Neandertales y denisovanos pudieron haber creado manifestaciones artísticas fruto de su contacto con el 'Homo sapiens'

Adornos denisovanos hechos de colmillos de mamut hallados en  la cueva Denisova, en Siberia. Fotografía: Academia de Ciencias de Siberia-Rusia.

Cuando los neandertales, los denisovanos y el Homo sapiens se conocieron hace 50.000 años, estos humanos arcaicos y modernos no solo se cruzaron entre sí durante miles de años, sino que intercambiaron ideas que llevaron a un aumento de la creatividad, según un destacado académico.

Tom Higham (izquierda), profesor de ciencias arqueológicas en la Universidad de Oxford, sostiene que "este intercambio explicaría la proliferación de objetos en el registro arqueológico, tales como dientes perforados, colgantes de conchas, el uso de pigmentos y colorantes, huesos decorados e incisos, arte figurativo tallado y pintura rupestre". 

"A principios de hace 50.000 años hasta hace unos 40.000 - 38.000 años, observamos un crecimiento masivo en este tipo de adornos que simplemente no veíamos antes".

Hace entre150.000 y 40.000, nuestros parientes humanos incluían a los neandertales (Homo neanderthalensis), el Homo floresiensis, el Homo luzonesis y los denisovanos. “Ahora solo somos nosotros, y no hay ningún otro tipo de humanos en el planeta”, dice Higham. “Siempre pensamos que los orígenes del arte y el pensamiento cognitivo complejo eran el sello distintivo de los humanos modernos. A esto se le llamó la revolución humana. La base de esta hipótesis, que surgió en la década de 1970, descansa en el hecho de que los humanos salieron de África y trajeron consigo una capacidad cognitiva que ningún otro tipo de humanos, particularmente los neandertales, tenían... Pero ahora lo que creemos que estaba sucediendo es que, semejante revolución no estuvo restringida en absoluto a los humanos modernos".

“Si los grupos humanos se estaban cruzando, entonces la transferencia cultural -el intercambio de ideas, pensamientos y lenguaje- también podría haber estado ocurriendo. Los seres humanos son buenos para captar nuevas ideas".

La última investigación, que se basa en hallazgos recientes de científicos y arqueólogos internacionales, se incluirá en el próximo libro de Higham, "The World Before Us: How Science is Revealing a New Story of Our Human Origins" ("El mundo antes de nosotros: cómo la ciencia está revelando una nueva historia de nuestros orígenes humanos", que la editorial Viking publicará el próximo 25 de marzo.

En él escribe que la Tierra era un lugar primordialmente complicado hace 50.000 años: “Para tomar prestadas las palabras de Tolkien, deberíamos pensar en ella como una verdadera 'Tierra Media' en términos de diversidad de formas de la familia humana que existía en ese momento. Había cinco, seis o incluso más tipos diferentes de humanos presentes en varias partes del mundo".

En el libro, a través de los últimos avances científicos y tecnológicos, incluida la datación por radiocarbono y el análisis de ADN antiguo, Higham explora cómo nos convertimos en los únicos humanos en la Tierra y cómo vivieron nuestros antepasados, "y que hoy viven en nuestros genes".

Higham es un experto mundial en tecnología de datación mediante análisis de radiocarbono, la cual está revolucionando lo que sabemos sobre las especies humanas anteriores, al tiempo que los descubrimientos arqueológicos y genéticos están también transformando nuestra comprensión sobre nuestros antepasados.

Foto: Retrato preliminar de una hembra juvenil de Denisova basado en un perfil esquelético reconstruido a partir de ADN antiguo encontrado en un hueso fosilizado de un dedo. Fotografía: Maayan Harel.

Él es uno de los académicos que han estado trabajando en Siberia, donde un nuevo tipo de humano, los denisovanos, fue descubierto en una cueva remota en 2010. A partir de un fragmento de hueso de un dedo, de tamaño tan pequeño que antes no habría sido posible identificar, pudieron extraer detalles cruciales de ADN que los vinculan con individuos esparcidos por una vasta área de Eurasia, incluido el sudeste asiático.

En este sentido, dice: “Los denisovanos están estrechamente relacionados con los neandertales y con nosotros. Y, al igual que con los neandertales, nos cruzamos con ellos. Las gentes de hoy en día, dependiendo de dónde se encuentren geográficamente, tienen una pequeña cantidad (y, en algunos casos, grandes cantidades) de ADN denisovano".

“En la cueva de Denisova también hemos descubierto evidencias que sugieren de manera intrigante que los denisovanos pudieron haber estado involucrados en la fabricación de adornos personales y en el tipo de cosas que hasta ahora solo pensábamos que eran de nuestro dominio exclusivo y de los neandertales posteriores".

Foto: Resto de un brazalete de piedra hallado en la cueva de Denísova y que habría pertenecido a una mujer que vivió hace 40.000-50.000 años.

Esa evidencia incluye cuentas y anillos hechos con colmillos de mamut y cáscaras de huevos de avestruz. "¿Fueron estos y otros adornos realizados tanto por los denisovanos como por los humanos modernos?", se pregunta Higham.

La nueva investigación podría significar que todo tipo de obras de arte y elementos decorativos que se suponía que estaban vinculados a los primeros humanos modernos también pudieron haber sido creados por los neandertales o los denisovanos, en ausencia de otras evidencias.

Higham concluye: "El peso de las evidencias sugiere por ahora que si hubo transmisión cultural, probablemente ocurrió en ambas direcciones, y que la evidencia más temprana de los comienzos del comportamiento complejo en Europa fue anterior a la llegada generalizada del 'Homo sapiens'".

Fuente: theguardian.com | 15 de marzo de 2021

Visitas: 692

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más