Elaborar las primeras herramientas de piedra no era tan difícil ni requería de tradición cultural, según un estudio experimental

Un participante del estudio, que desconocía las herramientas de piedra y cualquiera de sus técnicas de producción, utiliza la llamada técnica bipolar para elaborarlas. La herramienta resultante se ve en el centro de la parte inferior derecha. Crédito: William D. Snyder et al.

Muchos consideran que las herramientas de piedra recuperadas en las excavaciones arqueológicas, algunas con una antigüedad de hasta 2,6 millones de años, son evidencia del comienzo de la evolución de la cultura humana. Pero, ¿realmente muestran que nuestros antepasados ​​ya se estaban volviendo humanos espiritual y culturalmente llegados a ese punto? 

Esta interpretación convencional ha sido puesta a prueba por el Dr. Claudio Tennie (izquierda) y William Daniel Snyder (derecha), del Departamento de Prehistoria y Ecología Cuaternaria de la Universidad de Tübingen (Alemania), en un proyecto de investigación financiado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC). Han llegado a una conclusión diferente: tal como muestra un estudio experimental llevado a cabo, las primeras técnicas para fabricar herramientas de piedra pueden reinventarse espontáneamente incluso sin transmisión cultural. Por lo tanto, no son prueba del comienzo de la cultura humana, que posiblemente pudo haber comenzado mucho más tarde, según  juzgan los investigadores. El estudio fue publicado en la revista Science Advances.


Herramientas fabricadas desde cero

El equipo de investigadores que rodea al Dr. Claudio Tennie y William Snyder realizaron el estudio experimental con 28 adultos sin formación arqueológica. Se pidió a los participantes que abrieran una caja que contenía una recompensa económica. Podían usar las materias primas provistas (un hemisferio de vidrio pintado, un guijarro de río de tamaño mediano y un gran bloque de granito) de la forma que consideraran adecuada para cortar una cuerda que mantenía la caja cerrada.

El aparato experimental al comienzo de la prueba: el participante (P3) sentado en la silla en el centro, [arriba], incluyendo (A) el bloque de granito, (B) el hemisferio de vidrio pintado, (C) el adoquín del río y (D) la caja del rompecabezas vista desde varios puntos de vista. Créditos fotográficos: William D. Snyder y Jonathan S. Reeves, Universidad de Tübingen.



Los participantes no recibieron información previa sobre la fabricación o el uso de herramientas de piedra, y 25 de ellos informaron después del estudio que no tenían conocimientos previos sobre la fabricación de herramientas de piedra. A pesar de ello, una clara mayoría inventó espontáneamente al menos una de estas técnicas de tallado y procedió a fabricar herramientas de piedra para cortar la cuerda. Los autores descubrieron que todas las técnicas de producción de las herramientas de piedra realizadas se reinventaron en el lugar, desde cero, por los participantes sin experiencia alguna al respecto.

"Estos datos refutan las suposiciones anteriores de que hacer herramientas de piedra debe ser inherentemente difícil, o incluso imposible, si no hay un modelo que se pueda copiar", dice el líder del estudio, Claudio Tennie. Según Tennie, "si las primeras herramientas de piedra de la historia humana fueron, de hecho, la primera expresión de la cultura humana, como se ha venido asumiendo ampliamente, entonces deberían resistir el hecho de la innovación espontánea, es decir, no deberían surgir de nuevo 'desde cero' y con ausencia de transmisión cultural. Simplemente, no les sería posible surgir 'de la nada' sin que las técnicas en las que se basan sean previamente transmitidas culturalmente".

El aparato consta de dos compartimentos principales (es decir, cajas). Una cuerda similar a un tendón va desde la caja 1 a la caja 2 y luego se usa para cerrar la puerta en la parte delantera de la caja 2. Por lo tanto, para abrir la puerta y acceder a la recompensa oculta (que es visible para el participante a través de una ventana en la parte superior de la caja 2) el participante debe romper o cortar la cuerda de alguna manera. En este ejemplo, se produjo una lasca (aquí, no está a escala) del hemisferio de vidrio y se usó para cortar la cuerda (A), aliviando así la tensión de la cuerda y abriendo la puerta de la caja 2 (B). Ahora que la puerta está abierta, el participante puede alcanzar y retirar el  dinero de recompensa (C). En otros casos, los participantes usaron el guijarro del río como herramienta de corte.

"Cuando preguntamos a otros investigadores al respecto, antes de revelar nuestros resultados, la mayoría no predijo el resultado del experimento. Creían que hacer herramientas de piedra siempre implicaba copiar sus técnicas de fabricación. Pero ese no es el caso”, afirma Tennie.



“El hecho de que existieran herramientas de piedra hace 2,6 millones de años ya no es una prueba fiable de que nuestros antepasados ​​de la Edad de Piedra más antigua tuvieran una cultura como la nuestra”, concluye William Snyder. "Ahora debemos mirar a períodos de tiempo mucho más tardíos para poder constatar el origen de la cultura humana moderna".

Visitas: 1140

Comentario por Jose MT el julio 8, 2022 a las 4:04am

No lo dice la nota, pero es de suponerse que las herramientas espontáneamente reinventadas pertenecen a lo que los paleontólogos llaman Modo 1. Y obviamente, las produjeron sujetos con un encéfalo y manos sapiens, dotados de una cultura contemporánea: escolaridad y múltiples experiencias utilizando materiales variados.

Me imagino también que el vidrio pintado pretende ser un análogo de la obsidiana de hace 2,6 Ma.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 8, 2022 a las 1:17pm

Así es, José. Son Modo 1 u Olduvayense. El experimento realizado es curioso e interesante en sus resultados, pero me pregunto de qué modo hubieran actuado los participantes si no se les hubiera dicho que tenían que cortar la cuerda. Un cosa es elaborar una herramienta de piedra más o menos afilada y otra es el propósito para la que se hace.

Tampoco veo claro que los especialistas en paleoantropología, ajenos al experimento, se hubieran sorprendido del resultado, dado que muchos saben y han constatado que las herramientas de piedra pudieron haber sido inventadas muchas veces y en muchas formas, y en diferentes lugares, antes de convertirse en parte esencial del linaje humano. A este respecto puede leerse el post "Hallan en Etiopía herramientas líticas elaboradas por homínidos de hace unos 2,6 millones de años".

Un saludo

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más