Proyecto de la Unión Europea para investigar la música antigua

Fuente: University of Huddersfield| 6 de junio de 2013 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Los europeos escucharán de nuevo la música y los instrumentos de sus antepasados -desde los que habitaban en cuevas a los que asistían a audiencias en anfiteatros griegos y romanos- gracias a un proyecto de 3,5 millones de libras esterlinas en el que un profesor de la Universidad de Huddersfield juega un papel clave.

El Dr. Rupert Till (izquierda) -que ya es conocido por proyectos tales como una recreación de la acústica de Stonehenge- es uno de los miembros del grupo de investigadores de toda Europa que han ideado el "European Music Archaeology Project" (EMAP). Su objetivo es la búsqueda de una herencia musical europea común arraigada en la antigüedad. El propio Dr. Till supervisará la creación de un sello discográfico especial que editará los resultados del proyecto.

Utilizando una amplia gama de evidencias -que incluyen vestigios arqueológicos e imágenes antiguas- los investigadores del EMAP intentarán reconstruir instrumentos musicales primitivos, desde tan antiguos como hace 40.000 años y tan "recientemente" como 400 años d.C. Intérpretes especializados experimentarán con los instrumentos recreados y llegarán a conclusiones sobre el tipo de música que se tocaba con ellos.

"El proyecto no está realmente diseñado para recrear la música antigua como tal", dice el Dr. Till. "Realmente no se puede saber qué música sonaba hace miles de años. Pero se puede producir la música que emana de los instrumentos y algunas de las técnicas utilizadas".


El Dr. Till -ya establecido como investigador de acústica y música antigua- fue invitado a unirse al EMAP hace más de dos años, y él y sus colegas han trabajado duro para lograr financiación a través del EU's Cultural Programme (Programa Cultural de la Unión Europea). Los esfuerzos dieron un resultado espectacular.

El grupo que escrutó los proyectos presentados dio al EMAP 99 de 100 puntos, la puntuación más alta de cualquiera de los proyectos presentados al Programa Cultural de la Unión Europea, es decir, la mayor financiación de este año.

Reconstrucción virtual de Stonehenge utilizando modelado digital visual y acústico. Creado por Rupert Till y su equipo de trabajo. 

 

Exposición itinerante

Un objetivo principal del EMAP es crear una exposición itinerante que mostrará -gráfica y auricularmente- los resultados de la investigación. La exposición estará acompañada de conciertos y talleres.

Una de las funciones del Dr. Till será dirigir el sello discográfico del EMAP, el cual editará las demostraciones de los instrumentos antiguos. Sus planes incluyen visitas a lugares históricos de Roma, Grecia y Pompeya, a fin de realizar grabaciones en ellos.

Máquina del tiempo digital

Además, se creará una "máquina del tiempo digital" como parte de la exposición.

"Usted entrará en un espacio que comenzará con una cueva en España y escuchará una flauta de hueso. Entonces, tal vez, usted viajará a Stonehenge y verá a alguien tocar instrumentos allí. Seguirá adelante en el tiempo, a Grecia, y oirá instrumentos tocando una acústica reconstruida".

"El EMAP va a ser un proyecto de alta calidad e impacto, y se espera que la exposición sea vista por un millón y medio de personas", dijo el Dr. Till.

Además de su papel central en el EMAP, el Dr. Till -que es profesor titular de Tecnología Musical en la Universidad de Huddersfield- ha recibido recientemente una financiación de 100.000 libras esterlinas del "Consejo de Investigación de Humanidades y Artes del Reino Unido" para un proyecto titulado "Canciones de las Cuevas: acústica y arte prehistórico en las cuevas cántabras".

En el mismo estudiará el sistema de la cueva prehistórica de Altamira e investigará las relaciones entre la acústica y las pinturas murales, dando lugar a posibles reconstrucciones de instrumentos históricos.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

No cabe duda que el proyecto en el que está involucrado el profesor Rupert Till se presenta sumamente interesante y promete mucho. Habrá que ver si se puede asistir a esa exposición que anuncian en su momento.

Ahora bien, no deja de sorprender la gran financiación que han conseguido para llevarlo a cabo. Incluso financiación añadida, por otro lado, para un trabajo personal en las cuevas cántabras. Me alegro por él y sus colegas, pero... ¡qué quieren que les diga!, me produce envidia sana ver que por otros pagos no hay problemas en conseguir dineros para investigar y aquí no se tiene ni se obtiene para prácticamente nada (ver artículos de Materia al respecto aquí y aquí

Visitas: 899

Comentario por Horacio Atilio Fleitas el junio 14, 2013 a las 10:39pm

No os preocupeis, en estos lares es exactamente igual. Por lo menos allí tuvieron algunas épocas en que algo se podía conseguir. Pues por acá hace milenios que nada cambío y obvio es que seguirá igual. Tengo tantas historias al respecto que llenaría un blog de miles de páginas. Salud y suerte.    Horacio

Comentario por Ángel Román Ramírez el junio 15, 2013 a las 3:23am

Increíble... Sin palabras. Bravo, bravo y bravo! A mí me da envidia, pero de la mala!!! Porque aquí no solo se recorta en Ciencia, que ya es gravísimo, sino que en lo que al campo de la música respecta, ya es ridículo: cerrando escuelas de música, recortando horas en los institutos, mermando las actividades de una de las orquestas más emblemáticas del país... Patético. La España de charanga y pandereta. Porque, eso sí, la muñeca vestida de flamenca, el torero o el pito del Rocío, eso que no falte. Y no son problemas de ahora, no. Viene desde hace ya unos añitos. Es terrible el problema que tenemos aquí con la Cultura y la Ciencia. Es como estar agonizando y suplicar que lo rematen a uno, para dejar de sufrir de una vez por todas... Y sin embargo me niego a rendirme.

Comentario por David Lara Miguez el junio 16, 2013 a las 8:08am

Creo recordar que en su día se hizo algo parecido con instrumentos: egipcios, romanos y griegos pero el problema era similar, la falta de partituras.

La diferencia con España es sencilla,aquí no interesa educar. A mayor ignorancia mayor manipulación.

De todos modos me chirrían algunos lugares como Stonehenge en el sentido de que se interprete como un lugar de "conciertos". No digo que no se tocasen instrumentos ni que no haya una buena acústica pero me parece más un telón de fondo que otra cosa.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más