Un cráneo de Nigeria apunta a un cruce entre 'sapiens' modernos y arcaicos

Foto: El cráneo de Iwo Eleru (centro), junto a un cráneo primitivo (izquierda) y otro moderno.

Vía: Público.es | Nuño Domínguez | 19 de septiembre de 2011

Un nuevo estudio de un viejo fósil hallado en África apunta que humanos modernos como los de hoy conocieron e incluso procrearon con otros más arcaicos. La nueva datación de los restos, hallados en 1965 al suroeste de Nigeria, prueba que aquellos humanos primitivos sobrevivieron en África Occidental hasta hace unos 13.000 años, apenas un suspiro en términos evolutivos.

El nuevo trabajo se centra en el llamado cráneo de Iwo Eleru (el lugar donde apareció), que muestra una extraña mezcla de rasgos primitivos y modernos que lo sitúan en una encrucijada. "Nuestro análisis muestra que la calavera de Iwo Eleru se sitúa en un punto intermedio entre humanos modernos y otros arcaicos, como los neandertales, los Homo heidelbergensis o los Homo erectus", explica a este diario Katerina Harvati (foto a la izquierda), paleoantropóloga de la Universidad de Tubinga (Alemania) y coautora del estudio, publicado en PLoS ONE.

Su equipo realizó una nueva datación del cráneo que dio como resultado una antigüedad de unos 13.000 años. Con esa edad, debía de ser muy parecido, si no idéntico, al de los humanos modernos. Pero, en realidad, lo más parecido a ese cráneo alargado eran fósiles de humanos arcaicos del Pleistoceno tardío, hace entre 100.000 y 200.000 años, apunta Harvati.

O la datación está mal hecha (un análisis anterior aportaba una fecha similar) o significaba que los humanos arcaicos sobrevivieron en África hasta tiempos muy recientes en los que se pensaba que el sapiens actual era ya el único morador del mundo.

Los autores del trabajo piensan que los rasgos híbridos del cráneo pueden ser la prueba de cruces entre humanos arcaicos y modernos. Esto apoyaría lo que otro trabajo basado en la genética apuntaba la semana pasada: los humanos modernos procrearon en África con otras especies humanas.
"Iwo Eleru insinúa que hubo esa mezcla y sugiere que los humanos arcaicos sobrevivieron hasta hace muy poco, cuando los humanos modernos ya se habían expandido por todo el globo", añade.

Foto: Captura de vídeo mostrando a Chris Stringer con el cráneo de Iwo Eleru.

 

Según Chris Stringer, paleoantropólogo del Museo de Historia Natural de Londres y coautor del estudio, el hombre de Iwo Eleru se parecía más a los humanos que vivían en Tanzania hace 140.000 años que a cualquier persona actual de esa zona o de cualquier otra parte del mundo. Tenía una frente ancha y menos pronunciada, como los humanos de hoy, pero también un cráneo más largo y ancho que el de un humano moderno, es decir, más primitivo. "Lo considero un Homo sapiens, aunque con rasgos muy antiguos", señala Stringer.

El trabajo añade pujanza a una nueva hipótesis del origen de los humanos modernos. La más clásica decía que esta especie surgió en África y desde allí reemplazó al resto de especies humanas que aún vivían en el resto del mundo. La nueva apunta a que esa sustitución no fue total y que, tanto en África como en Eurasia, los humanos modernos se cruzaron con neandertales y otras especies humanas aún desconocidas de las que adquirieron pequeños fragmentos de su genoma actual.

 

El cráneo Iwo Eleru de Nigeria (a la derecha) se remonta a hace 13.000 años, pero muestra características antiguas como las del cráneo de Laetoli, de 140.000 años (a la izquierda).

--------------------------------------------------------------------------------------------------

Bien, como ya se ha puesto de relieve en la información ofrecida, lo que se nos cuenta viene a confirmar lo que ya habíamos leído en el post titulado "Los humanos modernos se cruzaron en África con especies más primit... Cada vez se va complicando todo más y a buena marcha, gracias a los análisis genéticos y a los nuevos hallazgos de fósiles o a los nuevos análisis sobre fósiles antiguos.

 

En lo que respecta a la trascendencia que se deriva de la información del post, el experto Diekenes se pregunta, oportunamente, y entre otras consideraciones interesantes, lo siguiente: ¿cómo es que si los seres humanos modernos se originaron en África hace 200.000 años se mezclaron con los africanos arcaicos sólo a partir de hace 35.0000 años, y cómo es que no los habían sustituido ya hace 13.000 años?

 

La narrativa tradicional al respecto ha venido proponiendo que los sapiens sustituyeron a todos los homininos (homínidos, en la terminologia clásica) arcaicos de Eurasia prácticamente en unos pocos miles de años, pero, por lo visto, no pudieron lograr lo mismo en casi 200.000 años en África. Y, además, ¿cómo es posible que los sapiens se mezclaran primero con los euroasiáticos arcaicos antes que con sus vecinos de al lado, los africanos arcaicos? Tal como sentencia Diekenes, algo no cuadra bien ya en dicha narrativa. Cosa lógica, dado que es un permanente constructo que necesita ir reelaborándose con cada nuevo hallazgo en tan compleja y apasionante materia. De lo que no cabe duda es que todavía cabe esperar mucho del continente africano (lo mismo que del euroasiático).

Otro post relacionado de Terrae Antiqvae:

 

* Los primeros humanos que salieron de África continuaron cruzándos...

 

Visitas: 893

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más