Huesos de animales, 'snacks' y monedas en las cloacas: el Coliseo desvela sus últimos espectáculos

La construcción del Coliseo comenzó bajo el imperio de Vespasiano en el año 72 d.C., y se completó ocho años después cuando el emperador Tito gobernó el Imperio Romano.

Los arqueólogos siempre dicen que una de las mejores fuentes de información para sus excavaciones son los basureros: arrojan datos muy relevantes sobre lo que comían o cómo vivían los antiguos pobladores del lugar. A menudo son pequeños depósitos, por lo que rebuscar en el alcantarillado de un lugar tan emblemático como el Coliseo de Roma, inaugurado en el año 80 d.C. y que albergaría espectáculos hasta el siglo VI, sería algo así como sumergirse en una mina de oro de residuos de los romanos

Eso es lo que ha estado haciendo durante casi un año un equipo de investigadores del Parque Arqueológico del Coliseo. Los hallazgos encontrados, en los 70 metros de canales subterráneos del área sur del monumento, constituyen restos de snacks y fruta consumida por los espectadores, así como huesos de animales que participaron en los espectáculos e incluso más de medio centenar de monedas, todo lo cual ha sido presentado este pasado jueves por la directora Alfonsina Russo y otros expertos en una conferencia titulada "La hidráulica del Coliseo: presentación de los nuevos datos de las investigaciones en los colectores del alcantarillado".

Uno de los investigadores, en las cloacas del Anfiteatro Flavio. Foto: Efe / Coliseo de Roma.

El proyecto de estudio de las cloacas y de los sistemas hidráulicos y de drenaje del Anfiteatro Flavio, para el que se han empleado robots guiados, ha sacado a la luz un fascinante panorama sobre el contexto vinculado a los espectáculos. Los restos de animales salvajes como osos, leones, leopardos e incluso perros salchicha son el testimonio de su participación hace más de 1.500 años en los distintos tipos de juegos: estaban las venationes o caza de fieras; las exhibiciones de presas capturadas tal como un desfile de pompa circense; o la utilización de animales salvajes en las ejecuciones de condenados a muerte, llamadas damnatio ad bestias.

La documentación arqueológica ha permitido recabar sobre todo información, a través de numerosos objetos y alimentos, sobre cómo era la vida en la ciudad del Tíber a principios del siglo VI y sobre los últimos años de espectáculos celebrados en el Coliseo, los cuales terminaron en el año 523 d.C., cuando quedó abandonado y sus mármoles empezaron a ser saqueados —el anfiteatro se convertiría en fortaleza u hospital—. Los investigadores han descubierto muchas semillas y frutos como higos, uvas, melones, aceitunas, melocotones, cerezas, ciruelas, avellanas, nueces y piñones, así como restos de comida que los espectadores consumían en el graderío. Además, se han documentado restos de plantas decorativas como el laurel o el arbusto boj.

En la red de drenaje también se encontraron restos de prendas de vestir, como un alfiler de hueso trabajado, tachuelas, clavos para zapatos y cuero, así como dados de juego.

"El importante trabajo de investigación promovido por el Parque Arqueológico del Coliseo , en colaboración con los mejores institutos italianos e internacionales, ha permitido comprender mejor su funcionamiento en lo que respecta a la estructura hidráulica, pero también profundizar en la experiencia y los hábitos de quienes frecuentaban este lugar durante las largas jornadas dedicadas a los espectáculos", ha destacado Alfonsina Russo.

Los resultados del estudio del Parque Arqueológico del Coliseo fueron presentados este pasado jueves por su directora, Alfonsina Russo, en la Curia Iulia.

Su equipo comenzó la investigación en enero de este año para comprender mejor el funcionamiento hidráulico de las alcantarillas debajo de la parte sur del anfiteatro de 2000 años de antigüedad.  Los científicos de Roma Sotterranea utilizaron robots guiados por cables para navegar por el sistema de drenaje y documentar los hallazgos de los últimos años del uso del Coliseo como lugar de entretenimiento.

Una selección de semillas de frutas, huesos y huesos recuperados en el sistema de drenaje del Coliseo, compartida por el arqueólogo Dr. Jo Ball

Entre los hallazgos materiales se incluyen dados de juego, objetos de uso personal, como un alfiler de hueso trabajado, prendas de vestir, tachuelas los clavos de las sandalias— o restos de revestimientos de paredes y suelos.

También han encontrado los arqueólogos un conjunto de monedas de bronce del período tardío, "no menos de 53", además de un sestercio de oro dedicado al emperador Marco Aurelio y acuñado entre los años 170 y 171 d.C. para conmemorar su primera década en el poder. Los investigadores apuntan que podrían haberse acuñado para ganarse el favor de la gente, como una campaña más de propaganda personal. Quién sabe si dicho sestercio fue arrojado al público pero cayó en la arena, siendo luego empujado a las cloacas por la sangre de las bestias derribadas.

La Sra. Russo dijo que el equipo tiene la intención de publicar los resultados de su estudio en una fecha posterior, después de presentarlos primero al público.

Ver vídeo en este enlace.

Fuentes: elespanol.com | dailymail.co.uk| 25 de noviembre de 2022

Visitas: 408

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2023   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más