El 'Homo sapiens' primero se asentó en el Levante, hace unos 43.000 años, antes de expandirse por Europa y Asia

Foto: excavaciones en el enclave de Al-Ansab 1, en el bajo Wadi Sabra, a unos 15 Km al sur de Petra (Jordania), es uno de los pocos asentamientos al aire libre estratificados de la cultura Ahmariana.  Daniel Schyle.

 

Las condiciones climáticas favorables influyeron en la secuencia de los asentamientos del Homo sapiens en el Levante en su camino de África hacia Europa. En un primer paso, los humanos modernos se establecieron a lo largo de la costa del mar Mediterráneo, después se extendieron por el desierto del Sinaí y el este del Valle del Rift, en Jordania.

Este es el resultado de una investigación arqueológica llevada a cabo por el Centro de Investigación Colaborativa "Our Way to Europe" (CRC 806) en las universidades de Colonia, Bonn y Aachen. El artículo, titulado "Al-Ansab y el Mar Muerto: mid-MIS 3 Archaeology and Environment of the Early Ahmarian Population of the Levantine Corridor", ha sido publicado en PLOS ONE.

Durante más de diez años, el equipo ha estado analizando sedimentos, polen y artefactos arqueológicos alrededor del enclave de Al-Ansab 1, cerca de la antigua ciudad en ruinas de Petra (Jordania). El objetivo era comprender las condiciones ambientales que prevalecían en el momento de la expansión humana. "La presencia humana se consolidó en la región bajo condiciones climáticas favorables", dijo el profesor Dr. Jürgen Richter (izquierda), de la Universidad de Colonia y autor principal del estudio.

Sitios arqueológicos atribuidos a la unidad tecnocultural  Ahmariana temprana compuesta por los grupos Ahmariana temprana del norte (NEA) y Ahmariana temprana del sur (SEA).

La historia del éxito de los humanos anatómicamente modernos fuera de África comenzó hace unos 100.000 años con yacimientos bien conocidos como Qafzeh y Skhul, en Israel. Sin embargo, estos primeros registros solo revelan una breve expansión temporal del territorio en el Levante. El asentamiento permanente en la región se remonta a hace unos 43.000 años, creen los científicos. Durante la época de los llamados "primeros ahmarianos", los humanos modernos se habían ido extendiendo gradualmente por todo el Levante en un primer paso en su camino hacia Asia y Europa.

Condiciones climáticas favorables resultaron necesarias para el asentamiento humano permanente. A gran escala, esto se ilustra con la presencia del llamado lago Lisan. Este lago de agua dulce estaba ubicado donde hoy se halla el Mar Muerto. Sin embargo, era de una extensión mucho mayor y transportaba más volumen de agua. La mayor parte de la misma se evaporó hacia el final de la última Edad de Hielo, dejando atrás el Mar Muerto hipersalino que se conoce hoy en día.

Incluso, a pequeña escala, los científicos pudieron reconocer las condiciones ambientales favorables: equipos geoarqueológicos de la Universidad de Colonia y de la Universidad RWTH Aachen examinaron el enclave de Al-Ansab 1. Mientras que en la actualidad, el Wadi Sabra (a 8 Km al sur de Petra), en el que se localiza este lugar, está fuertemente moldeado por inundaciones repentinas estacionales, investigaciones geomorfológicas y arqueológicas demuestran que, en el momento del asentamiento, las condiciones eran menos erosivas y más húmedas, lo que permitió la presencia de los seres humanos.

Contexto topográfico de los sitios arqueológicos en Al-Ansab 1. (A) Vista de Wadi Sabra desde el sur.  Observe el sitio de excavación de Al-Ansab 1 en el centro de la fotografía. (B) Imagen de elevación  de la localidad de Al-Ansab (aspecto sur-norte). (C) Modelo de elevación de la situación topográfica hace unos 38.000 años, en el momento del asentamiento de Al-Ansab 1 ubicado en el margen de una amplia llanura aluvial fluvial. 

"Esto coadyuvó a la propagación del 'Homo sapiens' desde la zona costera del Mediterráneo a las regiones, anteriormente más secas, del desierto de Negev y las laderas orientales del  valle del Jordán. Se cazaban gacelas en el paisaje abierto, una presa que solemos encontrar en muchos sitios de la región durante este período", dice Richter. "Los humanos no llegaron por una expansión constante desde África a través del Levante y fueron más allá, hacia Europa y Asia, sino que, más bien, primero se establecieron en esta franja costera mediterránea".

Artefactos hallados en  Al-Ansab 1. (1) Núcleo de hoja reajustada, (2) Puntas El-Wad, (3) Núcleos de  hojas, (4) raspador, (5) fragmento de concha marina con tinte ocre, (6) fragmento de concha marina, (7) núcleo de hoja (8) buril diedro, (9, 10) raspadores, (11) buril y (12, 13) puntas El-Wad.

Por lo tanto, la región alrededor del enclave de Al-Ansab 1 fue un trampolín en el camino del Homo sapiens, un viaje que no tomó un camino directo hacia el continente europeo, sino que fue guiado por complejas interacciones entre los humanos y su entorno.

Fuentes: Universidad de Colonia | 14 de octubre de 2020

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

La tecnología de caza del hombre moderno no acabó con los neandertales (30/04/2015)

Establecen la cronología de las primeras dispersiones del 'Homo sap... (16/11/2017)

Visitas: 733

Comentario por Jose de Teresa el octubre 16, 2020 a las 4:56am

Parece claro que los sapiens se asentaron en el Levante, antes o después de llegar a Europa.

Si fue antes, habrá que concluir que son defectuosas las dataciones anteriores, según las cuales los cromañones estaban en Europa desde hace al menos 48 mil años. Esto es muy posible, dado el especial cuidado que ahora han puesto (y antes no era posible) en obtener dataciones impecables. Sin embargo, no se hace explícita ninguna crítica a los fechamientos anteriores. Así, la explicación queda incompleta.

O bien, habría que postular que los primeros sapiens no subsistieron, de lo cual no hay datos. En tal caso, habría debido llegar una segunda oleada --esta vez, de ahmarianos-- cuya descendencia de todas formas no habría conformado a los primeros pobladores.
De cualquier modo, en el artículo, visto a través de su reseña, destaca el empeño por lanzar titulares sensacionalistas:  son efectos del "publish or perish", supongo. Un cáncer que roe a la ciencia.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más