Redescubren el filón arqueológico de Irak tras décadas sin poder entrar en el país por los conflictos de guerra

Miembros de una expedición arqueológica franco-iraquí en la ciudad de Larsa, sur de Iraq, trabajan en una excavación el 23 de noviembre de 2021. Asaad NIAZI AFP.

Después de que la guerra y la insurgencia los mantuvieran alejados de Irak durante décadas, los arqueólogos europeos están regresando con entusiasmo en busca de tesoros culturales milenarios.  A fines de 2021 había 10 misiones extranjeras en la provincia de Dhi Qar, en el sur del país.

"¡Venid a ver!" Los arqueólogos franceses están contentos. Acaban de desenterrar en el desierto iraquí una inscripción cuneiforme de 4.000 años de antigüedad. “Cuando encontramos inscripciones como esta, in situ, es conmovedor”, dice entusiasmado  Dominique Charpin (izquierda), titular de la cátedra de Civilización Mesopotámica en el Collège de France, y que forma parte de la campaña de excavación realizada a finales de 2021 enLarsa, en el sur de Irak.

La inscripción en idioma sumerio fue tallada en un ladrillo cocido en el siglo XIX a. C. "Al dios Shamash, su rey Sîn-iddinam, rey de Larsa, rey de Sumer y Akkad", traduce Charpin con una facilidad desconcertante.

Excavaciones en la antigua ciudad de Larsa, a unos 24 km al sudeste de las ruinas de la ciudad de Uruk, y 250 km al sur de Bagdad.

Detrás de él hay una docena de arqueólogos franceses, europeos e iraquíes trabajando en un cuadrado de excavaciones delimitado por cuerdas. Unos están cepillando ladrillos, otros quitando tierra, todos están despejando lo que parece ser la pila de un puente que cruzaba el canal urbano de Larsa, la capital de Mesopotamia, justo antes de Babilonia, a principios del II milenio a. C.

“Larsa es uno de los sitios más grandes de Irak, cubre más de 200 hectáreas”, comenta Régis Vallet, investigador del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS), que lidera la misión franco-iraquí, con una veintena de personas.

El arqueólogo francés Regis Vallet  en el sitio de la ciudad antigua de Larsa, Irak, el 22 de noviembre de 2021 Asaad NIAZI AFP.

La campaña esta haciendo "importantes descubrimientos", incluido el de la residencia de un jefe de gobierno en ese momento, identificado gracias a unas sesenta tablillas cuneiformes que han sido  trasladadas al Museo Nacional en Bagdad.

Vallet comenta que "Larsa es como un patio de recreo arqueológico, un 'paraíso' para explorar la antigua Mesopotamia", la cual acogió durante siglos al Imperio Acadio, los babilonios, Alejandro Magno, los cristianos, los persas y los gobernantes islámicos. Sin embargo, la historia moderna de Irak, con su sucesión de conflictos, especialmente desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003 y sus sangrientas secuelas, ha mantenido a los investigadores extranjeros fuera del país.

Primero fue la Primera Guerra del Golfo en 1990-1991, luego el embargo, seguido de la invasión liderada por Estados Unidos en 2003, el conflicto interreligioso de 2006-2009, y finalmente la ofensiva de los yihadistas del Estado Islámico (IS) que ocupó hasta un tercio del territorio iraquí en 2014.

Solo desde que Bagdad declaró la victoria en las batallas territoriales contra el Estado Islámico en 2017, "Irak" se ha estabilizado en gran medida y ha vuelto a ser posible visitarlo", explica Vallet.  “Los franceses regresaron en 2019 y los británicos un poco antes”, añade. "Los italianos regresaron ya en 2011".

El director del Consejo de Antigüedades y Patrimonio de Irak, Laith Majid Hussein (izquierda), dijo que está encantado de ser el anfitrión y feliz de que su país vuelva a estar en el mapa de las expediciones al extranjero.

"Esto nos beneficia científicamente", dijo a la AFP en Bagdad, y agregó que "agradezco la oportunidad de capacitar a nuestro personal después de una interrupción tan larga".



Cerca de Najaf, en el centro de Irak, Ibrahim Salmán, del Instituto Alemán de Arqueología, se concentra en el sitio de la ciudad de Al-Hira. Alemania había llevado a cabo previamente excavaciones aquí, pero se detuvieron tras la invasión liderada por Estados Unidos en 2003 que derrocó a Saddam Hussein.

Equipado con un dispositivo de medición geomagnético, el equipo de Salmán ha estado trabajando en la antigua ciudad cristiana que tuvo su apogeo bajo los Lájmidas, una dinastía tribal preislámica de los siglos V y VI.

El arqueólogo Ibrahim Salmán señala el lugar donde puede haber los restos de una iglesia en el lugar de Al-Hira.

"Algunas pistas nos llevan a creer que una iglesia pudo haber estado ubicada aquí", apunta, mientras señala a unos trazos de humedad en el suelo, retenida por estructuras enterradas. "La tierra húmeda en un trecho de varios metros nos lleva a decir que bajo nuestros pies probablemente están los muros de una iglesia antigua".

Al-Hira es mucho menos antigua que otros sitios, pero es parte de la diversa historia del país que sirve como recordatorio, según Salmán, de que "Irak, o Mesopotamia, es la cuna de civilizaciones. ¡Es tan simple como eso!".

Fuentes: timesofisrael.comfrance24.comlasprovincias.es | 12 de enero de 2022

Visitas: 466

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más