Juan Luis Arsuaga sobre el simposio sobre la evolución de la cara - Imagen: Fundación Areces

La Fundación Ramón Areces ha acogido este martes un simposio internacional en el que expertos de centros de investigación y universidades de España, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido e Israel han puesto en común sus trabajos sobre cómo ha evolucionado la cara humana desde hace 100.000 años. Charlamos con Juan Luis Arsuaga, director de los yacimientos de Atapuerca, catedrático de Paleontología de la Universidad Complutense de Madrid y coordinador de la jornada.

¿Cuál es el espíritu de esta reunión sobre caras?

Es un simposio de evolución humana sobre la parte del cuerpo que peor se conoce, porque es la que peor se conserva. La cara es la parte más frágil, hay pocas caras en la evolución humana y, sin embargo, es muy importante. 

¿Por qué la cara humana es una rareza evolutiva?

La evolución humana es tan larga que cada etapa tiene su historia. La cara ha cambiado y se ha adaptado mucho a los diferentes nichos ecológicos. Hay caras muy robustas, con dientes enormes, caras muy proyectadas... La cara de los neandertales es una cara muy especial y la del Homo sapiens también, da mucho juego este tipo de investigación porque la cara es donde residen los sentidos, donde está la masticación y los dientes, y se sacan muchas enseñanzas.

¿Lo que nos diferencia de otros animales es que nuestro rostro es más plano, con menos hocico?

No es tan importante lo del hocico. Nuestra cara es más vertical, sí, eso es verdad. Pero la diferencia no está en lo que se proyecta. Hay una diferencia más importante, entre caras grandes y caras planas que no tienen relieves, que no están modeladas. Si pensamos en el trabajo de un escultor modelando la arcilla, tenemos caras con una topografía, un relieve... Eso es lo propio del Homo sapiens. Las otras caras tienen más hueso, son más grandes, más masivas y yo las describo como "caretas", entre comillas.

Foto: Esta ilustración muestra la evolución desde el australopiteco (izquierda) con caras planas hasta los seres humanos con narices protuberantes (derecha). A diferencia del género Homo, otros homínidos, como los australopitecos, tenían características nasales planas y facultades que mejoraban el aire inhalado.

¿Qué información nos da la cara de Homo sapiens sobre su dieta o su tipo de vida?

Nuestra cara es diferente de cualquier otra, no solo en el resultado final, sino en cómo va siendo a lo largo del crecimiento. Es como si nuestro escultor trabajara de otra forma (es una metáfora). La pregunta que yo lanzo es: nuestra cara, ¿por qué es distinta y para qué está adaptada? Y entonces yo presento la idea a contrastar y discutir de que nuestra cara, aparte de para masticar, también cumple una función que es la de la comunicación. Es decir, es distinta porque en nuestra especie la comunicación social se ha desarrollado más que en otras.

¿O sea que la comunicación cambió nuestra cara?

Es interesante ver que en los últimos miles de años ha habido cambios significativos en la cara y que tienen que ver con interacciones con la cultura, es decir, al aparecer por ejemplo determinados tipo de alimentos, o la preparación, eso ha influido. La preparación y la cocción del alimento hacen que en algunas poblaciones como las occidentales la dentición no se complete siempre. Es un ejemplo de cómo la cultura ha modelado nuestra anatomía, nuestra biología. Es muy probable que las caras pequeñas de los europeos y los orientales, de los mongoloides, tenga que ver con lo que en los últimos diez mil años venimos haciendo de preparación del alimento y consumo de vegetales blandos, con una cara y una dentición reducidas

Algunos expertos también dicen que nuestro rostro es único por su inmadurez.

En el sentido de pequeño, sí. Es un rostro más pequeño que el de un chimpancé, pero esto nos lleva un poquito lejos. Los chimpancés cuando son jóvenes tienen un cráneo más globoso, y los hace más parecidos al adulto humano. Eso ha llevado a postular que en nuestra evolución ha habido procesos en que el desarrollo se ha detenido y por eso tenemos un aspecto infantil. Es una idea interesante.

El otro día tuvo mucho eco en redes un comentario que decía que los humanos tenemos anatomía de vegetarianos.

Para empezar, tenemos un tubo digestivo que no es vegetariano. La longitud del tubo digestivo es la expresión de la cantidad de fibras vegetales que se consumen. En el debate entre los que defienden la alimentación basada en exclusivamente vegetales no hay argumentos evolutivos que lo apoyen. No tenemos la dentadura de un depredador como un lobo, pero en nosotros esas capacidades no hay que verlas en los huesos, hay que verlas en los utensilios de piedra. Tampoco tenemos alas, pero tenemos aviones. Lo hacemos con la tecnología.

¿En la cara hay algún rasgo que nos dé pistas sobre esto?

Bueno, tenemos todo el registro fósil, venimos consumiendo otros animales desde hace dos millones de años, hay una evidencia arqueológica de eso. Ahora uno puede tomar las opciones que le parezcan a la hora de alimentarse, pero hay que dejar en paz a la historia.

¿Y hacia dónde va nuestra cara? ¿Se puede predecir cómo evolucionará?

Ahora estamos en un momento único de la historia en que nuestra especie tiene el control de su propia evolución. Y la pregunta de cómo vamos a ser casi cambia de sentido porque dependerá de nosotros. Podría contestarte a esa pregunta si fueran las fuerzas de la naturaleza, pero somos nosotros los que tenemos la capacidad.

Cada vez los guapos de moda tienen rasgos más infantiles, si la selección sexual los favorece, ¿tendremos cara de niños en el futuro?

Así es como funciona la selección natural, pero en la práctica no ocurre en occidente. En la naturaleza los individuos que tienen determinadas características tienen más hijos que los demás, y eso no ocurre. Tienen más éxito los 'guapos', como tú dices, pero no contribuyen con más genes a la siguiente generación. De todos nosotros, de la humanidad factual, lo que quedará dentro de cien años serán genes. Dentro de mil años algunos aportaremos más genes y otros menos, así es como funciona. En el supuesto de que determinadas características favorecieran el éxito reproductor, su genética perduraría más.

Fuente: vozpopuli.com | Antonio Martínez Ron| 13 de septiembre de 2016

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los Fósiles de Atapuerca podrían ser "el ejemplo más antiguo de una morfología facial humana"

El paleontólogo y profesor de la Universidad de Nueva York, Rodrigo S. Lacruz, ha afirmado este martes que los fósiles de Gran Dolina de Atapuerca (Burgos) son "firmes candidatos para convertirse en el ejemplo más antiguo de una morfología humana".

 Así lo ha asegurado durante una entrevista con Europa Press, durante el simposio sobre 'La historia evolutiva de la cara humana', organizado en la Fundación Ramón Areces de Madrid.

El evento ha reunido a expertos de centros de investigación y universidades de España, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido e Israel para poner en común sus trabajos sobre cómo ha evolucionado el rostro humano desde hace 100.000 años.

Igualmente, Lacruz ha explicado que "La anatomía de este fósil, Homo antecessor, tiene unos rasgos muy clásicos de Homo sapiens, pero los resultados muestran que no lo es. Se trata de algo intermedio, algo que da mucho apoyo a la idea de que no es totalmente humano pero que aparece 850.000 años atrás".

Por su parte, Juan Luis Arsuaga, director de los yacimientos de Atapuerca y catedrático de Paleontología de la Universidad Complutense de Madrid, ha asegurado que "la cara es la parte que peor se conserva del esqueleto, la más frágil, es la zona del cuerpo que menos se conoce de la evolución humana, que resulta más difícil de investigar".

La hipótesis de este experto, quien afirma que tiene "una parte imaginativa y otra científica", se recoge en un artículo que publicó en 2015 junto a los investigadores estadounidenses Timothy Bromage y Rodrigo S. Lacruz, en el que abordan los procesos de desarrollo de la cara en Atapuerca y en otros lugares.

LA CARA COMO FORMA DE COMUNICACIÓN

"Esta cara humana no ha vivido solo una adaptación a la masticación, sino que también ha sido así para mejorar la expresión. Particularmente, el Homo sapiens es la única especie homínida que sabemos que utiliza la cara como forma de comunicación. Las caras de las anteriores especies son como máscaras, inexpresivas, planas...", ha explicado Arsuaga.

Así, Arsuaga ha señalado que "por este motivo, por qué no buscar una explicación de esa adaptación de la morfología del humano moderno en términos funcionales, no solo como algo biomecánico, sino como una herramienta social. ¿Por qué no creer que nuestra cara ha sido diseñada por la madre naturaleza pensando en esa finalidad?", ha añadido.

Así, los expertos han señalado que la historia evolutiva de los humanos modernos es "compleja", debido a un registro fósil pobre y a la falta de consenso en la clasificación en distintas especies de un número de fósiles de África y Europa, en el período anterior a la aparición del hombre moderno. Esto ha dado lugar a dificultades en la definición de las características clave del Homo sapiens.

"La evolución de la cara humana se ha retraído y hay una asociación de la retracción de la cara y el tamaño del cráneo, aunque no siempre tiene que ser una asociación perfecta", ha subrayado S. Lacruz.

"Estamos abriendo avenidas nuevas para entender las distintas maneras de cuáles son los ancestros mas parecidos al Homo sapiens.  Todavía hay mucho que hacer y que estudiar", ha añadido.

Fuente: lainformacion.com | 13 de septiembre de 2016

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Cara a cara con los grandes homininos de la tierra (30/03/2010)

La evolución está escrita en el rostro (07/02/2012)

Experta reconstruye con técnicas forenses el rostro de un "Hobbit" (10/12/2012)

La cara ‘humana’ apareció hace un millón de años (11/06/2013)

La mujer que puso cara a los primeros hombres (19/05/2014)

Una teoría señala que la violencia dio forma a nuestra cara (09/06/2014)

Los rasgos propios de los seres humanos evolucionaron por separado (05/07/2014)

El desarrollo cultural y social conllevó una reducción de los nivel... (03/08/2014)

La barbilla apareció a medida que el hombre se hizo más colaborativo (15/04/2015)

Demuestran un cambio en la relación del tamaño de cara y cráneo en ... (21/07/2015)

Así surgió el rostro humano (05/08/2015)

La cara humana, un prodigio evolutivo forjado durante dos millones ... (08/12/2015)

Un estudio revela que la evolución de la cara humana está estrecham... (15/12/2015)

En términos evolutivos nuestra nariz no se formó en respuesta a los... (04/04/2016)

 

 
 
style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="3426785577"
data-ad-format="auto">

Visitas: 570

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el septiembre 27, 2016 a las 11:01pm

La cara humana ya está cambiando

“La cara humana es única”, dice Timothy Bromage  (izquierda), paleoantropólogo de la Universidad de Nueva York. El científico ha participado en un simposio internacional organizado por la Fundación Ramón Areces hace unos días en Madrid para explicar cómo esta parte del cuerpo, capaz de expresar un sin fin de emociones, se ha transformado a medida que lo hacía el cerebro.

-¿Cuándo podemos hablar de la aparición de un rostro que parece humano?

-Si miramos en el registro fósil, encontramos al Homo antecessor (90.000 años), descubierto en la Gran Dolina, en el yacimiento de Atapuerca (Burgos), que tiene aspectos de desarrollo facial que, curiosamente, son muy parecidos a los de los humanos modernos. La forma en la que está organizada la cara en relación con el cerebro se parece más a la nuestra que a la de otros homínidos hallados en la cercana Sima de los Huesos, más similares a los neandertales, como el Homo heidelbergensis.

-¿Y la cara moderna, la nuestra?

-Las raíces de la cara que tenemos ahora comenzaron hace unos 100.000 años, probablemente un poco más. Si miras esa cara no es exactamente como la nuestra actual, pero las raíces se retraen a entonces. La cara humana moderna tiene entre 35.000  y 25.000 años. Es curioso, porque puedes ver algunos de esos rasgos humanos en homínidos tempranos y no en otros más tardíos, como los neandertales.

-¿Cuál es la característica más distintiva de la cara humana?

-La estructura de nuestra cara ha crecido debajo del cerebro (en vertical) en vez de por delante. De hecho, y en realidad no es sorprendente, la cara humana moderna crece de esta forma (señala su cara de delante hacia atrás). Podemos estudiar esa evidencia en los fósiles.

-Y, aparte del Homo antecessor, ¿es completamente diferente de la del resto de Homos?

-Las primeras especies de Homo, en sus orígenes, tenían caras muy pronunciadas, mandíbulas salientes, dientes más grandes... Pero luego hubo una reducción de la cara y, al mismo tiempo, un agrandamiento del cerebro, así que esas dos cosas están conectadas.

-¿El desarrollo del cerebro es lo que da forma a la cara?

-El tamaño del cerebro está inversamente relacionado con el tamaño de la cara. Cerebro más grande, cara más pequeña. Ambas cosas están unidas y nadie sabe la razón. Algunos creen que es por una cuestión mecánica, para organizar la masa de la cabeza de una forma más eficiente. Si miras a todos los primates, se cumple la misma relación, da igual que no sean Homos.

-¿Y ocurre lo mismo con otros animales?

-Nadie lo ha investigado. Hay mucho que averiguar aquí.

-Los neandertales también eran inteligentes, pero tenían una cara muy diferente de la nuestra.

-Sí. La diferencia fundamental se encuentra en el medio de la cara. La cavidad para la nariz era más grande y la respiración mucho más expandida. Una explicación para ello es el intento de humidificar y hacer más cálido el aire, para adaptarse a condiciones ambientales frías y secas. Esto incrementaba al capacidad respiratoria de los neandertales. Es una adaptación interesante.

-¿Por qué tenemos la cara que tenemos?

-La cara incorpora la mayoría de los sentidos del cuerpo, la vista, el sabor, el olor... necesarios para vivir, y eso es importante. Pero también es importante para comer y muchos científicos hablan del sistema masticatorio. Tenemos la cara que tenemos por el tamaño de los dientes, por los músculos que usamos para masticar... todo eso tiene un gran impacto.

-Y sonreímos, guiñamos el ojo, fruncimos la nariz...

-En efecto. Otro factor muy importante es que los humanos tenemos una cara terriblemente expresiva para dar información a otra gente, de forma que puedan leer nuestra mente. Está claro que la cara también tiene un alto significado social, no solo biológico.

-¿Somos la única especie que tiene esa habilidad?

-No. Incluso Charles Darwin escribió sobre este fenómeno. Es una habilidad que los humanos tenemos particularmente, pero también los simios pueden obtener información de otros miembros del grupo por la expresión facial. Incluso los monos son expresivos, hacen gestos y tienen su comunicación no verbal. Pero el rango de sentimientos que los humanos podemos expresar con nuestra cara es incomparable. Los humanos somos particularmente sensibles a las expresiones de la cara de otras personas.

-¿Y los únicos que nos reconocemos unos a otros por la cara?

-No, no. Estoy seguro de que los grandes simios pueden hacerlo. Hay buenos estudios sobre ello.

-¿Puede la cara humana cambiar en el futuro?

-Lo está haciendo ya. Todos los sistemas evolutivos, como lo es la cara, tienen un propósito y funciones. Si cambias las condiciones de esos propósitos y de esas funciones, entonces la cara cambiará.

-¿Cómo lo está haciendo?

-El mejor ejemplo son los problemas de salud que la gente tiene en la actualidad. Nuestra mandíbula y dientes estaban adaptados a comer comida dura, pero en las sociedades industrializadas hemos dejado de hacerlo. Comemos comida blanda y los huesos no se desarrollan como deben, así que lo que está pasando es que a mucha gente tienen que quitarle los dientes porque no tienen espacio. La función y el propósito cambian por comer un tipo diferente de comida, pero no tienes tiempo para evolucionar una nueva cara porque es demasiado rápido.

-¿Hay más consecuencias?

-Otro problema es la apnea del sueño. El espacio para respirar es más pequeño y tienes más riesgo de que no llegue suficiente oxígeno. La apnea del sueño es la consecuencia directa de una reducción innatural de la cara de una persona.

-¿Cómo imagina la cara humana en el futuro?

-Ya hay un número cada vez más alto de personas en el mundo que nacen sin el tercer molar (las muelas del juicio), lo que contribuye a una continua reducción en el tamaño de la cara. Es adaptativo, si comes comida blanda, con dos molares basta. Por otro lado, no hay evidencias de que el cerebro esté creciendo. Probablemente haya una reducción en el tamaño de la cara, pero eso será todo lo que veremos en el futuro. Y solo ocurrirá en el mundo industrializado, en el resto, donde todavía comen alimentos duros, no hay estos problemas y sus caras no tienen que cambiar. Todo dependerá de cuánta gente empiece a comportarse como nosotros.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más