Los neandertales pudieron haber sido infectados de enfermedades por los 'Homo sapiens' procedentes de África

Fuente: PHYS.ORG | 10 de abril de 2016 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Un nuevo estudio sugiere que los neandertales de Europa pudieron haber sido infectados con enfermedades llevadas por los humanos anatómicamente modernos, u Homo sapiens, que salieron de África. Dado que ambos eran homínidos, habría sido fácil para los patógenos pasar de una población a otra, según afirman los investigadores. Tal circunstancia podría haber contribuido a la desaparición de los neandertales.

Investigadores de las Universidades de Cambridge y Oxford Brookes han revisado las evidencias más recientes de patógenos obtenidas de genomas y ADN procedente de huesos antiguos, y han llegado a la conclusión de que algunas enfermedades infecciosas probablemente sean miles de años más antiguas de lo que se creía previamente.

Hay pruebas de que nuestros antepasados hibridaron con los neandertales e intercambiaron genes asociados con enfermedades. También hay evidencias de que determinados virus se trasladaron a los humanos modernos procedentes de otros homínidos mientras todavía estaban en África. Por lo tanto, los investigadores sostienen que tiene sentido suponer que los seres humanos podrían, a su vez, haber transmitido determinadas enfermedades a los neandertales, lo cual, dado que hubo hibridación con ellos, probablemente sucedió.


Charlotte Houldcroft (izquierda), de la División de Antropología Biológica de Cambridge, dice que muchas de las infecciones que probablemente habrían pasado de los seres humanos a los neandertales -tales como la tenia, la tuberculosis, las úlceras de estómago y algunos tipos de herpes- eran enfermedades crónicas que habría debilitado a los neandertales, haciéndolos menos saludables y capaces de encontrar alimentos, lo que podría haber catalizado la extinción de la especie.

"Los seres humanos que migraron fuera de África habrían sido un importante reservorio de enfermedades tropicales", afirma Houldcroft. "Para la población neandertal de Eurasia, adaptada a ese entorno geográfico de enfermedades infecciosas, la exposición a nuevos patógenos llevados desde África pudo haber sido catastrófico".


"Sin embargo, es poco probable que tal escenario haya sido similar a cuando Colón llevó determinadas enfermedades a América diezmando las poblaciones nativas. Es más probable que los pequeños grupos de neandertales hayan padecido aisladamente sus propios azotes infecciosos, lo que debilitaba al grupo e inclinaba la balanza en contra de la supervivencia", dice Houldcroft.

Las nuevas técnicas desarrolladas en los últimos años, subrayan los investigadores, pueden ahora mirar en el pasado de las enfermedades modernas a fin de desentrañar su código genético, así como en la extracción de ADN de fósiles de algunos de nuestros primeros ancestros se puede detectar rastros de enfermedades.


En un artículo publicado en American Journal of Physical Anthropology, Houldcroft, que también estudia las infecciones modernas en el Hospital Great Ormond Street, y el Dr. Simon Underdown (derecha), un investigador de la evolución humana en la Universidad de Oxford Brookes, escriben que los datos genéticos muestran que muchas enfermedades infecciosas han estado "co-evolucionando con los humanos y con nuestros antepasados ​​desde decenas de miles a millones de años".

La observación realizada desde hace mucho tiempo de las enfermedades infecciosas implica que las mismas explotaron con el amanecer de la agricultura hace unos 8.000 años, ya que las poblaciones humanas cada vez más densas y sedentarias coexistían con el ganado, lo que creó una tormenta perfecta para que las enfermedades se propagaran. No obstante, los investigadores aducen que las evidencias más recientes sugieren que las enfermedades tuvieron un largo periodo de prueba que es anterior a la agricultura.

De hecho, los investigadores sostienen que muchas enfermedades consideradas tradicionalmente como 'zoonosis', por ser transferidas de los animales a los seres humanos, tal como la tuberculosis, fueron en realidad transmitidas en primer lugar a los animales por los seres humanos.

"Estamos empezando a ver evidencias de que bacterias del medio ambiente fueron probables ancestros de muchos patógenos que causaron enfermedades durante el advenimiento de la agricultura, y que inicialmente pasaron de los seres humanos a sus animales", dice Houldcroft.

"Los cazadores-recolectores vivían en pequeños grupos forrajeros. De hecho, los neandertales vivían en grupos de entre 15-30 miembros, por ejemplo. Así que las enfermedades habrían estallado solo esporádicamente, no habrían sido capaces de propagarse muy lejos. Pero una vez que la agricultura llegó, estas enfermedades tuvieron las condiciones perfectas para desarrollarse, ya que estaban en el entorno".

Foto: La bacteria Helicobacter pylori causante de las úlceras de estómago


Con todo, no existe todavía ninguna evidencia de transmisión de enfermedades infecciosas entre los seres humanos y los neandertales. Sin embargo, teniendo en cuenta la coincidencia en el tiempo y en la geografía, y la no menos importante evidencia de la hibridación, Houldcroft y Underdown sostienen que pudo haber ocurrido.

Los neandertales se habrían adaptado a las enfermedades de su entorno europeo, y existe evidencia de que los seres humanos se beneficiaron de la recepción de sus componentes genéticos a través de la hibridación, los cuales les protegieron de algunos enfermedades, tales como la sepsis bacteriana -infección de la sangre producida por heridas- y la encefalitis, proveniente de las garrapatas que habitan en los bosques de Siberia.

A su vez, los seres humanos, a diferencia de los neandertales, habrían estado adaptados a las enfermedades africanas, las cuales habrían traído con ellos durante las olas de migración hacia Europa y Asia.

Los investigadores describen la 'Helicobacter pylori', una bacteria que causa úlceras estomacales, como la principal candidata de una enfermedad que los seres humanos pudieron haber pasado a los neandertales. Se estima que la misma infectó por primera vez a los seres humanos en África hace entre 116.000 y 88.000 años, y que llegó a Europa después de hace 52.000 años. La evidencia más reciente sugiere que los neandertales se extinguieron hace unos 40.000 años.

Foto: Virus del Herpes simple.

Otro candidato es el 'Herpes simplex 2', el virus que causa el herpes genital. Hay evidencias de esta enfermedad conservadas en el genoma, lo que sugiere que fue transmitida a los humanos en África hace 1,6 millones de años procedente de un homínido desconocido que a su vez lo adquirió de los chimpancés.

"El homínido 'intermedio' que une este virus entre los chimpancés y los seres humanos muestra que las enfermedades podían saltar entre las distintas especies de homínidos. El virus del herpes se transmite por vía sexual y por medio de la saliva. Como ahora sabemos que los seres humanos hibridaron con los neandertales, y que todos llevamos entre un 2 y un 5 % de ADN neandertal como consecuencia de ello, tiene sentido suponer que, junto con los fluídos corporales, los seres humanos y los neandertales se transfieron determinadas enfermedades", dice Houldcroft.

Las teorías recientes sobre la causa de la extinción de los neandertales van desde el cambio climático a una alianza de los Homo sapiens con los perros-lobos que les llevó a dominar la cadena alimenticia. "Es probable que una combinación de factores fuera lo que provocó la desaparición de los neandertales", dice Houldcroft, "así como las evidencias de que el desarrollo y propagación de las enfermedades fue un aspecto importante".

Posts de Terrae antiqvae relacionados:

La hibridación con otros homínidos dió un impulso saludable al geno... (06/09/2011)

Los neandertales de El Sidrón ya tomaban manzanilla con fines medic... (19/07/2012)

* Diagnostican un tumor óseo, de más de 120.000 años, en un neandertal (06/06/2013)

Los neandertales usaban palillos para calmar el dolor de algunas en... (17/10/2013)

Restos de virus neandertales pueden encontrarse aún en el genoma hu... (20/11/2013)

Los neandertales nos dejaron en herencia una mejora en nuestro sist... (14/12/2013)

Sufrimos más diabetes por un gen heredado de los neandertales (26/12/2013)

¿Los asiáticos tienen más herencia neandertal que los europeos? (01/01/2014)

Dos estudios descifran el legado de los genes neandertales en los h... (30/01/2014)

La herencia contra el frío del neandertal (02/04/2014)

Los tibetanos se han adaptado a las alturas gracias a sus genes den... (05/07/2014)

Los neandertales ya sufrían de enfermedades modernas como la psoria... (04/02/2015)

Un estudio elimina todas las dudas sobre el cruce entre neandertale... (09/04/2014)

El legado genético de los neandertales (16/09/2015)

Los genes neandertales dotaron a los humanos de protección inmunoló... (08/01/2016)

Visitas: 868

Comentario por Antonio el abril 12, 2016 a las 11:27am

".....entre los seres humanos y los neandertales."

¿Qué está mal en esta frase? ¿Es un error de traducción? Debería decir humanos modernos u Homo Sapiens. Amén.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el mayo 26, 2016 a las 4:29pm

Las armas invisibles y letales de los humanos modernos del Pleistoceno

Fuente: quo.es| 26 de mayo de 2016

Los habitantes de las regiones tropicales han logrado adaptar su sistema inmunitario para resistir la virulencia de ciertos patógenos, letales para nosotros. Ciertas enfermedades tropicales son muy graves para quienes habitamos las regiones templadas o frías. Somos plenamente conscientes del peligro que supone para la integridad de las poblaciones de países de regiones templadas el contagio de patógenos propios de ciertas regiones de África, América y Eurasia. Lo estamos viviendo en directo. Y lo contrario también sucede. Los humanos de latitudes elevadas somos transmisores de enfermedades, a las que resistimos de manera aceptable, pero son letales para los grupos humanos cuyo sistema inmunitario no está adaptado a los patógenos que conviven con nosotros. Cada población del planeta está preparada para resistir las enfermedades que son más comunes en el territorio que habita.

Los expertos en paleopatología y paleogenética tratan ahora de averiguar la antigüedad de ciertas enfermedades en las especies de homininos del pasado y, en particular, aquellas que estaban presentes antes del Neolítico. Todo esto es posible gracias a la información genética que puede obtenerse de los restos óseos de diferentes períodos.

Enterramiento de un neandertal. Fuente: godsanddevils.blogspot.com

Algunos investigadores como Andrea Manica y sus colaboradores (Universidad de Cambridge) consideran que el porcentaje de 1-4% de genes presentes tanto en el genoma de las poblaciones de Eurasia y América como en los Neandertales pueden ser explicadas simplemente por el hecho de que compartimos un ancestro común (PNAS, agosto de 2012). Sin embargo, la mayoría de los genetistas abogan por una hibridación a pequeña escala, aunque suficiente como para ahora tengamos ese recuerdo genético de nuestros primos hermanos. El registro fósil sugiere que hace unos 100.000 años los humanos modernos procedentes de África comenzaron a tener contacto con los Neandertales. La posibilidad de contagio mutuo de enfermedades pudo ser una consecuencia lógica de ese contacto entre poblaciones adaptadas durante miles de años a climas y ambientes muy distintos.

Charlotte J, Houldcroft y Simon J. Underdown, también de la Universidad de Cambridge, se han preguntado por el tipo de enfermedades que pudimos contagiar a los Neandertales. Estos investigadores han llegado a la conclusión de que les transmitimos, entre otras, la tuberculosis, ciertos herpes o la bacteria Helycobacter pylori, causantes de úlceras estomacales. Los humanos modernos de entonces también se contagiaron de algunas enfermedades, como la diabetes de tipo 2, la propensión a determinados tipos de cáncer o la enfermedad de Chron. Aunque parece que nos quedamos con una parte del genoma de los Neandertales que contiene capacidad inmunitaria para algunas enfermedades, todavía estamos padeciendo la aventura de apropiarnos de todos los territorios del planeta. Otra cuestión es cual de las dos especies resultó más afectada o beneficiada por la posible hibridación.

Los investigadores británicos de la Universidad de Cambridge están convencidos de que los Neandertales sufrieron peor las consecuencias de este mestizaje. Para ellos, la mejor evidencia es que ya no están y nosotros seguimos aquí. Así que podemos añadir una razón más a la larga lista de hipótesis que tratan de explicar la desaparición de los Neandertales. La idea no es nueva, pero ha cobrado actualidad gracias al estudio de ADN conservado en los fósiles.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más