Hallan en Serbia y Eslovenia restos de grandes enclaves o asentamientos de la Edad del Bronce

Los investigadores utilizaron Google Earth para identificar movimientos de tierra circulares y zanjas profundas como ésta en el norte de Serbia, la cual cubre al menos 40 hectáreas. BARRY MOLLOY Y DARJA GROSMAN.

Serbia y Eslovenia, han descubierto una red previamente desconocida de grandes enclaves o asentamientos arqueológicos en el corazón de Europa que podría explicar el surgimiento de las mega-fortalezas de la Edad del Bronce en el continente, las construcciones prehistóricas más grandes vistas antes de la Edad del Hierro. 

Mediante la utilización de imágenes de satélite y fotografías aéreas para unir el paisaje prehistórico de la cuenca sur de los Cárpatos, en Europa Central, el equipo descubrió más de 100 yacimientos pertenecientes a una sociedad compleja.
 
El uso común de recintos defendibles fue precursor, y probablemente una influencia, de los famosos castros de Europa, construidos para proteger a las comunidades posteriormente, durante la Edad del Bronce.

“Algunos de los enclaves más grandes, a los que llamamos mega-fortalezas, se conocen desde hace algunos años, como Gradište Iđoš, Csanádpalota, Sântana o el alucinante Corneşti Iarcuri, rodeado por 33 km de fosos y que eclipsa en tamaño a las ciudadelas y fortificaciones contemporáneas de los hititas, micénicos o egipcios”, dijo el autor principal, profesor asociado Barry Molloy (izquierda), de la Escuela de Arqueología del Colegio Universitario de Dublín (UCD).

“Lo nuevo, sin embargo, es descubrir que estos grandes enclaves no estaban solos, sino que formaban parte de una densa red de comunidades estrechamente relacionadas y codependientes. En su apogeo, el número de personas que vivían dentro de esta red de enclaves de la Baja Panonia debieron haber ascendido a decenas de miles”.

La cuenca de los Cárpatos se extiende por partes del centro y sureste de Europa, con la vasta llanura de Panonia en su centro, atravesada por el río Danubio.

Detallada en un artículo recién publicado en la revista PLOS ONE, la nueva investigación descubrió más de 100 yacimientos en esta región ubicada en el interior del río Tisza, lo que llevó a que estas comunidades previamente desconocidas se denominaran colectivamente Grupo de Yacimientos del Tisza (TSG). 

Casi todos los sitios de TSG se encuentran a unos 5 km unos de otros y están alineados a lo largo de un corredor fluvial formado por el Tisza y el río Danubio, lo que sugiere que la red era una comunidad cooperativa distribuida en muchos lugares diferentes.

Esta nueva investigación indica que el TSG fue un importante centro de innovación en la Europa prehistórica y conformó un importante centro de redes en la región, cuando los micénicos, los hititas y el Egipto del Imperio Nuevo estaban en su apogeo alrededor del 1500-1200 a.C.

Este descubrimiento proporciona nuevos conocimientos sobre las conexiones europeas en el segundo milenio antes de Cristo, lo que comúnmente se considera un importante punto de inflexión prehistórico. Parece que las avanzadas tecnologías militares y de movimiento de tierras de la sociedad se extendieron por toda Europa después de su colapso en el año 1200 a.C. "La importancia y la influencia de estos grupos ayudan a explicar las similitudes en la cultura material y la iconografía en toda Europa a finales del segundo milenio antes de Cristo", dijo el profesor asociado Molloy.

Y añade: “Nuestra comprensión de cómo funcionaba su sociedad desafía muchos aspectos de la prehistoria europea. Sería extremadamente improbable que cada uno de estos 100 enclaves arqueológicos hubieran sido jefaturas individuales compitiendo entre sí.  Excepcionalmente, en la Europa prehistórica, no solo hemos podido identificar la ubicación de unos pocos enclaves mediante imágenes satelitales, sino que hemos logrado definir un paisaje poblado completo, con mapas del tamaño y diseño de los sitios, incluso hasta las ubicaciones de los hogares de las personas que se encontraban dentro de ellos. Esto realmente ofrece una visión sin precedentes de cómo estos pueblos de la Edad del Bronce vivían entre sí y con sus numerosos vecinos”.

“Sin embargo, este no fue un perido de paz y abundancia. En aquella época se produjeron importantes innovaciones en la guerra y la violencia organizada. La escala de esta sociedad indica que era relevante y poderosa en el escenario europeo y, entre la fuerza de las armas y las principales características defendibles en los asentamientos, estaban bien equipados para defender sus logros”.

Artefactos para moler grano. 

El profesor asociado Molloy dijo que la percepción popular de que la arqueología se basa únicamente en paletas y cepillos, cortando quirúrgicamente el suelo al milímetro, es tan cercana a la realidad como Indiana Jones.

“Empleamos una avalancha de tecnologías de vanguardia y en este artículo nos basamos en gran medida en imágenes del espacio terrestre para descubrir una red previamente desconocida de grandes enclaves en el corazón de Europa continental: la cuenca de los Cárpatos".

“Probamos los hallazgos de imágenes de satélite en el terreno mediante estudios, excavaciones y prospecciones geofísicas. La gran mayoría de tales enclaves se establecieron entre 1600 y 1450 a. C., y prácticamente todos se derrumbaron alrededor del 1200 a. C., siendo abandonados en masa". 

Los habitantes de la Edad del Bronce construyeron enormes recintos en la llanura de Panonia, dejando atrás artefactos como este carro de arcilla descubierto en una urna de cremación hace un siglo. MUSEO NACIONAL DE SERBIA

“El año 1200 a. C. fue un sorprendente punto de inflexión en la prehistoria del Viejo Mundo, con reinos, imperios, ciudades y sociedades enteras colapsando en unas pocas décadas en una vasta área del suroeste de Asia, el norte de África y el sur de Europa".
 
"Es fascinante descubrir estas nuevas entidades políticas y ver cómo se relacionaban con sociedades influyentes y bien conocidas, pero es aleccionador ver también cómo finalmente sufrieron un destino similar en la ola de crisis que azotó a esta región más amplia".

Por:  David Kearns , periodista digital/responsable de medios, Relaciones Universitarias de UCD

Fuentes: Colegio Universitario de Dublín | science.org | 17 de noviembre de 2023

Visitas: 363

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más