Los mil y un años del poblado talayótico de S'Illot (Mallorca)

Trabajos de excavación en el yacimiento. EM

Fuente: EL Mundo.es | Elena Soto | 7 de julio de 2015

Rodeado de hoteles, viviendas y comercios de souvenirs, en medio de un núcleo turístico y muy próximo al mar, se levanta el poblado de s'Illot, uno de los yacimientos más importantes de la cultura talayótica (850-123 a.C.) de Baleares, tanto por la diversidad de sus construcciones, como por su dilatada evolución histórica, ya que existen evidencias de que este espacio estuvo ocupado durante más de 1000 años. Los vestigios más antiguos pertenecen al final de la Edad del Bronce (1100-850 a.C.) y, posteriormente, sobre estos se fueron construyendo el resto de las estructuras del yacimiento.

Las primeras menciones del poblado se remontan a finales del siglo XIX (1890), pero no fue hasta el año 1962 cuando se declaró Monumento Histórico-Artístico. Esta medida sirvió para detener su destrucción ya que existía la intención de edificar el solar sobre el que se levantaba. Este fue el primer paso para que los responsables de patrimonio, junto con la universidad alemana de Marburg, comenzaran a limpiar el yacimiento para poder visualizar, topografiar sus estructuras y, más tarde, en el año 1968, empezar su excavación. La intención de los investigadores era conocer su extensión, aunque la construcción de diferentes hoteles alrededor del yacimiento limitaron este objetivo, y estudiar el complejo estructural en el que se encuentra la edificación central del poblado, el turriforme -monumento con aspecto de torre-, en el que se llevaron a cabo diferentes sondeos y se recuperaron materiales diversos.

Vista general conjunto talayotico. Foto de Felicnacio. Wikimedia Commons. 

En el año 1975, otro equipo de arqueólogos, también de la universidad de Marburg, continuó excavando esta zona para descubrir sus estructuras y también realizó labores en otra área del yacimiento. La última campaña, llevada a cabo en el 1977, bajo la dirección de G. Krause, trabajó en una habitación con forma de riñón adosada al turriforme -habitación 19- que resultó ser una casa talayótica, y que aún hoy en día se toma como referencia en el estudio de este tipo de edificaciones.

Por primera vez en la arqueología de Baleares se estudiaba un poblado prehistórico de estas dimensiones en extensión, mediante metodología científica moderna, que incluía análisis faunísticos, tipológicos sobre las cerámicas halladas y cronológicos. Tal fue el impacto de esa gran actividad que se realizó durante estos años, en la que se implicaron los vecinos, hoteleros y comerciantes de la zona que, a finales de los 70, s'Illot se convirtió en uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de Mallorca. Luego llegó el declive, se abandonaron los trabajos y el poblado cayó en el olvido, llegando a convertirse en un vertedero, hasta que el Ayuntamiento de Sant Llorenç des Cardassar puso en marcha en 2008 el plan de reconversión turística de este núcleo, y una de las apuestas fue el poblado talayótico como un recurso diferenciador, por lo que se comenzó a recuperar y revalorizar de nuevo el yacimiento.

Talayote de s'Illot. Foto de Felicnacio. Wikimedia Commons. 

A partir de este punto el Ayuntamiento puso en marcha, en 2012, un plan quinquenal que se va ejecutando parcialmente mediante proyectos anuales y que consiste en la excavación, investigación y conservación-restauración del lugar, buscando devolver a s'Illot la importancia científica e histórica que tuvo hace décadas. En 2014, el Consistorio adquirió el poblado, hasta entonces en manos privadas, y apostó por una potente campaña de excavación.

En esta nueva etapa los trabajos se han centrado en un sector que ya había sido excavado parcialmente por los arqueólogos de la universidad de Marburg y se están recuperando varias habitaciones ubicadas en el área del turriforme (talayot central) que, después de casi 40 años habían ido degradándo hasta el punto de que prácticamente no se podían apreciar muchos de sus elementos internos debido a la vegetación y los escombros, además de descubrir nuevos edificios de los alrededores del turriforme y de la entrada del poblado hasta ahora desconocidos.

Foto: Bernat Font muestra un hueso hallado en s'Illot EM

«Pero nuestro objetivo en este proyecto es excavar construcciones sin tocar y entre ellas están incluidas dos santuarios», explica Bernat Font, arqueólogo y codirector de las excavaciones arqueológicas de s'Illot junto con Alejandro Valenzuela, «esta campaña hemos terminado los trabajos en uno de ellos y hemos obtenido resultados muy relevantes».

 

«Es muy interesante excavar este tipo de estructuras porque no se sabe con certeza su función y tampoco su cronología», añade. «Se les llama santuarios porque se cree que en estos espacios se realizaba algún tipo de ritual y los restos más singulares de la prehistoria de Mallorca, como los bueyes de Costitx o las figuritas humanas de bronce, siempre han aparecido en este tipo de construcciones. El año pasado encontramos un fragmento de cráneo de ballena quemado, un hallazgo hasta ahora inédito en las edificaciones de esta época, además de otro tipo de huesos, también quemados, vasijas cerámicas y alguna pieza de bronce».

«Nuestra intención es esclarecer la función y saber la cronología de estos santuarios, o al menos de éste», aclara, «las dataciones de estas estructuras están relacionadas con el periodo postalayótico -aproximadamente a partir del 500 antes de Cristo-, y aunque todavía está en fase de estudio, las dataciones que nosotros hemos llevado a cabo nos indican que probablemente fuera bastante anterior a este periodo, rompiendo con la creencia de que estas estructuras son postalayóticas».

Otra de las singularidades de s'Illot es que el poblado cuenta con dos recintos de este tipo. «Las dos construcciones con forma de herradura tienen las fachadas enfrentadas, aunque con un ligero desplazamiento, una característica que no se ha encontrado otros yacimientos», informa Font, «lo que ha llevado a algunos investigadores a interpretaciones relacionadas con rituales. Nosotros todavía estamos estudiando los materiales para conocer su funcionalidad, pero pensamos que posiblemente, al menos en una fase de uso, pudo realizase algún tipo de ceremonia y muy probablemente el fragmento de ballena estuviese relacionado con alguna de estas actividades».

Otra incógnita sobre este tipo de edificios es que no se sabe si estaban cubiertos o no; en el caso de s'Illot los investigadores no han encontrado elementos que correspondan al tejado, lo que sugiere que eran recintos a cielo abierto que, probablemente, estaban destinados a algún culto.

«Igual que cualquier ciudad actual, S'Illot tiene diferentes épocas», destaca Font, «las edificaciones más antiguas son probablemente el talayot turriforme central, sobre el 1.100 antes de Cristo, y otro circular, en el exterior, de esta misma época. Posteriormente se fueron construyendo el resto de estructuras del yacimiento y, finalmente, en un periodo más tardío, hacia el 600 a.C., se levantó la muralla, de la que se conserva un buen tramo y que suponemos que, originalmente, debía rodear el poblado, aunque no tenemos pruebas para afirmarlo. En superficie también hemos encontrado algunos fragmentos de cerámica romana por lo que deducimos que hasta dos siglos después de Cristo pudo estar ocupado».

Además, parte de este poblado está construido sobre una cueva natural con un pequeño lago, a la que se accede desde dos sitios diferentes. Este año al excavar junto al talayot turriforme encontraron otra entrada y no descartan que pueda haber alguna más.

«Una de las ventajas de este yacimiento es que, excepto el sector del turriforme, que se excavó durante 15 años, el resto está prácticamente intacto. Faltan muchas piedras, pero lo que se conserva está sin tocar y cuando realizas una datación a nivel científico estás seguro de que es correcta porque los materiales no están removidos», concluye Font.

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Cornia recupera su esplendor (08/06/2010)

El poblado talayótico de Ses Païsses (Mallorca) ya es un escaparate... (17/09/2011)

Arqueólogos descubren una escalera prehistórica en un talayot de la... (08/06/2014)

*  Descubriendo la prehistoria en Mallorca: los poblados talayóticos (10/09/2014)

Visitas: 568

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más