Recreación de niños de Neandertal. UNIVERSIDAD DE YORK

Fuente: ABC.es | José Manuel Nieves | 10 de abril de 20014

Difícil, corta y peligrosa. Así se creía que era la vida de los niños en la sociedad neandertal, la "otra" especie inteligente que convivió con la nuestra durante más de diez mil años antes de desaparecer sin dejar rastro.

Pero un equipo de investigadores del Centro de Paleoecología Humana y Origen Evolutivo (PALAEO) y del departamento de Arqueología de la Universidad de York acaba de presentar un estudio en la revista Oxford Journal of Archaeology en el que ofrece una perspectiva muy diferente de la habitual sobre los pequeños neandertales. De hecho, estaban unidos a sus grupos por fuertes lazos emocionales y utilizaban el juego para desarrollar sus habilidades. En contra de lo que se creía, los más pequeños también jugaban un importante papel en las sociedades en que vivían.

La percepción tradicional de hasta qué punto era dura la infancia de los pequeños neandertales se basa en una amplia gama de evidencias biológicas, obtenidas a partir del análisis de los restos fósiles, pero el equipo de arqueólogos dirigido por Penny Spikins   (izquierda) ha añadido también otro tipo de evidencias, de tipo cultural y social, para comprender con más detalle las experiencias que les tocó vivir a estos pequeños humanos. El resultado es que estaban mucho más integrados y protegidos de lo que hasta ahora se había supuesto.

La investigación sugiere que las experiencias infantiles de los neandertales eran sutilmente diferentes a las de los humanos modernos, nuestra especie, donde la actividad de los niños estaba, en gran parte, enfocada hacia las relaciones sociales dentro de su grupo. Entre los neandertales, sin embargo los niños jugaban un papel particularmente importante en la expresión simbólica. Una diferencia sutil con importantes consecuencias prácticas para los pequeños.

Los investigadores, por ejemplo, sostienen que no hay pruebas de que los neandertales adultos se preocuparan por sus hijos enfermos, tal y como demuestra la existencia de huesos infantiles con signos de enfermedades y heridas sin curar durante meses, incluso años. Por eso llama la atención que el estudio de los enterramientos infantiles parezca revelar justo lo contrario. Las tumbas de los niños, en efecto, suelen estar más elaboradas que las de los adultos, lo que indica que toda la atención que no se les prestaba en vida, sí que se les dedicaba después de la muerte.

Grupos pequeños y aislados

Se cree que los grupos de neandertales eran pequeños y que estaban relativamente aislados unos de otros. Lo cual tendría importantes implicaciones en el contexto emocional y social en el que debían crecer los pequeños. Viviendo en un terreno accidentado y siempre en movimiento, los neandertales no debieron de sentir mucha necesidad de confraternizar con otros grupos, a los que más bien evitaban, por lo que todas sus emociones naturales se enfocaban hacia el interior de sus propios grupos.

Para Penny Spikins, que además acaba de publicar un libro sobre la importancia del altruismo en la evolución humana (How Compassion Made Us Human. Pen and Sword), "la doctrina tradicional ve la infancia neandertal como especialmente dura, difícil y peligrosa. Lo cual concuerda con las ideas preconcebidas sobre una supuesta inferioridad de los neandertales y una falta de habilidad para proteger a los niños que concuerda con el declive de la especie".

"Pero nuestra investigación -prosigue Spikins- ha hallado que un gran apego y una particular atención hacia los niños sería una interpretación mucho más plausible para las evidencias arqueológicas, y explicaría esa atención especial hacia los niños y los jóvenes en los enterramientos, y el establecimiento de todo un simbolismo neandertal en el que es más que probable que se incluyera a los niños".

Para la investigadora, "las interpretaciones de los altos niveles de actividad y los frecuentes periodos de escasez forman parte de la base que sustenta esta percepción de dureza durante la crianza. Sin embargo, este tipo de retos en la infancia no pueden ser distintivos de la experiencia normal de los primeros niños humanos del Paleolítico, o cazadores-recolectores contemporáneos en ambientes especialmente fríos. Hay una distinción fundamental que debe hacerse entre una infancia dura y una infancia vivida en un ambiente hostil".

Post de Terrae Antiqvae relacionado:

Los neandertales tenían un profundo sentido de la compasión y se pr... (06/10/2010)

Visitas: 882

Comentario por juan carlos campos el abril 11, 2014 a las 7:52pm

Hace poco los expertos nos presentaban una imagen del neandertal poco mas o menos como los trolls que salían en los dibujos de David el gnomo (seres inferiores con los mocos colgando, sin sentimientos, incapaces de hablar etc.).

Ahora empieza a cambiar esa percepción y nos parece extraño que tuvieran nuestras capacidades, como si estas si fueran exclusivas de nuestra especie. Sin embargo yo creo que habría que partir de la base de que fueron seres humanos, y como tales se les debe presuponer todas (o la mayoría) de nuestras características.

¿Que si cuidaban a sus hijos? Como nosotros o más. Me los imagino hablando por los codos, riendo cuando alguien tropezaba y se caía, envidiando la mujer del prójimo, salvando la vida de un extraño (o matándolo sin piedad si fuera necesario). Ni más ni menos que los sapiens.

No me cuesta nada imaginar el llanto de una madre neandertal resonando en todo el valle al morir su bebé (que por cierto, le parecería el más guapo de todo el grupo). No entiendo como hay especialistas que aseguran que no enterrarían a ese niño, dejando que se pudra en la misma cueva a la vista de todos (como eran tan cortitos los pobres no sufrirían con esa visión, porque a las pocas horas se habrían olvidado de lo que era ese "bulto").

Presuponer que eran inferiores me parece racismo puro y esas supuestas carencias tendrían que estar avaladas por evidencias arqueológicas incontestables, y no como ahora, que parece que hay que encontrar un DVD grabado con un neandertal recitando poesía para reconocer que "posiblemente" podían hablar. Pero bueno, afortunadamente las cosas están cambiando...

   

Comentario por José Manuel Díaz Cerpa el abril 13, 2014 a las 10:34am

Totalmente de acuerdo contigo Juan Carlos, el neandertal no ha cambiado, lo que sí ha cambiado es nuestra apertura mental con respecto a él. Debemos tener en cuenta que sobrevivió en una Europa más dura que la actual, y siendo humanos, durante 400.000 años.

Ojalá el homo sapiens sobrevivamos tantos años, porque está claro que la sapiencia no es tan eficaz para la supervivencia como el instinto. Pongo como ejemplo a las especies más inteligentes (chimpancé, gorila y orangután) contra otras menos inteligentes, (cocodrilos y caimanes) entre otros.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más