Una excavación aporta nuevos datos sobre el origen de la Ribeira Sacra

La segunda campaña arqueológica efectuada en la parroquia de Vilachá de Salvadur, en el municipio de A Pobra do Brollón (Lugo), ha finalizado este jueves con unos resultados que ofrecen nuevos datos sobre el origen de la Ribeira Sacra.

Las excavaciones se desarrollaron durante tres semanas, con el objetivo de esclarecer el yacimiento de Os Conventos, situado en un espolón del Val do Frade, en la ribera del Sil.

La intervención se pudo desarrollar gracias a la financiación de la Consellería de Cultura e Turismo, a través de la Dirección Xeral de Patrimonio, y en colaboración con el Ayuntamiento de A Pobra do Brollón y la asociación vecinal de Vilachá de Salvadur, en el marco del proyecto Adegas da Memoria.

Las dos grandes preguntas de la excavación eran, por una parte, saber si había más enterramientos en el lugar, además del encontrado en la anterior campaña en mayo de 2019, y, por otro lado, entender mejor los límites y estructura del yacimiento, donde supuestamente se construyó el monasterio de San Martiño de Piñeira.

La piedra con la inscripción, a la derecha, se halla en la esquina de un antiguo muro. ADEGAS DA MEMORIA.

Carácter sagrado de Os Conventos

Según relataron los arqueólogos responsables, la intervención “comenzó con muy buen pie” al encontrar en los trabajos de limpieza previos a la excavación un “hallazgo espectacular”: una piedra inscrita en latín vulgar del período altomedieval.

Tras haber consultado con expertos en epigrafía, la hipótesis más secundada es que se trata de “una piedra funeraria” que luce la expresión “famulus di”, que significa “servidor de dios”, una fórmula prototípica de enterramiento.

La piedra, reutilizada en un muro perimetral del yacimiento, encajaría a la perfección con la hipótesis del equipo, que sitúa el origen de Os Conventos en “un primitivo eremitorio en torno al siglo X”, que daría paso posteriormente al monasterio de San Martiño de Piñeira.

Crismón de Quiroga. El arqueólogo alemán Helmut Schlunk dató la pieza entre los años 420 a 450 d. C. y es junto a la tapa del sarcófago de Temes (Carballedo) la representación más antigua conocida del cristianismo en Galicia.

Otro hallazgo importante para la constatación del carácter sagrado de este espacio desde sus inicios fue una pequeña loseta grabada con un crismón, un monograma con las dos primeras letras de la palabra Cristo en griego.

"Estas losetas con crismones fueron típicamente usadas en la meseta norte en la época visigoda, por lo que el hallazgo remite a los primeros momentos de Os Conventos".

Los restos humanos —un cráneo y dos tibias— aparecieron en una cavidad excavada en la roca. Los investigadores supusieron que podría datar de la Edad del Bronce, ya que este tipo de enterramiento no coincide con las prácticas funerarias más habituales en la Edad Media.

Del siglo X también datan los huesos humanos encontrados en la campaña anterior, a un lado del cual se encontró este año “lo que parece ser un sarcófago excavado en la roca”.

También cerca de esta zona, el equipo descubrió una pequeña estructura con un depósito intencional compuesto por huesos de animal, cerámica, cuarzo y también carbón, lo que permitirá su datación por Carbono 14.

Trabajos de excavación en la zona de Os Conventos, en la Ribeira Sacra - CEDIDA.

Según apuntó el director de las excavaciones, Xurxo Ayán  (izquierda), “por el contexto arqueológico podemos deducir que estos hallazgos nos llevan directamente a los orígenes de Os Conventos, a un período oscuro altomedieval en el que aún se mezclan costumbres cristianas con rituales paganos”.

De centro religioso a centro vinícola

La documentación histórica también recoge la ocupación posterior del monasterio de San Martiño de Piñeira por la Orden del Císter, momento en el que el lugar pasa a ser una “granja” para la producción vinícola.

La excavación confirma esta ocupación con el desenterramiento de “un gran volumen de cerámica que data de los siglos XII y XIII”, además de “restos metálicos como una punta de lanza, cuchillos y llaves”.

“Son indicios de un sistema feudal en el que Os Conventos tenía el control del valle vinícola para beneficio económico del Císter, con el consecuente conflicto social”, detalló Ayán.

Restos de cerámica medieval hallados.

Además de los materiales desenterrados, a nivel arquitectónico el equipo localizó la entrada de la edificación original, facilitando así la comprensión de la estructura original del monasterio.

"La excavación de la entrada reveló una enorme acumulación intencional de piedras procedentes de un derrumbamiento y que se relaciona con usos agrícolas posteriores”.

En medio del material constructivo aparecieron objetos como “bisagras o clavos que indican el desmantelamiento de un gran edificio”.

Ortofoto de Os Conventos con los espacios escavados.

“El espolón en el que está Os Conventos era de gran atractivo, tanto que motivó su ocupación y reocupación múltiples veces”, indicó Ayán.

“Aquí hubo un ingente trabajo para crear una superficie llana que permitiera construir sobre la roca, un trabajo que se respetó en la Edad Moderna, conservando así un yacimiento que habla de los orígenes y evolución de la vida en la Ribeira Sacra”, concluyó el arqueólogo.

Vista del paisaje de la Ribeira Sacra desde el municipio lucense de Sober, donde pueden apreciarse los viñedos en las laderas escalonadas del cañón. Wikipedia.

Fuente: cope.es | 21 de agosto de 2020

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Sacan a la luz una necrópolis medieval gigante en Parada de Sil (Or...  (20/07/2011)

Descubren una mina de oro romana en la Ribeira Sacra de Ribas do Si...  (25/10/2011)

Hallan en Sober (Lugo) uno de los petroglifos más interesantes de l...  (19/11/2017)

Hallan posibles restos prehistóricos humanos en la Ribeira Sacra, e... (26/05/2019)

Visitas: 539

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el abril 30, 2021 a las 4:01pm

Estudio de carbono 14 demuestra que la Ribeira Sacra no la construyeron los romanos

Miembros del equipo investigación en A Pobra do Brollón, en el lugar de Os Conventos. Foto: Adega da Memoria

Arqueólogos del Instituto de Ciencias del Patrimonio del CSIC, como su director Felipe Criado-Boado, señalan a El País, que los datos del carbono 14 tomados en las terrazas de piedra que sostienen las vides en A Pobra do Brollón, se remontan al siglo X. Algo que se contrapone a las historias populares que señalaban a los romanos como los autores materiales de las vides que escalan las laderas del Miño y el Sil.

Bautizada como 'viticultura heroica', estos muros de piedra estratégicamente situados en cuestas tan empinadas como escarpadas, tienen su origen hace mil años, según confirmó esta nueva  investigación científica.

Para realizar el estudio la edafóloga y geoarqueóloga Cruz Ferro de la Universidade do Algarve, dató 110 muestras cosechadas en cinco sondeos muy meticulosos, que apuntaban que debían fecharse en el siglo X, lo que cotejando simultáneamente documentación medieval de la parroquia de A Pobra do Brollón, permitió entender mucho mejor a los expertos los orígenes de este popular emplazamiento.

Foto: La edafólogo Cruz Ferro fue uno de los investigadoras que analizó las terrazas de los conventos. Foto: Bodegas de la Memoria.

Durante la presentación de sus descubrimientos sobre la datación de los bancales, ante las autoridades y organismos implicados, los arqueólogos destacaron que 'Lejos de ser oscuro, el siglo X es muy interesante', algo que esta construcción pone en valor.

Para los expertos, su trabajo permite definitivamente 'acabar con ese mito de que este es un paisaje romano', algo que la tradición oral popular, casi daba por sentado hasta ahora.

Cruz Ferro destaca que el primer bancal, pegado al yacimiento de Os Conventos, fue el que los llevó al siglo X, y supone el origen de la viticultura en el lugar, coincidiendo con los datos arqueológicos de la primera ocupación constatada.

Por otro lado, el tercer bancal fue datado en el siglo XIII, y permitió la reorganización de las terrazas, seguramente en un intento por lograr mayor productividad y eficacia.

Los expertos concluyen explicando que en el siglo XVI, la construcción de los bancales se intensificó, ampliando la zona y producción de cosechas.

Fuente: vinetur.com | 29 de abril de 2021

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más