Aparece en una laguna reseca de Doñana (Huelva) un 'pito musical' turdetano usado hace más de 2000 años

Silbato tallado con detalles femeninos aparecido en una laguna de Doñana (Huelva).

Investigadores de la Estación Biológica de Doñana encuentran fortuitamente un instrumento 'musical' turdetano (500 a. C. - 206 a. C.) usado por última vez hace más de 2000 años. El hallazgo se ha producido en la reseca laguna Dulce (Huelva), en pleno corazón del Parque de Doñana. De momento, ha sido depositado en instalaciones museísticas de Sevi...

Según narra el investigador de la EBD, (@OxyuranusHXC) el pasado septiembre, con la laguna ya seca, entraron los jabalíes a hozar en busca de comida, desenterrando lo que ha resultado ser un silbato con forma femenina de la época turdetana.

"Os podéis imaginar la emoción al darse cuenta de que la piedra que uno ha recogido del suelo: 1) tiene rostro. 2) tiene más de 2000 años de antigüedad. 3) es un silbato", relata en un hilo que ha compartido.

"Se trata de un hallazgo fortuito, carece de contexto para poder decir más del mismo, aunque parece claro que se hacían en serie mediante moldes, y que hace más de 2000 años la zona en la que se ha encontrado pertenecía al golfo tartésico, o a unas jóvenes lagunas de Doñana".

El descubrimiento fue comunicado y entregado a las autoridades pertinentes y ha sido descrito junto con arqueólogos del Museo Arqueológico de Sevilla. Aquí puedes leer el documentado trabajo del hallazgo:  https://revistas.uned.es/index.php/rdh/article/view/38599/28825

En un trabajo publicado por la UNED por Teresa Murillo Díaz, del Departamento de Prehistoria y Arqueología, UNED Sevilla (España); Miguel de Felipe, de la Estación Biológica de Doñana - CSIC y Fernando Fernández Gómez Real, de la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría se explica que "analizando detalladamente su forma, es ligeramente acampanada, algo más ancha en la parte superior, para irse estrechando a partir del tronco, hacia las extremidades inferiores. La figura consta de cabeza, cuello, ancho, y pectoral; los brazos estarían extendidos, adosados al cuerpo mejor que sobre los senos, como en otros ejemplares. En la cara resaltan unas cuencas de ojos grandes, sin detalles, poco más que dos abultamientos separados por una nariz ancha y recta, ligeramente desviada hacia un lado.

Por debajo, apenas puede distinguirse la línea de la boca por el desgaste de la pieza, pero podríamos detallar una ligera comisura en su lado derecho; el mentón, por el contrario, muy pronunciado, dibujando una suave curva, muy femenina, que se prolonga hacia arriba en unas también suaves pero abultadas mejillas. La cabeza aparece cubierta con voluminoso tocado que deja caer sobre la espalda una delicada túnica o manto que se ajusta a los hombros, cubriría los brazos y se desliza por toda la espalda. La cara queda enmarcada por sendas trenzas que aparecen bajo el tocado y se alargan hasta los pechos".

La investigación tras el hallazgo resalta que "se trata de un vulgar 'pito' que todavía funciona, emitiendo un agudo silbido, como pudo sonar en tiempos, aunque no podemos imaginar con qué fin, si como herramienta de trabajo para comunicarse o transmitir mensajes, dar órdenes a una cuadrilla de remeros o cualquier otro tipo de trabajadores marcando pautas en las tareas".

La investigación afirma que tanto una pieza como otra, "la sonaja de Valencina y el pito de Doñana, son ejemplares dignos de tenerse en cuenta para una historia de la música en nuestra tierra, para esa arqueología musical que, dentro de la arqueología cognitiva, está conociendo en nuestros días un amplio desarrollo".

Sonajero de la Edad  del Cobre hallado en Valencina de la Concepción (Sevilla) (2.500 a.C).

En un reciente trabajo de Margarita Díaz-Andreu y su equipo de investigación (Jiménez Pasalodos et al., 2021), recogiendo los testimonios más antiguos de evidencias materiales de prácticas musicales en el pasado remoto, nos hablan de la existencia de silbatos y sonajeros ya en el Neolítico, realizados unos sobre hueso y otros sobre caparazones de tortuga e incluso realizados en cerámica, como en nuestro caso, instrumentos a los que habría que sumar otros que no han dejado restos, por ser de materia orgánica.

Fuente: diariodejuelva.es | 30 de enero de 2024

Post de Terrae Antiqvae relacionado:

Descubierto en Turquía un sonajero de hace 4.200 años (04/09/2016)

Visitas: 148

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más