El primer cordel de la humanidad, creado por los neandertales (40.000 años de antigüedad)

Fotografía del fragmento de cordón tomada por microscopía digital (el fragmento tiene aproximadamente 6,2 mm de largo y 0,5 mm de ancho). Crédito: © C2RMF

Un equipo internacional de investigadores ha encontrado en el yacimiento prehistórico de Abri du Maras, en el sur de Francia, la que parece ser la prueba más antigua de tecnología textil registrada hasta la fecha. Se trata de un pequeño cordel entrelazado hace más de 40.000 años por los neandertales, el grupo humano extinto que entonces vivía en Eurasia. Según los autores del estudio, publicado en la revista Scientific Reports, la cuerdecilla es una nueva prueba de que las habilidades y capacidades cognitivas de estos homínidos eran comparables a las del hombre moderno.

Excavación en el yacimiento de Abri du Maras (Francia). Crédito: MH. Moncel

Un análisis microscópico de los restos de Abri du Maras mostró tres haces de fibras entrelazadas, unidas de manera intencionada para crear un fragmento de cordel de aproximadamente de 6,2 milímetros de largo y 0,5 de ancho. Su autor debía ser por necesidad un neandertal -en la zona había un grupo compuesto por 25 o 30 individuos que dejaron otras evidencias de su cultura-, ya que presuntamente el hombre anatómicamente moderno llegó al sureste de Francia unos miles de años después. El análisis espectroscópico reveló que las hebras estaban hechas de celulosa, probablemente de una conífera de los alrededores.

«Para obtener estas fibras, se debe quitar la corteza exterior de un árbol para raspar la que está en su interior. Esto se hace mejor en primavera o principios de verano. A menudo, este material se sumerge en agua durante un tiempo antes de descomponerse en fibras individuales. En este punto, pueden retorcerse para formar cordeles o cuerdas», explica Bruce Hardy (izquierda), coautor del estudio y profesor de antropología en Kenyon College (EE.UU.)

El cordel hallado en Francia estaba adherido a una herramienta de piedra delgada de 60 mm de largo. Los autores especulan con que el cordón podía haber unido la hoja a un mango o era parte de una red o bolsa que la contenía. El cordel también pudo haber sido usado para fabricar una cuerda más fuerte.

Foto de los restos de cuerda de 3 capas obtenida mediante microscopia electrónica de barrido. El primer primer plano muestra un giro en Z de las hebras (la imagen gira 90 ° en sentido antihorario para mayor claridad); El segundo primer plano muestra un giro en S de las fibras dentro de una sola hebra.

Una bolsa para llevar cosas

Los investigadores creen que este descubrimiento destaca habilidades cognitivas inesperadas  por parte de los neandertales. Marie-Hélène Moncel (derecha), del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) en Francia, equivalente al CSIC en España, cree que estos homínidos pudieron mantener un acercamiento al mundo vegetal hasta ahora desconocido. «Probablemente, conocían las propiedades de las diferentes partes de un árbol, para seleccionar las mejores fibras», afirma. «Además, quizás tenían nociones matemáticas para contar las fibras, asociarlas y hacer algo más fuerte, puede que una bolsa para llevar cosas pesadas», añade.

Para Hardy, «el cordel, y la tecnología de fibras en general, es un ejemplo del uso infinito de medios finitos. Al igual que en el lenguaje no podemos tener una oración sin palabras, ni palabras sin sonidos que transmitan un significado», una cuerda requiere de varios cordeles, y un cordel de un conjunto de fibras. «Las habilidades cognitivas para hacer una cuerda son muy similares a las del lenguaje», dice.

Primer plano del cordaje moderno de lino que muestra la construcción de fibra trenzada. Crédito: S. Deryck.

Este fragmento de cuerda es el primer ejemplo de tecnología textil del mundo. Antes de su descubrimiento, el más antiguo conservado había sido encontrado en el yacimiento de Ohalo 2, en Israel, y data de hace 19.000 años. Muestran una «Z» o un giro en el sentido de las agujas del reloj.

El siguiente sería un cordón de seis capas hallado en la cueva de Lascaux, Francia, de hace unos 17.000 años. También hay impresiones en arcilla de la República Checa de hace 27.000 años que muestran evidencias de tejidos, pero no se conservan fibras reales.

Fuentes: abc.es | phys.org | 9 de abril de 2020

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nota: Hay que decir que también se han encontrado restos de una cuerda de hace unos 30.000 años en la Cueva de Ardales, en Málaga, así como en las cuevas de Santa María, Alicante, de unos 13.000 años de antigüedad.

Visitas: 395

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más