Hallan en un recinto bizantino de Sussita (Israel) restos de un fresco con la diosa de la fortuna, Tique.


Vía: Universidad de Haifa | 16 de septiembre de 2010 (Traducción: G.C.C)

Una pintura mural (fresco) de Tique, la diosa griega de la fortuna, fue recuperada durante la undécima temporada de excavaciones en el sitio de Sussita, en la orilla este del mar de Galilea, por investigadores de la Universidad de Haifa. Otra figura femenina se encontró también durante esta temporada, una ménade, una de las compañeras del dios del vino, Dionisio.

"Es interesante comprobar que, aunque la residencia privada en la que se encontraron estas dos diosas estaba en existencia durante el período bizantino, cuando el cristianismo negaba y erradicaba los cultos idolátricos, todavía es posible encontrar pruebas claras de las creencias anteriores", dijeron el Prof. Arthur Segal y El Dr. Michael Eisenberg del "Instituto Zinman de Arqueología de la Universidad de Haifa", quien dirigió la excavación. La ciudad de Sussita se encuentra dentro del "Parque Nacional de Sussita" bajo la dirección de la "Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel", la cual ha acompañado y ayudado a los equipos de excavación en esta temporada.

Durante el transcurso de las excavaciones realizadas por el equipo de la "Universidad de la Concordia", bajo la dirección del Prof. Marcos Schuler, en una residencia que parece pertenecer a ciudadanos notables, por la calidad y la complejidad de su construcción, los excavadores llegaron hasta un patio interior con una pequeña fuente en su centro. Cerca de la fuente se encuentraba el fresco de Tique, que al parecer fue deificada como diosa de la fortuna de la ciudad. Su cabeza está coronada, con una joven y concentrada mirada, y tiene abundante pelo castaño debajo de su corona. Según los investigadores, el análisis artístico ha indicado que el fresco puede ser datado a finales de la época romana o el comienzo de la época bizantina (siglos III-IV d. C.).

Como se ha dicho, la diosa Tique no es la única figura mitológica que se descubrió en este recinto. Se halló una placa de hueso con un precioso grabado de una ménade, aquellas que pertenecían al grupo de mujeres seguidoras de Dionisio, el dios del vino. Según la mitología griega, las ménades acompañaban a Dionisio con bailes frenéticos mientras ostentaban un tirso, una vara que simbolizaba la sexualidad, la fertilidad, y el órgano sexual masculino asociado con el placer sexual. La ménade de Sussita fue representada también como si estuviera en medio de una danza frenética. Los investigadores creen que ambas manifestaciones del culto a las diosas greco-romanas pueden fecharse al final de la época romana, pero no hay duda de que la residencia en la cual fueron encontradas siguió existiendo incluso después de que el cristianismo triunfara sobre la idolatría.

Durante esta temporada la basílica de la ciudad del período romano (siglos I y II d. C.) comenzó a ser desenterrada. Es un edificio de gran tamaño que incluía el centro comercial, social y judicial de la ciudad. Además de los excelentes elementos de arquitectura de mármol que han sido desenterrados, los investigadores también encontraron adornos hechos de "estuco", es decir, yeso moldeado imitando al mármol. "No hemos podido dejar de preguntarnos cómo una relativa ciudad de plebeyos podían emplear artesanos y constructores de primera clase. Las decoraciones de estuco demuestran que, a pesar de todo, los gobernantes de la ciudad ciertamente no ahorraban en costes en la construcción", anotaron los investigadores.

Foto: El Prof. Segal ante los restos de la basílica.

Sussita se erigió en una cima de la montaña hacia el este del Mar de Galilea, durante el siglo II a. C., por los gobernantes seléucidas que entonces controlaban el país. La ciudad existió durante los períodos helenista, romano, bizantino y omeya, hasta que fue destruida por un violento terremoto en el año 749 d. C. Junto con Beth Shean, y otras ciudades en la orilla oriental del río Jordán, Sussita fue una de las ciudades geográfico-culturales de la Decápolis, una región en la que Jesús realizó algunos de los milagros descritos en el Nuevo Testamento.

Visitas: 387

Comentario por José Luis Santos Fernández el septiembre 21, 2010 a las 1:05pm


Goddess of Fortune found at Sussita

By University of Haifa

A wall painting (fresco) of Tyche, the Greek goddess of fortune, was exposed during the 11th season of excavation at the Sussita site, on the east shore of the Sea of Galilee, which was conducted by researchers of the University of Haifa. Another female figure was found during this season, of a maenad, one of the companions of the wine god Dionysus.

“It is interesting to see that although the private residence in which two goddesses were found was in existence during the Byzantine period, when Christianity negated and eradicated idolatrous cults, one can still find clear evidence of earlier beliefs,” said Prof. Arthur Segal and Dr. Michael Eisenberg of the Zinman Institute of Archaeology at the University of Haifa, who headed the excavation. The city of Sussita is located within the Sussita National Park under the management of the Israel Nature and Parks Authority, which has accompanied and assisted the excavation teams this season in enabling the continuation of excavation work and the conservation of the archaeological finds.

During the course of the excavations conducted by the team from the University of Concordia under the direction of Prof. Mark Schuler, in a residence that appeared, by the quality and complexity of its construction, to belong to one of the city notables, the excavators reached an inner courtyard with a small fountain at its center. Near the fountain they found a fresco of Tyche, who was apparently deified as the city’s goddess of fortune. Her head is crowned, her youthful gaze is focused, and she has abundant brown hair beneath her crown. According to the researchers, artistic analysis has indicated that the wall painting may be dated to the end of the Roman period or the beginning of the Byzantine period (3rd-4th centuries C.E.).

The goddess Tyche was not the only mythological figure to be discovered in this compound. Found on a bone plate was a wonderfully etched relief of a maenad, one of a group of female followers of Dionysus, the god of wine. According to Greek mythology, the maenads accompanied Dionysus with frenzied dances while holding a thyrsus, a device symbolizing sexuality, fertility, and the male sexual organ associated with sexual pleasure. The maenad of Sussita was also depicted as being in the midst of a frenzied dance. The researchers believe that both manifestations of the cult of Graeco-Roman female goddesses can be dated to the end of the Roman period, but there is no doubt that the residence in which they were found continued to exist even after Christianity triumphed over idolatry.

In this season the city’s Roman period basilica (1st-2nd centuries CE) began to be exposed. This is a large-sized building that incorporated the city’s central commercial, social and judicial areas. Besides the excellent architectural marble items that were unearthed there, the researchers also found decorations made of “stucco”, molded plaster used in the imitation of marble. “We could not fail to wonder how a relatively plebeian city could employ first-class builders and artisans. The stucco decorations demonstrate that despite everything, the city rulers were certainly not sparing of the costs and expenditure of construction,” the researchers noted.

Sussita was erected on a mountain top rising to the east of the Sea of Galilee during the 2nd century B.C.E. by the Seleucid rulers who then controlled the country. The city existed during the Hellenist, Roman, Byzantine and Umayyad periods, until it was destroyed by a violent earthquake in the year 749 C.E. Together with Beth Shean and other cities on the eastern bank of the Jordan River, Sussita was one of the cultural-geographical group of Decapolis cities - a region within which Jesus conducted some of the miracles described in the New Testament.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más