Un estudio pone en duda que los neandertales y los 'sapiens' convivieran durante miles de años

Laboratorio de Thomas Higham y hombre neandertal en el recuadro. Philippe Plailly Atelier Daynes / Photo Researchers, Inc.

 

Vía: Nature news | Ellen Callaway| 9 de mayo de 2011 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

 

Los primeros humanos que llegaron a Europa pudieron haber encontrado un mundo fantasmal. Dataciones por carbono-14 de restos de neandertal, hallados en las estribaciones de las montañas del Cáucaso, sugieren que las especies arcaicas habían muerto antes de que los humanos modernos llegaran.

Los restos son casi 10.000 años más antiguos que lo esperado. Provienen de una sola cueva en el oeste de Rusia llamada Mezmaiskaya, pero los huesos de neandertal, en otro sitio más al oeste, también podrían llegar a ser más antiguos de lo que previamente se había pensado, gracias a una precisa datación realizada por carbono-14, dice Thomas Higham (izquierda), un paleontólogo de la Universidad de Oxford, Reino Unido, y co-autor de un estudio publicado esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

 

La consecuencia, dice el equipo de Higham, es que los neandertales y los humanos nunca pudieron haber estado juntos en Europa. Sin embargo, el genoma del neandertal, descifrado el pasado año, sugiere que los antepasados de todos los seres humanos, excepto los de África, se cruzaron con los neandertales en alguna parte. Tal vez los seres humanos al salir de África se encontraron con los neandertales residentes en el Oriente Medio.


"Los resultados del ADN muestran que hubo mezcla, posiblemente en alguna etapa de nuestros ancestros humanos, pero lo más seguro es que ello hubiera pasado hace mucho tiempo, antes de que los humanos llegaran a Europa", dice Ron Pinhasi (izquierda) arqueólogo de la Universidad de Cork en Irlanda, y autor principal de este estudio reciente. "No creo que hubiera regiones en las que los neandertales vivieran junto a los humanos modernos. Simplemente, no lo encuentro muy factible", añade.

 

Horizonte temporal

La datación por carbono-14 de las herramientas de piedra características de los seres humanos y los neandertales, así como de sus restos fósiles, ha dado previamente la impresión de que los primeros humanos que llegaron a Europa, entre cerca de 40.000 y 30.000 años atrás, compartieron el continente con los neandertales, establecidos en el mismo hacía ya largo tiempo.

Sin embargo, la datación por carbono-14 de huesos de más de 30.000 años bordea los límites de la tecnología, porque a esa edad casi todo el carbono radiactivo se ha desintegrado, dice Higham.

La coincidencia en las dataciones también podría ser el resultado de la contaminación de los antiguos hallazgos con material más jóven. "Lo que estamos encontrando es que los cuidadosos y pacientes trabajos de excavación de muchos yacimientos arqueológicos no han sido apoyados por dataciones de radiocarbono precisas y fiables", añade Higham.

Excavaciones anteriores habían sugerido que los neandertales más recientes de Mezmaiskaya murieron hace alrededor de 33.000 años. Pero al usar la información más actualizada de las técnicas de datación, Pinhasi y su equipo fecharon los restos de dos niños de neandertal, provenientes de este lugar, en alrededor de unos 40.000 años. Los huesos de los infantes fueron encontrados por encima de otros restos neandertales de la cueva, por lo que deben ser los más recientes, dice Higham.

Él está ahora datando de nuevo otros yacimientos de neandertal, y espera que los resultados se deslicen también hacia arriba. "Mi instinto me dice que probablemente serían los últimos neandertales, y que los primeros humanos modernos pueden haber coincidido temporalmente con ellos, pero no por demasiado tiempo", aduce Higham.

David Reich (izquierda), un genetista de la Escuela Médica de Harvard, en Boston, Massachusetts, dice que la conclusión de Higham encaja con el descubrimiento de su propio equipo de que todos los seres humanos contemporáneos, a excepción de aquellos que tienen sus orígenes en África, tienen alrededor de un 1 ó 4 % de su ADN debido al cruce entre los seres humanos y los neandertales. El equipo de Reich no ha encontrado ninguna prueba de que los neandertales alguna vez se aparearan, en particular, con los ancestros de los europeos modernos.

No obstante, Reich dice que los nuevos métodos, más sensibles para detectar cruzamientos, así como la secuenciación del genoma de neandertales más tardíos (o recientes) podría cambiar esta conclusión. "La ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia", argumenta.

 

Chris Stringer (foto a la izquierda), paleontólogo en el Museo de Historia Natural en Londres, está de acuerdo en que los neandertales eran raros en Europa después de hace 40.000 años, si bien añade que podrían no haber desaparecido por completo.

 

 

"Tal parece que si las poblaciones de neandertales existieron después de ese tiempo, debieron haber sido residuales, pequeñas y dispersas", dice.

 

 

Ahora bien, evidencias de poblaciones de neandertales más recientes, existen. Clive Finlayson (foto a la izquierda), director del Museo de Gibraltar, y su equipo, han datado un asentamiento neandertal en la Cueva de Gorham, en Gibraltar, con vistas al Mediterráneo, tan recientemente como hace 24.000 años.

 

Por último, Higham dice: "Eurasia es un lugar muy grande y no parece haber ninguna razón por la cual las poblaciones de neandertales no puedan haber sobrevivido en alguna parte".

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------

Por su parte, el periodista Nicolas Wade también se ocupa en The New York Times de la misma noticia, recogiendo las opiniones de otros expertos, por lo que entresacamos el siguiente contenido para mayor abundamiento al respecto:


Paul Mellars (izquierda), un experto en neandertales en la Universidad de Cambridge, Inglaterra, dijo que la calidad de las dataciones del laboratorio del Dr. Higham era excelente, y que las muestras óseas datadas de nuevo proporcionaron casi siempre varios miles de años más de lo previamente establecido. La imagen, apoyada en las nuevas dataciones, indica que la interacción entre los seres humanos modernos y los neandertales en Europa fue breve en cada región, con una duración quizá de unos pocos cientos de años, afirmó el Dr. Mellars, hasta que los humanos modernos superaron a sus competidores a través de una mejor tecnología y un mayor número poblacional.

 

Richard Klein (izquierda), paleoantropólogo de la Universidad de Stanford, dijo que las nuevas dataciones del Dr. Higham eran "convincentes" y ajustadas con su propia opinión de que "los seres humanos modernos eran tecnológica e intelectualmente muy superiores a los neandertales". Esto, dijo, "habría permitido que se propagaran rápidamente y precipitado la extinción de los neandertales casi de modo inmediato al contactar con ellos".



Los nuevos resultados por radiocarbono muestran poca evidencia de que las dos especies coexistieran pacíficamente dentro de Europa. Pero los genetistas que han descifrado el genoma del neandertal, informaron que un 2,5 % del genoma humano moderno deriva de los neandertales. El cruzamiento, que ellos postulan, no se produjo en Europa hace 40.000 años, sino en un primer encuentro hace 100.000 años. Creen que pudo haber sido en el Próximo Oriente.

Los seres humanos modernos y los neandertales ocuparon los mismos lugares en lo que hoy es Israel, pero no está claro que ambas poblaciones se solaparan. Los neandertales parecen haber ocupado estos lugares durante los períodos fríos, y los humanos modernos durante los períodos de clima más cálido.

La presencia de los humanos modernos en Israel hace unos 100.000 años fue asumido durante mucho tiempo como un intento fallido de la salida de África, ya que no hay evidencia arqueológica de los humanos modernos fuera de África hasta hace unos 44.000 años. Pero los genetistas liderados por Svante Pääbo (izquierda), del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Alemania), sostienen que este primer intento fue, de hecho, exitoso, y que los humanos modernos se mezclaron con los neandertales en el Próximo Oriente antes de ir a ocupar Europa y Asia. Esto explicaría, dicen, por qué los genes del neandertal se encuentran en los europeos y los asiáticos, pero no en los africanos.

El Dr. Richard Klein dijo que el cruzamiento entre ambas especies era perfectamente posible, en principio, "pero ello es una especie de anti-arqueología, dado que no hay pruebas de que se entrecruzaran" en el Próximo Oriente.

"Yo estaría más convencido si fuera, de hecho, postulado de forma más extensa -si bien breve- el contacto entre los neandertales y los humanos modernos después de hace 50.000 años", dijo.

------------------------------------------------------------------------------------------

Mientras realizaba la lectura y traducción de estas noticias, Science publicaba otra ampliación complementaria de la misma, de la que cabe destacar las siguientes declaraciones:

Los neandertales y los humanos modernos probablemente pasaron como extraños, dijo Pinhasi. "En esta etapa" de esta investigación en curso, dice, los resultados "no son compatibles con cualquier gran coincidencia entre los neandertales y los humanos modernos" mucho después de hace 40.000 años, un tiempo en el cual los neandertales ya estaban probablemente extintos. Pinhasi añade que "muchas de las fechas más tempranas, como, por ejemplo, la de Gibraltar, están probablemente equivocadas" debido a la contaminación, la mezcla de capas arqueológicas y otros factores.



Wil Roebroeks, un arqueólogo de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos, aplaude los resultados: "Estas dataciones... sugieren enérgicamente que la hipótesis de una superposición de 10.000 años entre los neandertales y los humanos modernos es falsa".



Pero el biólogo Clive Finlayson (izquierda), director del Museo de Gibraltar y líder de las excavaciones de neandertal en este territorio británico del extremo sur de España, dice que la datación final de 32.000 años que él y su equipo han encontrado en los yacimientos neandertales de las cuevas de Gibraltar -la cuales no están basadas en dataciones directas de fósiles- no están impugnadas por los nuevos hallazgos. "Este trabajo es un ejemplo típico de la extrapolación especulativa que... arqueólogos y antropólogos hacen a menudo", dice Finlayson. "Esto no significa que los neandertales no sobrevivieron en otras partes, especialmente en los refugios del sur".

 

 

---------------------------------------------------------------------------------------------

 

Y, por último, según me disponía a publicar el post, me encuentro con la opinión del afamado paleontropólogo John Hawks (izquierda), el cual en su blog se muestra muy escéptico con las conclusiones del trabajo de Higham y Pinhasi.

Del mismo, entresacamos también los siguientes párrafos:

 

 

¿Se extinguieron los neandertales realmente hace 39.000 años?

Ahora, en cierto sentido, la supervivencia de los neandertales después de hace unos 40.000 años no es tan terriblemente importante. Africanos mezclados con los neandertales, en la medida de lo que podemos decir (un problema que mi laboratorio está tratando ahora) no es una mezcla que se haya dado preferentemente dentro de Europa. Lo que argumenta a favor de una interacción en Asia Occidental de la población, y queda por comprender por qué los ancestros de los europeos no interactuaron más que otras poblaciones. Probablemente una buena hipótesis es que los europeos de hoy en día obtuvieron la mayor parte de su ascendencia de fuera de Europa durante los últimos 10.000 años. Si los neandertales no permanecieron mucho tiempo en Europa durante el Paleolítico Superior, ¿qué otra alternativa ofrecer?

Pero decir que dudamos de un tipo particular de información sobre las fechas no es lo mismo que decir que los neandertales no existían después de hace 39.000 años.

Las dataciones directas sobre huesos de neandertal están lejos de ser la única evidencia de su persistencia en Europa. Decenas de yacimientos están datados por radiocarbono sobre fauna o carbón vegetal. Estas fechas, en sí mismas, pueden estar sujetas a la misma crítica que se aplica a los huesos humanos. Pero no hay sólo 15 de ellas (se refiere a las muestras analizadas en el estudio de Higham y Pinhasi), hay muchas, muchas más.

Por ejemplo, Brad Gravina y colegas listan 24 dataciones por AMS en contextos Chatelperroniense que son de 36.000 años (BP) o menos. A la calibración de las fechas de este periodo añade más de 3000 años, o más, al calendario de años representado por dataciones de radiocarbono, por lo que estas dataciones son probablemente menos de 40.000 años. Ellas pueden estar contaminadas por carbón vegetal reciente (y de hecho algunos son atípicos, por debajo de 32.000 años (BP), pero algunas de las mismas son muy consistentes.

Martínez-Moreno y sus colegas han dado una revisión reciente de la transición del Paleolítico Medio-Superior en la Península Ibérica. Ellos han listado varios yacimientos con tardías industrias musterienses posteriores a 34.000 (BP), datadas por radiocarbono, e incluso sin contar con los ejemplos polémicos (como la Cueva de Gorham, Gibraltar) que se discutan sean posteriores a 30.000 años (BP).

Yo no sería feliz asumiendo que cada yacimiento musteriense es un sitio de neandertal, ni siquiera en este contexto geográfico limitado. Hay demasiada coincidencia técnica, y en ocasiones pequeñas muestras de artefactos, que son definitivas acerca de esta asociación. La tecnología no es la biología. Ni voy a estar dispuesto a asumir que los neandertales tardíos son enteramente neandertales -no vemos ninguna evidencia genética de la mezcla de africanos dentro de esta población en el yacimiento de Vindija o en el genoma de los neandertales de El Sidrón, pues éstos son mayores de 45.000 años. ¿Quién sabe lo que podría verse genéticamente en un neandertal de hace 35.000 años de Francia o de España (o Croacia)? Pero sólo los restos de neandertal han sido hasta ahora asociados con Musteriense y Chatelperroniense en Francia e Iberia. Varios yacimientos tienen estratigrafías de transición del Paleolítico Medio al Superior con fechas calibradas posteriores a 40.000 años (BP).

Así que, desde el punto de vista del neandertal, yo creo que esta es en gran parte una no-historia. Sigue siendo una cuestión de fondo el patrón de aparición de la población después del neandertal, como he discutido ampliamente aquí. Cuando consideramos el Cáucaso, todavía estamos trabajando para entender el momento y modo de los neandertales tardíos y primeras poblaciones del Paleolítico Superior. Pero no hay realmente ningún desafío serio a la idea de que existían los neandertales en Europa occidental después de hace 40.000 años.

O si lo hay, va a estar fuera de sincronía con lo que la mayoría de nosotros pensamos y sabemos.
---------------------------------------------------------------------------------------------



Como vemos hay opiniones concordantes con la investigación y otras que no lo son tanto o discrepan bastante, tal como es habitual y normal en estos asuntos complejos sobre la evolución humana.

En principio, las conclusiones de Higham y Pinhasi vendrían a dar explicación a la pregunta que nos hacíamos cuando se dieron a conocer los resultados sobre el genoma neandertal. En aquel momento decíamos:

"De los datos ofrecidos hay muchas cuestiones que llaman la atención y que a buen seguro veremos comentadas con detalle en el futuro. A mí, a bote pronto, no deja de parecerme curioso que se hubiera producido hibridación en el primer contacto que los H. sapiens tuvieron con los neandertales en Oriente Próximo, hace unos 80.000 años, pero que luego no se verifique que, tal hibridación, fuera a más en Europa hace 40.000 años, cuando los sapiens se expanden por ella. ¿A qué se debe tal cortocircuito? Es de suponer que habrá de profundizarse en esta cuestión".

Es evidente que, si hacemos caso a Higham y Pinhasi, tal falta de hibridación se debió sencillamente al hecho de que los neandertales ya habían desaparecido o quedaban pequeños grupos muy residuales y marginales con los que prácticamente no se mantuvo contacto alguno. No deja de ser una explicación muy plausible a la vista de ambos estudios.

Ahora bien, si ello fuera así, me pregunto entonces cuál sería la posición del paleontólogo Erik Trinkaus (izquierda), el cual ha venido sosteniendo, con base a su amplio conocimiento y experiencia del registro fósil, que la hibridación entre neandertales y sapiens ha sido mucho mayor de lo que algunos han venido sosteniendo. Si los investigadores Higham y Pinhasi tuvieran razón, resulta notorio que Erik Trimkaus tendría un duro trabajo por delante para seguir sosteniendo sus posiciones al respecto. La verdad es que cada vez se lo ponen más difícil.

Claro que también hay que decir, siguiendo a John Hawks, que las conclusiones que han presentado Higham y Pinhasi tienen cierto carácter de rotundidad y maximalismo. Es decir, parece muy aventurado afirmar que es poco probable que haya restos fósiles de neandertal después de hace 40.000 años en cualquier lugar de Eurasia, incluido el Cáucaso. En asuntos de la evolución humana lo menos recomendable son las afirmaciones absolutas, pues, como es sabido, las hipótesis y teorías sobre el particular siempre están en constante revisión y crítica.

Y, después de todo, también habría que preguntarse hasta qué punto los escasos restos de Homo sapiens arcaicos conocidos no adolecen de igual datación defectuosa y deben someterse a nuevos y similares exámenes de radiocarbono. Siempre cabe la duda de que haya que retrasar igualmente las dataciones ofrecidas. Y, si se retrasan, entonces vuelve haber mayor coincidencia con los neandertales.

Finalmente, recordemos que Thomas Higham fue uno de los investigadores que tomó parte en el estudio que cuestionaba la capacidad simbólica de los neandertales de la Cueva de los Renos (Francia), al establecer también una nueva datación posterior de los materiales chatelperronienses allí encontrados, y de lo cual nos hicimos eco en este post.

Visitas: 1572

Comentario por Percha el mayo 13, 2011 a las 10:31am
El tema es apasionante y tremendamente complejo a la vista de lo publicado, pero coincido con usted en lo de que los problemas de las dataciones de los restos debería aplicarse también a los restos de spiens. ¿O sólo se datan mal los neandertales?
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el mayo 15, 2011 a las 2:14am
Juan Luis Arsuaga, Antonio Rosas, Carles Lalueza-Fox, Jordi Agusti, Clive Finlayson y Enrique Baquedano, en Alcalá de Henares.

Juan Luis Arsuaga, Antonio Rosas, Carles Lalueza-Fox, Jordi Agusti, Clive Finlayson y Enrique Baquedano, en Alcalá de Henares.

 

La revolución del ADN en un viaje al Pleistoceno

 

El debate científico en torno al pasado de la especie humana y, especialmente, en torno a la desaparición de los neandertales, hace menos de 28.000 años, está en plena vigencia, como ha demostrado la conferencia que esta semana pasada ha reunido en el Museo Arqueológico de Madrid, en Alcalá de Henares, a seis de los más prestigiosos investigadores españoles en este área.

 

Bajo el título de "Encuentros en el Pleistoceno. La evolución humana a la luz del ADN", el director del museo, y arqueólogo, Enrique Baquedano, logró poner sobre el tapete las diferentes interpretaciones de los expertos en torno a la cuestión siguiente: ¿acabó nuestra especie acabó con los neandertales?

 

El paleontólogo Jordi Agustí, del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), recordaba que las extinciones de especies, en la naturaleza, son habituales cuando llegan otras con una mayor eficacia biológica, que puede ser por su cultura, una reproducción más elevada u otros factores. "El 'Homo sapiens' llegó al centro de Europa y era más eficaz biológicamente, por lo que bolsas de población neandertal quedaron desconectadas", argumentaba.

 

Su interpretación es compartida por Juan Luis Arsuaga, catedrático de Paleontología en la Universidad Complutense y codirector del proyecto de Atapuerca. Arsuaga recordó que el perfeccionamiento de un sistema de datación acaba de ser presentado y ha aumentado la edad de algunos fósiles de neandertal de 32.000 años a 39.700, una fecha más cercana a la llegada de los 'sapiens' a Europa.

 

Sin embargo, para Clive Finlayson, director del Museo de Gibraltar, y de las excavaciones de una cueva con restos neandertales que hay en el Peñón, los datos no son concluyentes. "Que hayan encontrado restos de hace casi 40.000 años no quiere decir que desaparecieran entonces, sino que a lo mejor había muchos. Yo creo que los neandertales eran una especie más inteligente de lo que se cree".

 

Para Clive, no es fácil demostrar la competencia entre especies."No creo que nuestra especie les desplazara. Pudo ser que tardáramos en llegar a Europa (algo que ocurrió después de llegar a Australia) porque estaban los neandertales. El problema es que tenemos muy pocas piezas de un 'puzzle muy complejo", señalaba.

 

Por su parte, Antonio Rosas, del Museo de Ciencias Naturales de Madrid (CSIC), y miembro del equipo de la cueva asturiana de El Sidrón, explicó que, según los más recientes estudios de los neandertales, en esta especie había también diferentes poblaciones, en concreto entre las que habitaban en el norte, el sur y el este de continente.

 

El biólogo Carles Lalueza-Fox, del Instituto de Biología Evolutiva (CSIC), señaló que, aunque sólo 80 genes nos diferencian de los neandertales, la expresión o no de esos genes supone un nivel de complejidad que dan lugar a fenotipos más diferentes de lo que se deduce del ADN.

 

De hecho, como recordaba Lalueza-Fox, la genética ha permitido descubrir una nueva especie, aún no bautizada como tal, que se conoce como los denisovanos, que habrían ocupado Asia, de norte a sur. "Todo ello nos dice que nuestra especie salió de África, pero una vez fuera de este continente se cruzó con otras especies que habitaban en Eurasia".

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más