Un colgante de marfil de mamut de hace 41.500 años, la evidencia más antigua de un adorno decorado en Eurasia

Dos vistas diferentes del colgante elaborado con marfil de mamut hallado en la cueva de Stajnia (Polonia). Está decorado con un patrón de al menos 50 puntuaciones, creando una curva de bucle irregular. Crédito: © Antonino Vazzana - BONES Lab.

Un grupo de arqueólogos encontró en 2010 en la cueva de Stajnia, al sur de Polonia, un colgante de marfil de mamut decorado. Junto con él, hallaron un punzón de hueso de caballo y fragmentos de otros animales. Todo ello corresponde al Paleolítico superior, es decir, hace entre 37.000 y 42.000 años. Para datar estos objetos han utilizado el método de radiocarbono, que ha esclarecido que el accesorio, que tiene forma ovalada, es de hace 41.500 años, según explican en un estudio publicado este jueves en la revista Scientific Reports. Este ejemplar se convierte, por tanto, en el adorno más antiguo decorado por humanos en Eurasia fechado hasta el momento.

El adorno fue encontrado dividido en dos partes y decorado con más de 50 perforaciones parciales y dos agujeros completos. Estos dibujos, señalan los científicos, podrían representar sistemas de conteo aritmético, simbolizar el ciclo mensual de la Luna o el Sol o ser puramente estético. Esta manera puntiforme de decorar ya se había encontrado en otros yacimientos del Paleolítico superior, especialmente en Francia y Alemania. Pero estos descubrimientos no están datados de modo exacto. Las estimaciones que dan sobre estos yacimientos siguen siendo más recientes que el punzón y el colgante encontrados en Polonia. 

Sahra Talamo (izquierda), profesora en el departamento de Química de la Universidad de Bolonia (Italia) y coautora principal del estudio, destaca que el punto de la investigación es que "actualmente no se puede hablar de adornos personales o el comienzo del cambio del comportamiento humano si no se basa directamente en la fecha”.

“Determinar la edad exacta de este adorno fue fundamental para su atribución cultural, y estamos encantados con el resultado. Este trabajo demuestra que el uso de los avances metodológicos más recientes en el método del radiocarbono nos permite minimizar la cantidad de muestreo y lograr fechas muy precisas con un rango de error muy pequeño. Si queremos resolver seriamente el debate sobre cuándo surgió el arte mobiliar en los grupos paleolíticos, necesitamos fechar por radiocarbono estos adornos, especialmente aquellos encontrados durante el trabajo de campo pasado o en secuencias estratigráficas complejas”.

Hasta llegar a una fecha concreta, el grupo internacional de investigadores -entre los que se incluyen arqueólogos polacos y científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, entre otras instituciones- pasó por diferentes fases. En la cueva polaca encontraron piezas que pensaban que correspondían a neandertales, pero antes de confirmarlo tenían que hacer una serie de experimentos. Fue entonces cuando Talamo se personó allí para fechar el hallazgo. El problema que encontró es que, por motivos naturales, se habían desplazado artefactos y restos arqueológicos entre las capas o niveles arqueológicos.

Vistas del colgante virtualmente reconstruido y microfotografías que documentan la tecnología utilizada para su fabricación: múltiples ejemplos de puntiaciones (A , C - E) y rastros de alisado (B , G). En (B) se muestra una sección longitudinal a través de perforaciones. La barra de escala es de 1 cm

Normalmente, según explica Ignacio de la Torre (derecha), científico del Instituto de Historia del CSIC, "los niveles arqueológicos corresponden a etapas de ocupación humana concretas”. En este caso se habían mezclado varias ocupaciones en un mismo lugar. Por ello no podían confirmar con seguridad que el colgante y el punzón estuvieran hechos por neandertales. Para solucionar este problema se decantaron por utilizar primero el método NIR, que sirve para verificar el colágeno que pudiera haber en los objetos y luego hacer uso de la técnica de radiocarbono. Este método consiste en determinar la antigüedad de una muestra orgánica, en este caso hueso de mamut y de caballo, midiendo la cantidad de carbono radiactivo presente. El problema es que es destructivo y, por tanto, pierden una parte mínima de estos objetos. “Por esta razón pasaron varios años antes de que el estudio fuera posible. Nadie quiere destruir un pedazo de una obra de Van Gogh, hay que tener cuidado”, explica Talamo.

El estudio del colgante y el punzón también se realizó mediante metodologías digitales a partir de los escaneos micro-tomográficos de los hallazgos. "Mediante técnicas de modelado 3D, los hallazgos se reconstruyeron virtualmente y el colgante se restauró adecuadamente, lo que permitió realizar mediciones detalladas y respaldar la descripción de las decoraciones", señala el coautor Stefano Benazzi (izquierda), director del Laboratorio de Osteoarqueología y Paleoantropología (BONES Lab) del Departamento. de Patrimonio Cultural, Universidad de Bolonia.

Punzón Stajnia. (A) Imagen original del punzón de la cueva de Stajnia; (B) Modelos digitales 3D reconstruidos del punzón. Las barras de escala son de 1 cm.

El adorno personal fue descubierto en 2010 durante un trabajo de campo dirigido por el coautor, Mikołaj Urbanowski (derecha), entre huesos de animales y algunas herramientas de piedra del Paleolítico superior.  A partir del registro arqueológico de la cueva se han identificado ocupaciones separadas a corto plazo de grupos de neandertales y Homo sapiens. La eliminación del colgante probablemente se produjo durante una expedición de caza a las tierras altas de Kraków-Częstochowa, donde el colgante se rompió y quedó en la cueva.

“Este adorno muestra la gran creatividad y la extraordinaria habilidad manual de los miembros del grupo de 'Homo sapiens' que ocupaba el sitio. El grosor de la placa es de aproximadamente 3,7 milímetros, lo que muestra una asombrosa precisión en el tallado de las perforaciones y los dos agujeros para llevarlo”, dice la coautora Wioletta Nowaczewska (izquierda),  de la Universidad de Wrocław. 

Si la curva en bucle del colgante de la cueva de Stajnia indica un analema lunar o conteos de posibles muertes, seguirá siendo una pregunta abierta.  Sin embargo, es fascinante que decoraciones similares aparecieran de forma independiente en toda Europa”, comenta el coautor Adam Nadachowski (derecha), del Instituto de Sistemática y Evolución de los Animales de la Academia Polaca de Ciencias.

En escenarios a gran escala sobre la primera expansión del Homo sapiens en Europa, el territorio de Polonia a menudo se excluye, lo que sugiere que permaneció desierto durante varios milenios después de la desaparición de los neandertales. “Las antigüedades del colgante de marfil y el punzón de hueso encontrados en la cueva de Stajnia demuestran, finalmente, que la dispersión del Homo sapiens en Polonia tuvo lugar ya en Europa central y occidental. Este notable resultado cambiará la perspectiva sobre cuán adaptables fueron estos primeros grupos y pondrá en tela de juicio el modelo monocéntrico de difusión de la innovación artística en el auriñaciense”, dice el coautor Andrea Picin (izquierda), del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig.

Una vista aérea de la cueva de Stajnia en Polonia. Marcin Żarski.

Adornos neandertales

El descubrimiento no es el adorno más antiguo que se conoce, pero sí el primero decorado que se ha encontrado en la zona. En marzo de 2015, la revista PLoS One publicó una investigación en la que se aseguraba que los neandertales crearon adornos hace ya 130.000 años. En este estudio se analizaban las garras de varias águilas diferentes encontradas en 1900 en Krapina, una ciudad de la actual Croacia. Algunas de ellas estaban cortadas y otras mostraban haber sido pulidas. Por estas características de los huesos, los científicos sugirieron que eran parte de un conjunto de adornos y que las manipulaciones eran consecuencia de montar las garras en un collar o en una pulsera.

Garras de águila encontradas en la localidad de Krapina, en el norte de Croacia, un lugar habitado por neandertales, y son el ejemplo más antiguo de 'joyería' descubierto hasta ahora, según los investigadores que las reexaminaron 100 años después de que fueran encontradas.

Simbología en la Prehistoria

De la Torre señala que el descubrimiento del colgante en la cueva de Stajnia "es una muestra de que existía cierta preocupación estética y que probablemente puede estar relacionado con cuestiones identitarias”. Este investigador destaca que el descubrimiento "corrobora que la conducta simbólica era consustancial a las primeras culturas del 'Homo sapiens'. Antes de la aparición de estos, los elementos simbólicos eran muy escasos o prácticamente inexistentes”.

La aptitud para el simbolismo, según defienden determinados biólogos de Universidad de Bolonia en un estudio publicado en el año 2000, está presente no solo en representaciones artísticas y prácticas funerarias, sino que se exhibe a través de todas las manifestaciones de actividad humana o representaciones de fenómenos naturales. Según explican, se puede observar varios tipos de simbolismo: el funcional, basado en fabricación de herramientas, tecnología habitable o alimentaria; el social, referido al lenguaje y la comunicación; y el espiritual, relacionado con prácticas funerarias y expresiones artísticas de todo tipo. A partir de estos términos les permite a los científicos reconocer formas de simbolismos desde los humanos más antiguos.

Actualmente se están realizando más análisis detallados sobre los conjuntos de marfil de la cueva de Stajnia y otros sitios en Polonia, los cuales prometen aportar más información sobre las estrategias de producción de adornos personales en Europa central y oriental.

Fuentes: elpais.com | eurekalert.org | 25 de noviembre de 2021

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Hallan tres dientes de neandertal en el sur de Polonia (03/09/2010)

Un nuevo estudio afirma que los neandertales pudieron haber fabrica... (12/03/2015)

Hallan en Kaprina (Croacia) más pruebas de que los neandertales uti...  (19/01/2017)

Descubren en Polonia restos óseos de neandertal de hace unos 100.00... (0/10/2018)

El ADN mitocondrial de un neandertal de hace 80.000 años revela afi... (10/09/2020)

Visitas: 355

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más