Descubren grabados realizados por neandertales en una cueva francesa hace más de 57.000 años

Ejemplos de los grabados hechos por neandertales en La Roche-Cotard. El 'panel circular' (calcos en forma de ojiva) a la izquierda, y el 'panel ondulado' (dos calcos contiguos formando líneas sinuosas) a la derecha. Foto: Jean-Claude Marquet

En la cueva de Gorham, en Gibraltar, un individuo neandertal, o un grupo de ellos, grabaron hace más de 40.000 años trece profundas rayas  (izquierda) entrecruzadas sobre una sección elevada del suelo de piedra, configurando así una tosca retícula que ha sido bautizada como el hashtag. Los experimentos para averiguar su finalidad indican que se necesitaron entre doscientas y trescientas incisiones efectuadas en una secuencia determinada. Es decir, parece que fue un conjunto ordenado, una pequeña prueba de que esta especie habría desarrollado un cierto pensamiento simbólico.

Este es un debate candente entre los investigadores. Sin abandonar la península ibérica, en los últimos años se han documentado más hallazgos que conducen hacia una respuesta afirmativa. En la cueva de Los Aviones (Cartagena), en niveles relacionados con la presencia de neandertales, han parecido conchas de ostras decoradas con pigmentos (derecha); en la cueva de Ardales (Málaga) se han hallado algunas de las muestras de arte no figurativo más antiguas de la historia, datadas hace 65.500 años, muy tempranas para la mano del Homo sapiens; y en otros yacimientos como la cueva de La Pasiega (Cantabria) o en la cueva de Maltravieso (Cáceres) también hay vestigios de pinturas parietales de más de 54.000 años de antigüedad.

Pero existe un sitio en Francia que proporciona otra evidencia, y parece que más clara, de que los neandertales dejaban marcas en las paredes y las pintaban. La cueva de La Roche-Cotard, cerca del pueblo de Langeais, próximo a Tours, se descubrió en 1846 por unos trabajadores ferroviarios que excavaban un paredón rocoso. Su interior fue excavado en 1912 y solo se encontraron utensilios líticos del Paleolítico medio —artefactos musterienses, atribuidos exclusivamente a los neandertales de Europa occidental— y fauna datada entre hace 50.000 y 40.000 años, aproximadamente en el momento en que la cavidad quedó sellada por un depósito de sedimentos.

A y B. Ubicación geográfica y geológica de La Roche-Cotard. C. Mapa de los principales yacimientos musterienses del centro-oeste de Francia.

El estudio del yacimiento, dividido en cuatro grandes espacios, lo retomó un equipo de investigadores galos en 2008, y, desde entonces, se han descubierto pequeñas manchas de pigmento rojo en las paredes y huellas de dedos en depósitos limosos. Estas últimas marcas antrópicas, identificadas en ocho paneles que se encuentran en la llamada Cámara del Pilar, son los grabados más antiguos hechos por un neandertal, según un estudio científico publicado este miércoles en la revista PLoS ONE.

"Quince años después de la reanudación de las excavaciones en el yacimiento de La Roche-Cotard, los grabados han sido datados en hace más de 57.000 años y, gracias a la estratigrafía, probablemente tienen unos 75.000 años de antigüedad, lo que convierte a este sitio en la cueva decorada más antigua de Francia, si no de Europa", destacan los investigadores, liderados por Jean-Claude Marquet (izquierda), de la Universidad de Tours.

Las marcas no figurativas —líneas, puntos, paneles circulares o triángulos— halladas en la cavidad, ubicada en la región del Centro-Valle del Loira, son para el equipo galo "ejemplos inequívocos de diseño abstracto realizado por neandertales, los vestigios de una actividad intencional y meticulosa". Se trata, en concreto, de huellas de dedos (finger-flutings, según el término en inglés) que solo pudieron ser concebidas por la mano humana. El estudio científico proporciona una descripción detallada de los trazos, demuestra su origen antrópico y que fueron realizados por los primos lejanos de los humanos modernos (Homo neanderthalensis).

Los investigadores Trine Freiesleben y Jean-Claude Marquet, analizando los grabados. Kristina Thomsen.

"Estas marcas fueron producidas de forma meticulosa en superficies escogidas y a menudo aprovechando la forma de los muros de la cueva", destacan los autores, que también han creado modelos en 3D de los grabados para compararlos con otras marcas humanas conocidas y con los resultados de un experimento realizado por el equipo. "Las creaciones gráficas identificadas en las paredes de La Roche-Cotard demuestran un proceso creativo deliberado, visible en la disposición espacial de las marcas grabadas en las paredes de la cueva", añaden.

Panel Lineal. Los límites de las estrías de los dedos se muestran en negro. Cuando los bordes están bien cortados, la línea es más gruesa. Cuando la línea no es claramente legible, está discontinua.   Las huellas de animales están en azul. Esta leyenda también se aplica a todos los demás paneles.

Panel onduladoEl estudio del detalle (O. Spaey y G. Alain) da la numeración de las huellas. Las flechas indican la dirección del paso del dedo.

"Sabemos que enterraban a sus muertos, hemos descubierto producciones de ornamentos, grabados sobre objetos y ahora en las paredes. También frecuentaron las cuevas hace más de 170.000 años en Bruniquel, en la Dordoña francesa, donde desarrollaron estructuras que todavía hoy son objeto de investigación (un par de círculos formados con estalactitas donde podrían haberse practicado ritos)", dice el investigador. "Es una gama de prácticas que van más allá de las necesidades de subsistencia y que dan testimonio de algunas de las facetas del universo espiritual de los neandertales".

“Probablemente, haya otras huellas neandertales en cuevas conocidas por sus obras del Paleolítico superior, y quizá no sepamos atribuirlas a los neandertales porque  necesitaríamos una manera de datarlas”. Menciona, por ejemplo, la cueva de Pech Merle, en el departamento francés de Lot, “donde hay trazados dactilares muy largos que se han denominado espaguetis  y que parecen tener un color ligeramente diferente al de los trazos del Paleolítico superior, pero ¿cómo demostrar que esta diferencia de color corresponde a una diferencia de antigüedad?”

Panel circular. El estudio del detalle (O. Spaey y G. Alain) da la numeración de las huellas. Las flechas indican la dirección de los trazos. La alteración de la parte central inferior es muy fuerte. La imagen que encabeza el post muestra el panel ondulado y el panel circular juntos.

Panel triangular. El estudio del detalle (M. Calligaro) da la numeración de las huellas. La zona verde corresponde a la superficie de rotura de un cilindro natural de pedernal en su lugar original. 

Panel punteado. El estudio del detalle (O. Spaey y G. Alain) da la numeración de las huellas. Las marcas de animales están en azul. Las huellas 13 a 15 y 27 a 35 son huellas antrópicas modernas realizadas con herramienta de metal.

Según ha desvelado la datación mediante la técnica de luminiscencia ópticamente estimulada, la cueva quedó sellada hace unos 57.000 años, varios milenios antes de que el Homo sapiens se extendiese por la región. Esta evidencia, sumada a la presencia exclusiva de herramientas de piedra musterienses, empujan a los investigadores a concluir que las huellas de dedos debieron haber sido realizadas por los neandertales.

No obstante, existe una gran incógnita que no ha podido ser resuelta: la finalidad de los símbolos no figurativos. ¿Por qué un grupo de neandertales decidió imprimir sus dedos en la pared de esta cueva francesa? Si bien tienen una antigüedad similar a otros ejemplos de arte rupestre relacionados con la actividad de los humanos modernos en otros rincones del mundo y "son claramente intencionales", los investigadores reconocen que "no es posible determinar si representan pensamiento simbólico".

"Son muy difíciles de descifrar porque los dibujos no son figurativos, y, aunque lo fueran, para algunos prehistoriadores, los dibujos del Paleolítico superior tienen un significado que nunca conoceremos, como decía Michel Lorblanchet, concluye Marquet.

En cualquier caso, se trata de otra prueba más de que el comportamiento y las actividades de los neandertales eran tan complejos y diversos como los de nuestros primeros antepasados.

Fuentes: elespanol.com | eldiario.es |  21 de junio de 2023

Visitas: 724

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más