Los neandertales pueden haber sido los primeros en elaborar cuidadosamente alquitrán de abedul con fines adhesivos

Alquitrán de abedul hecho en 2008. (Jorre/Wikimedia Commons/CC BY SA 2.0)

Es posible que la primera sustancia sintética elaborada en el planeta Tierra no haya sido un producto de nuestra propia especie, sino que fue inventada por un pariente cercano hace unos 200.000 años.

Investigadores de la Universidad de Tübingen y el Museo Estatal de Prehistoria de Alemania, así como la Universidad de Estrasburgo, en Francia, han realizado recientemente un análisis químico complejo sobre artefactos neandertales hechos con alquitrán de abedul, concluyendo que la forma en que se extrajo no fue accidental.

El alquitrán de abedul es una sustancia pegajosa negra utilizada desde la antigüedad por sus diversas propiedades adhesivas, repelente al agua e incluso antimicrobianas. Algunos de los primeros humanos que vivieron en Europa lo usaron para unir partes de sus herramientas de piedra y madera.

Los humanos anatómicamente modernos de Sudáfrica utilizaban adhesivos de alquitrán desde hace 100.000 años (Rijksmuseum Van Oudheden).

El material se puede extraer de la corteza de abedul usando calor, pero los científicos no están de acuerdo sobre si los neandertales producían el alquitrán a propósito o si era simplemente una consecuencia de querer disfrutar de un fuego cálido.

Algunos piensan en el alquitrán negro como un feliz accidente que los neandertales simplemente rasparon de las rocas circundantes después de quemar corteza de abedul. Otros piensan que el material pegajoso y resistente al agua se elaboró ​​cuidadosamente en un horno subterráneo mucho antes de que nuestra especie aprendiera el truco.

Esto puede parecer una disputa pedante, pero comúnmente se asume que la destilación intencional de sustancias útiles a partir de materias primas es otra actividad que diferencia a la inteligencia humana de otras especies. Basado en el análisis de dos piezas de alquitrán de abedul encontradas en un yacimiento arqueológico en Alemania, este último estudio argumenta que "el alquitrán de abedul puede documentar tecnología avanzada, planificación anticipada y capacidad cultural en los neandertales".

Alquitrán de abedul del entorno de Königsaue (Sajonia-Anhalt, Alemania) y técnicas de producción experimentales. a) KBP1, Königsaue 1 (izquierda); KBP2, Königsaue 2 (derecha). b) Dibujo del método de condensación; c) método de condensación con ranura de adoquín; d) técnica de la corteza enterrada e) técnica del pit roll; f) estructura elevada. 1: corteza de abedul; 2: alquitrán de abedul.

Un análisis de la química de los artefactos sugiere que fueron privados de oxígeno durante su formación. En teoría, este perfil bajo en oxígeno podría lograrse de varias maneras, por lo que los investigadores probaron diversos métodos. Dos de los procedimientos llevados a cabo quemaron corteza de abedul sobre el suelo, mientras que otros tres implicaron la elaboración de una especie de horno subterráneo.

La quema de corteza de abedul sobre el suelo permitió que el alquitrán se condensara en la parte superior de las piedras al aire libre o en un extremo de los palos. El procedimiento de horno subterráneo esencialmente significaba enterrar la corteza de abedul enrollada bajo el fuego.

Se pudo comprobar que solo el alquitrán de abedul fabricado bajo tierra tenía la misma firma química que los artefactos antiguos encontrados en Alemania.

Los resultados de la investigación sugieren que "el alquitrán empleado por los neandertales no es el resultado fortuito de procesos no intencionales en fuegos al aire libre, sino una técnica compleja con horno subterráneo que tuvo que planificarse cuidadosamente, ya que no se pudo monitorear una vez que se mete el mismo.

Una configuración tan compleja habría requerido que se siguiera con precisión una receta específica. Los investigadores dicen que la práctica probablemente se inventó a través de un procedimiento de ensayo y error, con mejoras graduales al respecto que se sumaron con el tiempo.

Si los neandertales realmente estaban produciendo alquitrán desde hace 200.000 años, ese hecho supera cualquier evidencia de que el Homo sapiens produjera alquitrán hace 100.000 años.

Por lo tanto, escriben los investigadores, "lo que mostramos aquí por primera vez es que los neandertales inventaron y refinaron una técnica transformadora, muy probablemente independientemente de la influencia del 'Homo sapiens'".

Descubrimientos previos han demostrado que los neandertales tenían dietas complejas que involucraban múltiples pasos en la preparación de alimentos, y, en consecuencia, es posible que su uso del fuego no se haya limitado a calentar o cocinar. En definitiva, la inteligencia de nuestros primos neandertales ya no debe subestimarse.

Fuente: sciencealert.com| 4 de junio de 2023

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* Un nuevo experimento revela cómo podrían obtener pegamento los nean... (05/12/2017)

* Los neandertales utilizaban resina para pegar sus herramientas de p... (27/06/2019)

La producción de alquitrán de abedul no prueba la complejidad del c... (13/09/2019)

La herramienta de hace 50.000 años que demuestra la inteligencia de...  (23/10/2019)

Los humanos usaban pegamento de ‘alta tecnología’ desde hace 100,00... (05/03/2023)

Visitas: 1200

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más