Las pinturas rupestres más antiguas del mundo están en España, y casi con certeza fueron realizadas por Neandertales

La Pasiega (Cantabria), sección C, pared pintada de la cueva. Las líneas rojas verticales y horizontales datan de hace 64.000 años, y casi con certeza fueron pintadas por neandertales. (Imagen: P. Saura)

En 2012, un grupo de arqueólogos concluyó que cierta serie de pinturas rupestres encontradas en España habían sido pintadas por neandertales, y no por los primeros humanos, como se suponía anteriormente. Otros científicos se quejaron de la metodología usada para la datación de las pinturas y pusieron en duda que los Neandertales tuvieran capacidad para el pensamiento simbólico. Ahora, gracias a una técnica de datación actualizada, los científicos han demostrado una vez más que los Neandertales son la fuente más probable de esas pinturas. ¿Será suficiente para disipar las nociones obsoletas sobre la inteligencia del hombre de Neandertal?

Científicos de la Universidad de Southampton, el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y otras instituciones, demostraron usando la datación de uranio-torio que las antiguas pinturas rupestres localizadas en tres cuevas de España se produjeron hace no menos de 64.000 años. Eso es 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa, lo que significa que las pinturas probablemente fueron hechas por Neandertales, cuyos antepasados, los Homo erectus, abandonaron África hace 1,81 millones de años. Además, el hallazgo demuestra, quizá de manera concluyente esta vez, que los Neandertales sí tenían capacidad para el pensamiento simbólico, un rasgo cognitivo que antes se consideraba exclusivo del Homo sapiens. La capacidad de representar objetos fuera de la mente, sugiere este estudio, probablemente se transmitió a los Neandertales y a los humanos modernos a partir de un ancestro común.

Manos estarcidas en Maltravieso (Cáceres) con una antigüedad mínima de 66.000 años. (Imagen: H. Collado).

Las pinturas rojas y negras, que incluyen representaciones de animales, puntos, figuras geométricas y estarcido de manos, se encuentran en tres cuevas españolas: La Pasiega (Cantabria), Maltravieso (Cáceres) y Ardales (Málaga), a 700 km de distancia entre ellas. Los arqueólogos llevan años estudiando estas pinturas, pero como no se podían fechar con exactitud, muchos simplemente asumieron que los humanos modernos habían sido responsables de su decoración. Los Neandertales, se dice, no eran pensadores sofisticados y carecían de la capacidad para el pensamiento abstracto. De hecho, un estudio que salió a la luz hace solo dos semanas afirmaba que los Neandertales no podían dibujar. El nuevo estudio, publicado hoy en Science, muestra que los Neandertales eran muy capaces de producir arte rupestre y, por consiguiente, tenían capacidad para el comportamiento simbólico.

La falta de consenso en torno a la fecha de origen tiene mucho que ver con los límites de la técnica tradicionalmente utilizada para el arte rupestre: la datación por radiocarbono.

“Apenas llevamos datando arte rupestre desde la década de los 90, y eso era siempre con el método de radiocarbono, que solo puede fechar material orgánico, concretamente dibujos de carbón”, explicó a Gizmodo  Paul Bahn (izquierda), autor de  The First Artists: In Search of the World’s Oldest Art.

“No podíamos fechar dibujos en materiales de manganeso u ocre inorgánico, ni grabados. Pero el método de datación de la calcita nos permite obtener edades mínimas para estos otros dibujos si tienen algo de calcita formada encima”. 

Bahn, que no participó en el nuevo estudio (pero ha colaborado con uno de sus autores), dice que este nuevo método de datación, llamado datación de uranio-torio, lleva siendo utilizado por los geólogos varias décadas, pero solo en los últimos años ha sido usado por los arqueólogos para obtener fechas de arte rupestre, y con “resultados muy emocionantes”.

De hecho, la datación del uranio-torio de las muestras de isótopos se considera muy fiable, y se puede usar para determinar la edad de formaciones de carbonato de calcio de hasta medio millón de años. En este caso, los arqueólogos analizaron la carbonita de ocre rojo de los dibujos mediante 60 muestras diferentes de menos de 10 miligramos cada una, y obtuvieron edades mínimas de entre 64.000 y 66.000 años.

“Nuestros resultados muestran que las pinturas que datamos son el arte rupestre más antiguo conocido, y fueron creadas al menos 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África. Por lo tanto, debieron ser pintadas por neandertales”, dice el autor y colíder del estudio Chris Standish (izquierda), arqueólogo de la Universidad de Southampton.

Un dibujo de 1913 del Panel 78 de La Pasiega (derecha). El escalariforme rojo, o símbolo de la escalera, tiene al menos 64.000 años, pero no se sabe si los animales y otros símbolos se pintaron después.

Ahora bien, es teóricamente posible que los humanos modernos ya estuvieran en esa zona por aquella época, siendo teóricamente la palabra clave. Nuestra especie, el Homo sapiens, surgió hace 300.000 años y entró en lo que ahora es el Medio Oriente hace 175.,000-200.000 años. Pero no existe evidencia arqueológica o paleontológica para apoyar la presencia de humanos modernos en Europa hace 44.000 años, como señala Standish. Por el contrario, sabemos que los Neandertales estuvieron por toda Europa durante ese periodo de la prehistoria. Pero, como ocurrió con el esfuerzo anterior para datar el arte de los Neandertales, es probable que los resultados sean puestos en duda.

“Todos los métodos de datación están sujetos a error, pero este proyecto ha sido llevado a cabo por los mejores expertos en el tema, por lo que estoy seguro de que sus resultados son válidos y fiables”, dijo Bahn. “Sin embargo, estoy seguro de que serán puestos en duda, como pasó en 2012, por los dinosaurios que se niegan a cambiar sus creencias, y por algunos colegas franceses que rechazan cualquier fecha de arte rupestre antes de la declarada en su cueva de Chauvet (hace alrededor de 36.000 años), lo cual es irremediablemente incorrecto”.

Que los Neandertales fueran capaces de producir este arte no debería ser una sorpresa. En todo caso, este nuevo estudio es bastante decepcionante en términos de lo que nos dice sobre los Neandertales y de lo que fueron capaces.

“No hay nada en este artículo que pueda sorprendernos o sorprendernos demasiado”, explicó a Gizmodo  Michel Lorblanchet  (izquierda), coautor del estudio y Director de Investigación del DNRS en Francia. “El hombre de Neandertal, como el Homo erectus antes que él, usaba pigmentos con frecuencia (el ocre rojo se usó por primera vez hace alrededor de un millón de años). Tenía pinturas corporales, collares, herramientas que son obras de arte [en sí mismas], comenzó a producir esculturas como la máscara de La Roche-Cotard, y ocupó profundas cuevas hace unos 270.000 años. Los neandertales también tenían creencias [espirituales]: enterraban a sus muertos con ofrendas”.

Lorblanchet dice que “la prehistoria es siempre una batalla contra las viejas ideas” y que su equipo está consiguiendo “establecer poco a poco la idea de que el arte comenzó muy temprano, y que fueron los Neandertales quienes empezaron a pintar en las paredes de las cuevas”.

Fuente: es.gizmodo.com | 23 de febrero de 2019

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

La cueva de Ardales es una de las cunas mundiales del arte rupestre

Arqueólogos trabajando en la Cueva de Ardales. / F. T.

Un nuevo análisis de tres cuevas en España revela la primera evidencia importante de que los neandertales, en lugar de los humanos modernos, crearon las pinturas rupestres más antiguas del mundo, entre ellas la cueva malagueña de Ardales.

El estudio, dirigido por la Universidad de Southampton, en Reino Unido, y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Alemania, muestra que las pinturas en tres cuevas en España se crearon hace más de 64.000 años, 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa.

Esto significa que el arte rupestre del Paleolítico --incluyendo imágenes de animales, puntos y signos geométricos-- debe haber sido hecho por los Neandertales, una especie 'hermana' del 'Homo sapiens', y los únicos habitantes humanos de Europa en ese momento. También indica que pensaron simbólicamente como los humanos modernos.

Publicado este jueves en la revista 'Science', el estudio revela cómo un equipo internacional de científicos utilizó una técnica de vanguardia llamada uranio-torio que data de hace más de 64.000 años para determinar la edad de las pinturas. Hasta ahora, el arte rupestre se ha atribuido por completo a los humanos modernos, ya que los planteamientos de un posible origen neandertal se han visto obstaculizados por técnicas de datación imprecisas.

Sin embargo, la datación de uranio-torio proporciona resultados mucho más fiables que los métodos como la datación por radiocarbono, que puede dar estimaciones de edad falsas. El método del uranio-torio implica fechar pequeños depósitos de carbonato que se han acumulado en la parte superior de las pinturas rupestres, los cuales contienen rastros de los elementos radiactivos uranio y torio, que indican cuándo se formaron los depósitos y, por lo tanto, dan una edad mínima para lo que se encuentra debajo.

Los Neandertales, más sofisticados de lo que se creía

El autor principal del trabajo, el doctor Chris Standish, arqueólogo de la Universidad de Southampton, explica que este descubrimiento es "increíblemente emocionante" y sugiere que los Neandertales eran mucho más sofisticados de lo que se cree popularmente. "Nuestros resultados muestran que las pinturas que datamos son, con mucho, las más antiguas conocidas en el mundo, y fueron creadas al menos 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África, por lo tanto, deben haber sido pintadas por neandertales".

Un equipo de investigadores del Reino Unido, Alemania, España y Francia analizó más de 60 muestras de carbonato de tres sitios de cuevas en España: La Pasiega (en Puente Viesgo, Cantabria), Maltravieso (en Cáceres) y Ardales (en Ardales, Málaga). Las tres cuevas contienen pinturas rojas (ocre) o negras de grupos de animales, puntos y signos geométricos, así como estarcidos, huellas de manos y grabados. Según los científicos, la creación del arte debe haber involucrado un comportamiento tan sofisticado como la elección de un lugar, la planificación de la fuente de luz y la mezcla de pigmentos.

"Poco después del descubrimiento del primero de sus fósiles en el siglo XIX, los Neandertales fueron retratados como brutales e incultos, incapaces de hacer arte y tener comportamiento simbólico, y algunos de estos puntos de vista persisten hoy --explica el codirector del estudio, Alistair Pike (izquierda), profesor de Ciencias Arqueológicas en la Universidad de Southampton--. El tema de cómo se comportaron los neandertales humanos es un tema muy debatido. Nuestros hallazgos contribuirán de manera significativa a ese debate".

El autor principal, Dirk Hoffmann  (derecha), del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, añade que la cultura material simbólica, una colección de logros culturales e intelectuales transmitidos de generación en generación, hasta ahora, solo se ha atribuido a la especie Homo sapiens.

"El surgimiento de la cultura material simbólica representa un umbral fundamental en la evolución de la humanidad. Es uno de los principales pilares de lo que nos hace humanos. Los artefactos cuyo valor funcional radica no tanto en su uso práctico sino más bien en su uso simbólico son representantes de los aspectos fundamentales de la cognición humana tal como la conocemos", indica.

Los primeros artefactos simbólicos, que datan de hace 70.000 años, se han encontrado en África, pero están asociados con los humanos modernos. También se han hallado otros artefactos, como arte rupestre, figuras esculpidas, herramientas de hueso decoradas y joyas en Europa, que datan de hace 40.000 años. Pero los investigadores han concluido que estos artefactos deben haber sido creados por humanos modernos que se estaban extendiendo por toda Europa después de su llegada de África.

Existe evidencia de que los Neandertales en Europa usaron ornamentación corporal hace unos 40.000 a 45.000 años, pero muchos investigadores han sugerido que esto fue inspirado por los humanos modernos que en ese momento acababan de llegar a Europa.

"Los Neandertales crearon símbolos significativos en lugares significativos. El arte no es un accidente aislado. Tenemos ejemplos en tres cuevas separadas por 700 kilómetros y evidencia de que fue una tradición longeva. Es muy posible que el arte rupestre similar en otras cuevas en Europa occidental también sea de origen neandertal", concluye el coautor del estudio Paul Pettitt (izquierda), de la Universidad de Durham, Reino Unido.

Fuente: laopiniondemálaga.es | 22 de febrero de 2018

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* Los arqueólogos de la cueva de El Castillo manejan la hipótesis de ... (07/10/2010)

* ¿Pintaron los neandertales Altamira? (14/06/2012)

Publicidad by Google

 

Visitas: 2628

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el febrero 23, 2018 a las 3:14am

                                             LOS NEANDERTALES ERAN UNOS ARTISTAS

De acuerdo con dos recientes estudios, uno publicado en Science y el otro en Science Advances, los Neandertales eran artistas. Los hallazgos del primer estudio, revelan que el arte rupestre más antiguo encontrado en Europa, es al menos 20.000 años anterior a la presencia de los primeros humanos modernos, y por lo tanto debe haber tenido origen en los Neandertales.

Liderada por Dirk Hoffmann, la investigación se centró en tres cuevas de España con presencia de arte rupestre: La Pasiega (Cantabria), Maltravieso (Extremadura) y Ardales (Andalucía). En todas ellas hay representaciones, en rojo y negro, de animales, signos lineales, signos claviformes y puntos, así como plantillas de manos. Gracias al uso de una nueva técnica de datación que involucra el análisis de carbonatos tanto por encima como por debajo de la superficie del arte rupestre (lo que reduce la ventana de fechas posibles mínimas y máximas de su creación), el equipo de Hoffman pudo datar con mayor precisión. Las edades mínimas de los tres emplazamientos de arte rupestre se clasificaron consistentemente en aproximadamente 64.800 años de edad o más. La evidencia fósil sugiere que los Neandertales fueron la única especie de homínidos en Europa en aquella zona y en aquel momento, ya que los humanos modernos llegarían al menos unos 20.000 años después. Por si fuera poco, los autores señalan que las fechas de varias pinturas abarcan un período de 25.000 años, lo que hace pensar que no se trata de creaciones artísticas circunstanciales, sino de una larga tradición.

Conchas con perforaciones halladas en la Cueva de los Aviones. Tendrían al menos 115.000 años de antigüedad. Crédito imagen: J. Zilhão

Por su parte, el estudio publicado en Science Advances, se ha centrado en analizar conchas marinas teñidas y decoradas, lo que se considera una representación del lenguaje,  y también datan de épocas anteriores a la aparición de los humanos modernos en el región. Juntos, los informes sugieren que los Neandertales exhibieron complejos sistemas de comunicación simbólicos, cuya aparición, para nuestra especie, ha sido difícil de precisar debido a las dificultades para obtener una datación precisa.

En este caso la sorpresa también llega por la antigüedad de los hallazgos. El uso de conchas pintadas y perforadas, está asociado con la aparición del materialismo simbólico, que representa un momento crítico en la evolución de nuestra especie. Sin embargo, hasta la fecha, los objetos simbólicos más antiguos descubiertos tenían aproximadamente 92.000 años, provenían de África y habrían sido realizados por los primeros humanos modernos.

A ) La Cueva de los Aviones vista desde un rompeolas en el puerto de Cartagena. ( B ) Detalle de la cueva. Remanente roca fragmentada del Pleistoceno antes ( C ) y después ( D ) su excavación en 1985. Los círculos de puntos en (C) y (D) indican la posición del flujo de piedra fechado claramente sobre el depósito excavado.

En la Cueva de los Aviones (Murcia), el equipo de Hoffmann (también responsable de la investigación) recurrió a datos sedimentarios e isotópicos para determinar la edad de las conchas marinas y los recipientes donde se hallaron las conchas que están manchados con pigmentos rojos y amarillos. Los resultados apuntan a que dos de las cuatro muestras analizadas, datan de aproximadamente 115.000 años de antigüedad, una vez más, mucho antes en el tiempo que la presencia conocida de los primeros humanos modernos en la región.

Los autores dicen que ambos hallazgos, no dejan ninguna duda de que los Neandertales compartieron el pensamiento simbólico con los primeros humanos modernos. Por lo tanto, la capacidad de realizar representaciones simbólicas pudo haber sido heredada de un antepasado común y no habría sido adquirida gracias a los humanos modernos cuando llegaron a Europa.

Fuente: quo.es | 22 de febrero de 2018

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el febrero 23, 2018 a las 12:35pm

La obra de arte más antigua la hizo un neandertal

Si la humanidad encontrara vida inteligente en otro planeta sería la noticia del milenio. Esos nuevos seres astutos obligarían al ser humano a replantearse su propia existencia y sus relatos religiosos de la Creación. No seríamos excepcionales. No estaríamos solos. Por sorpresa, esa noticia del milenio llega hoy, pero en pasado: no estuvimos solos. Una nueva datación de unas enigmáticas pinturas rupestres garabateadas en tres cuevas españolas muestra que se ejecutaron hace unos 65.000 años, más de 20.000 años antes de que los humanos modernos, los Homo sapiens, llegaran a la península ibérica. Los artistas solo pudieron ser Neandertales. El hallazgo es la portada de la revista Science.

Las implicaciones del descubrimiento son descomunales. Es la primera prueba irrefutable de que los Neandertales, extinguidos hace unos 40.000 años, tuvieron “lenguaje, cognición avanzada y pensamiento simbólico”, según explica el arqueólogo portugués João Zilhão (izquierda), coautor de la investigación.

Los dibujos analizados son una mano en negativo ejecutada hace al menos 66.700 años en la cueva de Maltravieso (Cáceres), un depósito mineral cubierto de pintura en una pared de la cueva de Ardales (Málaga) y un signo lineal, similar a una escalera, realizado hace al menos 64.800 años en la cueva de La Pasiega (Cantabria). Son las obras de arte más antiguas que se conocen en el planeta.

Para Zilhão, el descubrimiento “acaba con la narrativa del Génesis, la de los humanos modernos saliendo de África como la especie elegida”. El investigador, de la Universidad de Barcelona, va incluso más allá de las conclusiones publicadas hoy en la revista Science. Zilhão cree que los llamados neandertales —con un cráneo con frente huidiza y un cuerpo más bajo y robusto— eran, en realidad, Homo sapiens. Los neandertales seríamos nosotros mismos.

“Los humanos modernos somos anormalmente homogéneos. En el pasado, la especie humana era más diversa que ahora, como ocurre en otras especies actuales. La variabilidad interna que hoy vemos en los chimpancés es mayor que la que veríamos en todos los humanos pasados y presentes si los considerásemos una sola especie”, reflexiona Zilhão. Según las etiquetas actuales, hace 80.000 años coexistían en la Tierra cinco especies humanas: Homo sapiens, Neandertales, Homo floresiensis, Homo erectus y Denisovanos. Para el arqueólogo, todas eran lo mismo. “En realidad, nunca hubo más de una especie humana”, sostiene.

“La evolución es muy compleja y tiendo a pensar que los humanos modernos actuales somos el resultado de un delta fluvial que se ha ido nutriendo en su camino evolutivo de una red de afluentes, en este caso de otras poblaciones arcaicas, como los neandertales, que han contribuido a nuestra conformación actual, tal como indican la genética y los fósiles”, opina la paleoantropóloga Josefina Zapata (izquierda), de la Universidad de Murcia.

Zapata participa junto a Zilhão en otra investigación que se publica de manera simultánea en la revista Science Advances. Los científicos han vuelto a datar unas conchas marinas perforadas y pigmentadas aparecidas en la cueva de Los Aviones, en Cartagena (Murcia). La nueva datación sugiere una antigüedad de más de 115.000 años, más del doble que los 50.000 años calculados en 2010. Para los autores, el resultado confirma que los Neandertales ornamentaban sus cuerpos con collares unos 30.000 años antes de que los llamados humanos modernos comenzaran a hacerlo en África. A juicio del paleoantropólogo Erik Trinkaus (derecha), de la Universidad Washington en San Luis (EE UU), estos nuevos estudios certifican que “los neandertales y los humanos modernos eran conductualmente y mentalmente equivalentes”.

Gracias a los últimos avances técnicos, en las nuevas dataciones se ha podido emplear el método del uranio-torio. Los investigadores han analizado muestras de unos pocos miligramos de carbonato de calcio tomado de la superficie de las pinturas rupestres. Cuando se forman estos materiales por precipitación, se acumulan trazas de uranio, que decae a torio a un ritmo conocido. La proporción de estos dos elementos químicos desvela la edad precisa de la muestra.

De izquierda a derecha, los investigadores Daniel Garrido, Marcos Garcia, Alistair Pike, Dirk Hoffmann, Carola Hoffmann y João Zilhão. UB

La directora del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana, María Martinón Torres (izquierda) no comparte la idea de que los Neandertales y los Homo sapiens fueran la misma especie. “Los neandertales eran marcadamente diferentes en su morfología, en sus adaptaciones biológicas —por ejemplo a climas completamente diferentes—, en su secuencia genética perfectamente distinguible e incluso en su sistema inmune. Y, aunque hubo cruces fértiles [sexo con descendencia entre neandertales y sapiens], también sabemos que hubo problemas de infertilidad, lo que significa que no éramos totalmente compatibles”, afirma la paleoantropóloga.

Martinón, que no ha participado en las nuevas investigaciones, cree que hay dos posibilidades: o la capacidad artística surgió de manera independiente en Neandertales y Homo sapiens, “ya que ambos tenían grandes cerebros”, o la heredaron de un ancestro común, hace unos 500.000 años.

“A ver si se derriba finalmente la teoría de que los Neandertales se extinguieron porque eran cultural y simbólicamente inferiores a los humanos modernos”, sentencia.

El prehistoriador Marcos García Diez (derecha), de la Universidad Isabel I (Burgos), subraya otro hallazgo importante de su equipo. En la cueva malagueña de Ardales, los Neandertales pintaron al menos en dos momentos diferentes, con 20.000 años de diferencia. “Conservaron una tradición simbólica durante miles de años. El espacio, la cueva, también era simbólico. Alguien tenía que decir: Este es nuestro espacio. Esta es nuestra ermita”.

Fuente: elpais.com | 23 de febrero de 2018

Comentario por Carmen L. el febrero 23, 2018 a las 12:47pm

Veo que se ha recogido la noticia que alguien me pasaba ayer por FB. Voy corriendo al original para ver mejores fotos. ¡Gracias! La cosa es que preparo un relatito sobre esas cosas, Arte y neandertales, y leo todo lo que me parece interesante.  Esta publicación me sugiere... mmm...               

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el febrero 23, 2018 a las 1:13pm

Los neandertales también pintaban en cuevas

Ver vídeo en este enlace.


Un dibujo en forma de escalera, una pintura de manos en negativo, y restos de tinta roja decorando una estalagmitas - todo ello en tres cuevas en España- son las muestras de pintura rupestre más antiguas conocidas hasta ahora, según una nueva datación que se acaba de publicar en la revista 'Science'. La edad estimada de estas pinturas implica que sus autores solo pudieron ser Neandertales: se fechan en hace 65.000 años, 25.000 antes de la llegada estimada de los primeros Homo sapiens a Europa. El hallazgo sería la primera prueba contundente de que los Neandertales también tenían pensamiento simbólico. Este no sería una exclusiva de nuestra especie (Homo Sapiens): al contrario, habría surgido mucho antes, posiblemente en el ancestro común de Neandertales y Homo sapiens.

El hallazgo se sustenta en una variante de una técnica de datación clásica, el método de uranio-torio. Los autores la afinaron para aplicarla a muestras muy pequeñas, sacadas de las diminutas concreciones de calcita depositadas encima de la pintura por la caída del agua. Al estimar la edad de la calcita, se aseguran de que el dibujo subyacente debe ser más antiguo que esa edad. Los autores argumentan que su margen de error es suficientemente pequeño para excluir que la datación se solape con la presencia de Homo sapiens.

“Esto va a ser un cambio de paradigma en la interpretación de la pintura rupestre: ¿todas las pinturas rupestres son de humanos modernos, o pueden ser más antiguas de lo que creíamos?”, afirma Palmira Saladié (izquierda), investigadora del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES) de Tarragona, no implicada en el trabajo. En efecto, algunas de las pinturas analizadas se conocían desde hace un siglo y se habían atribuido por defecto a sapiens.

“Es un hito: se habían propuesto manifestaciones artísticas en Neandertales, pero nunca se habían argumentado de manera tan contundente”, afirma  Antonio Rosas (derecha), investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, tampoco implicado en el trabajo. 

Las fechas de esos hallazgos se solapaban a veces con la llegada de los humanos modernos (como se le suele llamar al Homo Sapiens) a Europa, hace 40.000 años. Sin embargo, antes de esa fecha no hay ni un solo resto de sapiens en Europa, mientras hay trazas de Neandertales en todos los sitios. Lo lógico es suponer que ellos sean los autores de pinturas de hace 65.000 años. 

Pinturas en la cueva de La Pasiega / P. SAURA

Escaleras y manos

En la cueva La Pasiega (Cantabria), se ve un motivo en forma de escalera (los animales que aparecen junto con ese no han sido fechados y podrían ser posteriores). “La escalera es un símbolo, un signo: no representa nada que se pueda reconocer por experiencia, el mensaje es el resultado de una convención social”, explica el paleoantropólogo João Zilhão (izquierda), investigador ICREA (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats) en la Universitat de Barcelona, que ha participado en la datación. 

Lo mismo valdría por las tres manos pintadas en negativo (stencil) en la cueva de Maltravieso (Extremadura) y por las estalagmitas pintadas de rojo en la cueva de Ardales (Andalucía). “No veo que puedan tener ningún uso que no sea artístico”, afirma Zilhão.

Las implicaciones son mayores. “Ponemos fin a 160 años de controversia sobre si los Neandertales tenían una inteligencia igual a las nuestra, o si eran una gente bastante más tonta y por esto se extinguieron: los Neandertales están dentro de lo que cabría esperar para un Homo sapiens de esa época”, afirma el investigador.

“Ya no queda ninguna calidad básica humana que no tuvieran los Neandertales: la barrera del simbolismo era la última cota de humanidad que hasta ahora no habían alcanzado”, agrega Rosas.

“El registro [arqueológico] ya nos estaba indicando que los Neandertales se parecían mucho a nosotros a nivel conductual. Probablemente también tenían un lenguaje complejo. Lo que más me sorprende son los parecidos a las pinturas de sapiens del paleolítico superior”, afirma Saladié.

 

La afinidad entre Homo sapiens y Neandertales sugiere que el simbolismo podría haber aparecido mucho antes de lo que se piensa. Posiblemente, ambos linajes lo heredaron de su ancestro común. La inteligencia e incluso el lenguaje podría tener incluso 400.000 años, concluye Zilhão.

Plantilla de mano GS3b en la cueva Maltravieso (edad mínima 66.700 años). Izquierda: Foto original. El recuadro muestra dónde se tomaron muestras del carbonato superpuesto.  Derecha:  La misma imagen después de la aplicación del software DStretch  para mejorar el contraste del color. 

¿Misma especie, cara distinta?

Las pinturas atribuidas a nuestros primos evolutivos replantean si son una especie distinta o no. La atribución de unas pinturas rupestres a Neandertales lleva a una conclusión atrevida, según el paleoantropólogo João Zilhão. “Los neandertales también son Homo sapiens. Hay que acabar con esa dicotomía. Son como una raza distinta, pero humanos como nosotros”, afirma. 

“No llegaría a decir eso -replica la paleoantropóloga Palmira Saladié-, pero es cierto que hay evidencias de descendencia fértil después del apareamiento: quizás habría que hablar de subesepecies”.

“Yo pienso que son especies distintas, con diferencias anatómicas y trayectorias evolutivas diferenciadas. Lo interesante es que ambas especies tengan capacidades humanas. ¿Dónde radican entonces las diferencias? Probablemente no las detectamos en el registro fósil”, afirma Rosas.

Los nuevos hallazgos modificarían la narración de la evolución humana. Hasta ahora, se creía que el simbolismo apareció en África, como rasgo característico del Homo Sapiens, que lo trajo a Europa con su migración. “Esas supuestas capacidades nuevas no lo eran. No es cierto que hubiera una supremacía de los antepasados africanos”, afirma Zilhão. 

El investigador cuestiona incluso que la humanidad actual descienda de ese pequeño grupo. “Tenemos que pensar en una sola especie, con flujo genético entre continentes. A día de hoy cada individuo tiene un 2% o 4% de genoma de origen neandertal, y no todos lo mismo. Hay un 40-50% de lo específico de los neandertal que sigue en nosotros”, argumenta.

Cortina de espeleotemas en la sección II-A-3 en la cueva de Ardales con pigmento rojo, pintada antes al menos 65.500 años. Izquierda: Serie de cortinas con pintura roja en la parte superior, parcialmente cubiertas, con crecimiento posterior de espeleotemas. El rectángulo blanco describe el área que se muestra a la derecha. Derecha: Detalle de la cortina 8. El cuadrado negro indica dónde se tomaron muestras del carbonato que cubre la pintura roja.

Un tocador neandertal

Una cueva en Murcia guardaba ornamentos y pigmentos corporales de hace 120.000 años. Las conchas horadadas y los pigmentos hallados debajo de una costra de calcita en la cueva de los Aviones, en Murcia, pertenecieron a Neandertales. Lo afirma un trabajo publicado en 'Science Advances' en paralelo con otro, publicado en 'Science', sobre pinturas rupestres de nuestro primo evolutivo. 

Conchas utilizadas por los Neandertales en la cueva de los Aviones /JOAO ZILHAO

En ambas publicaciones, las conclusiones se basan en un sistema de datación de la calcita depositada por el agua encima de los hallazgos. En el caso de las conchas, la edad estaría entre 115.000 y 120.000 años. 

“Son los adornos corporales en concha más antiguos que se conocen, más que los atribuidos a humanos anatómicamente modernos en África y en Próximo Oriente”, afirma Josefina Zapata (izquierda), investigadora de la Universidad de Murcia y coautora del trabajo. “Y además, eran de Neandertales: la fecha de 115.000 años está muy distanciada de la llegada del humano moderno a Europa”, añade. 

Hay evidencia de collares decorados más antiguos, como unos grabados atribuidos al Homo erectus, hechos en una almeja de río en Java hace 400.000 años. El conjunto de estas evidencias sugiere que el pensamiento simbólico sería mucho más antiguo de lo que se pensaba. En particular, que no sería algo exclusivo del Homo Sapiens

“Los Neandertales han mostrado varios tipos de manifestaciones simbólicas: también utilizaban colgantes realizados a partir de dientes o huesos modificados de animales”, añade Zapata.

Fuente: elperiodico.com | 23 de febrero de 2018

Comentario por Carmen L. el febrero 23, 2018 a las 1:32pm

Muchas gracias, Guillermo.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el febrero 23, 2018 a las 1:46pm

De nada, amiga Carmen. 

Lo cierto es que se puede considerar que estamos ante todo un notición. Sin duda, por ahora será la noticia arqueológica más importante de este año 2018. Se acabó lo que se daba en torno a las posibles deficiencias cognitivas-simbólicas que se hacían recaer sobre los Neandertales en su comparación con los Homo sapiens. Un avance más, sumamente importante, y que, a buen seguro, se tratará de reconfrmar en otras cuevas europeas con arte parietal, aunque nada más que sea para comprobar cuál puede ostentar el prestigio de guardar la manifestación simbólico-artística más antigua. Ya veo a los franceses poniéndose manos a la obra prestos y raudos.

No olvides hacernos partícipes de ese pequeño relato que tienes en mente al respecto cuando lo hayas acabado.

Como siempre, un cordial saludo.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el febrero 23, 2018 a las 4:26pm

Los neandertales, mucho menos neandertales

Foto: Dirk Hoffmann (Instituto Max Planck) y Alistair Pike (Universidad de Southampton) tomando muestras de calcita /BC

En las últimas décadas se han ido publicando cada vez más artículos científicos que desmontan la idea de los Neandertales como especie tosca, inferior a la nuestra, y hoy, según expertos consultados por Efe, se ha superado una de las últimas barreras: los Neandertales sí fueron capaces de hacer arte.

La revista Science publica un artículo que demuestra que los Neandertales desarrollaron las manifestaciones simbólicas de las cuevas de Ardales (Málaga), Maltravieso (Cáceres) y La Pasiega (Cantabria), lo que seguro fomentará la discusión científica.

En concreto, los investigadores, entre ellos españoles, liderados por Dirk L. Hoffmann, del Instituto de Antropología Evolutiva Max Planck (Alemania), describen una serie de dataciones que retrasan hasta cerca de los 66.000 años la antigüedad de las pinturas de estas tres cuevas, lo que las convierte en las más antiguas conocidas hasta el momento en el mundo, y atribuyen su autoría a los Neandertales.

Antonio Rosas, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, explica que en las últimas décadas se han ido aceptando una serie de habilidades que al principio solo se atribuían al Homo sapiens: ornamentación corporal, división de tareas por sexo o conocimiento de las cualidades medicinales de las plantas.

Ahora, en esta lista se incluye una más, el arte: los autores de estos artículos defienden de manera "argumentada y sólida" que los Neandertales produjeron manifestaciones simbólicas en forma de pintura en las paredes, señala , quien se resiste a denominarlas manifestaciones artísticas.

"Ya no queda nada evidente que nos diferencie de los neandertales, desde el punto de vista de las manifestaciones básicas de los Homo sapiens".

Aún así, Rosas recalca que el artículo de Science reposa en la datación de unas pinturas y a partir de ahí deduce conclusiones.

El método usado es el de Uranio-Torio, basado en la desintegración radiactiva del uranio de las costras de calcita asociadas a las pinturas, un método reconocido y validado en los estándares científicos, apunta Rosas, para quien serán necesarias "evidencias más directas" con representaciones en otras cuevas y mismas dataciones.

Juan Luis Arsuaga (izquierda), codirector de las excavaciones de Atapuerca (Burgos), asegura estar "totalmente de acuerdo" con lo que sus colegas defienden: los Neandertales fueron capaces de hacer un arte no figurativo.

"Yo mismo he excavado un yacimiento en Asturias, la cueva del Conde, en el que hay unos signos, unas líneas grabadas verticales y horizontales, que, si bien no se pueden datar porque no tienen una costra de calcita gruesa, sí creo que son de Neandertales".

No obstante, según Arsuaga, los Homo sapiens hemos ido más lejos: cuando aparece en Europa el gran arte en forma de pinturas de animales o de estatuillas, los neandertales ya se habían extinguido.

"La gran duda es si estos habrían hecho este gran arte, si los Neandertales habrían llegado a pintar bisontes; yo creo que no, que nosotros somos más simbólicos".

También se publica otro artículo en Science Advances, asimismo liderado por Hoffmann, que ofrece una antigüedad de 115.000 años para las conchas pintadas y perforadas del yacimiento de la cueva de los Aviones (Murcia), que podrían estar vinculadas con decoraciones corporales empleadas por neandertales.

Para Rosas, lo que viene a decir este trabajo es que "las manifestaciones simbólicas no son flor de un día, sino que su raíz es más profunda, no se desarrollaron al final de los neandertales".

Los autores del artículo proponen que esas cualidades humanas se desplegaron en el último antepasado común de Neandertales y Homo sapiens, hace al menos medio millón de años, y a partir de ese antepasado los dos linajes habrían fomentado esas potencialidades humanas, una aseveración que comparte Arsuaga.

Sin embargo, hay otra interpretación, y con esa está más de acuerdo Rosas: que las cualidades de pensamiento simbólico aparecieran independientemente en una y otra especie, como una evolución convergente. EFE

Fuente: lavanguardia.com | 22 de febrero de 2018

-------------------------------------------------------------------------------------------------

“Los neandertales no se extinguieron”

Fue la indignación lo que llevó a Joao Zilhao a convertirse en embajador de los Neandertales. Recuerda la escena como si fuera ayer. Fue en mayo de 1996. La revista Nature presentaba el descubrimiento en Francia de fósiles de neandertal de hace 34.000 años junto a herramientas de piedra tecnológicamente avanzadas –de tipo Chatelperroniense–. Era un hallazgo sensacional. Pero los autores de la investigación concluían que los Neandertales no podían haber inventado aquellas herramientas. No eran lo bastante inteligentes, tenían que haberlas copiado de los Homo sapiens.

Zilhao, que en aquel momento trabajaba en la Universidad de Lisboa, se sintió ultrajado. Llevaba años descubriendo fósiles y herramientas de Neandertales en la Gruta de Oliveira y no veía por qué no iban a ser capaces de inventar herramientas de tecnología Chatelperroniense. Desde aquel día, se propuso desmontar el prejuicio de que los Neandertales no podían ser tan inteligentes como los Homo sapiens.

El arqueólogo Joao Zilhao, en la facultad de Geografía e Historia de la Universitat de Barcelona (Montse Giralt).


En estos 22 años ha trabajado en las universidades de Lisboa en Portugal, de Bristol en el Reino Unido y de Barcelona, adonde llegó en el 2010 con un contrato Icrea. Ha excavado en España, Portugal y Rumanía y ha estudiado colecciones arqueológicas de Francia, Italia y Croacia. Ha publicado decenas de investigaciones que confirman, una y otra vez, que los Neandertales tenían aptitudes cognitivas equivalentes a las de los Homo sapiens. Los resultados que presenta esta semana, que demuestran que hacían pinturas rupestres y se ponían collares, “deberían cerrar el debate de si los Neandertales tenían pensamiento simbólico”, sentencia.

Pero, si eran tan inteligentes como los Homo sapiens, ¿por qué se extinguieron? “¡Es que no se extinguieron, son nuestros ancestros!”, rebate. Entre el 1% y el 4% del genoma de los europeos actuales es de origen neandertal, mientras que el 96% a 99% restante procede de Homo sapiens venidos de África. “Menos de un 4% no parece mucho, pero es lo esperable cuando se mezclan una población grande y una pequeña. Debía haber unos 20.000 neandertales en toda Europa y llegaron un millón o dos de africanos. Por eso el ADN neandertal está tan diluido entre los europeos actuales”.

Para Zilhao, los Neandertales son Homo sapiens, no una especie distinta. Es consciente de que esta visión no es compartida por la mayoría de sus colegas. Pero “siempre digo lo que pienso. Procuro llevarme bien con todo el mundo pero, si a alguien no lo gusta lo que digo, lo siento. En ciencia es importante basarse en los datos y, a partir de ahí, que todo el mundo pueda expresar libremente lo que piensa. Para mí los datos no indican que Neandertales y Homo sapiens sean especies distintas”.

Le ha costado veinte años largos lograr que la comunidad científica reconozca la capacidad simbólica de los Neandertales. Su próximo reto es convencer a sus colegas de que los Neandertales no se han extinguido, que perviven en cada uno de nosotros.

Fuente: lavanguardia.com | 23 de febrero de 2018

Comentario por John Marin el febrero 24, 2018 a las 5:18pm

Magnifico.

Comentario por Carlos Flecha el febrero 24, 2018 a las 7:56pm

Es posible todo

Comentario por Carmen L. el febrero 25, 2018 a las 7:17pm

Hacía tiempo que se venía oyendo que nuevas técnicas de datación podían dejar cosas curiosas como éstas. Lo que me ha sorprendido es que se trate de punteados (eso me parece en una de las imágenes de La Pasiega). Pero bueno: yo de esto no entiendo nata.

No sé donde colocar mi relatito -formará parte de una narración más grande que aún no está conformada- y mi mirada es básicamente poética, no científica, ni siquiera "histórica". Vamos, que lo dejamos en relato fantástico y quedará mejor que suponerlo parte de una "novela histórica".

Ah, de acuerdo con Guillermo: esta va a ser la noticia del año, teniendo en cuenta que la nueva metodología de datación asegurará muchas sorpresas. ¡Ole por Santander, la pionera!

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más