El hallazgo de nuevos huesos de la muñeca del 'Homo floresiensis' apoya la hipótesis de que es una especie única

Recreación de una mujer 'Homo floresiensis' en el Museo de Historia Natural Smithsonian. Foto: dctim1

Fuente: Discovery news | Jenniefer Vegas | 10 de enero de 2013 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae).

Nuevos huesos atribuidos al Homo floresiensis -también conocido como el Hobbit-, junto con otros hallazgos recientes, están ayudando a revelar lo que los miembros de esta especie parecían, cómo se comportaban y cuáles son sus orígenes.

                                                                                                                                         

Los últimos hallazgos, descritos en un artículo publicado en la Journal of Human Evolution, se corresponden con huesos de la muñeca descubiertos en la isla indonesia de Flores. Y, puesto que son casi idénticos a otros huesos semejantes del Hobbit hallados en el mismo lugar, posibilitan refutar las afirmaciones de que el Homo floresiensis nunca existió.

"La población enana de Flores no era simplemente seres humanos modernos enfermos", dice Caley Orr (izquierda), autor principal del artículo, a Discovery News.

"La nueva especie tenía aproximadamente un metro de altura, de ahí su apodo de El Hobbit", añade Caley Orr, quien es profesor asistente en el Departamento de Anatomía de la Universidad del Medio Oeste.

Él dijo que eran "similares a los humanos modernos en muchos aspectos". Por ejemplo, explicó que caminaban con dos piernas, tenían pequeños dientes caninos, y vivieron lo que parece haber sido un icónico estilo de vida de "hombre de las cavernas".

"Herramientas de piedra y evidencias del uso del fuego fueron encontradas en la cueva junto con restos de animales descuartizados, tal como el 'Stegodon' (un pariente del elefante extinto), lo que indica que la carne era una parte de su dieta", dijo Orr.

Sin embargo, él y sus colegas también señalan las diferencias entre los Hobbit y los humanos modernos.

Los Hobbits tenían los brazos más largos que sus piernas, proporcionándoles una estructura ligeramente más parecida a un simio. Sus cráneos no disponían de barbilla, por lo que sus rostros tenían más una forma oval. Su frente estaba inclinada y el tamaño del cerebro inferido era pequeño, por lo que su rango de cociente intelectual era parecido al de los chimpancés.

"Singularmente, los pies eran también grandes respecto a las piernas, tal como los admiradores de la fantasía pueden esperar de un Hobbit", agregó.

Una comparación de los huesos de la muñeca, como los que se encuentran en el "Hobbit" (izquierda) y las de un humano moderno sugiere que el pequeño homínido es una especie única. 

Imagen, desde distintas perspectivas, del hueso de la mano "capitate" de los especímenes Hobbit LB1-45 y LB-20, en los cuales se resaltan los caracteres plesiomórficos (primitivos, ancestrales) que ostentan respecto a los neandertales y los modernos Homo sapiens. 

Los huesos de la muñeca del Hobbit se parecen más a los de los primeros homínidos, como el Australopithecus, pero el candidato ancestral clave, ahora, es el Homo erectus.

Es posible que una población de Homo erectus quedara atrapada en esta isla de indonesia y se empequeñeciera con el tiempo. Caley Orr dijo que "a veces sucede que animales grandes se adaptan a ambientes insulares haciéndose más pequeños".

Un problema, sin embargo, es que el Homo erectus es algo más moderno de aspecto que el Hobbit, así que los investigadores siguen buscando más pistas.

Otra pregunta se refiere a si los Hobbits se aparearon alguna vez con los humanos modernos. Hay evidencia de que pasó con los neandertales, los cuales han dejado huellas de su genoma en el ADN de los humanos modernos. Sin embargo, hasta ahora, no se han dado las condiciones correctas para extraer ADN de los huesos del Homo floresiensis.

No obstante, el Hobbit -que se extinguió hace relativamente poco durante el Pleistoceno- es ahora más conocido debido a los nuevos descubrimientos.

"Estos fósiles proporcionan, además, pruebas claras de que el 'Homo floresiensis' no es de ninguna manera un humano moderno patológico, o que su morfología primitiva está relacionada simplemente con su pequeño tamaño corporal", dijo Tracy Kivell (izquierda), paleoantropóloga del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva. "En cambio, es evidente que es una especie propia, única y muy intrigante".

Kivell agregó: "Lo que es particularmente interesante es que el 'Homo floresiensis' está asociado con una larga y bien documentada historia de herramientas de piedra. Aunque su mano y muñeca eran primitivas, aún eran capaces, por lo visto, de hacer y usar herramientas de piedra, lo que sugiere que resolvió las exigencias morfológicas y manipuladoras de la fabricación y uso de herramientas de una manera diferente a los neandertales y a nosotros mismos".

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Bien, hay que advertir que, con estos nuevos hallazgos de los huesos de la muñeca del Hobbit, se viene a confirmar la misma tesis que ya se había proclamado en el año 2007, a partir precisamente de un análisis de otros huesos que se disponían de la muñeca del Hobbit

Dada la singularidad de los restos del Homo floresiensis, con gran disparidad de criterios interpretativos entre la comunidad científica en torno a si estamos ante una especie única o se corresponde con un Homo sapiens con determinada patología, no es de extrañar que se hayan aprovechado los nuevos fósiles hallados para verificar la anterior investigación y comprobar hasta qué punto unos u otros tienen razón. La cosa, a partir de este estudio, parece que queda mucho más clara, tal como nos informa la Dra. Tracy Kiven. 

Artículo relacionado: 

* "Hobbit" Human Was Unique Species, Wrist Bones Suggest (20/09/2007)

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* El pequeño gran hombre de Flores (26/10/2009)

* Los 'hobbit' de Indonesia fueron una especie humana genuina (21/11/2009)

* Los primeros habitantes de la isla de los «hobbits» llegaron hace... (19/03/2010)

* El 'Hobbit' fue un humano con falta de yodo, no una especie distinta (01/10/2010)

* Nuevos estudios determinan que la especie 'Homo floresiensis' no ...(15/08/2011)

* El Hobbit que nos ayudó a encontrar nuestros orígenes (26/02/2012)

* Experta reconstruye con técnicas forenses el rostro de un "Hobbit...

Visitas: 2053

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más