Descubren dos singulares esculturas neohititas en Turquía

Fuente: Terra.com | 30 de julio de 2012

Arqueólogos canadienses descubrieron una bella y colosal escultura humana en el sitio de Tayinat, en Turquía, además de una base semicircular, las cuales dan muestra de los rituales de entrada al reino neo-hitita entre los años 1000 y 738 a.C.

Tim Harrison (izquierda) director del Proyecto Arqueológico Tayinat y profesor de la Universidad de Toronto, reportó que la cabeza y el torso de la figura humana están intactos hasta por encima de la cintura; la pieza mide aproximadamente 1,5 metros de altura, lo que sugiere que el cuerpo en total medía 3,5 o 4 metros.

"Estas nuevas piezas en Tayinat son el producto de una vibrante tradición neo-hitita", señaló Harrison. "Ofrecen un vívido ejemplo del carácter innovador y sofisticación de las culturas de la Edad de Hierro que emergieron al este del Mediterráneo luego del colapso del imperio de la Era de Bronce y el final del segundo milenio antes de Cristo".

El rostro de la pieza tiene barba, con ojos hechos de piedras blancas y negras; en su cabello están marcados una serie de rulos alineados, mientra ambos brazos están extendidos hacia al codo y cada uno posee brazaletes decorativos con cabezas de león. La mano derecha de la figura sostiene una lanza y la izquierda un eje de trigo.

Un pectoral adorna el pecho de la figura y posee un gran jeroglífico luvita, tallado en altorrelieve en la espalda, con los registros de campañas y logros de Shubiluliuma II, probablemente el mismo que enfrentó al rey asirio Salmanasar III, en 858 a.C.

La segunda escultura es una gran columna semicircular, de aproximadamente un metro de altura y 90 centímetros de diámetro y descansa junto a la figura humana. Se aprecia en él la figura de un toro alado en la parte frontal, el cual está flanqueado por una esfinge a su izquierda y a la derecha no tiene ninguna imagen, indicador de que estaba esa parte junto a un muro.

Foto: Jennifer Jackson (University of Toronto)

 

"Las dos piezas parecen haber sido ritualmente colocadas en la superficie pavimentada de piedra", añade Harrison. "La presencia de las colosales estatuas humanas, con esfinges y leones, forman parte de una tradición de la Edad de Bronce en la cual los reyes eran los guardianes divinos apostados en la entrada de la ciudad".

El complejo puede haber ofrecido una monumental aproximación ceremonial antes de llegar a la ciudad real.

Durante los siglos IX y VIII a.C., estas puertas decoradas, con piezas de ornato se convirtieron en registros dinásticos que legitimizaban el poder de la elite. Se trataba de narraciones que guiaban a la audiencia a través del mundo espiritual y real, siendo el rey el vínculo entre ambos.

La puerta de Tayinat parece haber sido destruida luego de la conquista Asiria de la región en el año 783 a.C., tras lo cual fue convertido en el traspatio de un recinto sagrado.

Foto: Jennifer Jackson (University of Toronto)

 

Artículo relacionado:

* Archeologists unearth extraordinary human sculpture in Turkey

 

Post de Terrae Antiqvae relacionado:

* Hallan un león de piedra en Turquía del periodo neo-hitita

Visitas: 1423

Comentario por ningishzidda el julio 31, 2012 a las 2:27pm

Completamente de acuerdo, no hay demasiados ejemplos tan claros de este curioso paralelismo intercontinental. Estoy leyendo "La leyenda de los dioses blancos" de Pierre Honoré y la noticia viene muy a cuento. 

Comentario por ningishzidda el agosto 1, 2012 a las 2:38pm

¿Alguien duda que haya habido varios descubrimientos de America?

 

Comentario por ningishzidda el agosto 1, 2012 a las 9:25pm

Honoré especula con la posibilidad de una influencia cretense en las llamadas culturas olmecas, toltecas y mayas, yo personalmente no descarto que algun barco descarriado o incluso una temeraria incursion durante el caotico escenario que provocararon en el area mediterranea las invasiones de "los pueblos del mar", arribara en algun lugar de mesoamerica...por otra parte los vinculos con el sudeste asiatico son evidentes.... Con respecto a las barbas que lucen algunas representaciones, Honoré apunta al hecho de que los indios americanos sean lampiños, como prueba de que hubo de haber extranjeros en la zona en diferentes epocas y de distintas procedencias. El libro está un poco obsoleto pero es muy ameno y bastante didactico. En lo referente a la divinizacion de las personas, es cierto es una estupidez pero una que se ha repetido innumerables veces, como las divinizaciones de los emperadores romanos....

Comentario por ningishzidda el agosto 1, 2012 a las 10:38pm

esto es una barba, no cuatro pelos, ni una nariguera.

http://img686.imageshack.us/img686/4364/montealban.jpg

Comentario por Dani García de la Cuesta el agosto 2, 2012 a las 2:36am

Muy buenas.

Cuando leí la obra de Bernal Díaz del Castillo, que acompañó a Hernán Cortés, titulada Historia verdadera de la conquista de La Nueva España, y que escribió para reivindicar una paga al Reino por ser uno de los primeros invasores, y no la cobrar, mientras otros que fueron posteriormente a él si la cobraban, lo que le parecía injusto. ¡Pobre hombre¡, se quedaba sin parte de su jubilación, después de masacrar pueblos enteros, se olvidaban de él, pues me llamó muchísimo la atención la lectura de unos datos tan concretos y creativos que parecen puestos ahí para hacer el guión de una película. En el texto, que adjunto, se comenta que los habitantes contaron a los invasores que sus antecesores les hablaron que hubo unos pueblos de hombres y mujeres muy altos y fuertes, que acabaron matándolos en guerra y los que quedaron acabaron muriendo, pero que conservaban algunos de sus huesos, y para más pruebas les mostraron algunos huesos, concretamente un zancarrón, que es cada uno de los huesos de la pierna o zanca,y al verlos y compararlos con los suyos, quedaron asustados del tamaño, teniendo los invasores españoles por ciertos que en esa tierra hubo gigantes. Lo más curioso es que dice Bernal que Cortés envío a Castilla alguno para que lo viera su Majestad y que así lo hicieron los primeros Procuradoes que fueron, ¿Dónde estarán esos huesos?,¿Quien los analizaría?, si realmente pasaron por varias manos y llegaron a Castilla, igual existe alguna otra documentación.

Total, como decía, esto da para hacer una película, y añade leña al fuego de la existencia de otras culturas y pueblos en América central.

Comentario por Percha el agosto 2, 2012 a las 1:46pm

Esos huesos enormes bien podrían tratarse de fósiles antiguos mal interpretados. Este tipo de explicaciones se recogen por ejemplo en el siguiente documental, del que pongo la primera parte accesible en YouTube:

Comentario por ningishzidda el agosto 2, 2012 a las 1:52pm

Me leí "La conquista de Mexico" de Lopez de Gomara, pero no la de Bernal Diaz, quizas deberia leerme la "verdadera" :)

Comentario por Percha el agosto 2, 2012 a las 2:48pm

Los de gliptodonte no sé, Servan, pero los de un megaterio creo que encajarían mejor.

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el agosto 2, 2012 a las 6:50pm

Se me ocurre que un fémur de macrauquenia o aún de mastodonte bien podría ser tenido por un hueso de gigante. Son relativamente abundantes y yo mismo encontré un trozo de maxilar de macrauquenia entre las toscas del Río de la Plata. Que los tlaxcaltecas hubieran luchado con ellos no tiene nada de particular si consideramos que Ulises cegó el único ojo del gigante Polifemo y que la Biblia nos dice que existió una raza de gigantes que fue borrada con el Diluvio (Gen. 6:4). Es evidente que las guerras contra los gigantes fueron abundantes en la antigüedad y que a los pobres no les bastó con el tamaño ya que invariablemente perdieron. ;-)

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el agosto 2, 2012 a las 8:08pm

Espero que Ameghino no fuera aficionado a la sabrosa carne del tatú, Servan, porque el tatú es un minigliptodonte (bueno, el tatú carreta no tan mini). Con sus ideas comer armadillo sería una variante de la antropofagia. No sé como don Florentino pudo conjeturar la posibilidad de que un ranquel descendiera de un animal tan diferente a nosotros. 

Son bichos simpáticos, los tatuses, que se dejan agarrar porque son lentos aunque hay que cuidarse de sus poderosas uñas. Cuando se los persigue jadean y gimen como si fueran personas. Por supuesto que partiría el alma hacerles algún daño.

Ya no recuerdo en cual de los museos de historia natural, si el de Buenos Aires o el de La Plata, hay un femur de gliptodonte don una punta de flecha incrustada.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más