Una mano de bronce encontrada en Navarra es el texto más antiguo en lengua vasconia

El texto se compone de cinco palabras dispuestas en cuatro líneas que cubren todo el dorso de la mano. Foto: Sociedad de Ciencias Aranzadi

La pieza fue descubierta por la arqueóloga Leire Malkorra el 18 de junio de 2021 durante la campaña de excavaciones llevada a cabo en el Irulegi (Navarra) por la Sociedad de Ciencias Aranzadi con el apoyo del gobierno navarro. Como la mano estaba cubierta por una gruesa capa de tierra y sedimento su inscripción pasó desapercibida en un primer momento, y no fue hasta su limpieza en el laboratorio que Carmen Usúa descubrió lo que se ha convertido en el ejemplo de alfabeto vasco más antiguo encontrado en el mundo.

Esta mano fue tallada en una fina plancha de bronce de 1,09 mm de anchura, y mide 12,7 cm de ancho por 14,3 de alto, su peso es de 35.9 gramos. Su composición química es muy similar a las aleaciones de bronce habituales en la época, con una predominio del estaño (53,19%) seguido del cobre (40,87%) y una cantidad testimonial de plomo (2,16%). La alta pureza del metal se explica por la existencia de minas de cobre en el Pirineo vasco, una zona por la que, además, circulaban importantes rutas de transporte de estaño.

En el momento de su descubrimiento la inscripción estaba cubierta por una pátina de tierra y sedimento que la hacía ilegible. Foto: Sociedad de Ciencias Aranzadi

Hasta ahora solo se ha descifrado la primera palabra “Sorioneku”, interpretada como “de buena fortuna” por su parecido con un término vasco de igual significado (zonioneko). Además, dado que el artefacto fue desenterrado en el umbral de una casa los investigadores creen que se trataría de  un amuleto para atraer la buena suerte clavado en la madera de la puerta. Parece ser que la invocación no surtió efecto y la aldea fue destruida durante la guerra sertoriana (83-73 a.C.), que enfrentó a indígenas y romanos en el marco de la Primera Guerra Civil.

Al retirar la capa de sedimento apareció una inscripción en unos extraños caracteres que recordaban al íbero.Foto: Sociedad de Ciencias Aranzadi.

UN SIGNARIO VASCO

El hallazgo ha desbaratado la teoría de que los vascos no empezaron a escribir hasta después de ser asimilados por Roma, una idea muy extendida, dado que, en palabras de Joaquín Gorrochategui, catedrático de Filología Indoeuropea en la Universidad del País Vasco: “estábamos casi  convencidos de que los vascones eran analfabetos en la antigüedad y no hacían uso de la escritura, nada más que para acuñar alguna moneda”.

En cambio esta inscripción previa a la conquista demuestra que los vascos adaptaron el alfabeto ibérico añadiéndole algunos signos propios, para de esta forma marcar sonidos y fonemas exclusivos de su idioma. Así, ya desde el siglo I a.C. los vascos contarían con un alfabeto propio.

Las palabras se separaron unas de otras mediante puntos. Dado que el texto empieza atrayendo a la buena suerte se cree que podría ser un texto de carácter mágico o religioso para asegurar la protección de una familia. Foto: Wikimedia Commons.

Según el otro traductor de la inscripción, el catedrático filología latina de la Universidad de Barcelona  Javier Velaza Frías, "el texto es también excepcional por combinar dos técnicas de escritura, algo prácticamente desconocido, no sólo en toda la epigrafía de Hispania, sino en toda la epigrafía antigua del mundo occidental”.

El lugar fue incendiado y abandonado tras la guerra sertoriana, en el siglo XII se construyó en la colina un castillo para vigilar la frontera con la Corona de Aragón. Foto: Sociedad de Ciencias Aranzadi.

En efecto los 40 signos que componen la inscripción fueron primero trazados con un objeto punzante (esgrafiado) y luego inscritos mediante líneas de puntos marcados con punzón y martillo.

A la espera de encontrar nuevos textos que permitan descifrar la inscripción los trabajos continúan en el yacimiento, donde es seguro que aparecerán nuevos hallazgos que arrojarán un poco más de luz sobre el casi desconocido pasado de los vascos.

Fuente: nationalgeographic.com.es | 16 de noviembre de 2022

Visitas: 5946

Comentario por Paloma el diciembre 8, 2022 a las 3:07pm

En lo de la etiqueta de Gorrochategui tiene algo de razón.

Comentario por Jose Luis Gonzalez el diciembre 11, 2022 a las 6:29pm

Buenas, os paso algunas dudas que se me han planteado con este extraordinario documento y que llevo dándole vuelta desde que fue dado a conocer, por si ayuda mientras se realiza la publicación científica.

Algunas_cuestiones_sobre_la_mano_de_Irulegi_signed.pdf

José Luis G.

Comentario por Irulegiko Aztia el diciembre 12, 2022 a las 6:48pm

Buenas tardes,

Primero quisiera felicitarte, José Luis González, por tu trabajo. Me ha gustado el análisis del texto, el esfuerzo por completar el alfabeto o semisilabario de los vascones, utilizando como fuente las monedas e inscripciones conocidas.

A continuación voy a añadir mi granito de arena sobre algunas cuestiones de la inscripción de la mano de Irulegi.

En primer lugar, la primera línea:  "ZORIONEKU".

Queda fuera de toda duda que "ZORION" significa "BUENA SUERTE". En eso coincide todo el mundo. El problema es el -EKU final.

Le he estado dando vueltas a varias interpretaciones posibles: la primera y más evidente la que cualquier vasco moderno entiende, la que hoy en día diríamos  "ZORIONEKO", literalmente traducido "de buena suerte", y que si es con segundas tiene varias acepciones más coloquiales "el dichoso../el ...de las narices". En esta primera interpretación enseguida se relacionaría con el "usekerteku" de Caminreal que también José Luis menciona. A mí esto no acaba de cuadrarme, teniendo en cuenta que en todas partes y en todos los dialectos se usa -ko para el locativo, con las excepciones de -kua y -kue cuando se le añade el artículo. Pero incluso en las zonas donde se usan esas formas  se usa el -ko en las formas indefinidas. Además, tenemos el verbo EGON, que tiene en su raíz el -go-. No digo que sea imposible, pero me cuesta creerlo.

La segunda interpretación sería leerlo como "ZORIONEGU" o "ZORIONEGUN" (este último añadiendo la -N que seguramente correspondería al final de la segunda línea). Lo cual significaría "día feliz" o "día de buena suerte". Aunque si aparece "egun" como "egu-" en palabras compuestas y derivadas "eguzki-sol" "eguerdi-mediodía" ..., he de decir que tampoco es la opción preferida por mí. No me convence con la -N, porque creo que está con la segunda línea.

La tercera interpretación sería la de "ZORIONEKUN" con el final de "EKUN" verbo atestiguado en el dialecto roncalés con el significado de "tener", "ukan" en otros dialectos orientales. Su significado sería, pues, "TEN FELICIDAD O BUENA SUERTE". No me convence por lo mismo que antes, la -N final que va con la segunda línea.

La cuarta interpretación, la que más puntos reúne en mi opinión, por ahora, es la de "ZORION-EKU", en euskara moderno "ZORION-ESKU" que significa "MANO DE BUENA SUERTE". Mi argumentación es la siguiente: hay palabras en todos los diálectos con eku- e iku- en palabras compuestas y derivadas. Tenemos "ekubil" "ikubil" que significa puño, literalmente eku-bil eku-mano y bil-cerrada/juntada/reunida. También "ekulondo" e "ikulondo" con el significado de "codo", que literalmente es eku- mano y -ondo "junto a ". Pienso que no se ha relacionado con esto porque en el euskera unificado se usa "ukabil" y "ukalondo", que son formas muy utilizadas, pero que ahora a mí me suenan como metátesis más modernas. He de insistir que tanto "ekubil" "ekulondo" como "ikubil" "ikulondo" se usan todavía en muchas zonas.

Pero no es sólo eso, además tenemos otras expresiones con las que enseguida he asociado este "eku". Tenemos el verbo "ikutu" "ukitu" (presente en todos los dialectos modernos), "tocar con la mano", que en roncalés era "ekutu".

Tenemos el "ikuzi" "limpiar, con la mano?", "ekuzi" en roncalés.

Tenemos el "ukan" de los dialectos orientales, "ekun" "ekuntu" "tener" en roncalés.

Añade a todo esto que el bronce es UNA MANO. Si esto fuera así, tenemos lo que sería una "MANO DE LA BUENA SUERTE".

Esta opción tiene un problema, ¿Cómo justificar esa -s- de "esku"? ¿¿De dónde sale esa epéntesis?

Creo que esto no ha hecho más que empezar.

Un saludo!

Comentario por Percha el diciembre 13, 2022 a las 6:26pm

Nueva entrada en Trifinium sobre la Mano de Iluregi:

Un texto paleohispánico

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el diciembre 17, 2022 a las 12:58am

                          La mano misteriosa

La mano de Irulegi. JUANTXO EGANA | SOCIEDAD ARANZADI.

Hipnotizados, vascólogos y especialistas en epigrafía paleohispánica llevan más de un año con los ojos en llamas intentando completar el intrigante rompecabezas que plantea el hallazgo de Irulegi. Un grafiti tallado hace 2.100 años sobre una fina lámina de bronce con forma de mano derecha donde aparece una sucesión de signos escritos.

Cuatro líneas pero una sola palabra levemente familiar, la que encabeza el texto: “Sorioneku” (“Afortunado” en lengua vasca prerromana) caligrafiada por un anónimo autor como si cumpliera un servicio postal histórico. “Es un documento valiosísimo porque nos lleva a un tiempo anterior a los romanos, a su lengua, a su escritura, a aquel mundo”, explica el catedrático de Lingüística Indoeuropea de la UPV, Joaquín Gorrochategui.

Bautizada por los arqueólogos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi como ‘La Mano de Irulegi’, en honor al monte situado en el Valle de Aranguren donde la encontraron, la pieza ha desatado un terremoto sin precedentes en el mundo académico, ya que puede modificar la historia hasta ahora conocida sobre el origen de los vascos y del euskera. Un descubrimiento fantástico a diez kilómetros de Pamplona que el Heritage Daily, cabecera de referencia de la arqueología mundial, sitúa entre los diez más importantes del año

Niños en la Casa de Cultura de Mutilva contemplando la Mano de Irulegi. Está prevista la celebración de una nueva jornada de difusión de este hallazgo el próximo día 29 de diciembre en el Planetario de Pamplona, donde se expondrá la mano y se impartirá una conferencia, con un formato semejante al del Valle de Aranguren. GOBIERNO DE NAVARRA.

Un tesoro. Algunas de las respuestas a los enigmas que plantea pueden encontrarse en su vibrante jeroglífico. Un hito que alienta a los arqueólogos a seguir rastreando el Valle de Aranguren en busca de nuevas pruebas que iluminen los caminos por los que transitó la alfabetización de los vascones, pero que ha reavivado un viejo debate en Navarra, siempre dividida entre dos fidelidades: la que ratifica que aquí se encuentra la cuna de la cultura vasca y la que sólo ve usos partidistas en este insólito hallazgo.

Los investigadores no albergan dudas. “Como explicó el catedrático de Filología Latina de la Universidad de Barcelona, Javier Velaza, el texto tiene una interpretación clarísima e inmediata desde la lengua vasca. No entendemos la polémica. Sobre las otras líneas y el signatario utilizado tenemos alguna hipótesis pero aún estamos a oscuras”, responde Gorrochategui fascinado.

La pieza presenta muchos desafíos científicos. Uno de ellos es revertir la tesis asentada de que los vascones de la Edad del Hierro eran analfabetos, puesto que se las ingeniaron para representar los sonidos de su lengua. El misterio es descifrar de dónde sacó aquel escriba de Irulegi los recursos expresivos. Y ahí se extiende una espesa zona de sombra. Sospechan que pudo adaptar a su universo indígena algunos caracteres que los íberos ya cultivaban en la ribera sur del Ebro hace dos mil años. Mestizaje en la antigüedad.

Sopla un viento racheado, frío y húmedo, en el Valle de Aranguren. Finalmente el sol se abre paso entre las nubes y su luz ilumina el castillo medieval allá en lo alto del monte con cierta melancolía hamletiana. Parece un lugar fuera de tiempo. Salvo para el arqueólogo Mattin Aiestaran (izquierda), director de las excavaciones que Aranzadi desarrolla en esta zona. Ahora está enfrascado en el estudio del yacimiento sito a los pies de ese castillo y lo cuenta con la misma emoción que otros pudieron sentir al pisar la Luna. “Es excepcional. Desde su catalogación hasta las primeras menciones que hacen de él en 2005 como uno de los poblados más importantes de la cuenca de Pamplona”, comenta. Aiestaran habla de la mano descubierta como se habla de un maravilloso misterio, pero no de una forma irracional. Su trabajo le exige esfuerzos detectivescos. Entonces, surgen las preguntas. Y esas preguntas plantean dilemas profundos que necesitan conocimientos para ser esclarecidos. “Sorioneku”. ¿A quién iba dirigido ese mensaje? “Al principio pensamos que podía ser el adorno de un casco, como las alas de Astérix, pero por la disposición de los restos no tenemos duda de que se trata de una especie de talismán clavado en la puerta de una de las cabañas con la misión de atraer la buena fortuna”, explica.

Ahora imaginen por un instante. Están en Irulegi, entre los años 82 y 72 antes de Cristo, en un poblado de chozas rodeadas de ovejas, vacas y burros que pastan en la base de una colina estratégica para vigilar una vasta extensión del territorio. Todos los habitantes del castro conocen las tensas relaciones políticas que vive la región. Aquí se libra una guerra civil durísima entre un romano insurrecto llamado Quinto Sertorio y el general Pompeyo enviado por Roma al mando de seis legiones para aplastar la revuelta. El poblado vascón apoya al rebelde y termina arrasado hasta los cimientos. Dos mil años después se han recuperado pequeños fragmentos de cerámicas y una mano de bronce con una inscripción de buena fortuna que, irónicamente, ofrece el relato de aquel mapa dividido. “El fuego hizo que se derrumbaran los edificios y que las cosas quedaran como estaban en aquel momento. Es un contexto que denominamos primario, inalterado, sin moverse”, añade Mattin Aiestaran.

Queda aún mucho terreno que excavar, demasiados datos por descubrir. Arqueología fina que la Sociedad de Ciencias Aranzadi y el Gobierno de Navarra, a través de la Institución Príncipe de Viana, seguirán realizando en los próximos años gracias, en parte, a los 300.000 euros que EH Bildu y el ejecutivo de Pedro Sánchez acordaron destinar a este proyecto en las negociaciones de los presupuestos. Pero hay algo vital para garantizar el futuro de este yacimiento: el trabajo colaborativo que Aranzadi mantiene con el Ayuntamiento de Aranguren para evitar a toda costa que la repercusión del hallazgo termine convirtiendo la zona en un imán del turismo masivo. Sería una grave amenaza para el patrimonio arqueológico y un trastorno para la vida agraria de los pueblos del valle. Siempre hay un término medio. Estudiantes, científicos y vecinos voluntarios se aplican periódicamente para sacar este modelo adelante. 

Imagen aérea del yacimiento del poblado de la Edad del Hierro donde se encontró la mano. Al fondo, el castillo medieval de Irulegi. Foto cedida por la Sociedad Aranzadi.

El secretario general de Aranzadi, Juantxo Agirre Mauleon, recalca que la filosofía de trabajo de la sociedad científica siempre es ayudar a las comunidades locales rurales que están sufriendo la despoblación. “Y son ellas las que nos solicitan ayuda como entidad científica para conocer su patrimonio y enriquecer sus relaciones internas”, añade. El ejemplo más claro es el Ayuntamiento del Valle de Aranguren. Se trata de un caso único en la organización municipal de Navarra. Fue fundado tras una derrota. Hace 29 años, los vecinos declararon una guerra pacífica contra la instalación de un vertedero en el pueblo de Góngora. De aquella resistencia general brotó una cepa de solidaridad indestructible. Reconstruyeron el municipio, ladrillo a ladrillo, pueblo a pueblo, conciencia a conciencia, hasta aglutinar ocho pequeñas localidades dispersas. Desde entonces, gobierna la Candidatura Popular del Valle de Aranguren (CPVA) con un alcalde como Manolo Romero, nacido en Badajoz y con alma de albañil libertario. Con él volvieron a empezar. Romero es hoy es una leyenda del movimiento vecinal del valle con una visión de la vida profundamente ética. Agirre le admira. “Aranzadi ha encontrado en este ayuntamiento el mejor compañero de viaje que podía imaginar para desarrollar estas investigaciones arqueológicas”, sentencia. Los 300.000 euros de los presupuestos son para el pueblo, no para Aranzadi. Para que no dejen de mirar sus cosechas mientras siguen el rastro de una mano de bronce que ha abierto el libro secreto del reino de Vasconia.

Fuente: ctxt.es | noticiasdenavarra.com | 16 de diciembre de 2022

Comentario por ROLAND MOR ROY el diciembre 17, 2022 a las 10:33pm

El signario de escritura es el ibero nord-oriental adaptado a la lengua de la tribu de los Barskunes en el siglo I a.C. No es signario vascónico ya que la famosa letra T la tenemos registrada en textos escritos en ibero nord-oriental y en el dado de Numancia.

Lo que no llego a entender es cómo dos eminencias en lenguas paleohispánicas obvian este detalle. Las cecas denominadas vasconas de Omtikes y Umanbaate no saben a ciencia cierta el sonido de la letra T que en la zona de escritura ibera transcriben como M (Cabrera de mar ref. Hesperia: B.44.39 Bosekomm); en la Alcudia de Elche hay otra pieza con esta letra T escrita en caracteres ibéricos. (uTus = Umus) ref. Hesperia: A.10.05. Luego está el sistema de escritura en puntillado que se dio en bastantes téseras escritas en celtíbero, dos en Viana, NA. Otra tésera en forma de caballo en Caminreal, Teruel, escrita en celtíbero ref: TE.04.11; hay dos téseras con forma de manos diestras escritas en latín, aunque la lengua es celtíbera con la técnica del puntillado : K.15.1 Paredes de Nava, Palencia. Otra tésera del mismo estilo en Zaragoza K.0.2. La placa de bronce de Luzaga tiene escritura en puntillado, escritura celtibérica. La placa de bronce de Aranguren bastante rota es la más similar al texto de Irulegi en su estructura, contiene líneas de separación, estilo en puntillado. Parece estar escrita en celtíbero por la palabra "Beltine" que se asemeja a la festividad celta del 1 de mayo Beltane, también nombrada Beltinne caledónica. Luego esta el mosaico de Andelos escrito en signario ibérico al igual que el mosaico de caminreal escrito en signario ibérico y ambos con la técnica del puntillado, pero en mosaico. En Andelos nombra un hombre con nombre celtíbero Abulo que sale en el bronce de Botorrita y en la estela funeraria de Ibiza, aunque ahí es el nombre del clan familiar Abulo. Por lo que esta técnica del punteado domina en la escritura celtíbera y ibérica y ahora en este texto en proto-vasco.

Hay que tener en cuenta que el contexto epigráfico dominante fue el celtíbero y seguramente ambas tribus cohabitaron influenciándose unas a otras a nivel lingüístico y cultural. La tribu de los OSKUMken y los Jacetanos de Iaka debieron de estar mezclados con estas tribus aquitanas que seguramente entraron en el siglo II - I a.d.C. en Nafarroa. Por lo que no hablamos de una raza vasca, sino de grupos humanos que interactuaron con los iberos y seguramente se mezclaron, ya que en los Pirineos la toponimia vasca es abundante, pero también el ibero y el proto-vasco parecen estar emparentados, por lo que no habría diferencias muy marcadas en la Edad del Hierro. El mosaico de Andelos tiene 5 puntos de separación entre palabra y palabra igual que la mano de Irulegi. El mosaico de Andelos no esta escrito en proto-vasco, sino en signario ibero y se puede traducir como "Likine y Abulo confederación hacen con Bilbilitanos."

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el diciembre 18, 2022 a las 11:46am

El arqueólogo que niega la mano de Irulegui: "La palabra no es vascónica, es celtibérica"

Imágenes de la pieza antes de su extracción y en detalle posterior. SC.Aranzadi.

La comunidad científica no termina de ponerse de acuerdo sobre el significado traducción de las inscripciones de la mano de Irulegui. El Gobierno de Navarra se lanzó con pompa y boato, con una puesta en escena desmesurada para la que requirieron incluso de la presidenta, a divulgar el significado vascónico de una de las palabras encontradas en la tésera, y por lo tanto a dar por cierta la existencia de una lengua vascónica en el siglo I a.C. como precursora del euskera actual; pero lo cierto es que hay voces discordantes   con la interpretación que se le ha dado a la inscripción.

 

Según los investigadores de la pieza encontrada, la primera de las cuatro palabras es "sorioneku" que podría ser traducida como "afortunado" o "dichoso" y que es una palabra muy parecida a la empleada en el euskera actual "zorioneko". El día de la presentación lo consideraron una  prueba "irrefutable" de la existencia de una lengua vascónica. "No era euskera, sino eso que se llama lengua vascónica, el antecedente del euskera de hace 2100 años", dijeron.

Pero no todos piensan lo mismo. Guillermo Gómez, arqueólogo profesional en excavaciones de yacimientos celtibéricos, en especial en la ciudad antigua de Tiermes y colaborador del Museo Numantino de Soria, señala que la mano de Irulegui es un bronce encontrado en el contexto de un yacimiento arqueológico en territorio posiblemente vascón, pero "es indudablemente celtibérico". Para ello, se basa en el método deductivo: "Si parece un pato, nada como un pato, y grazna como un pato, entonces probablemente sea un pato".

"Tenemos un objeto celtibérico en su contexto de un yacimiento celtibérico, con  simbología celtibérica (la mano de hospitalidad) y escrito en signario celtibérico...  Los trabajos arqueológicos en Navarra, La Rioja, Aragón y Castilla León han dado a conocer anteriormente más de 100 documentos celtibéricos similares, escritos con el mismo signario y con contenido similar. En el propio Museo de Navarra hay 5 téseras de hospitalidad celtibéricas con un texto muy parecido, y están expuestas al público desde hace años", explica el arqueólogo.

En este sentido, señala que si todos los hallazgos en lengua celta anteriores fueron considerados como signario celtibérico, ¿por qué no se considera este así?, se pregunta.

Gómez no entra a valorar ningún tipo de intencionalidad política en la repercusión que tuvo el anuncio del hallazgo, pero si considera que los investigadores "cometieron un  error en la lectura inicial del primer símbolo". Según él, "no es una S, sino una B; no es sorioneku, sino beoronieku y puede leerse como beoroniecum, genitivo latino de gentes beronas. Para cambiar la lectura de este signo me apoyo precisamente en otra tésera celtibérica navarra de Viana que dice 'Berkaukun Sakas', y que se ha traducido como los bercaucos de Viana hacen un pacto de hospitalidad, y del mismo modo beoroniecum, son las gentes beronas protagonistas del pacto de amistad de Irulegui".

Los Berones eran un pueblo asentado en aquella misma época en la zona de la actual Rioja, por lo cual, Gómez no considera "descabellado" pensar que es un trato de amistad con ellos, y propone la siguiente traducción: "Nosotros Los berones, representados por el jefe Tenekerekirateres, la amistad y hospitalidad de la ciudad de Otirta Sekiea promulgamos".

Y concluye diciendo que "la lengua vascona no esta documentada y todo el mundo lo sabe, no está definida una lengua vascona actualmente, pero sí está definida la lengua celtibérica y su dialecto berón. Es decir, los vascones usaron una lengua, que nosotros no sabemos exactamente cuál era, porque no se escribió. El vascón no se escribió, y lo poco que se escribió dentro de territorio vascón fue en lengua celtibérica".

Otro experto en la materia, el catedrático de Historia Antigua y director del Diploma en Arqueología de la Universidad de Navarra, Javier Andreu, no pone en duda que la primera palabra de la tésera pueda ser en lengua vascónica, pero asegura que "no se puede concluir, en ningún caso, que el vasco fuese la lengua de referencia del territorio actualmente navarro en la Antigüedad ni que, como se ha llegado a proclamar en ámbitos políticos, eso muestre que el euskera es 'parte consustancial de la identidad de los navarros'".

En su opinión, "la nueva inscripción no puede demostrar que el vasco fuera la lengua mayoritaria, ni que fuera la única de Navarra durante los tiempos antiguos", luego "no tiene sentido utilizar la mano de Irulegui en relación con la presencia del euskera en el País Vasco actual o para desmontar de un plumazo una parte significativa de las teorías de la 'vasconización tardía'" que, como es sabido, atribuía la entrada de la lengua vasca en la actual Comunidad Autónoma Vasca a movimientos de pueblos en los siglos de la tardoantigüedad.

El catedrático desmiente también que del hallazgo, como se ha llegado a decir, se pueda colegir que Irulegui o la Cuenca de Pamplona fue el corazón del territorio vascón. Antes bien, sostiene que Irulegui fue una víctima más de las guerras sertorianas y que corrió la misma suerte que otras ciudades del entorno después de tomar partido por uno de los bandos: el de Sertorio o el de Pompeyo

Al margen de las consideraciones de los expertos están las valoraciones políticas que se hicieron del hallazgo, principalmente de la mano de EH Bildu, que prácticamente al día siguiente del anuncio de la existencia de la mano de Irulegui, le sacó a Pedro Sánchez 300.000 euros para profundizar en las excavaciones del asentamiento.... Y una semana más tarde, en el Ayuntamiento de Pamplona, presentaban una moción para que se incluya el contenido de la interpretación que se... que edita el Consistorio.

Fuente: navarra.elespanol.com | 15 de diciembre de 2022

Comentario por potrokilo el diciembre 18, 2022 a las 2:52pm

Un artículo muy científico, sí señor!!. Si al final lo que pone será Soriako, en vez de Sorioneku, no te fastidia...

Lo que hay que leer! y además hace una traducción completa, sin ningún tipo de argumentación filológica.

Un "medio de comunicación" que se dedica a construir noticias falsas con intencionalidad política, cuando no es directamente para insultar, eso lo sabemos bien los navarros. 

Comentario por potrokilo el diciembre 21, 2022 a las 7:10pm

He escuchado una entrevista de ayer en Tudela Hoy al Arqueólogo Guillermo Gómez.
Este señor afirma que es celtibérico. Dice que la suya es la única tesis que está publicada.
El único medio que le ha publicado ha sido Navarra.elespañol.com y este en el que escribo.
Quiero animar a Guillermo Gómez a que nos explique de dónde saca:
"Nosotros Los berones, representados por el jefe Tenekerekirateres, la amistad y hospitalidad de la ciudad de Otirta Sekiea promulgamos"
Tiene que decirnos qué signos ha leído, qué sonido representa cada uno de ellos y después nos los traduce de ese celtibérico que dice que hablaban en el poblado también celtibérico de Irulegi.
Dice que esto lo ha sacado sólo en un mes, una aproximación. Vamos, que no tiene ni idea de que pone ahí y lo único que pretende es difundir el "todoceltiberismo".

Comentario por potrokilo el diciembre 23, 2022 a las 7:58pm

Video "Exposición y charla mano de Irulegi" en Aranguren Televisión 

https://youtu.be/dACHM1l-Eus

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más