Afirman haber encontrado en Israel una tablilla de plomo con el texto hebreo más antiguo, y en el que se incluye el nombre de Dios

Vistas de las caras de la supuesta 'tablilla de maldición' de plomo de la Edad de Bronce Tardía descubierta en el monte Ebal en 2019. (Michael C. Luddeni/Associates for Biblical Research)

El arqueólogo Dr. Scott Stripling y un equipo de académicos internacionales realizaron una conferencia de prensa el pasado jueves en Houston, Texas, en la que revelaron lo que, según ellos, es el texto hebreo protoalfabético más antiguo que se haya encontrado en Israel, y en el que, además, está incluido el nombre de Dios, "YHWH" (Yahveh). Fue encontrado en el monte Ebal, conocido en el Deuteronomio 11:29 como el lugar de las maldiciones.

Si se verifica la datación de esta pequeña 'tablilla de maldición' plegada de plomo, de 2 x 2 centímetros, en la Edad del Bronce Final (alrededor de 1200 a. C.), puede que estemos ante uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de la Historia. Sería el primer uso atestiguado del nombre de Dios en la Tierra de Israel, y retrasaría varios siglos el reloj de la alfabetización israelita comprobada, lo que demostraría que los mismos sabían leer y escribir cuando entraron en Tierra Santa y, por lo tanto, podían haber escrito algunos de los eventos que la Biblia documenta que tuvieron lugar.

“Este es un texto que se encuentra solo cada 1.000 años”, dijo el jueves el profesor de epigrafía de la Universidad de Haifa, Gershon Galil  (izquierda), a The Times of Israel. Galil ayudó a descifrar el texto interno de la tablilla de plomo plegada mediante escáneres de alta tecnología realizados en Praga, en la Academia de Ciencias de la República Checa.

Con base en el análisis epigráfico de los escáneres realizados y el análisis del plomo del artefacto, Stripling y su equipo datan la 'tablilla de maldición' (o defixio) a finales de la Edad del Bronce, antes o alrededor del 1200 a. C. Si se verifica esta datación, el texto sería varios siglos más antiguo que el registro en texto hebreo hallado hasta el momento en Israel, y 500 años más antiguo que el uso previamente atestiguado del tetragrámaton YHWH, según Galil.  Un texto con alfabeto similar fue descubierto en la península del Sinaí con una datación de principios del siglo XVI a. C.

Sin embargo, es necesario precisar que, hasta el momento, los investigadores no han publicado los resultados de este hallazgo en una revista académica revisada por pares. Y tampoco han dada a conocer imágenes claras y los escáneres realizados a la inscripción para que otros expertos puedan opinar sobre esta tablilla.

Otro desafío a la datación ofrecida del objeto es el hecho de que la 'tablilla de maldición' no se descubrió durante un contexto estratificado cuidadosamente excavado, sino que fue hallada durante un nuevo examen realizado en 2019 de la tierra obtenida durante una excavaciones llevadas a cabo en la década de 1980 en el Monte Ebal bajo la dirección del profesor Adam Zertal. La tierra nuevamente analizada había sido tamizada en seco en su momento, pero en 2019 el equipo de Stripling la volvió a tamizar mediante una técnica en húmedo que desarrolló en el Proyecto de Tamizado del Monte del Templo. Stripling actualmente dirige una excavación arqueológica en la ciudad bíblica de Shiloh.

Representación artística del sitio arqueológico de Mt. Ebal y los montones de tierra tamizadas por el Dr. Scott Stripling y su equipo en 2019. (Cortesía: Abigail Leavitt/Associates for Biblical Research).

Los arqueólogos contactados por The Times of Israel no han estado dispuestos realizar comentarios sobre hallazgo hasta que no vean publicados los resultados de la investigación realizada, lo cual se espera que sea próximamente.

“El hecho de que lo publiquen en los periódicos, antes de hacerlo en una revista científica, es algo que está un poco fuera de lugar”, dijo un importante académico. Otro experto advirtió que, "dado que no he podido ver la inscripción, es imposible saber si las afirmaciones realizadas son verosímiles o estamos ante un caso de una imaginación demasiado desarrollada".

Sin embargo, ambos escépticos dijeron que “todo es posible” y que “puede ser válido”, a pesar de que las imágenes de los escáneres aún no están disponibles.

El profesor Galil replicó a este respecto: "Si bien es irregular promover un trabajo inédito en la prensa, antes que en una revista académica, debo decir que el equipo se sintió obligado a compartir la noticia sobre la existencia de la tablilla, así como sus análisis iniciales, debido a su gran potencial para cambiar la Historia".

Podría decirse que es la evidencia escrita más antigua del nombre de Dios, YHWH, según el epigrafista Gershon Galil, de la Universidad de Haifa. (cortesía de Associates for Biblical Research).

Una 'tablilla de maldición' del monte de las maldiciones

La 'tablilla de maldición' fue descubierta originalmente en un sitio de culto en el Monte Ebal, cerca de la ciudad bíblica de Siquem y la actual Nablus. El monte Ebal aparece en Deuteronomio 11:29 como un lugar de “maldiciones” y es reverenciado por algunos cristianos y judíos como el lugar donde el personaje bíblico Josué construyó un altar, tal como se describe en Deuteronomio 27, y en Josué 8:31 como “un altar de piedras sin labrar, sobre las cuales nadie había levantado hierro”.

El lugar es conocido por los lugareños como "Al-Burnat", o "sombrero de copa" en árabe, y los arqueólogos lo consideran una ilustración extremadamente rara y significativa de los primeros asentamientos israelitas. Es el único de su tipo en la zona. Un consenso de arqueólogos fecha este enclave, claramente de culto, a principios de la Edad del Hierro, alrededor del siglo XI a. C., o cuando los israelitas comenzaron a asentarse en la tierra de Canaán. Otros arqueólogos retrasan esa fecha hacia el siglo XII o la Edad del Bronce Final.

“Este es un lugar sitio importante que pertenece a la ola de asentamientos en las tierras altas en la fase temprana de la Edad del Hierro”, dijo el profesor Israel Finkelstein (izquierda), uno de los principales investigadores del mundo sobre los asentamientos de la Edad del Hierro en la región. Finkelstein habló con The Times of Israel en febrero de 2021, cuando el Monte Ebal estaba en las noticias después de que se hicieran acusaciones de que los pueblos árabes locales lo estaban destruyendo en el curso de la construcción de una carretera.

“Por lo que puedo juzgar, data del siglo XI a. C. Como tal, puede entenderse que representa a los grupos que establecieron el reino de Israel (el Reino del Norte) en el siglo X a. C. En otras palabras, es un sitio israelita primitivo”, dijo Finkelstein a The Times of Israel.

Según los investigadores, dice: “Maldito, maldito, maldito – maldito por el Dios YHW./ Morirás maldito./ Maldito seguramente morirás./ Maldito por YHW – maldito, maldito, maldito”.

El profesor Galil dijo que la estructura es un quiasmo paralelo, que se suele encontrar en diversas partes de la Biblia, así como en otros textos de Oriente Próximo de la época e incluso antes. Pero hasta ahora, los investigadores han sostenido que la Biblia solo se escribió, si no se compuso, cientos de años después de la datación propuesta para el texto de la tablilla.

“Ahora vemos que alguien podría escribir un quiasmo en el siglo XII a. C. El debate, pues, n ya no debería ser sobre si los israelitas sabían leer y escribir durante la época del rey David", concluye el profesor Galil. “La persona que escribió el texto de esta tablilla tenía la capacidad de escribir todos los textos de la Biblia”.


Visitas: 1773

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el mayo 26, 2023 a las 12:19am

La “tablilla maldita” de hace 3.200 años, hallada en Israel, genera controversia

Vista exterior de la 'tablilla de maldición' hecha en plomo, posiblemente durante la Edad del Bronce Tardío, y descubierta en el Monte Ebal. (Michael C. Luddeni/Asociados para la Investigación Bíblica).

En 2022 un grupo de arqueólogos liderados por el Dr. Scott Stripling anunció el descubrimiento de una pequeña tablilla de plomo cerca de Nablus. Según el equipo, la tablilla contendría la escritura hebrea más antigua encontrada en Israel, incluyendo la primera mención del nombre divino de Dios, “Y-H-W-H” en la frase «Estás maldito por el Dios YHWH».

Los investigadores sostienen que este hallazgo evidenciaría la alfabetización de los israelitas al ingresar a Tierra Santa, lo que les permitiría haber escrito la Biblia en tiempos contemporáneos a los eventos que se describen en ella.

El descubrimiento se realizó en escombros de excavaciones antiguas en el monte Ebal, mencionado en el Deuteronomio como un lugar de maldiciones.

Publicación académica y controversia

El equipo publicó sus conclusiones en la revista Heritage Science un año después del anuncio inicial, generando dudas y críticas entre la comunidad científica. Algunos arqueólogos cuestionaron el proceder de Stripling y su equipo, quienes anunciaron el hallazgo a los medios antes de publicar el estudio.

Stripling admitió errores en la divulgación del descubrimiento, especialmente al publicar fotografías de la tablilla sin conocer que contenía escritura en su interior. Esto motivó que otras personas intentaran descifrar las letras, lo que llevó al equipo a realizar la conferencia de prensa.

Reconstrucción mediante mediciones tomográficas de rayos X (XCT) de la tableta (izquierda). Reconstrucción óptica por fotogrametría digital (derecha). Crédito Daniel Vavrik y Jaroslav Valach.

Escepticismo y críticas

A pesar del potencial histórico, arqueológico y teológico que el equipo de Stripling atribuye al hallazgo, varios expertos han manifestado su escepticismo sobre la interpretación de la tablilla.

El profesor Christopher Rollston, experto en lenguas semíticas, calificó las interpretaciones del artículo como “pura especulación sin fundamentos sólidos”. El profesor Aren Maeir, de la Universidad Bar Ilan, también expresó sus reservas sobre las conclusiones presentadas en el estudio.

Estructura de las inscripciones. Fotografías de Jaroslav Valach

La tablilla y su interpretación

La tablilla, según los epigrafistas del equipo, contiene al menos 40 letras proto-alfabéticas, precursoras de las primeras formas de escritura hebrea. La inscripción, según su interpretación, dice: “Maldito, maldito, maldito, maldito por el Dios YHW./ Morirás maldito./ Maldito, sin duda morirás./ Maldito por YHW – maldito, maldito, maldito”.

Si se confirma dicha interpretación, esta tablilla sería la primera evidencia del uso del nombre de Dios en la Tierra de Israel y demostraría que los israelitas eran alfabetizados mucho antes de lo que se pensaba.

Formas de las inscripciones. Dibujos de Gershon Galil.

Esperando un debate académico

Stripling y su equipo reconocen que el artículo puede generar interpretaciones diferentes y esperan un intercambio saludable de ideas en la comunidad académica. Han señalado que la revista tuvo dificultades para encontrar revisores con los conocimientos necesarios para evaluar el artículo, el cual requería un conocimiento especializado en griego antiguo, hebreo y latín, entre otros.

A pesar de los desafíos de interpretación y de la controversia generada, el equipo de Stripling se mantiene confiado en su trabajo, y espera que la comunidad académica examine y debata sobre el descubrimiento realizado.

Fuente: israelnoticias.com | 14 de mayo de 2023

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2023   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más