Encuentran en Israel los que serían primeros cuchillos de comer del mundo

Lasca de piedra que los científicos argumentan fue utilizada para cortar la carne. Foto: Cortesía de Ran Barkai

Vía: Aol News | Traci Watson | 22 de julio de 2010

Arqueólogos que excavaban en una cueva de Israel (Cueva Qesem) han encontrado lo que parece serían los primeros cubiertos del mundo: unos pequeños cuchillos de piedra que se remontan por lo menos a 200.000 años atrás, y que se habrían utilizados (por Homo sapiens arcaicos o Neandertales) para cortar la carne en la comida.

Foto: Yacimiento de la Cueva Qesem



Hechos de piedra, estos cuchillos antiguos tienen el tamaño y la forma de una moneda. Sin embargo, estos insignificantes trocitos de piedra tiene dos bordes afilados y dos bordes romos. Eso les hizo que pudieran ser fáciles de sostener entre los dedos, al tiempo que seguros para manejar cerca de la boca, manifestó Ran Barkai, de la Universidad de Tel-Aviv y líder del equipo que realizó el hallazgo.

Foto: El arqueólogo y director de la excavación Ran Barkai



Los cuchillos en miniatura eran el equivalente en la Edad de Piedra a la vajilla desechable. Eran utilizados por un corto periodo de tiempo y luego tirados a un lado, porque su borde afilado no duraba, apuntó Harold Dibble, de la Universidad de Pensilvania, y que ha estudiado herramientas de piedra en miniatura en otros sitios arqueológicos.


La idea de que estos utensilios fueran usados para comer "tiene perfecto sentido", subrayó.

Foto: Escamas minúsculas de la Cueva Qesem (escala en mm)



La adquisición de esta mini-cubertería era casi tan fácil como comprarla en el supermercado. Un homínido que necesitaba un cuchillo de carne en la cena no tenía más que agarrar una piedra, a menudo una herramienta descartada, y darle simplemente un golpe de percusión (para obtener la lasca-cuchillo). Barkai lo llama "reciclaje".



El equipo de Barkai encontró, igualmente, marcas en los diminutos utensilios que muestran que se habían hecho cortes a través de carne suave y delicada en lugar de cortes a través del hueso.



También reprodujo él mismo los mini-cuchillos de piedra que encontró en la cueva. Su colega Cristina Lemorini, de la Universidad de Roma "La Sapienza", comprobó luego las réplicas de Barkai cortando el cuerpo de una oveja muerta. Una versión del siglo XXI en la que rebanaba fácilmente a través de los músculos, la piel y los tendones.

Foto: Réplica de una escama minúscula utilizada para experimentar el corte de la carne.



Hay que hacer notar que los científicos sospechan que los cuchillos fueron utilizados mientras se comía, pues una gran concentración de ellos se encontraron alrededor de una chimenea central que contenía huesos de animales quemados. Investigaciones anteriores han demostrado que los primeros homínidos de la cueva cocinaban la carne. La mayoría de la veces comerían venado, pero también ocasionalmente caballo o rinoceronte.



"Estos homínidos quizás hacían barbacoa ... y en consecuencia comían la carne cocinada, mientras estaban sentados alrededor del fuego", dice Barkai.

Foto: Mandíbula de ciervo descubierta en la Cueva Qesem



El hallazgo se publicará en la edición del mes de septiembre de la revista Antiquity.
------------------------------------------------------------------------------------------------

Sin embargo, aquellos que estén interesados en ampliar detalles pueden ver la versión que aparece en la edición digital de Antiquity.

Visitas: 1120

Comentario por César de Andrés el julio 29, 2010 a las 2:49pm
Quizás, quizás, quizás ... que dice la canción. ¿Tan pobres son los resultados obtenidos de esa excavación que hacen saltar al aire como noticia tamaña bobada? Una vez más el afán de sacar conclusiones (posibles, por que pudiera ser ...) equiparando nuestra hábitos actuales con la de los grupos prehistóricos.
Qué pudieran ser pequeñas herramientas, seguro, como cualquier lasca afilada en un momento de necesidad; pero de ahí saltar a su uso como menaje casero y además para el consumo de carne al estilo barbacoa ... seriedad señores, que el día que encuentren la falange fosilizada de un dedo meñique humano van a decir que cuando tomaban te con pastas levantaban ese dedo como simbolo de educación.
Popularizar la arqueología nada tiene que ver con estas noticias populistas.
Comentario por jorge hugo bertran vall el julio 29, 2010 a las 4:08pm
habria que invertigar la antiguedad ,y si se encontraban restos adheridos en sus filos,y otras pruebas para confirmar si se utilizaros ,para comer ,sin esto no se puede asegurar la fidelidad de estos elementos son sospechosos.///
jorge hugo bertran esparafita ((bertranvall)
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 29, 2010 a las 11:09pm

No puedo por menos, Sr. César de Andrés, que mostrar mi estupefacción ante la lectura de su comentario sobre la información que ofrece este post. Que califique Ud. de nada menos que una "bobada" los resultados o conclusiones de las excavaciones llevadas a cabo en la Cueva Qesem por un competente equipo de arqueólogos israelíes es, realmente, sorprendente -pérdoneme que se lo diga- por la frivolidad y superficialidad intelectual que muestra al respecto de la materia en cuestión.

¿Y qué decir de su otra calificación, al referirse a dichos resultados, como "pobres"? ¿Tan informado y autorizado se siente Ud. para emitir semejante diagnóstico? Pues permítame que le diga que, a la luz de su comentario, demuestra Ud. muy poco conocimiento de estos temas y muy poca prudencia a la hora de evaluar las cosas en sus justos términos

¿Así que para Ud. los resultados de esta excavación son una bobada? O sea, que la investigación arqueológica encaminada a averiguar, en este yacimiento, el estilo de vida de los homínidos, de su cultura material, de su desarrollo tecnológico, de sus habilidades culturales y capacidades adaptativas al medio, etc., han resultado, a su juicio, intrascendentales ("pobres"), o peor que eso, una "bobada". Pues va Ud. arreglado con semejante opinión, perdóneme que se lo diga.

Claro que, analizando su frívolo diagnóstico con más detenimiento, no me extraña nada, cuando resulta que, para Ud., tales diminutas herramientas son "como cualquier lasca afilada". Qué más da ¿verdad? Qué más da la forma de una lasca que otra, ¿no? A Ud., por lo visto, le da exactamente igual cuál ha sido el método utilizado para obtenerlas, cuál su funcionalidad, su tipología, su rendimiento y eficacia, su datación, las diferencias contextuales (temporales y espaciales) en las que aparecen, etc., etc. Ud. las mete todas en el mismo saco, si son más o menos afiladas, y a otra cosa mariposa, porque andar diferenciándolas y sacar conclusiones sobre las mismas, y sobre quiénes las fabricaron, es una solemne bobada.

Pide Ud. seriedad, porque tal utillaje lítico es calificado por el arqueólogo Barkai de especie de menaje utilizado en una barbacoa, pero esa seriedad que Ud. solicita está de más cuando se sabe apreciar en qué contexto periodístico y metafórico están realizadas esas declaraciones y se sabe conceptuar qué es lo importante y qué lo accesorio. Y ello, sin perjuicio de que no hay por qué ver nada de irreverente, en términos arqueológicos, en tales explicaciones metafóricas. Rasgarse las vestiduras y llamar al orden ante ello me parece, sinceramente, ridículo. Deje Ud. semejantes acciones para otras ocasiones, que peores cosas se han visto y se verán.

En cualquier caso, si, aún con todo, la noticia del post le sigue pareciendo una bobada, debería, ya de paso, tener en cuenta comunicárselo a la prestigiosa revista Antiquity (y a los autores del artículo) para que tomen buena nota de su parecer.

PD: En su página personal de TA (en la información de su perfil) dice Ud. que es Paleontodólogo. Supongo que es una errata y que quiere decir Paleontólogo. Debería Ud. cambiarlo.

Estimado Sr. Bertran:

Naturalmente que se ha investigado la antiguedad de este utillaje lítico y posibles restos en sus filos. ¿Acaso no vió el enlace que puse, como información complementaria, al artículo de la revista Antiquity? ¿O el enlace a la web sobre la excavación de la Cueva Qesem que también puse? Si lo hubiera hecho, habría salido de dudas, y comprobado que las herramientas líticas referenciadas no son unos "elementos sospechosos", como Ud. dice.

Saludos a los dos

Comentario por César de Andrés el julio 30, 2010 a las 12:53am
Señor Caso de los Cobos, le agradezco infínitamente todo el tiempo que se ha tomado en tirame de las orejas por mis comentarios sobre la noticia que ha tenido a bien publicar en su blog. Pero el agradecimiento no está reñido con la verdad (ni la paleontología con la paleontodología ... si carece de sentido del humor ese es su problema) e insisto en que la forma con la que nos presenta la noticia es una soberana bobada.

No cuestiono la seriedad de la excavación en sí, pero si los resultados de la misma es decirle al mundo que el hombre prehistórico usaba menaje de cocina de usar y tirar como el que podemos comprar en el super, sólo porque encontraron unas pequeñas lajas afiladas y romas, entonces permítame decirle que usted carece del mas mínismo sentido de la mesura (cosa que parece quedar demostrado por la larga sarta de diatrivas con las que pretende atacar mi capacidad intelectual)

No sé que experiencia personal tenga usted con el material lítico, pero por el tóno de su discurso se escuda en lo que deben saber otros, sesudos arqueologos sin duda; pero desde mi experiencia personal real, concluir que por haber encontrado lascas trabajadas, estás eran como nuestros cubiertos actuales y que además se usaban especificamente para cortar carne es una pura fantasía. Pero publicarlo como encabezado de una noticia de antropología es cuando menos una frivolidad con la que no concuerdo y es por eso que plasmo libremente mi opinión. Si ésta no es de su agrado no la lea y se acaba el problema.

No voy a perder más mi tiempo con una noticia que por falta de interés no merece serlo.

Saludos

P.D. Si usted cree que lo que se publica en una revista es de por ello dogma de fe, debería cuestionarse sus creencias.
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 30, 2010 a las 2:24am

En fin, Sr. César de Andrés, ya veo que no ha comprendido nada y se mantiene en la más pura superficialidad del asunto. Si ésas son las contumaces conclusiones que Ud. saca del trabajo llevado a cabo por los arqueólogos israelíes, poco más puedo hacer para paliarlo.

Sin embargo, no habría estado de más que nos hubiera explicado por qué, gracias a su experiencia personal real, considera que es una pura fantasía que los arqueólogos hayan concluido que dichas lascas se usaban para cortar carne animal

Se lo digo, porque, como Ud. sabrá, a lo largo de toda la prehistoria de la humanidad se han usado lascas de muy diferentes tipos precisamente para cortar carne. ¿Qué pasa? ¿Que éstas diminutas lascas no le convencen para tal fin? ¿A pesar, incluso, de haber sido experimentadas en tal cometido por los propios arqueólogos? Bueno, ¡qué se le va hacer! Es verdad que está Ud. en su derecho de creer lo que quiera o de ponerlo simplemente en duda. Pero cuando se manifiesta una opinión así, ésta hay fundamentarla mínimamente y no quedarse en la anédocta superflua y en la descalificación gratuita. Sobre todo, cuando el asunto tratado tiene muchas más implicaciones que, por lo que se ve, a Ud. se le escapan.

Por lo demás, déjeme decirle que, en TA (como en cualquier otro sitio semejante), cuando se ponen comentarios a un post es para manifestar una opinión, y, en consecuencia, los demás tienen el derecho a hacer lo mismo, tanto referido al post como a replicar dichos comentarios añadidos si lo consideran oportuno.

Si a Ud. tampoco le agrada lo que le digo, lo siento mucho, pero ya se dará cuenta que para que ello ocurra previamente tiene que leerlo (con independencia de si hay un problema o deja de haberlo).

Otro saludo.

Comentario por César de Andrés el julio 30, 2010 a las 2:48am
Lo único superficial aquí es su nota (nunca he dicho que lo fuera la investigación), y no digamos el título de la misma: "Encuentran en Israel los que serían los primeros cuchillos de comer del mundo" No sé si tiene una fe ciega en los arqueólogos en general o sólo en los israelies (tal es su insistencia en mentarlos y hablar de profundas implicaciones del asunto).

Estoy seguro además que tal título y la nota en sí, no es obra de ningún especialista en arqueología o antropología, sino de un torpe periodista que se quedó con un comentario jocoso y sacó la nota de forma sensacionalista.Y usted va con su buena fe -de la que no me cabe duda- y la repite para que todos nos enteremos. Pues qué bien, yo sólo le digo que tal noticia está fuera de lugar en un ámbito intelectual normal, vamos de mediano tirando a bajo.

¿Los primeros cuchillos de comer del mundo? Seguro que usted o sus amigos arqueólogos israelies sabe donde y cuando apareció el hombre y claro cuando empezó a cortar carne en barbacoa con microcuchillos. Pues los cuchillos son para cortar, no para comer, es decir una herramienta muy común desde que el hombre es hombre. Yo no dudo que dichas lascas afiladas pudieran serlo ¿pero cuchillos que forman parte de la primera cubertería del hombre prehistórico? ¡venga ya! sea lo crédulo que quiera, pero dejenos a los demás tener el suficiente espíritu crítico para no creernos todo lo que nos dicen que dicen los importantes arqueologos israelies.

Experiencia personal real: Los miles de instrumentos líticos que han pasado por mis manos en los 30 años que llevo dedicándome a estudiarlos.

Recontrasaludos
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 30, 2010 a las 4:20pm

Bueno, Sr. César de Andrés, algo vamos mejorado: por lo menos ya reconoce que la excavación en sí no puede catalogarse de superficial, si bien no queda muy claro si ello es extendible a los resultados y conclusiones que seguirían siendo, según sus palabras, "pobres" y una "bobada".

Quiero entender, no obstante, que, en su buena actitud y razón, lo hace extendible, y que, en realidad, lo único que le ha molestado es el título de la nota periodística, lo cual es otro avance, porque al menos ya separamos un tanto el rábano de las hojas.

Con todo, debo decirle algo: que Ud. ponga el énfasis de su crítica en el titular de la noticia (y en los aspectos metafóricos que emplean el periodista y el director de la excavación) y no en el contenido propiamente del alcance del hallazgo, refleja hasta qué punto Ud. prefiere quedarse en la anédocta y en la superficialidad del asunto.

Lo que hubiera sido esperable de alguien que dice que es paleontólogo (o "paleodontólogo", :-), Ud. sabrá) es que hubiera separado muy claramente ambos aspectos y no los hubiera mezclado de forma frívola tachando los resultados de la excavación de "pobres" y "bobadas", al tiempo que, merced a su larga experiencia en instrumental lítico prehistórico, nos ofrece su parecer profesional de forma seria, si es que tiene algo que decir al respecto.

Déjeme decirle algo: aquí, en Terrae Antiqvae, se publican muchas noticias arqueológicas que tienen, en gran cantidad de casos, excesos de apreciación (exageración) periodística, por así decir, pero que se ponen de igual modo a título informativo y de debate.

Y cualquiera, con una inteligencia de media para abajo, sabe diferenciar hasta qué grado llegan los excesos y separar con naturalidad y prudencia el grano de la paja. Ud., en cambio, sin explicitar adecuadamente su razonamiento, y sin medir el alcance de sus palabras, lo mezcló todo ofreciéndonos una opinión a todas luces criticable.

Fíjese bien: ¿qué es peor?, ¿el título más o menos exagerado que pone el periodista (que tampoco es para tanto) o el vituperio exagerado y frívolo de la opinión que Ud. nos deparó sobre las conclusiones de la excavación?

Y ¡ojo¡, no le estoy negando su derecho a criticar los titulares de las noticias o los excesos informativos (yo mismo lo hago muchas veces), pero, ya digo, hay que procurar no tirar al niño cuando se tira el agua sucia con la que se le ha bañado.

Reiterados saludos.

Comentario por César de Andrés el julio 30, 2010 a las 5:00pm
Interesante forma de intentar revolver todo; así que una vez más y con pocas palabras reitero: La nota es una bobada (que no implica insulto necesariamente, sino algo valadí, sin importancia), si la investigación llega a esos exclusivos resultados, también lo es (además de pobre), y no porque investigar lo sea, sino porque con los materiales expuestos, no es que sea una bobada afirmar lo que afirma el periodista que elabora la noticia, sino que unas pequeñas lascas afiladas no son desmostración de casi nada (aquí entra mi experiencia real y no porque me han contado) y mucho menos de lo que se afirma rimbombantemente en la nota.

Es cierto que por este medio se publican muchas notas sin valor científico alguno y que no pasan de pura anécdota, y aunque tales chismes divertidos son válidos, nadie me quita que le llame al pan pan y al vino cerveza.

Nos seguimos saludando a lo Alfonso Guerra, "sin acritud" alguna.
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 30, 2010 a las 6:19pm
Ud. mismo. Pero recuerde que el que critíca, se critíca. Y, en su caso, sus afirmaciones son realmente increíbles. Si cuando, a pesar de su larga experiencia real, ocurre que Ud. se encuentra con decenas de lascas afiladas y éstas no le dicen ni le demuestran casi nada, me pregunto ¿qué clase de paleontólogo es Ud?

Por supuesto, siempre sin acritud.
Comentario por Melvin L. Minaya el julio 30, 2010 a las 10:02pm
Chimenea central + huesos de animales quemados + diminutas lascas cortantes = ¿primeros cuchillos de comer del mundo?

Fuera de rimbombancias, me pregunto ¿para qué un homo sapiens o Neanderthal estaría cortando la carne que consume mientras se la come? Mejor sería decir que la cortaban para repartirla entre los que iban a consumirla, entonces no serían "cuchillos de comer" sino simplemente "cuchillos", en los términos en los que lo entenderíamos nosotros hoy.

A menos que hubiese otro motivo más subjetivo para el empleo de dichos "cuchillos" durante el consumo, como alguna creencia de no consumir algo del animal por ser sagrado o traer algún mal. Entonces sí sería menester cortar mientras se come. Bueno, no estaría muy lejos de la realidad pues los Neanderthales ya tenían creencias espirituales como la de la vida post-mortem.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más