Los humanos modernos viajaron a Australia de modo deliberado en embarcaciones hace más de 50.000 años

Cadena de islas, ahora sumergidas, entre Australia, Timor y Roti. Este tipo de imágenes se han utilizado para identificar rutas probables entre las islas y el continente australiano. Foto: Centro de Excelencia del Consejo Australiano de Investigación para la Biodiversidad y el Patrimonio de Australia a través de AAP.

Los investigadores que trabajan para resolver el misterio de cómo los humanos llegaron a Australia han combinado un sofisticado mapa de los espacios marítimos con técnicas de simulación de navegación e información genética, a fin de mostrar que tal arribada fue realizada por grandes grupos de personas viajando deliberadamente entre las islas existentes en su momento.

Para obtener dicho resultado el equipo de investigación, dirigido por  el profesor Peter Veth (izquierda), de la Universidad del oeste de Australia, y expertos de la Universidad James Cook, el Centro Australiano de ADN Antiguo y CSIRO, junto con el Centro para la Excelencia de la Biodiversidad y el Patrimonio de Australia (CABAH), utilizó un modelo de vanguardia, similar a las técnicas utilizadas para buscar los restos del avión MH370 de Malaysian Airlines, en el que simularon cientos de posibles rutas de viaje cuyas embarcaciones saldrían de tres sitios distintos en las islas de Timor y Roti. En su estudio tomaron en cuenta diversos factores,tales como los vientos, las corrientes oceánicas y la fuerza de propulsión mediante remos.

El coordinador de la disciplina de Arqueología en la Universidad del Oeste de Australia, el Dr. Sven Ouzman (derecha), dijo que el trabajo de investigación brinda una nueva visión sobre el tipo de personas que pisaron por primera vez las costas de Australia.

"Estas gentes habrían sido hábiles navegantes marítimos que partieron en un viaje deliberado con la finalidad de descubrir nuevas tierras", afirma el Dr. Ouzman.

"La costa de Australia tenía una forma muy diferente hace 50.000 años, pues no estaba unida a otros continentes por tierra. Había una hilera de islas al norte y los viajeros las habrían recorrido para llegar al continente australiano. Semejante acto fue cuidadosamente planificado por un número significativo de personas: la población fundadora pudo haber sido tan alta como 100 - 200 individuos.

"Los resultados de la investigación proporcionan evidencias de que estos primeros australianos eran expertos en la construcción de embarcaciones, en navegación y planificación. Este estudio debería ayudar a cambiar la percepción de que la colonización de Australia comenzó con un puñado de personas que llegaron aquí por accidente, y que luego perdieron toda capacidad de usar embarcaciones", agrega.

Resultados del modelo para lanzamientos de embarcaciones desde Timor y Roti que muestran el desplazamiento de deriva "accidental", donde solo el viento y las corrientes afectan al movimiento. Los puntos amarillos muestran las islas más cercanas a Timor / Roti. Scott Condie / Robin Beaman.

Resultados del modelo para lanzamientos de embarcaciones desde Timor y Roti, que muestran itinerarios 'intencionados' simulados mediante remo. Los puntos amarillos muestran las islas más cercanas a Timor / Roti. Scott Condie / Robin Beaman.

Los resultados indican claramente que la llegada accidental por deriva es muy poco probable en cualquier momento. Pero la utilización de remos en dirección a las islas Sahul Banks da como resultado una alta proporción de llegadas exitosas de cuatro a siete días. La probabilidad más alta de una recalada con éxito se asocia con puntos de lanzamiento en Timor occidental y Roti.

El estudio, publicado en la revista principal Quaternary Science Reviews, y basado en el trabajo de UWA, JCU, CABAH y otros investigadores revela que una cadena de más de 100 islas habitables, pero que ahora están sumergidas, en la costa de Kimberley, en el noroeste de Australia, fueron primerizos puntos de desembarco.

El profesor de Arqueología  de la Universidad James Cook, Sean Ulm  (izquierda), añade: "El mar estaba 75 metros más bajo que en la actualidad y las islas eran visibles desde Timor y Roti. Las rutas modeladas tomarían entre cuatro y siete días y abarcarían hasta 150 kilómetros. Si se tenía la tecnología adecuada era realmente fácil llegar a Australia".

El estudio también utilizó información genética para mostrar que cientos de personas, no solo algunas, probablemente hicieron el viaje. "Estamos hablando de varios botes, no solo de un bote que sale a navegar".  La evidencia genética muestra que Australia fue colonizada en una sola fase, tal vez en múltiples lugares, pero con un flujo genético muy limitado después de la colonización inicial.

El cruce a Australia fue de dos a tres veces más largo que los múltiples cruces previos más cortos necesarios para llegar a las islas de Timor y Roti. Este último viaje para llegar a Australia habría requerido la construcción de embarcaciones, la navegación y la tecnología de navegación, la capacidad de planificación, el intercambio de información y las disposiciones para mantener un viaje en mar abierto de cuatro a siete días.

Fuente: PHYS.ORG | theconversation.com | 9news.com.au | 21 de mayo de 2018

Visitas: 526

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más