cuantificado cómo las formas de los huesos de los pulgares varían en los neandertales y en los humanos modernos, así como en muchos otros parientes humanos fósiles (homínidos). Sin embargo, estos trabajos normalmente analizaban los huesos de forma aislada.

“Nuestro estudio es novedoso al observar cómo la variación en las formas y orientaciones de los diferentes huesos y articulaciones se relacionan en conjunto. El movimiento y la carga del pulgar solo es posible gracias a que estos huesos, así como los ligamentos y los músculos, trabajan juntos, por lo que deben ser estudiados conjuntamente”, continúa. 

Los científicos utilizaron un análisis tridimensional de la forma de los huesos llamado morfometría geométrica que les permitió cuantificar cómo las formas y orientaciones de las articulaciones varían a través de los diferentes huesos. “Específicamente observamos la covarianza de forma entre el trapecio (un hueso de la muñeca en la base del pulgar) y el extremo proximal del primer metacarpiano (el primer hueso del pulgar que se une a la muñeca) en los neandertales (Homo neanderthalensis), en comparación con los humanos tempranos y recientes (Homo sapiens)”, asegura la investigadora.

Una mano humana moderna que demuestra su poder de agarre 'apretando', probablemente utilizado por los neandertales para agarrar artefactos de gran tamaño (el hueso azul es el primer metacarpiano y el morado el trapecio).  Ameline Bardo.

Para llegar a esta conclusión, los científicos pusieron puntos de referencia en todas las superficies de los huesos y los usaron para medir hasta qué punto el cambio de forma en un lado de la articulación, en la base del pulgar, se correspondía con el otro lado. “De esta manera podemos entender qué posiciones del pulgar se verían favorecidas por las diferentes formas de las articulaciones. Nuestros resultados sugieren que esta posición favorecida del pulgar era diferente en los humanos y en los neandertales”, subraya Bardo.

Esta variación entre los humanos modernos y los neandertales puede reflejar, según los expertos, actividades diferentes que cada especie realizaba de forma habitual con las manos. Para el estudio incluyeron todos los fósiles de la mano de neandertal disponibles, que conservan tanto un trapecio como un primer metacarpiano, pero los fósiles son escasos y difíciles de encontrar. 

Los neandertales tenían una superficie de contacto más plana y pequeña entre el primer metacarpiano y el trapecio, por lo que es más fácil agarrar con el pulgar extendido. Por el contrario, nuestras manos están mejor desarrolladas para los llamados agarres de precisión, en los que los objetos se sostienen entre la punta del pulgar y el dedo, como se muestra en la imagen.

“Sin una máquina del tiempo, siempre lucharemos por saber con certeza cómo nuestros parientes fósiles usaron sus manos, sus herramientas y cómo se comportaron. A menudo tenemos que hacer suposiciones sobre el comportamiento en el pasado usando personas vivas, lo que viene con sus propios prejuicios. Hay muchas ‘incógnitas’ en la paleoantropología. Sin embargo, al utilizar métodos más sofisticados (como el análisis de formas 3D que utilizamos en este trabajo), esperamos obtener la mayor cantidad de información posible de los fósiles que tenemos”, concluye la científica.  

La comparación de la morfología fósil entre las manos de los neandertales y las de los humanos modernos puede proporcionar una mayor comprensión de los comportamientos de nuestros antiguos parientes y del uso de las primeras herramientas.

Fuentes: agenciasinc.es | dailymail.co.uk | 16 de noviembre de 2020

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

¿Cómo cazaban con lanzas los neandertales? (11/01/2011)

Hallan una excepcional punta de lanza de madera paleolítica en Ljub... (05/02/2011)

Los homínidos del Paleolítico inferior usaban lanzas de madera para... (07/11/2015)

Los Neandertales utilizaban el fuego para elaborar herramientas de ... (07/02/2018)

Descubren en Vizcaya una pieza de madera utilizada por neandertales... (29/03/2018)

Neandertales. Más sobre sus habilidades: herramientas de madera y p...  (04/04/2018)

Los neandertales aprendieron a cooperar para cazar con lanzas en di...  (26/06/2018)

Se demuestra, por primera vez, que los neandertales cazaban a dista... (26/01/2019)

* Los neandertales utilizaban resina para pegar sus herramientas de... (27/06/2019)

* Hallan en Schöningen (Alemania) una arma de caza de madera de unos ...  (22/04/2020)

Visitas: 555

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más